¿Cambias de trabajo? Agrega esto a tu lista de verificación

Si estás comenzando un nuevo trabajo, es momento de revisar tus cuentas de jubilación y las cuatro opciones básicas que puedes tener para los planes 401(k) a fin de ayudarte a lograr tus objetivos. 

Comenzar un nuevo trabajo puede ser estresante. Entre asumir nuevas responsabilidades, aprender la cultura de la compañía y asimilar nuevas políticas, tu lista de tareas puede sentirse como si fuera una milla de largo. Establecer tu cuenta de jubilación 401(k), si tu nuevo empleador ofrece una, y decidir qué hacer con la de tu empleador anterior, probablemente no sean una de las prioridades de tu lista. Pero deberían estarlo.

Según un artículo reciente de Bloomberg[1], los investigadores de la Oficina del Censo de los Estados Unidos estiman que el 79 por ciento de los estadounidenses tienen acceso a un plan de jubilación 401(k) en el lugar de trabajo o uno equivalente, pero solo el 32 por ciento de los estadounidenses empleados invierten en ellos. Esto es preocupante al considerar que las personas asumen cada vez en mayor medida la responsabilidad de financiar su propia jubilación. Además de eso, las personas generalmente viven más tiempo, por lo que es necesario financiar jubilaciones más largas.

La buena noticia es que, en tu larga lista de tareas nuevas, establecer tu plan 401(k) y revisar tus cuentas antiguas puede ser relativamente simple.

“Lo primero que debes saber es que, por lo general, tienes el control de estos activos”, expresa Rich Ramassini, planificador financiero certificado y vicepresidente ejecutivo superior de PNC Investments. “Lo segundo es recordar que abriste las cuentas a fin de prepararte para la jubilación, por lo que mantener tu dinero invertido cada vez que cambies de empleador puede ayudarte a lograr esa meta. En otras palabras, piensa detenidamente acerca de tus opciones y no te sientas tentado a cobrar un plan antiguo antes de la jubilación simplemente porque ahora tienes acceso a él”.

Cuando cambias de trabajo, normalmente tienes cuatro opciones para las cuentas de jubilación de empleadores anteriores:

1. Deja el dinero en el plan de tu empleador anterior.

Si lo permite el plan de tu empleador anterior, esta opción permite que tus activos permanezcan invertidos en impuestos diferidos, pero puede resultar que tengas varias cuentas 401(k), lo que puede dificultar el seguimiento del rendimiento y el progreso de las mismas. Si dejas dinero en el plan de un empleador anterior, asegúrate de que se trate de una decisión activa. “Por lo general, a las personas no les gusta el cambio, lo que puede llevar a algunas a permitir que varias cuentas permanezcan con varios empleadores”, expresa Ramassini. Considera detenidamente las opciones de inversión y las disposiciones de cada plan. Si el plan de tu empleador anterior realmente encaja mejor con tus metas, considera seguir ese plan. Sin embargo, debes revisar todos los planes cada vez que cambies de trabajo para determinar qué opciones de inversión satisfacen mejor tus necesidades.

2. Transfiere el dinero al plan de tu nuevo empleador.

Con una transferencia directa, tus activos del plan 401(k) de tu empleador anterior se envían directamente a tu nueva cuenta si lo permite el plan de tu nuevo empleador. Nunca dispongas del dinero para que puedas evitar impuestos y penalidades. “Mantener tus inversiones juntas en un solo lugar puede ser una excelente manera de alcanzar tus metas de jubilación”, expresa Ramassini. “A menudo, se siente mejor construir sobre algo que comenzar desde un saldo de cero, por lo que esta opción también puede ser motivadora”.

3. Transfiere el dinero a una cuenta individual para la jubilación (IRA, por sus siglas en inglés).

Transferir el dinero de una cuenta 401(k) antigua a una IRA permite que tu dinero mantenga su estatus de impuestos diferidos. “Por lo general, las contribuciones 401(k) se hacen antes de la deducción de impuestos; por lo tanto, siempre y cuando tu dinero permanezca en una cuenta 401(k) o IRA tradicional, los impuestos se pueden seguir difiriendo hasta que lo retire”, expresa Ramassini. “Las personas pueden cambiar de trabajo de 5 a 7veces a lo largo de sus carreras, y no todos los empleadores ofrecen un plan 401(k). Las IRA pueden darte la opción de consolidar los fondos de jubilación en un solo lugar, lo que hace que sea más conveniente gestionar y hacerle seguimiento al rendimiento de la inversión”.

4. Retira una distribución de suma global

Elegir “sacar dinero” de tus cuentas de jubilación te brinda acceso a una suma global de dinero, pero también significa que tendrás que pagar impuestos sobre el monto que retires. Debes analizar las posibles implicaciones fiscales a nivel estatal y federal con un profesional de impuestos. Si tienes menos de 59 ½ años, la distribución también puede quedar sujeta a una penalidad por retiro prematuro del 10 por ciento.

El valor futuro estimado de $25,000, en función de una tasa de rendimiento anual promedio del 8%. Después de 40 años, esa inversión podría valer alrededor de $550,000

Ver la versión del texto

Fuente: Standard & Poor’s. Para fines ilustrativos únicamente. El ejemplo es de carácter hipotético y no representa ninguna inversión en particular. El rendimiento pasado no representa resultados futuros. No existe ninguna garantía de que cualquier inversión generará la tasa de rendimiento hipotética, netos de cargos, inflación y gastos o que la inversión no pierda valor.

Independientemente de qué ruta tomes, asegúrate de hablar con tu empleador anterior acerca de las reglas o los plazos específicos del plan. Después, evalúa cuidadosamente cada opción y considera consultar a un profesional financiero que pueda ayudarte a determinar la mejor opción para tu situación.

Descubre cómo PNC Investments puede ayudarte a planificar para la jubilación »

El valor futuro estimado de $25,000 en función de una tasa de rendimiento anual promedio del 8%.

  • Después de 25 años, el valor estimado de $175,000
  • Después de 30 años, el valor estimado de $250,000
  • Después de 35 años, el valor estimado de $375,000
  • Después de 40 años, esa inversión podría valer alrededor de $550,000
Rich Ramassini
Rich Ramassini afirma que, al cambiar de empleador y evaluar las opciones del plan de jubilación, es importante que analices tus metas a largo plazo y recuerdes por qué empezaste a invertir.


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Declaraciones y divulgaciones legales importantes

  1. “Dos tercios de los estadounidenses no contribuyen a su cuenta 401(k)”, 21 de febrero de 2017

Si tienes una cuenta 401(k) de un empleo anterior, puedes tener varias opciones por considerar. Cada una puede tener diferentes costos, opciones de pagos y otras características. Consulta a tu asesor legal o fiscal para obtener más información.

Información importante para inversionistas: Productos de corretaje y seguro:

No están asegurados por la FDIC ● No tienen garantía bancaria ● No son depósitos ● No están asegurados por ninguna agencia federal ● Pueden perder valor

Los valores, servicios de corretaje y servicios de asesoría para administración de cuentas son ofrecidos por PNC Investments, LLC, un corredor registrado de bolsa y asesor de inversiones registrado y miembro de FINRA y SIPC. Las anualidades y otros productos de seguro son ofrecidos por PNC Insurance Services, LLC, una agencia de seguros autorizada.

© 2017 The PNC Financial Services Group, Inc. Todos los derechos reservados. PNC Bank, National Association. Miembro FDIC.

Lee un resumen de los derechos de privacidad de los residentes de California que describe los tipos de información que recabamos, y cómo y por qué utilizamos dicha información.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink