Eliminar las barreras para las personas con discapacidades

Los líderes empresariales deben reconocer que las personas con discapacidades pueden hacer valiosas contribuciones y merecen acceso igualitario a las oportunidades de empleo que les permitan llevar una vida independiente.

William S. Demchak

A través de todos los EE. UU., cerca de uno de cada cinco vecinos, familiares, amigos y colegas viven con un desafío físico o de desarrollo que puede o no ser evidente. Y ese es solo el número de personas que reportan una discapacidad; sabemos que muchos más viven con condiciones que no revelan debido a numerosas razones.

Entre los más de 56 millones de estadounidenses que reportan una discapacidad, aproximadamente la mitad de ellos son adultos en edad laboral (21 a 64 años), pero solo alrededor de 12 millones tienen empleo actualmente, según datos de la Oficina del censo de los EE. UU.

Aunque este problema es raramente resaltado, tiene implicaciones de mucho más alcance para nuestra economía y para los servicios sociales que proporcionan apoyo a las personas con discapacidades y sus familias.

PNC y otros empleadores en todo el país trabajan para llamar la atención sobre el tema entre nuestros propios gerentes de contratación y en la más amplia comunidad empresarial, como parte del Mes nacional de sensibilización sobre el empleo a los discapacitados en octubre.

Cientos de miles, quizás hasta millones, de individuos con discapacidades que están fuera de la fuerza laboral son capaces de trabajar, pero la incomprensión, los estereotipos y la falta de acceso a la oportunidad ha hecho que sea difícil o imposible para muchos de ellos encontrar trabajo. 

Entre esos que están empleados, a muchos les preocupa que sus oportunidades para avanzar estarán limitadas por las percepciones acerca de sus discapacidades y de su capacidad de hacer importantes contribuciones. Y muchos de ellos, cuyas discapacidades no son obvias, ya sea que sufran de una enfermedad como esclerosis múltiple o un trastorno mental como depresión clínica, tienen el temor de que si se sinceran acerca de sus discapacidades con sus empleadores, verán el desarrollo de sus carreras completamente detenido.

Combatir los estereotipos y los mitos

Sus preocupaciones no son infundadas Las percepciones erróneas acerca de las discapacidades han dado lugar a docenas de estereotipos y mitos contra los que grupos como la Asociación americana de personas con discapacidades (AADP, por sus siglas en inglés), la mayor organización por los derechos de los discapacitados del país, han estado luchando durante años para desmitificarlos. En años recientes, he tenido el placer de copresidir foros con la AAPD y otros líderes empresariales y cívicos, acerca de la importancia de abrir vías para el empleo de personas con discapacidades y para promover los programas de tutoría, eventos educacionales, ferias de trabajo y legislación dirigida a ayudar a las personas con discapacidades a incorporarse o reincorporarse a la fuerza laboral. 

Este es un tema en el que he estado involucrado durante muchos años. Tengo un hermano mayor, Brian, que nació con una discapacidad. Con el apoyo de ACHIEVA (http://www.achieva.org/), una organización que sirve a más de 14,500 personas con discapacidades y a sus familias en el suroeste de Pensilvania, él y muchos otros pueden llevar una vida independiente. 

Mi familia está agradecida por ese apoyo. Cuando ACHIEVA me contactó hace algunos años, no tuve duda alguna en conducir su campaña de capital para ampliar su capacidad de servir en el futuro a muchos más miembros de la comunidad de discapacitados en la región. Este es un tema que me apasiona personalmente, pero esa es solo una de las razones por las que soy tan vehemente acerca de la importancia de que los empleadores reconozcan el valor de las personas con discapacidad en la fuerza de trabajo.


Bill Demchak de PNC con (desde la izquierda) Jason Davis, Dr. Josie Badger y Katie Smith de la campaña #IWantToWork de United Way, la cual defiende en Pennsylvania a los jóvenes con discapacidades para que tengan igual acceso
a empleos que les permitan vivir de forma independiente 

Maximizar el talento y la productividad

Esto es de suma importancia no solo para el bienestar de las personas con discapacidad que desean trabajar; la importancia de apelar a todos los grupos de talento disponibles y maximizar nuestra capacidad para la productividad para el bien de nuestra economía no se puede exagerar. 

Los empleadores en la actualidad se esfuerzan por encontrar los trabajadores calificados que necesitamos para ocupar los empleos que tenemos vacantes y aquellos que estarán disponibles en la medida en que los “baby boomers” se jubilen en los próximos 20 años.

Tenemos que comenzar a trabajar desde ahora para lograr el flujo de nuevos talentos, y no podemos darnos el lujo de excluir a alguien que tenga la capacidad para contribuir. Como nación, eso nos beneficia cada vez que tenemos la oportunidad de reducir los recursos necesarios para proveer apoyo subvencionado por los contribuyentes para nuestros vecindarios, por medio de la ayuda a nuestros vecinos para que encuentren un empleo que les permita sostenerse por ellos mismos. 

El año 2015 marcó el 25o aniversario de la aprobación del Americans With Disabilities Act (Ley para los estadounidenses con discapacidades). Hemos recorrido un largo camino en estas 2 décadas y media en relación con nuestra comprensión y compasión por las personas que viven con discapacidades físicas y mentales. Pero no hemos avanzado lo suficiente.

Como director ejecutivo de una compañía que emplea a cerca de 54,000 personas, no puedo destacar lo suficiente la importancia de que los líderes empresariales reconozcan las capacidades de las personas con discapacidades. Tenemos que comprometernos a realizar ajustes razonables donde puedan ser necesarios, trabajar para eliminar de una vez y por todas, el estigma asociado con la discapacidad y despejar el camino de las barreras que han impedido hasta aquí, que tantas personas calificadas puedan hacer las contribuciones de las que son capaces a pesar de sus discapacidades.

Bill Demchak es presidente del directorio, presidente y director ejecutivo de PNC Financial Services Group, Inc. 


Según Bill Demchak las personas discapacitadas pueden ayudar a suplir la falta de trabajadores calificados.

Cinco razones convincentes

La Asociación Americana de Personas con Discapacidades enumera las razones por las que los empleadores deben contratar:

  1. Las personas con discapacidades representan un mercado laboral con talento sin explotar.
  2. Contratar personas con discapacidades mejora la cultura corporativa.
  3. También beneficia el resultado final.
  4. Responde a las pautas del gobierno y a tendencias de empleo más amplias hacia lugares de trabajo más inclusivos.
  5. Encontrar personas de talento con discapacidades es cada vez más fácil.


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink