« Volver a más historias de Punto de Vista

¿Combinar las finanzas de ambos? Considera esto

Independientemente de que sean dos solteros que compartan los gastos del hogar o una pareja casada con finanzas separadas, decidir si o cuándo fusionar el dinero puede ser difícil. Si bien cada situación es diferente, Cary Guffey de PNC Investments ofrece estrategias comunes para que las parejas las consideren.

El número de adultos entre los 25 y 34 años que viven con una pareja se ha más que duplicado en comparación con hace 20 años, según los datos del censo, [1] con un porcentaje estimado de 17 por ciento de mujeres y 15 por ciento de hombres que ahora optan por vivir juntos antes de casarse.[2] Y eso a menudo significa que más parejas están considerando si deben o no combinar presupuestos y cuentas.

Cuando se trata de parejas y finanzas, decidir qué ruta tomar depende de tus circunstancias. Los ingresos, la edad, los activos y las deudas pueden, y a menudo lo hacen, cambiar durante el curso de una relación.

Cary Guffey de PNC Investment ofrece algunas estrategias para ayudarte a tomar la mejor decisión, en función de tu situación financiera.

Cómo mantener las finanzas separadas

Hay ciertas situaciones en las que tiene sentido mantener las finanzas separadas. Una pareja puede haber adquirido una deuda excesiva o acumulado activos significativos antes de la relación. O tal vez un nuevo matrimonio afecte los beneficios de pensión de una viuda o un viudo anterior o una herencia para los hijos de una pareja.

“En el caso de los segundos matrimonios o los matrimonios posteriores en la vida, especialmente aquellos en los que cada pareja puede tener hijos, puede ser más fácil mantener las finanzas separadas para evitar poner tensión en las relaciones multigeneracionales”, expresa Guffey.

En el otro extremo del espectro, los jóvenes ficticios recién casados Jane y Jack están buscando establecer un nuevo hogar, pero uno tiene un crédito mediocre. Para esta pareja, puede haber una ventaja en mantener las finanzas separadas, especialmente si hay necesidades de préstamos, ya que la pareja con el puntaje de crédito más alto puede calificar para mejores tasas de interés.

Mantener cuentas separadas también tiene sentido si una pareja es irresponsable con el dinero y no está dispuesta a asumir una mayor responsabilidad financiera con el tiempo.

“La desventaja de mantener las finanzas separadas es que si estás solicitando un préstamo, pierdes la capacidad de incluir los ingresos de la otra persona, lo que podría afectar tu proporción de deuda a ingresos”, agrega Guffey. “Así que sí, evitas el mal crédito, pero te involucras en el préstamo por tu cuenta, y eso en última instancia podría reducir tu capacidad de endeudamiento”.

pareja mayor revisando estados financieros

Para parejas con ingresos o patrimonios netos similares, un enfoque separado pero equitativo podría funcionar mejor. Una pareja más tarde en la vida, en un segundo matrimonio, mantuvo sus finanzas separadas, y alternó el pago de los gastos del hogar cada mes, relata Guffey. 

“Él pagaba todas las cuentas en enero, ella pagaba todas las cuentas en febrero y esto funcionó para ellos, en parte, porque no había disparidad entre los bienes de él y de ella”, expresa Guffey. “Aunque, bromeaba diciendo que cada vez que le tocaba pagar, ella quería salir, pero cuando era su turno de pagar, ella decía: ‘ve a recoger un tomate de la planta allí afuera, y vamos a preparar un sándwich de tomate’”.

Combinar tus finanzas

Una de las ventajas de combinar las finanzas es que generalmente es más fácil hacerle un seguimiento a tu dinero. “En lugar de mantenerte al día con varias cuentas, es posible que te funcione mejor combinar esas cuentas”, expresa Guffey. “En algunos casos, es posible que tengas saldos de cuenta más grandes una vez combinados, por lo que podrías reducir o incluso evitar cargos”.

Si eliges fusionar tu dinero, tienes algunas opciones para considerar.

Podrías considerar el método proporcional, en el que compartes los gastos en función del porcentaje de la contribución de ingresos de cada persona. Digamos que una pareja gana el 60 por ciento del ingreso familiar total y la otra gana el 40 por ciento. La pareja con un mayor ingreso podría cubrir el 60 por ciento de los gastos compartidos, mientras que la otra cubre el 40 por ciento restante.

Una ventaja de este método es que ayuda a equilibrar los gastos conjuntos y también le permite a cada persona guardar dinero separado para sí misma.

Otra estrategia de contribución a considerar, que es una ligera variación del método proporcional, funciona mejor cuando una pareja gana significativamente más que la otra. La persona que más gana contribuye exclusivamente a las cuentas de gastos y jubilación de la pareja, y el segundo ingreso financia una cuenta conjunta de ahorros o gastos.

“En esta situación, los ingresos del mayor generador de ingresos cubren los gastos diarios, mientras que los ingresos de la persona con menores ingresos representa la cuenta de “dinero para emergencias” para las vacaciones, el fondo de emergencia o los regalos para los nietos”, expresa Guffey. “Pero esta estrategia solo funciona si ambos conocen las cuentas y obligaciones para las que están utilizando estas cuentas diferentes, y ambos están de acuerdo en cómo abordar esto juntos”.

“Independientemente del enfoque que adoptes, siempre se trata de la comunicación; sentarse a la mesa en la cocina, decirlo todo y decidir estratégicamente la mejor manera de abordar la situación”, expresa Guffey. “Cuanto más te comuniques, mejor entenderás que cada uno tiene diferentes prioridades de gasto. No significa que tengan que ponerse de acuerdo en lo que cada uno quiere gastar, pero significa que deben ponerse de acuerdo en las reglas del juego”, expresa Guffey.

Cary Guffey
Cary Guffey es planificador financiero certificado (Certified Financial Planner®) de PNC Investments

Reglas del juego para combinar las finanzas:

  • Conoce tus ingresos y deudas
  • Prioriza los objetivos: gastar, ahorrar, derrochar
  • Considera los riesgos y beneficios, incluyendo consideraciones legales, bienes gananciales, deuda conjunta


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Divulgaciones legales importantes e Información

Estos artículos tienen como fin brindar información general solamente, por lo que no tienen por objeto proporcionar asesoramiento legal, tributario, contable ni financiero. PNC exhorta a sus clientes a que realicen su propia investigación y que consulten con sus asesores financieros y legales antes de tomar cualquier decisión financiera.

Este sitio proporciona referencias a sitios de internet para la conveniencia de nuestros lectores. Si bien PNC se esfuerza por proporcionar recursos de confianza y seguros, no somos responsables de la información, los productos o los servicios que se obtengan en ellos, y tampoco seremos responsables de los daños que surjan por haber entrado a esos sitios. El contenido, la exactitud, las opiniones expresadas y los enlaces proporcionados por esos recursos no son investigados, verificados, supervisados ni patrocinados por PNC.

Información importante para el inversionista: Los productos de corretaje y seguros son:

No están asegurados por la FDIC • Sin Garantía Bancaria • No es un Depósito
No Están Asegurados por Ninguna Agencia del Gobierno Federal • Pueden Perder Valor

Los productos de valores, los servicios de corretaje y los servicios de asesoría de cuentas administradas son ofrecidos por PNC Investments LLC, un agente de corretaje registrado y un asesor de inversiones registrado y miembro FINRA y SIPC. Las anualidades y otros productos de seguros se ofrecen a través de PNC Insurance Services, LLC, una agencia de seguros autorizada.

Lee un resumen de los derechos de privacidad de los residentes de California que describe los tipos de información que recabamos, y cómo y por qué utilizamos dicha información.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink