« Volver a más historias de Punto de Vista

Cinco maneras de vencer el calor en un mercado de vivienda excelente

El verano se está calentando, al igual que el mercado de la vivienda. Cuando las casas se venden rápidamente, es fácil para los compradores sentirse frustrados. Staci Titsworth de PNC comparte cinco consejos para ayudarte a pasar de comprador potencial a propietario de vivienda feliz. 

Ser propietario de una vivienda ha sido durante mucho tiempo parte del sueño americano. Pero para muchos, ese sueño puede sentirse lejos de convertirse en una realidad. En muchas partes del país, la baja oferta de vivienda y la alta demanda están aumentando los precios y haciendo que los compradores compren rápidamente las casas elegibles. Los compradores están actuando rápido, impulsando el tiempo promedio que una casa está en el mercado desde un nivel alto de 11 semanas en el 2012, a tan solo 3 semanas, con muchas viviendas que se venden el mismo día que se coloca el letrero “En venta”.[1]

Si eres un comprador potencial, esto significa que necesitas estar preparado para actuar rápidamente si deseas conseguir la vivienda de tus sueños dentro de tu rango de precios. 

Staci Titsworth, una gerente de ventas territorial de hipotecas de PNC, ofrece cinco maneras en las que puede ayudar con tus posibilidades de encontrar tu nueva vivienda, sin importar lo animado que sea el mercado.

1. Encuentra un agente de bienes raíces de confianza. Tu agente de bienes raíces será un socio y un recurso clave a medida que busques una vivienda, por lo que es importante encontrar a alguien en quien confíes. Toma nota de los nombres que ves en los letreros “En venta” en tu vecindario deseado, pide recomendaciones de amigos y familiares, o establece contacto con agentes potenciales en casas abiertas para encontrar a alguien que tu crees que será un socio fuerte.

2. Obtén la preaprobación (no la precalificación). La preaprobación significa que el prestamista hipotecario ha revisado tu panorama financiero completo, incluyendo ingresos, deuda, crédito, activos y asequibilidad (tu precio de vivienda objetivo en comparación con tus ingresos gastables). Una preaprobación es gratuita y le muestra al vendedor que puedes obtener un préstamo por un cierto monto dentro de un período de tiempo especificado, por lo general 90 días.

“Una aprobación previa puede ayudar a que tu oferta se vea más atractiva para los vendedores porque allana el camino para un cierre más rápido”, expresa Titsworth.

Prepárate para compartir los siguientes documentos con tu prestamista hipotecario:

  • Las declaraciones de impuestos de los últimos dos años
  • Los formularios W2 de los últimos dos años
  • Estados de cuenta bancarios de los últimos dos meses
  • Comprobantes de pago de los últimos 30 días 

3. Conoce tus criterios. Habla con tu agente de bienes raíces para averiguar si tus “requisitos indispensables” en una vivienda son realistas dentro de tu rango de precios. En un mercado de la vivienda animado, el tiempo es esencial, así que no pierdas el tiempo recorriendo casas que están fuera de tu presupuesto o que claramente no se adaptan a tus necesidades. Con tus criterios en mente, tu agente de bienes raíces puede estar atento a las viviendas que entrarán al mercado pronto y potencialmente conseguirte una demostración temprana. Los agentes de bienes raíces también están adoptando la tecnología y publican fotos y recorridos virtuales de viviendas en Internet. Aprovecha esto para investigar rápidamente una vivienda antes de tomarte el tiempo para visitarla.  

Si no puedes ir a una vivienda en persona, pero sientes firmemente que es la indicada para ti, pídele a tu agente que haga un recorrido virtual. “Muchos agentes chatearán por video con los compradores si están fuera de la ciudad o si no pueden ir a una casa en persona por alguna razón”, expresa Titsworth. “Esto te permite hacer una oferta rápidamente y puedes hacer que tu contrato esté sujeto a una visualización en persona y una inspección de la vivienda. Esto te permite pasar al contrato rápidamente, pero puedes estar protegido si descubres un punto no negociable durante la inspección”. 

madre y padre con dos hijas mirando una tableta

4. No esperes el 20 por ciento. No necesariamente tienes que agotar tus ahorros de toda la vida para convertirte en propietario de una vivienda. Si bien es genial apuntar a un pago inicial del 20 por ciento, es posible que puedas pagar inicialmente mucho menos, potencialmente algo tan bajo como el 3 por ciento, dependiendo de tu prestamista y tu tipo de préstamo. Solo recuerda que cuanto menos pagues inicialmente en el préstamo, más altos serán tus pagos mensuales.   

“Con tasas de interés relativamente bajas en este momento, es muy asequible pedir prestado. Cada vez más personas optan por un pago inicial más pequeño y pedir más prestado. Esta puede ser una medida inteligente, siempre y cuando todavía puedas administrar el pago mensual de la hipoteca, porque te permite conservar más de tu dinero en efectivo”, expresa Titsworth. 

El monto del pago inicial probablemente no le importe al vendedor (están más preocupados con el precio de venta), pero definitivamente te importa a ti. “Las casas son como las parejas: a menudo hay una “fase de luna de miel” en la que se pasan por alto fácilmente los defectos. Pero mientras vives en la casa, empiezas a notar cosas que quieres cambiar”, señala Titsworth. “Cuando esto sucede, es bueno tener un poco de dinero extra disponible para que no tengas que asumir más deudas”.

5. Realiza una oferta fuerte. Asegúrate de que tu oferta sea justa. Hacer una oferta muy por debajo del precio de venta puede ofender a un vendedor, haciéndolo reacio a negociar contigo. Sin embargo, tu oferta es más que un monto en dólares. Tener una preaprobación puede ayudar con tus posibilidades si otro comprador potencial hace una oferta, pero no tiene pruebas de que puede obtener el financiamiento.  

Lo mismo es cierto con una contingencia de venta de vivienda: una advertencia que establece que vas a comprar la casa una vez que tu propia casa se venda dentro de un cierto período de tiempo. La mayoría de los vendedores quieren un cierre rápido, y una contingencia de venta de vivienda puede hacer que tu oferta sea menos atractiva. Si es posible, busca vender tu casa antes de comprar; solo asegúrate de tener un lugar donde quedarte si el momento no es el adecuado. 

 

Obtén más información acerca de los préstamos hipotecarios con PNC »

Staci Titsworth
Staci Titsworth es gerenta territorial de ventas de hipotecas de PNC Bank

Titsworth recomienda encarecidamente que los compradores obtengan una garantía de vivienda, que puede ayudar a cubrir el costo de ciertas reparaciones y ayudar a proteger contra sorpresas financieras después de la mudanza. Muchos vendedores incluyen una garantía de vivienda, o puedes pedirle a tu agente que la negocie en tu contrato.


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink