« Volver a más historias de Punto de Vista

Cómo enseñarle a los estudiantes de secundaria acerca del dinero

No hay mejor momento para impartir lecciones financieras de importancia crítica a tus hijos que cuando son adolescentes.

La escuela secundaria puede estar entre los mejores momentos de tu vida (o de mayor vergüenza, dependiendo de cómo lo veas), pero esos cuatro años también son de vital importancia por razones ajenas a la tarea, los deportes y las redes sociales.

“Los niños en edad de escuela secundaria están en un punto crucial en sus vidas. La mayoría son lo suficientemente mayores como para trabajar fuera de casa y están a punto de tomar importantes decisiones sobre las universidades y los trabajos”, expresa Rich Ramassini, padre de un hijo adolescente y director de estrategia y desempeño de ventas de PNC Investments.

A medida que los adolescentes ejercen su independencia, quieren ser vistos y tratados como adultos en lugar de como niños. Este puede ser un momento clave para que los padres enseñen lecciones importantes sobre el dinero y lo que significa ser un adulto económicamente responsable.

No asumas que tus hijos entienden cómo administrar el dinero, porque las escuelas no lo están enseñando de la manera en que esperas; incluso si es que lo enseñan.

Si hablar acerca del dinero con tus hijos te hace sentir incómodo, no estás solo. Pero también considera que si no estás hablando con tus hijos acerca del dinero, existe la posibilidad de que nadie más lo haga, lo que aumenta la probabilidad de que tomen decisiones financieras desinformadas cuando sean adultos de pleno derecho.

“No asumas que tus hijos entienden cómo administrar el dinero, porque las escuelas no lo están enseñando de la manera en que esperas; incluso si es que lo enseñan”, expresa Ramassini.

No todos los estudiantes tienen la opción de tomar clases de educación financiera en la escuela, a pesar de que la investigación muestra que los estudiantes que toman clases de educación financiera más tarde tienen calificaciones de crédito más altas y menos pagos atrasados[1].

Ramassini dice que es importante averiguar lo que tus hijos saben, y no saben, sobre el dinero y comenzar a tener conversaciones ahora que les ayudarán a establecer hábitos financieros sólidos para la vida.

Estos son los pasos para empezar:

Enséñate a ti mismo, luego a tus hijos. Si tus propios hábitos de dinero son un poco antiguos, repasa algunos conceptos básicos antes de hablar con tus hijos. Deberías ser capaz de explicar conceptos generales como ahorros, cargos por sobregiro, tarjetas de crédito, presupuestos e intereses compuestos. A medida que tengas más confianza en tu conocimiento, será más fácil ayudar a tu hijo a entender también. Al principio de cualquier conversación, puedes pedirles que expliquen algunos de estos conceptos para hacerse una idea de lo que ya pueden saber y así establecer un punto de referencia para futuras lecciones.

Comparte tu “historia sobre el dinero”. Piensa en tu relación con el dinero y cuándo te diste cuenta de su importancia. Es posible que hayas trabajado en una ruta de reparto de periódicos y ahora veas el dinero como una recompensa por el trabajo duro, pero tus hijos podrían verlo de manera diferente y no estar motivados por las mismas cosas que te motivan a ti.

“Parte del reto de hablar acerca del dinero es que todos tienen una relación diferente con el dinero”, expresa Ramassini. “Aunque el dinero es un objeto inanimado, representa el acceso, el poder, el estatus o incluso la falta de todas estas cosas. Puede ser la razón por la que eres capaz de hacer, o no hacer, algo. Debido a esto, influye en las relaciones”.

Una vez que tus hijos entiendan de dónde viene, pueden entender mejor tus decisiones financieras. Del mismo modo, si tienes una comprensión de cómo tus hijos ven el dinero, puedes ayudar a que las conversaciones sean más sinceras y productivas. No tengas miedo de compartir tus propios errores de dinero con tus hijos para que puedan aprender de ellos. El fracaso puede ser un maestro poderoso.

madre hablando con su hija adolescente mientras hace la tarea
Adoptar un enfoque práctico para enseñarle acerca del dinero a tu hijo en la secundaria lo preparará para el éxito financiero futuro.

Deja que se metan en tu cabeza. Tus hijos probablemente no observan cuando estás pagando facturas o revisando tu presupuesto. Pero es probable que te vean pagar por artículos discrecionales como viajes de compras o cenas. Asegúrate de que tus hijos entiendan el panorama completo de cómo administras tus finanzas, incluyendo cómo decides dónde gastar dinero y cuándo ahorras. Esto se vuelve muy importante cuando tus hijos están en la escuela secundaria y se enfrentan a la presión de sus compañeros para mantenerse al día.

Debes alentar a tu hijo a pensar antes de gastar. Enséñales a preguntarse a sí mismos, “¿debo gastar dinero en esto ahora, o quiero ahorrarlo o invertirlo para poder aprovechar este dinero más adelante?”

“Enséñales a tus hijos que cuando ahorras, te estás dando la oportunidad de gastar ese dinero más adelante. Las palabras importan, y ese cambio puede ayudar a los hijos a tener una relación saludable con el dinero”, agrega Ramassini.

Establece expectativas consistentes. Si tus adolescentes te ven como El Banco de Mamá y Papá, es hora de cambiar esa percepción. La mejor manera de aprender a administrar el dinero es por experiencia. Si tus hijos saben que siempre pueden recurrir a ti por cualquier gasto que surja, pueden caer en malos hábitos de gasto.

“A veces los hijos mayores quieren ir de compras con sus padres porque saben que sus padres pagarán la cuenta. Una buena estrategia es pedirle a los niños que paguen por sus propios ‘deseos’. Es increíble lo rápido que una necesidad se convierte en un deseo cuando el hijo tiene que gastar su propio dinero”, expresa Ramassini.

Permíteles cometer pequeños errores. Puedes verte tentado a establecer reglas estrictas sobre cómo tus hijos gastan el dinero. ¿Un consejo? No lo hagas.

“Los adolescentes necesitan ser impulsivos de maneras que sean seguras”, expresa Ramassini. “Quieren poder ir al centro comercial o comer pizza con amigos y tener un poco de independencia financiera. Permite que cometan pequeños errores con el dinero ahora para que no cometan errores más grandes más adelante”. 

Es importante hablar con ellos sobre cuánto gastan en “derroches” como estos y cómo pueden reservar dinero para los deseos versus las necesidades. Las tarjetas prepagadas o las tarjetas de regalo pueden ser excelentes maneras de reforzar el gasto seguro. 

¿Conclusión? “Los hechos valen más que mil palabras”, expresa Ramassini. “Tus hijos observan lo que haces. Cuando se trata de dinero, como en todas las lecciones de la vida, ¿qué mensaje les estás enviando?” 

 

Realiza nuestro cuestionario para probar tu conocimiento financiero »

Rich Ramassini
Rich Ramassini es director de estrategia y desempeño de ventas de PNC Investments

Solo cinco estados recibieron una calificación A en la Tarjeta de calificaciones nacional sobre los esfuerzos estatales para mejorar la educación financiera en la escuela secundaria de 2017. Once estados recibieron una F[2].


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Divulgaciones legales importantes e Información

    1. https://www.finrafoundation.org/web/groups/foundation/@foundation/documents/foundation/p602381.pdf

    2. https://www.champlain.edu/report-making-the-grade

    Estos artículos tienen como fin brindar información general solamente, por lo que no tienen por objeto proporcionar asesoramiento legal, tributario, contable ni financiero. PNC exhorta a sus clientes a que realicen su propia investigación y que consulten con sus asesores financieros y legales antes de tomar cualquier decisión financiera.

    Este sitio proporciona referencias a sitios de internet para la conveniencia de nuestros lectores. Si bien PNC se esfuerza por proporcionar recursos de confianza y seguros, no somos responsables de la información, los productos o los servicios que se obtengan en ellos, y tampoco seremos responsables de los daños que surjan por haber entrado a esos sitios. El contenido, la exactitud, las opiniones expresadas y los enlaces proporcionados por esos recursos no son investigados, verificados, supervisados ni patrocinados por PNC.

    Información importante para inversionistas: Los productos de corretaje y asesoramiento de inversión son:

    No están asegurados por la FDIC • Sin Garantía Bancaria • No es un Depósito
    No Están Asegurados por Ninguna Agencia del Gobierno Federal • Pueden Perder Valor

    Los valores, servicios de corretaje y servicios de asesoría para administración de cuentas son ofrecidos por PNC Investments, LLC, un corredor registrado de bolsa y un asesor de inversiones registrado y miembro FINRASIPC. Las anualidades y otros productos de seguros se ofrecen a través de PNC Insurance Services, LLC, una agencia de seguros autorizada.

    Lee un resumen de los derechos de privacidad de los residentes de California que describe los tipos de información que recabamos, y cómo y por qué utilizamos dicha información.

    Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink