« Volver a más historias de Punto de Vista

Darle o no darle a tu hijo una asignación

Llega un momento en la vida de cada padre cuando tiene que decidir si debe darle una asignación a su hijo. Aquí hay alguna ayuda.

Es una pregunta que la mayoría de los padres enfrentan en algún momento: ¿debo darle a mi hijo una asignación?

Los expertos no están de acuerdo en la respuesta correcta, principalmente porque todas las familias son diferentes, desde cómo manejan los presupuestos hasta los objetivos que tienen para la salud financiera de sus hijos. Pero hay algunas cosas básicas que los padres pueden hacer para ayudar a un hijo a desarrollar buenos hábitos financieros, independientemente de que se le dé o no una asignación.

“Decidir si debes darle una asignación y tener claro cómo esperas que tu hijo maneje el dinero es de vital importancia, especialmente cuando son jóvenes”, expresa Sandy Zimmerman, jefe de banca minorista de PNC en el centro de Ohio. “Requiere alguna reflexión, pero al tener en cuenta las ventajas, las desventajas y los objetivos, puedes crear un plan que funcione para tu familia”.

Zimmerman enfatiza que el dar una asignación es una decisión familiar, y ninguna respuesta es correcta o incorrecta para todos. Si decides darle a tu hijo una asignación o no es una elección personal; lo más importante es que empieces a hablar con tus hijos a una edad temprana sobre cómo manejar el dinero.

Ventajas de darle a tu hijo una asignación

Si deciden dar una asignación, los padres necesitan resolver varios problemas antes de decidir cómo manejarla, ella expresa. Por ejemplo, ¿se espera que el hijo ahorre una porción? ¿Done a organizaciones benéficas? ¿La asignación estará vinculada a los quehaceres o se dará sin expectativa?

Después de que hayan acordado las respuestas a esas preguntas, aquí hay algunas ventajas:

  • Las asignaciones pueden enseñarle a los hijos a manejar el dinero, incluso a aprender las consecuencias de gastar en exceso.

  • Si una asignación está vinculada a los quehaceres semanales, los hijos pueden conectar la relación entre el trabajo y el salario, especialmente si pueden ganar dólares adicionales por hacer más quehaceres.

  • Cuando los hijos reservan una parte de su asignación para organizaciones benéficas, pueden aprender a usar el dinero para ayudar a los demás.

  • Los niños que ahorran algo cada “día de pago” están estableciendo el hábito de pagarse a sí mismos primero y aprender a ahorrar.

Niña pequeña contando el cambio de un frasco

Desventajas de darle a tu hijo una asignación

Entre las desventajas de darle a tu hijo una asignación, se incluyen las siguientes:

  • Si una asignación está vinculada a los quehaceres, los niños pueden pensar que pueden decidir no hacer los quehaceres porque no necesitan el dinero o reciben dinero de otras maneras, por ejemplo, de los abuelos.

  • Los hijos pueden aprender que los quehaceres son transaccionales y no son parte de cómo se espera que contribuyan a un hogar.

  • Los niños pueden sentirse frustrados por quedarse sin dinero o tener que ahorrar dinero en lugar de gastarlo.

  • Los niños pueden asumir que sus padres les darán dinero indefinidamente.

Cómo hablar sobre el dinero con un hijo

La conclusión es que las metas y responsabilidades financieras de cada familia son diferentes. Lo importante es que hables con tu hijo sobre el dinero, incluso si no le das una asignación, y cuanto antes mejor, expresa Zimmerman.

Demostrar cómo manejar el dinero también es importante. Lleva a los hijos al banco o pídeles que se sienten contigo mientras pagas las cuentas. Habla sobre el presupuesto del hogar. Utiliza el sistema de sobres —sobres separados para gastar, ahorrar y donar— que les ayudará a visualizar a dónde va el dinero.

“Los niños aprenden ante todo de los padres cómo manejar el dinero”, expresa Zimmerman. “Lo que le dices a tu hijo sobre el dinero tiene una gran influencia. Y lo que ven que haces con el dinero tiene un impacto aún mayor”.

Si has decidido darle una asignación a tu hijo, ¿cómo estableces el monto? Algunos expertos dicen $1 por cada año de vida. Por lo tanto, $3 a la semana para un hijo de 3 años. Sin embargo, Zimmerman advierte que la cantidad varía mucho y depende del presupuesto del hogar y de la comodidad de los padres.

Sin importar la decisión, hay una cosa que puedes hacer para ayudar a tu hijo a arrancar con una buena situación financiera. Zimmerman dice que si bien es ideal empezar a hablar con los hijos sobre el dinero cuando son jóvenes, nunca es demasiado tarde, incluso cuando son adolescentes.

 

A medida que crecen tus hijos, PNC tiene más formas de ayudarles a aprender buenos hábitos financieros »

Sandy Zimmerman
Sandy Zimmerman es jefe de banca comercial en el centro de Ohio.

Sandy Zimmerman anima a los padres a modelar hábitos de dinero inteligentes. “Puede ser impactante para una mente joven”.


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Divulgaciones legales importantes e Información

Estos artículos tienen como fin brindar información general solamente, por lo que no tienen por objeto proporcionar asesoramiento legal, tributario, contable ni financiero. PNC exhorta a sus clientes a que realicen su propia investigación y que consulten con sus asesores financieros y legales antes de tomar cualquier decisión financiera.

Este sitio proporciona referencias a sitios de internet para la conveniencia de nuestros lectores. Si bien PNC se esfuerza por proporcionar recursos de confianza y seguros, no somos responsables de la información, los productos o los servicios que se obtengan en ellos, y tampoco seremos responsables de los daños que surjan por haber entrado a esos sitios. El contenido, la exactitud, las opiniones expresadas y los enlaces proporcionados por esos recursos no son investigados, verificados, supervisados ni patrocinados por PNC.

Lee un resumen de los derechos de privacidad de los residentes de California que describe los tipos de información que recabamos, y cómo y por qué utilizamos dicha información.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink