Su encuentro cercano con la fama

Cary Guffey es un niño actor que de la noche a la mañana se convirtió en una sensación. Con la protección de sus padres, su carrera en la actuación duró casi una década y ahora aplica las lecciones financieras aprendidas anteriormente en su rol actual de asesor.

BIRMINGHAM, Alabama: puede ser que no se vea como un progreso natural, pero Cary Guffey está convencido de que su experiencia en Hollywood lo condujo a su carrera en las finanzas.

Con frecuencia tu escuchas de alguna estrella cinematográfica o de antiguas estrellas que comenten un error financiero tras otro. Sin embargo, Guffey aprendió a una relativa corta edad la importancia que tiene administrar el dinero de forma inteligente y más tarde convirtió ese conocimiento en un empleo de planificación para la jubilación en PNC.

Guffey ascendió al estrellato en 1977 a la edad de 5 años, cuando interpretó el papel de Barry Guiler en la película éxito de taquilla “Close Encounters of the Third Kind”. Su carrera de actuación que comenzó cuando estaba en preescolar se extendió durante casi una década. En su último rol importante en la televisión, interpretó al joven Billy Hazard en la miniserie para la TV “North and South” en 1985.

Ahora con 45 años de edad, Guffey trabaja como planificador financiero certificado y como asesor financiero, y en 2012 se unió a PNC como resultado de la adquisición de RBC Bank USA por parte de PNC.

“Un golpe de suerte inesperado”

Cuando era alumno de preescolar en Douglasville, Ga., Guffey era compañero de aula de la sobrina de Shari Rhodes, director de casting de Close Encounters. Según Guffey relata, el director de casting lo vio un día en el salón de clases y dijo, “ese es él… el niño que quiero para el papel”.

“Fue un golpe de suerte inesperado”, dijo Guffey. “Yo estaba en el lugar preciso en el momento preciso”.

Guffey se convirtió en una sensación de la noche a la mañana. Las ofertas para papeles en otras películas comenzaron a llover, incluyendo uno para interpretar junto a Jack Nicholson en la película clasificada R: “The Shining”.

“Mis padres lo rechazaron”, dice acerca del papel. “Ellos dijeron que yo no podía actuar en una película que no pudiera ver”.

Orientación de los padres

Para los padres de Guffey, era más importante que se concentrara en su educación y que disfrutara su niñez, que triunfar en Hollywood.

“Actuar nunca fue un trabajo para mí”, dijo Guffey. “Fue un pasatiempo. Yo estaba limitado en lo que Hollywood podía ofrecer y en el tiempo que yo podía emplear en la actuación, en gran medida porque mi único tiempo libre eran los veranos cuando no estaba en la escuela”.

En retrospectiva, se siente agradecido de que Hollywood no fuera su punto de enfoque. Él le da crédito a sus padres por mantenerlo aislado del estilo de vida de Hollywood.

“Me siento muy afortunado de que mis padres tomaran esa postura”, dijo.

Aprender de los errores financieros

Gracias a sus roles en la actuación, Guffey “pudo construir un pequeño fondo de reserva”, que le ayudó a pagar la universidad.

“Recibí una apreciación temprana de cómo funciona el dinero”, dijo. “Pero ello no quiere decir que no cometí errores”.

Guffey recuerda cuando accedió a sus ahorros al cumplir los 18 y se sintió como si tuviera dinero para quemar. Admitió haber hecho algunos gastos frívolos pero muy pronto pudo ver con claridad que necesitaba ser inteligente acerca de cómo administrar sus finanzas.

Según indica esa experiencia le sirvió como impulso para entrar en la planificación financiera.

Después de graduarse en la Universidad de la Florida, Guffey obtuvo una MBA (Maestría en administración de empresas) de la Jacksonville State University en Alabama.

Él habla con sus clientes acerca de los errores comunes de jubilarse a temprana edad que muchas personas no reconocen, tales como pagar por los gastos de cuidado médico, que aumentan constantemente.

“La jubilación es una decisión personal para todo el mundo. Tengo clientes que están en los 70 y que todavía trabajan porque lo disfrutan. Al mismo tiempo, tengo clientes más jóvenes que están casi jubilados y que están en un conflicto para comprender cómo ubicarse en el mundo. El trabajo se valoriza”.

Guffey describe su papel como un “educador”, y añade: “Tengo que enseñarle a las personas cómo administrar su dinero”.


Aunque Patrick, 13, (izquierda) y Griffin, 11, no buscan una carrera en la actuación, con frecuencia visitan la sala de cine cercana con su mamá, Michelle, y su papá, Cary Guffey.

Tiempo en familia

Fuera del trabajo, Guffey pasa la mayoría del tiempo disfrutando a sus hijos, Patrick de15, y Griffin de 13, y disfrutando de la vida con ellos y con su esposa, Michelle. Aunque ninguno de los dos le ha seguido los pasos en la actuación, la familia va con regularidad al cine.

“Vivimos a media milla de la sala de cine y cómo te puedes imaginar, con 13 y 15 años de edad, pasamos una gran cantidad de tiempo en el ciclismo o en ir al cine”, dijo, y calcula que ven una o dos películas al mes.

Al preguntarle si extraña la actuación, Guffey dijo que no cambiaría el trayecto que tomó su vida. Bromea diciendo que la carrera de actuación lo abandonó tanto a él como él a ella.

“Dos cosas sucedieron”, dijo. “Cuando tu cumples 12, de pronto no es tan lindo como antes y Hollywood deja de estar interesado. Además de eso, otros intereses, deportes y las chicas, por ejemplo, me llamaban más la atención”.

 



Cary Guffey agradece a sus padres que rechazaran una oferta de que participara en una película que él no podía ver.

No quiero que lo más importante que haga en la vida, sea algo que hice cuando tenía cuatro años de edad. Trato de crecer y de desarrollar todos mis dones y talentos, no trato de crecer dentro de una camisa que es muy pequeña para mí.


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink