Lecciones de vida de los campos de batalla y del fútbol

Eddie Meyers batalló para equilibrar sus deberes militares y en el fútbol profesional, mientras se preparaba para una exitosa carrera en los servicios financieros. En la actualidad es el presidente regional de la Banca PNC.

ATLANTA – En el piso 18o de la oficina de PNC desde el que se puede se puede admirar el paisaje urbano de esta ciudad, Eddie Meyers trabaja a menos de cuatro millas del Atlanta-Fulton County Stadium. Un domingo cualquiera, Meyers no viste un traje profesional, sino sus almohadillas protectoras para el fútbol, en el equipo de los Atlanta Falcons, con el que jugó cinco pretemporadas y una temporada completa antes de sufrir una lesión que puso fin a su carrera en 1987.

Meyers, un destacado corredor que rápidamente estableció récords en la Academia Naval de los EE. UU., trató de buscar un equilibrio entre su período de servicio con el Marine Corps y una carrera como futbolista profesional. Con permiso en los veranos, participó en campos de entrenamiento con los Falcons y cada otoño regresó al servicio militar.

Después de tres apelaciones fallidas, una de ellas en la que ofreció extender su período de servicio un año por cada temporada que jugara, terminó su compromiso militar e ingresó el escalafón de los Falcons como agente libre en 1987. Cerca de tres décadas después, los fanáticos del fútbol todavía se le acercan para conversar acerca de sus días como jugador, o conocer su opinión acerca de la temporada actual y el equipo.

Competir en el campo de las finanzas

En la actualidad, Meyers ejecuta un plan de juego diferente, en un terreno diferente al campo de juego o el campo de batalla, pero uno en el que aplica algunas de las mismas filosofías.

Ahora es presidente de la región de Georgia de la Banca PNC, y dirige una de las mayores instituciones financieras de los EE. UU. En lugar de establecer récords, Meyers utiliza las habilidades aprendidas en el campo de juego para reforzar el impacto financiero y caritativo de la banca en el competitivo mercado del área metropolitana de la ciudad de Atlanta.

A diferencia de muchos atletas profesionales cuyas carreras terminaron en bancarrotas, arrestos o una constante reinvención de sus carreras, Meyers siguió al fútbol profesional con un claro final de juego: entrar en el mundo de alta presión de la banca de inversión. 

En sus inicios en la Academia Naval de los EE. UU. y más tarde con los Falcons, Meyers sobresalió como atleta en múltiples deportes. Sin embargo, lo que lo distinguió del resto, fueron sus esfuerzos para obtener un MBA en finanzas antes de entrar en la liga de fútbol.


Eddie Meyers mostró su excelencia en múltiples deportes en la Academia Naval y obtuvo un MBA antes de jugar fútbol profesional (Fotos cortesía de la Academia Naval de los EE. UU.)

“Yo busqué una carrera en el deporte porque era una manera de obtener una mejor educación. Yo llegué a la liga con una maestría en finanzas y un título de ingeniero mecánico de la Academia Naval”, dijo el graduado de la National University. “Yo siempre bromeo diciendo que soy un mal ingeniero quien escogió las finanzas como plan de reserva. Pero siempre he sabido algo más que el deporte del fútbol”.

Aún con el éxito obtenido en la pretemporada con los Falcons, que se convirtió en una carrera promisoria, Meyers nunca perdió de vista su meta en cuanto a su carrera. Durante su carrera profesional en el fútbol, continuó el crecimiento de su lista de licencias de seguridad añadiendo otras a sus credenciales, colocándose así en una posición que le facilitaría su transición después del fútbol.

Cualquier transición de carrera puede ser difícil porque tu no siempre estás seguro, pero tienes que hacer el esfuerzo y sentirte cómodo con la incomodidad. Tienes que recordarte tu mismo de que si tuviste éxito en el pasado, puedes conseguirlo otra vez.

Lección de liderazgo para la vida

Nacido en Alemania de padres panameños, Meyers y su esposa Jan, tienen tres hijas, Erica Warren, Elisa Brown y Elana Meyers Taylor, que participó dos veces en las olimpíadas en bobsled ganando una medalla de bronce y otra de plata.

En un día cualquiera, el antiguo jugador de fútbol americano, luchador y corredor de pista se levanta a las 5 a.m. para entrenar en la máquina de caminar y enterarse de las últimas noticias de las finanzas. Rápidamente puede repetir las estadísticas de ganancias, aprovechamiento y múltiples deudas y otras estadísticas relacionadas con las principales fusiones y adquisiciones, incluyendo los muchos acuerdos que negoció durante sus casi 30 años en la carrera de finanzas. La atención a los números y la resistencia aprendida en los deportes le han sido de utilidad.

“Una habilidad de liderazgo que obtuve en la Academia y en mi carrera como atleta es que todo el mundo importa y que cualquiera puede hacer la diferencia para el éxito general y el desempeño del equipo. Independientemente de tu nivel de experiencia, ya seas un novato o un experimentado profesional, cualquiera puede dar el paso y hacer la diferencia, solo con hacer la siguiente pregunta”.

Desde que se unió a PNC en 1999, Meyers ha utilizado sus habilidades para enfrentar las oportunidades más desafiantes fuera de su zona de confianza. Primero en los años 90 como un joven banquero estableciendo las operaciones bancarias de la empresa de PNC en Atlanta, y más tarde como ejecutivo sénior involucrado en la adquisición por la corporación del National City Bank. Meyers continúa haciendo preguntas que ayudan a volver a enfocar para que lo improbable se vea como lo posible.

Ya sea que estés en una situación de combate militar, en la mitad de un partido o dirigiendo una empresa en un ambiente hostil, tu tienes que tomar decisiones rápidas, pero cuidadosas, y en ocasiones sin tener la información perfecta. Esa es una lección que aprendí muy temprano en mi carrera y que día a día se ve reforzada en PNC por Bill Demchak [presidente de la junta directiva, presidente y director ejecutivo].


Eddie Meyers sirvió en la Guerra del Golfo
y jugó fútbol profesional.

  • Eddie Meyers fue nombrado por el Downtown Athletic Club como jugador de fútbol universitario del año en 1981.
  • El corrió 298 yardas y anotó cuatro touchdowns contra Syracuse y tuvo 278 yardas contra el Ejército.
  • Finalizó su carrera en la Academia Naval con 2,935 yardas.


​Punto de Vista de PNC
Personas reales. Perspectiva real. Percepciones reales.
Lee más información sobre las historias del Punto de Vista »

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink