La industria de la atención médica siempre se ha centrado en la innovación y el progreso en relación con la atención clínica y la mejora de la salud de los pacientes; sin embargo, los conocedores de la industria tendrían que estar de acuerdo: las entidades de atención médica han sido históricamente lentas en adoptar la tecnología relacionada con los procesos empresariales. Esto se debe a que las instituciones de atención médica han centrado, con razón, sus inversiones de capital en la atención clínica; en consecuencia, los procesos empresariales y financieros han pasado a ser una prioridad menor.

Ahora que las criptomonedas y la tecnología de cadena de bloques (blockchain) están impulsando una transformación digital y se están convirtiendo en la corriente principal, los líderes financieros de la atención médica harían bien en prestar atención. Aunque estas tecnologías están en su fase inicial, es importante señalar dónde están ganando terreno. En concreto, Main Street está adoptando las criptomonedas, tanto como forma de pago como oportunidad de inversión. Si buscas en Internet quién acepta Bitcoin, encontrarás una encuesta realizada en 2020 por HSB, que revela que el 36 % de las pequeñas y medianas empresas de Estados Unidos aceptan Bitcoin.[1] Esto fue así incluso antes de que organizaciones más grandes, como Starbucks, empezaran a aceptar pagos con Bitcoin.

Las criptomonedas como forma de pago o método de pago: hay una lista creciente de minoristas y otros que están empezando a aceptar diversas formas de criptomonedas como intercambio de bienes y servicios. Por ejemplo:

  • Microsoft lleva aceptando Bitcoin para su uso en su tienda en línea Xbox Store desde 2014.[2]
  • PayPal comenzó a permitir a los usuarios pagar con sus existencias de criptomonedas al momento de pagar en marzo de 2021.[3]
  • Starbucks ha permitido a sus clientes convertir Bitcoin en dólares estadounidenses, y luego poner ese valor en su aplicación de Starbucks.[4]
  • AT&T fue la primera gran compañía de telefonía móvil de Estados Unidos en ofrecer una opción de pago en criptomoneda a través de BitPay.[5]
  • Burger King ha comenzado a aceptar Bitcoin en sus locales de Venezuela y Alemania.[6]
  • KFC Canadá ha aceptado Bitcoin.[7]
  • Los Miami Dolphins ofrecen a los asistentes a los partidos en casa la posibilidad de comprar boletos para la rifa del equipo con Litecoin y Bitcoin, y la mitad de la recaudación se destina a la Fundación Miami Dolphins.[8]
  • Los Dallas Mavericks aceptan Bitcoin y Dogecoin para las entradas y la mercancía comprada a través de BitPay en el sitio web del equipo.[9]

Las criptomonedas como inversión: varias compañías que cotizan en bolsa han comprado Bitcoin para sus centrales de tesorería. Por ejemplo:

  • Tesla invirtió un total de $1.5 mil millones en Bitcoin como estrategia de diversificación,[10] y su valor ahora es $2.6 mil millones.[11]
  • Square invirtió $220 millones en Bitcoin, lo que representa alrededor del 5 % de sus activos.[12] Su inversión de $220 millones tiene ahora un valor de $463 millones.[11]
  • Massachusetts Mutual Life Insurance compró $100 millones de Bitcoin en diciembre de 2020. También adquirió una participación de $5 millones en la empresa de servicios de criptomonedas, NYDIG.[13]
  • MicroStrategy invirtió $2.2 mil millones en Bitcoin,[10] que tenía un valor de $5.3 mil millones a partir de 9 de abril de 2021.[11]

Las criptomonedas como inversión

Desde que se redactó el libro blanco original de Bitcoin a finales de 2008, las criptomonedas han recorrido un largo camino. Hasta la fecha, hay más de 6,000 criptodivisas con una capitalización de mercado total de más de $2 billones; en consecuencia, queremos que los inversionistas entiendan que hay más en la historia de las criptodivisas que solo el Bitcoin.

Desde un marco de asignación de clases de activos múltiples, es imperativo que los inversionistas piensen en cómo se clasifican las criptomonedas, ya que no son un activo de renta variable ni de renta fija. Afortunadamente, los reguladores estadounidenses proporcionan orientación; clasifican los criptoactivos como el Bitcoin como una materia prima como el petróleo o el oro. Dentro de un marco de clases de activos múltiples, las criptomonedas se clasifican principalmente como inversiones alternativas.

Aunque el ecosistema de las criptomonedas está evolucionando rápidamente y la innovación se vislumbra en el horizonte, nadie está sugiriendo que el sector de la atención médica deba aceptar las criptomonedas como forma de pago o que deba incluirlas en una cartera de inversiones. Una transacción de Bitcoin tarda 10 minutos en ejecutarse y, durante el año pasado, la comisión media por transacción fue de $20.00, lo cual no es económico. Además, la empresa de servicios informáticos Gartner Inc. publicó recientemente una encuesta en la que solo el 5 % de los ejecutivos financieros dijo que planeaba tener Bitcoin como activo en 2021.[14] Sin embargo, es importante prestar atención y seguir estos primeros avances.

Tecnología de cadena de bloques versus criptodivisas

A menudo se piensa que la tecnología de cadena de bloques y las criptodivisas son lo mismo; sin embargo, son claramente diferentes. Las criptomonedas ofrecen oportunidades de inversión y actúan como formas digitales de pago que dan a las personas o a las empresas la posibilidad de realizar transacciones de forma única y diferente. Por ejemplo, las transacciones de criptodivisas pueden realizarse las 24 horas del día, los siete días de la semana sin limitaciones fronterizas. Además, no requieren una cuenta bancaria. Asimismo, la criptomoneda es una aplicación específica de pago que funciona con la tecnología de cadena de bloques.

La tecnología de cadena de bloques no es específica de Bitcoin ni de ninguna otra criptomoneda de la que hayas oído hablar. En su lugar, la cadena de bloques es para Bitcoin lo que la Internet es para un sitio web. En otras palabras, la tecnología de cadena de bloques hace posible las transacciones de criptomonedas. Además, la tecnología de cadena de bloques tiene el potencial de cambiar radicalmente la forma en que se intercambia la información y se hacen los negocios.

En pocas palabras, la cadena de bloques es la tecnología que está detrás de las criptomonedas, y el sector de la atención médica la está explorando, especialmente en áreas como: 

  • Verificar las credenciales de salud: IBM ha desplegado una tecnología que permite a las organizaciones verificar las credenciales de salud preservando la privacidad.[15]
  • Cadena de suministros médicos: Trust Your Supplier es una fuente de información sobre proveedores basada en la cadena de bloques que reduce el riesgo y simplifica y acelera la incorporación y la gestión de los proveedores. Los CDC también están trabajando en una tecnología que garantice la trazabilidad y seguridad de los medicamentos.[15]
  • Asegurar los datos de los pacientes: varias empresas, como BurstIQ, Factom, Medicalchain y Guardtime, buscan aplicar la cadena de bloques a la seguridad en la atención médica.[16]
  • Registros médicos: empresas como SimplyVital Health, Coral Health Research & Discovery, Robomed y Patientory están trabajando en tecnología para garantizar que los datos de los pacientes se compartan de forma segura y eficaz.[16]
  • En junio de este año, PNC y otras partes interesadas del sector de la atención médica anunciaron la creación de Avaneer Health. Avaneer Health es una nueva empresa diseñada para crear una experiencia integral sin fisuras y eliminar las ineficiencias que afectan al sistema de atención médica actual. La nueva empresa se centra en la creación de una red inclusiva, una infraestructura innovadora y soluciones para liberar el potencial de la atención médica.[17]

La tecnología de cadena de bloques como facilitadora

Una cadena de bloques es un ecosistema de registros digitales distribuidos de igual a igual que crea una conexión de muchos a muchos entre los participantes. Piensa en ello como una base de datos que se replica en todos los miembros de una red. Con la cadena de bloques, cada transacción es copiada a cada registro y cada participante tiene una copia exacta. Esto permite una sincronización de datos sin precedentes entre los participantes y el potencial para permitir flujos de trabajo entre organizaciones. Los usuarios pueden realizar transacciones digitales a través de una red de partes en tiempo real con mayores niveles de seguridad y transparencia. Otro aspecto clave de la cadena de bloques es la permanencia. Una vez que una operación está en la cadena, no se puede borrar. Solo se puede agregar a la cadena a través de un nuevo bloque. Las cadenas de bloques crean un registro histórico, lineal e inmutable de eventos o transacciones.

Los "contratos inteligentes" pueden liberar todo el poder de la cadena de bloques. Un contrato inteligente es un protocolo de transacción computarizado que hace cumplir los términos de un acuerdo o contrato legal, o ejecuta los pasos requeridos en un flujo de trabajo de múltiples partes. Al igual que los contratos tradicionales, los contratos inteligentes definen las reglas de funcionamiento y las sanciones aplicables a las partes implicadas en un acuerdo. A diferencia de los contratos tradicionales, los contratos inteligentes hacen cumplir automáticamente esas obligaciones. Puedes aprovechar los contratos inteligentes para ejecutar sistemáticamente procesos y flujos de trabajo y para automatizar transacciones. Todas las partes involucradas en la transacción pueden interactuar directamente debido a la forma en que se replica la lógica del contrato inteligente. En consecuencia, no hay necesidad de un intermediario o de una comunicación adicional para confirmar que las actividades se están llevando a cabo de acuerdo con los términos definidos.

Oportunidades para la cadena de bloques en la atención médica

Pero, ¿qué oportunidades distintivas aprovechan mejor los puntos fuertes de una cadena de bloques? Existe la oportunidad de aprovechar al máximo las ventajas de una cadena de bloques cuando hay valor en compartir o intercambiar datos entre múltiples partes, cuando hay un nivel de escepticismo entre esas partes, cuando hay procesos manuales o conciliaciones, y cuando los participantes pueden acordar un conjunto de reglas de funcionamiento comunes.

El sector de la atención médica está especialmente interesado en el potencial de ahorro de costos operativos y en el intercambio de información en tiempo real. Por ejemplo, los esfuerzos de innovación de la cadena de bloques en el ámbito de la atención médica han tratado de facilitar la interoperabilidad, mejorar el intercambio de información de los proveedores, como los datos del directorio de proveedores, gestionar el control del acceso a la información de los registros médicos de los pacientes y hacer un seguimiento de los ensayos clínicos y los productos farmacéuticos. 

Aunque las aplicaciones de la cadena de bloques en la atención médica son todavía un trabajo en curso, se han dado ejemplos de implementaciones exitosas en otras industrias. Walmart implementó la tecnología de cadena de bloques para rastrear la transferencia de alimentos de la granja a la mesa. Las investigaciones que tardaban más de una semana en realizarse ahora pueden hacerse en segundos. A través del consorcio B3i, el sector de los seguros de propiedad y accidentes está aprovechando la cadena de bloques y los contratos inteligentes para ayudar a reducir los costos y la fricción asociados a las liquidaciones de reaseguro. En los mercados de capitales, la tecnología de cadena de bloques (blockchain) ayuda a optimizar las operaciones administrativas asociadas a la negociación y la liquidación a través de una única fuente de verdad segura, autorizada y compartida, reduciendo así los costos y los riesgos operativos.

Criptomonedas

Los pagos con criptomonedas ofrecen importantes ventajas sobre los mecanismos de pago tradicionales, como el acceso las 24 horas del día y los siete días de la semana, las transacciones sin fronteras y costos más bajos. Además, no requieren una cuenta bancaria y están al alcance de cualquiera. Aunque todavía no ha alcanzado una masa significativa, la aceptación de Bitcoin como forma de pago está dominando los titulares. Recientemente, los líderes de las tarjetas de crédito Visa y Mastercard anunciaron planes para permitir pagos a través de Bitcoin en sus redes. PayPal y Venmo también ofrecen la posibilidad de comprar y realizar transacciones en Bitcoin. Entre los grandes minoristas que aceptan Bitcoin directamente se encuentran Microsoft, Home Depot y Overstock. Además, la tecnología financiera está tratando de desarrollar capacidades que eliminen los puntos de fricción asociados a los pagos con Bitcoin, como el intercambio de criptomonedas por moneda fiduciaria y la extrema volatilidad del precio de la criptomoneda. Estos desarrolladores de aplicaciones se esfuerzan por ofrecer una experiencia fluida tanto a los comerciantes como a los compradores.

Los consumidores parecen estar cada vez más interesados y dispuestos a utilizar la criptomoneda como forma de pago. En un informe reciente de PYMNTS y BitPay, se señala que "el 57 % de los antiguos o actuales propietarios de criptomonedas realizaron al menos una compra con ellas el año pasado, y el 59 % de los clientes que nunca han tenido criptomonedas están interesados en utilizarlas para realizar compras en el futuro".[18] Además, el informe destacaba que "hasta 46 millones de consumidores (18 %) considerarían el uso de criptomonedas para las compras minoristas".[18]

Además del Bitcoin, el universo de la moneda digital incluye una serie de criptomonedas diferentes, como las monedas estables y las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC). Las criptomonedas son activos digitales diseñados normalmente para facilitar los pagos entre pares. Normalmente, no son emitidas por una autoridad central. Una red de cadenas de bloques descentralizada mantiene los registros de titularidad y de las transacciones. 

Las monedas estables son criptomonedas que suelen estar respaldadas 1:1 por una moneda fiduciaria subyacente, lo que hace que la moneda sea "estable". Las principales monedas estables en uso hoy en día son USD Coin, Tether y Dai. Las monedas estables mantienen los beneficios de los pagos digitales y operan en una cadena de bloques; sin embargo, en comparación con otras criptomonedas, experimentan mucha menos volatilidad en términos de valor. Por ello, es más probable que reciban una amplia aceptación como forma de pago a corto plazo. Por esta razón, el uso de monedas estables para los pagos internacionales ha experimentado un crecimiento explosivo en los últimos 12 meses. Por ejemplo, el gobierno de Estados Unidos trabajó con la empresa de criptomonedas Circle para implementar capacidades de transacción con la moneda estable USD Coin en Venezuela.[19]

Las CBDC son otra forma emergente de moneda digital, y una autoridad central, como el Gobierno de Estados Unidos, puede emitirla directamente. Por ejemplo, la Reserva Federal podría emitir una "FedCoin", y las empresas y los particulares podrían utilizar estos dólares digitales para realizar transacciones. Las repercusiones de las CBDC aún no se conocen del todo, ya que son potencialmente de gran alcance. Por ejemplo, la CBDC podría afectar a los sistemas bancarios tradicionales, a la privacidad, a la inclusión más amplia de los desheredados financieros y a la política monetaria. Actualmente, Estados Unidos solo está explorando el potencial de una CBDC; sin embargo, otros países, como China, Japón, Suecia y las Bahamas, las están desarrollando activamente.

¿Debe el sector de la atención médica seguir la tendencia e invertir en criptomonedas o desplegar inmediatamente una cadena de bloques para resolver sus retos operativos? Probablemente sea demasiado pronto para saberlo; sin embargo, no es demasiado pronto para fijarse en las industrias que están utilizando estas estrategias y observar el resultado.  

PNC sobre la tecnología de cadena de bloques y las criptomonedas 

Hasta la fecha, PNC se ha centrado principalmente en el uso de la tecnología de la cadena de bloques (blockchain) para resolver los problemas operativos de nuestros clientes, especialmente en el sector de la atención médica. Más recientemente, nuestros intereses han incluido las oportunidades de negocio y de producto asociadas a las criptomonedas, así como su impacto en los pagos. También estamos explorando las criptomonedas como alternativa de inversión para nuestros clientes. A medida que evolucionan las orientaciones normativas sobre las criptomonedas, PNC sigue atento a las últimas novedades.

En el ámbito de la atención médica, PNC ha asumido un papel de liderazgo en la exploración de la cadena de bloques. Avaneer Health, por ejemplo, está formado por un consorcio de aseguradoras y sistemas de atención médica que se asoció con PNC e IBM. Juntos, estamos explorando las formas en que la cadena de bloques puede transformar el negocio de la atención médica. Las metas generales de Avaneer Health son eliminar las redundancias administrativas en el negocio de la atención médica, acelerar la atención y mejorar la experiencia de las personas y sus familias.

Estamos buscando activamente una variedad de casos de uso para el desarrollo y, en última instancia, el despliegue en la plataforma Avaneer Health. Vemos la oportunidad de reinventar la forma en que interactúan los proveedores y los pagadores, y nos centramos en el intercambio de datos entre proveedores y pagadores, la racionalización de las actividades del ciclo de ingresos y la administración de modelos de pago alternativos.

Para obtener más información sobre cómo podemos ofrecerte ideas, perspectiva y soluciones, contacta a tu gerente de relaciones o llena un simple Formulario de contacto y nos comunicaremos contigo.