Cuando el crecimiento económico es escaso, las acciones de crecimiento, es decir, aquellas acciones que crecen más rápido que sus homólogas o que el mercado y, por lo tanto, normalmente dirigen valoraciones más altas, suelen ser más atractivas para los inversionistas. Aún así, a pesar de la desaceleración del crecimiento económico de este año, la tendencia del mercado ha sido todo lo contrario en 2022. El Índice Nasdaq-100® cayó en el territorio del mercado bajista a finales de abril, mientras que el crecimiento de baja capitalización, según lo indica el Índice de crecimiento Russell 2000®, ha estado en un retroceso que ha durado un año. Las acciones de crecimiento han sufrido ya que la inflación se ubica en un nivel cercano al máximo histórico en 40 años, lo que provocó que la Reserva Federal (Fed) emprendiera un agresivo trayecto de incrementos planificados de las tasas de interés para combatir el aumento de los precios. Dada esta coyuntura, los inversionistas quizás se preguntan qué les queda por ofrecer a las acciones de crecimiento. Actualmente, hay tres obstáculos para las acciones de crecimiento que esperamos se resuelvan o se conviertan en impulsos a medida que el año avanza. En estos comentarios sobre el mercado, ofrecemos nuestro panorama para las acciones de crecimiento y destacamos nuestros puntos de vista de alto nivel con respecto a la asignación de activos.

Condiciones financieras ajustadas

Dado que la Fed pretende frenar la inflación elevada a través de medidas de política tales como el aumento de las tasas y la reducción de su balance general, los funcionarios monitorean el impacto que las medidas de política tienen sobre las condiciones financieras. El ajuste de la política monetaria, por lo general, genera condiciones financieras ajustadas, lo que ayuda a desacelerar el ritmo del crecimiento económico, tal como lo demuestra toda una colección de puntos de datos, incluidas las valoraciones a la baja del capital, la ampliación de los diferenciales de crédito y un mayor fortalecimiento del dólar estadounidense.

Al utilizar el Índice de condiciones financieras de Goldman Sachs como sustituto, los datos indican la velocidad a la cual las condiciones financieras se han ajustado en meses recientes. Notablemente, las condiciones financieras no se ajustaron cuando la Fed comenzó a reducir su programa de flexibilización cuantitativa en noviembre de 2021. En lugar de ello, el ajuste se afianzó en enero cuando las proyecciones a futuro de la Fed cambiaron hacia aumentos agresivos en las tasas, reduciendo así su balance general de $9 billones y desacelerando el crecimiento del suministro de dinero debido a la creciente inflación. Aunque todo indica que la Fed ha ajustado con éxito las condiciones financieras, en un plazo previsto de 10 años, las condiciones financieras se mantienen fundamentalmente sin cambios. En comparación con los últimos 20 años, creemos que las condiciones financieras posiblemente tienen margen para ajustarse aún más.

Figura 1. Índice de condiciones financieras de Goldman Sachs
La perspectiva importa con respecto al grado de ajuste que aún debe ocurrir

 

A partir del 10/05/2022. Fuente: Bloomberg, L.P.

Ver la versión accesible de este gráfico.

Las acciones con valoraciones altas se vuelven vulnerables en tal entorno, lo cual ha sido precisamente el caso este año. Por ejemplo, el múltiplo de la relación precio-ganancias futura del índice Nasdaq-100 ha disminuido de 31 veces (x) a principios del año a casi 22x, lo que representa una compresión del múltiplo de casi 10x. Para ponerlo en perspectiva, los múltiplos se comprimieron por el mismo monto durante la crisis financiera, mientras que su disminución fue de tan solo 6 veces durante el primer trimestre de 2020.

Entonces, ¿cuándo dejará la Fed de ajustar las condiciones financieras? La respuesta se encuentra en el trayecto futuro de la inflación, el cual está teniendo un impacto negativo sobre las valoraciones en todo el universo de clases de activos múltiples.

Inflación en aumento, valoraciones decrecientes 

Desde nuestro punto de vista, las ganancias siguen siendo sólidas para las acciones en general, lo que deja la inflación elevada como el obstáculo principal para la expansión múltiple. Desde la creación del Índice S&P 500® en 1954, ha habido una correlación inversa entre las valoraciones del capital y la inflación. A medida que la inflación asciende, las valoraciones normalmente descienden. Por lo tanto, lo opuesto también es cierto. Cuando la inflación tiende a la baja, esta reduce la tensión de las valoraciones. Como tal, aunque el reciente informe del Índice de precios al consumidor (CPI, por sus siglas en inglés) fue más elevado que la estimación de consenso, este presentó una lectura inferior a la del mes anterior. Otros indicadores con base en el mercado, como las tasas de interés de equilibrio de los bonos del Tesoro a 2 y 5 años, los cuales indican la expectativa que el mercado tiene con respecto a la inflación a dos y cinco años, respectivamente, también llegaron a su máximo nivel en marzo.

Figura 2 . La relación precio-ganancia (P/E) de los rendimientos más recientes del índice S&P 500 promedio por tramo de CPI de 1954 a 2022
Los niveles de inflación más altos históricamente ejercen presión en las valoraciones


A partir del 30/04/2022. Fuente: Bloomberg, L.P., PNC

Ver la versión accesible de este gráfico.

Seguimos monitoreando los precios crecientes de forma adicional a los datos concretos como el CPI para determinar si la inflación en efecto ha llegado a su máximo nivel. Varias encuestas, incluidas la encuesta del índice de gerentes de compras, la encuesta regional de la Fed y la encuesta de confianza del consumidor, incluyen una sección referente a la inflación, y por lo general, sirven como una guía confiable para las expectativas de inflación con miras a futuro. Según los datos de las encuestas recientes, se espera que la inflación siga siendo elevada por lo que resta del año, aunque existen más señales que confirman que ha llegado a su máximo nivel. Este seguramente sería un grato alivio para los consumidores que se enfrentan a los precios de la gasolina y de los alimentos que aumentan rápidamente en todo el país.

La confianza del consumidor se ha reducido

El último aspecto que probablemente sea el menos reportado y el más subestimado del actual retroceso es la confianza del consumidor. El nivel de confianza se desplomó con el inicio de la pandemia en marzo de 2020, pero en lugar de recuperarse junto con los mercados de capital, ha permanecido muy por debajo de los niveles previos a la pandemia. De hecho, la confianza ha disminuido a los niveles bajos de la degradación de la deuda estadounidense y de la crisis del euro de 2011, cuando se temía que la economía volvería a caer en una doble recesión.
 
 Figura 3. Índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan
Confianza del consumidor en niveles sumamente negativos
A partir del 30/04/2022. Fuente: Bloomberg, L.P.
Ver la versión accesible de este gráfico.
 
Desde nuestro punto de vista, un giro en la confianza del consumidor es el ingrediente faltante que se necesita para tener un panorama positivo en los mercados, incluso mientras seguimos teniendo en cuenta los numerosos obstáculos y la volatilidad que los inversionistas continúan enfrentando. Históricamente, la confianza del consumidor y los precios de las acciones han tenido una fuerte correlación. La precaución ha estado presente, debido a que los precios de las acciones alcanzaron la ganancia del 100 % más rápida en la historia del mercado, mientras que la confianza del consumidor siguió siendo sumamente negativa. Creemos que la confianza negativa del consumidor no es infundada, pues las preocupaciones referentes a una crisis de salud pública, los niveles históricos de inflación y un monto sin precedentes de estímulos monetarios y fiscales a nivel mundial son sustanciales. Sin embargo, dado que se espera que la inflación siga a la baja durante el transcurso del año, podría ser un alivio considerable para la confianza y a su vez podría crear el tan necesario catalizador del cambio positivo en los mercados financieros.
 

¿A dónde vamos desde aquí?

Creemos que la confianza probablemente mejore una vez que surjan pruebas concretas de que la inflación está disminuyendo. Podrían pasar varios meses antes de que quede claro que lo peor ha quedado atrás. Hasta ese momento, se espera que los mercados sigan siendo bastante volátiles a medida que los legisladores buscan ajustar las condiciones financieras debido a la creciente inflación, la cual está afectando la confianza del consumidor.

Debido a la constante volatilidad del mercado, continuamos desaconsejando las asignaciones concentradas de activos y seguimos a favor de una amplia diversificación. Nos mostramos favorables hacia las acciones de mayor capitalización de mercado y motivamos a los inversionistas para que busquen oportunidades tácticas para equilibrar de nuevo la deriva de estilos de las carteras, dado que las acciones de crecimiento se han quedado rezagadas de forma significativa debido a los ajustes de valoración. Incluso si la inflación disminuye con respecto a sus niveles máximos, las asignaciones como las de bienes raíces y acciones de valor de baja capitalización y capitalización media deben proporcionar apoyo durante los periodos de mayor volatilidad del mercado. 

 

Versión accesible de los cuadros

 Gráfico 1. Índice de condiciones financieras de Goldman Sachs

La perspectiva importa con respecto al grado de ajuste que aún debe ocurrir

Fecha

Índice de condiciones financieras de Goldman Sachs

Promedio a 20 años

10/05/2002

100.99

99.67863636

09/05/2003

100.53

99.67863636

10/05/2004

100.42

99.67863636

10/05/2005

99.73

99.67863636

10/05/2006

99.56

99.67863636

10/05/2007

99.19

99.67863636

11/05/2007

99.14

99.67863636

09/05/2008

99.33

99.67863636

11/05/2009

102.51

99.67863636

10/05/2010

100.46

99.67863636

10/05/2011

99.26

99.67863636

10/05/2012

99.74

99.67863636

10/05/2013

99.19

99.67863636

09/05/2014

99.04

99.67863636

08/05/2015

99.44

99.67863636

10/05/2016

99.99

99.67863636

10/05/2017

99.63

99.67863636

10/05/2018

99.02

99.67863636

10/05/2019

99.42

99.67863636

11/05/2020

99.8

99.67863636

10/05/2021

97.31

99.67863636

10/05/2022

99.23

99.67863636

A partir del 10/05/2022. Fuente: Bloomberg, L.P.

Figura 2. La relación precio-ganancia (P/E) de los rendimientos más recientes del índice S&P 500 promedio por tramo de CPI de 1954 a 2022

Los niveles de inflación más altos históricamente ejercen presión en las valoraciones

Rangos de CPI

La relación P/E de los rendimientos más recientes del índice S&P 500 promedio

-2 % a -0.4 %

14.9

-0.4 % a 1.25 %

17.9

1.25 % a 3 %

19.2

3 % a 4.5 %

17.3

4.5 % a 6.3 %

15.5

6.3 % a 8 %

11.0

8 % a 9.75 %

12.1

9.75 % a 11.4 %

9.7

11.4 % a 13 %

8.3

13 % a 14.75 %

7.9

A partir del 30/04/2022. Fuente: Bloomberg, L.P., PNC

 Figura 3: Índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan

Confianza del consumidor en niveles sumamente negativos

Fecha

Confianza del consumidor de la Universidad de Michigan

30/04/2003

86

30/04/2004

94.2

30/04/2005

87.7

30/04/2006

87.4

30/04/2007

87.1

30/04/2008

62.6

30/04/2009

65.1

30/04/2010

72.2

30/04/2011

69.8

30/04/2012

76.4

30/04/2013

76.4

30/04/2014

84.1

30/04/2015

95.9

30/04/2016

89

30/04/2017

97

30/04/2018

98.8

30/04/2019

97.2

30/04/2020

71.8

30/04/2021

88.3

30/04/2022

65.2

A partir del 30/04/2022. Fuente: Bloomberg, L.P.