La suceptibilidad por fraude aumenta durante tiempos de caos y esto, sumado a la fragilidad de la cadena de suministros de hoy en día, intensifica la presión que las compañías están enfrentando para disminuir el riesgo del comericio internacional.

Riesgos y desafíos en las transacciones internacionales
 

gráfico de riesgos y desafíos internacionales


Para representar los riesgos y desafíos internacionales, “contraparte” señala a “país”, que señala a “banco”, que señala de nuevo a “contraparte”.

Los bancos juegan un papel central en la provisión del financiamiento comercial y el crédito, actuando como intermediarios financieros y de procesamiento para cubrir la brecha entre las demandas de los vendedores/exportadores para optimizar (es decir, acortar) el periodo promedio de cobro (DSO) y la preferencia de los compradores/importadores para extender el periodo promedio de pago (DPO).

Las oportunidades comerciales abundan a nivel global, pero las transacciones internacionales tienden a ser más complicadas de estructurar y gestionar, además de ser más riesgosas. Sin un acceso fácil a la información confiable de las contrapartes extranjeras, o incluso conocimiento local, puede ser difícil determinar la probabilidad de que esas transacciones propuestas sean reales y que se pagarán según lo acordado.

Hablando en términos generales, existen varios métodos de pago disponibles en una transacción y el comprador y el vendedor tienen prioridades invertidas en cuanto a la aptitud:

Comprador/Vendedor 
 

riesgo y flujo de caja del comprador y del vendedor

Para el Comprador (Importador), desde el menor al mayor riesgo, los métodos de pago incluyen cuentas abiertas, cobranza documentaria, carta de crédito y anticipo en efectivo.

Para el Vendedor (Exportador), desde el mejor hasta el peor flujo de caja, los métodos de pago incluyen anticipo en efectivo, carta de crédito, cobranza documentaria y cuentas abiertas. 

Debido a que los compradores y vendedores tienen prioridades contrarias, es importante confirmar que tu compañía esté protegida al mayor nivel posible del riesgo transaccional. 

Las cartas de crédito (LC) son una manera muy buena de ayudar a disminuir el riesgo y, si se estructuran de manera adecuada, pueden ayudar a ofrecer tranquilidad. El nivel de protección depende de la redacción o estructura de la carta de crédito, así como del banco emisor o confirmante y del país. A continuación se describen consideraciones importantes cuando se hacen transacciones bajo los términos de la LC y también productos de disminución del riesgo alternativos disponibles.

Diez consideraciones principales para las cartas de crédito (LC) y otras soluciones para el comercio internacional

1. Evalúa el efecto sobre la utilización del crédito

Una estrategia común para las compañías en las etapas tempranas de la pandemia de la Covid-19 fue agotar las líneas de crédito para apoyar a los saldos de dinero en efectivo. Durante un periodo de tres semanas en marzo de 2020, más de 130 compañías en Europa y América tomaron al menos $124 mil millones.[1] El aumento de la utilización del crédito podría afectar negativamente la capacidad de una compañía de emitir LC, ya que cualquier emisión comprometerá su línea de crédito por el monto de esa emisión. Estas implicaciones de crédito se aplican tanto a las cartas de crédito de importación emitidas para pagar bienes extranjeros como a las cartas de crédito standby emitidas para apoyar las compras en curso y para las garantías de cumplimiento para algunos exportadores de bienes y servicios de EE. UU.

Para las compañías que buscan disminuir el riesgo con el comercio internacional, las LC debidamente estructuradas pueden abordar preocupaciones de pago completo y a tiempo, y hacer que los vendedores se ajusten a los términos de sus órdenes de compra, aun con asociados de comercialización probados históricamente. 

Debes tener en cuenta que una LC emitida por el banco de tu comprador y a tu favor no tiene efecto alguno en tu línea de crédito local.

2. Revisa la redacción y exactitud de las LC

Las LC solo las puede emitir el beneficiario si se cumplen los términos y condiciones en la LC, por eso es muy importante que los exportadores se sientan cómodos con la redacción de la LC. Como mejor práctica, los borradores de LC deben ser producidos y revisados cuidadosamente por ambas partes, antes de que una LC se emita formalmente. La modificación de una LC después de ser emitida consume tiempo y dinero. Se debe considerar la exactitud de la información, última fecha de envío y fecha de vencimiento, requerimientos mínimos de documentación y, si fuera posible, eliminar la necesidad de que los documentos sean producidos por terceros.

3. Considera una confirmación

Si tienes dudas acerca del país o del banco emisor de la LC, o si la política de tu compañía es limitar o eliminar el riesgo extranjero, considera una confirmación. Idealmente, una confirmación debería ser provista por tu propio banco, pero en cualquier caso la debe hacer un banco en tu país de residencia. Esta transfiere de manera efectiva el riesgo del pago del banco emisor y su país al banco confirmante y su país. 

La confirmación genera otro cargo bancario, calculado sobre cuán riesgoso se considera que es el banco emisor para el banco confirmante. Idealmente este cargo se puede cotizar por adelantado, para que se pueda incluir en el precio del producto subyacente o en el contrato de compraventa. 

4. Calcula los beneficios del descuento

Los plazos de pago de la LC se pueden ajustar a los plazos de tu contrato de compraventa. A modo de ejemplo, si los plazos de pago en el contrato de compraventa son de 90 días desde el envío, la LC puede reflejar esos mismos plazos y pagar 90 días después de la fecha del conocimiento de embarque. En estas LC, el beneficiario debe considerar descontar ese pago, que no toca su línea de crédito local y puede, en todo momento, cumplirse a una tasa total más económica que acceder a su línea local.

5. Aprovecha las LC standby para relaciones continuas

Si compras con frecuencia continua al mismo proveedor, una LC standby podría ser menos costosa para ambas partes, según la frecuencia de las ventas. Este acuerdo standby permitiría que el vendedor opere sobre términos de cuentas abiertas, siempre que el monto pendiente y adeudado en cualquier momento no supere el valor nominal del standby.

De igual importancia es la fecha de vencimiento, que se debe supervisar regularmente para confirmar que no existe brecha en la cobertura. Una disposición de extensión automática puede aliviar la carga de supervisión, ya que permite que la standby se extienda automáticamente con frecuencia anual, a menos que se entregue una notificación formal por escrito al beneficiario. Es importante destacar que las standbys, como se llaman normalmente, favorecen al beneficiario por sobre el solicitante, por lo que es muy importante ser cautelosos en la redacción y a quién se ofrece.

6. Garantías de los bancos locales

Cuando un beneficiario en el extranjero requiere seguridad de pago en forma de una garantía del banco local, tu banco local puede emitir una LC standby a favor de un banco local en el país del beneficiario. Esa standby servirá como contragarantía para que el banco local emita su propio instrumento, normalmente regido por las leyes locales y frecuentemente en idioma local.

Esta estructura no es óptima ya que es costosa, la negociación de la redacción es difícil y consume tiempo y deben existir líneas de orientación entre ambos bancos, algo que no siempre sucede. Cuando sea posible, las compañías deben negociar según los requerimientos de garantía del banco local y permitir que su banco emita cartas de crédito standby directamente al beneficiario, por consejo de su banco.

7. Riesgo de la cobranza documentaria

Las cobranzas documentarias ofrecen menor reducción del riesgo que una carta de crédito, pero tienen la ventaja de ser ampliamente usadas para las ventas en curso cuando el rechazo del contrato no es una preocupación del vendedor, ya sea porque el producto se puede volver a vender o dirigir a otro comprador o cuando existe un acuerdo de tipo distribuidor o en curso. Las cobranzas documentarias son mucho menos costosas que una carta de crédito o seguro de crédito (ver más abajo) y no son un usuario de crédito ni para el comprador ni para el vendedor. Existe un riesgo principal con las cobranzas documentarias, y es la capacidad que tiene el comprador de rechazar los documentos a la llegada, y así exponer a los exportadores al riesgo de frustración o rechazo del contrato.

8. Seguro de crédito

El seguro de crédito es una alternativa a las LC para la reducción del riesgo. Con mayor uso en Europa Occidental que en América del Norte, los vendedores obtienen cobertura de riesgo comercial y político en sus cuentas por cobrar de exportaciones a corto plazo bajo los programas o políticas ofrecidas por el Banco de exportaciones-importaciones del gobierno de los Estados Unidos (ver el punto 9 más abajo) y por un número de proveedores del sector privado de renombre. Un corredor de seguros de crédito independiente puede ofrecer asesoramiento no sesgado respecto del mejor seguro para las necesidades específicas del exportador. 

 Existen pros y contras del seguro de crédito versus las LC. El seguro de crédito no ofrece el 100 % de cobertura de pagos de una LC, y tiene deducibles, pago de primas de seguro, requerimientos de informes y exclusiones de cobertura para cosas como disputas de productos. Lo más importante, su costo normalmente es asumido por el vendedor o exportador, por lo que el comprador o importador no necesita acceder a su línea de crédito bancaria.

También un exportador puede encontrar que sus cuentas por cobrar de exportaciones aseguradas pueden ser aceptadas por su banco local como parte de una base de solicitud de préstamo, mientras que las cuentas por cobrar extranjeras no aseguradas generalmente serían completamente excluidas de estas consideraciones.

9. El Banco de Exportación-Importación de los Estados Unidos - EXIMBANK

EXIMBANK, a pesar de tener la palabra “importación” en su nombre, se enfoca completamente en los exportadores de EE. UU. al ofrecer financiamiento a los compradores internacionales elegibles y financiamiento anterior a la exportación.  EXIMBANK es una agencia del gobierno de los Estados Unidos de crédito y de plena fe que presta apoyo a los exportadores a través de un número de programas. Dos de sus programas apuntan a reducir o eliminar las cuentas por cobrar de cuentas extranjeras de los exportadores de EE. UU. (seguro de crédito a corto plazo y garantías a largo plazo), y el otro es hacer que los fondos antes de la exportación lleguen a las manos de los exportadores (el programa de garantía del capital de trabajo). Dos de estos tres programas se pueden acceder mediante tu socio bancario comercial y el otro mediante un agente de seguro de crédito o vía EXIMBANK directamente.

Si bien EXIMBANK no ha relajado su criterio crediticio, ha introducido recientemente una cantidad de medidas temporales para facilitar las cosas para los usuarios de sus programas de promoción de exportación existentes, como extender las fechas de vencimiento para la presentación de informes, los pagos de primas, presentación de reclamos y pagos de interés, garantía adicional permitida. 

10. Fuerza mayor

En términos generales, fuerza mayor se entiende como la interrupción del negocio debido a casos fortuitos, disturbios, conmociones civiles, sublevaciones, guerras, actos terroristas o a causa de huelgas o cierres de negocios u otras causas fuera de control. 

Cuando el concepto de fuerza mayor se aplica a las cartas de crédito, los bancos de comercialización sólidos deben continuar cumpliendo las obligaciones en virtud de la carta de crédito que hayan emitido o confirmado, si los documentos se presentan durante la validez de la carta de crédito y los bancos siguen funcionando. Pero esto no significa que el concepto no afectará el modo en que los bancos gestionan las cartas de crédito. La lentitud o el cierre de los servicios de envío en algunos países afectan el flujo de las cartas de crédito, si bien la llegada tardía de documentos a un banco no es en sí mismo un hecho de fuerza mayor, aunque pueda ser consecuencia de este.

Históricamente, las cartas de crédito han requerido la entrega física de documentos, y las autoridades de aduana normalmente permiten la liberación y toma de posesión de los bienes contra un documento de titularidad original y firmado. No obstante, debido a la pandemia de la Covid-19 y con el apoyo de eUCP, algunos bancos comerciales están aceptando documentos escaneados enviados por correo electrónico, con SWIFT o verificación telefónica. 

Las regulaciones de la Cámara de Comercio Internacional que rigen las cartas de crédito abordan los hechos de fuerza mayor de modos diferentes. ISP98 y UCP600 se pueden aplicar a las cartas de crédito standby, mientras que UCP600 se aplica solo a las cartas de crédito documentarias.

El artículo 36 del UCP600 establece no solo que un banco no tiene responsabilidad por las consecuencias que surjan de un hecho de fuerza mayor, pero lo más importante es que un banco no podrá, luego de reanudar sus negocios, aprobar o negociar sobre la base de un crédito que venció durante esa interrupción de sus negocios. Es posible y deseable para un beneficiario consultar la redacción en la LC que permita la presentación luego de la reanudación del negocio a pesar de este artículo 36.

ISP98 Regla 3.14 establece que si en el último día laboral para la presentación, el lugar para la presentación estipulado en una standby por cualquier motivo estuviera cerrado y la presentación no se realiza de manera oportuna debido al cierre, el último día para la presentación se extiende automáticamente al día luego de treinta días calendarios posteriores a que el lugar de presentación vuelva a abrir para hacer negocios, a menos que la standby estipule otra cosa.

Tendencias observadas con la COVID-19

Los cierres globales están creando desafíos y oportunidades de financiamiento y prestación de servicios para transacciones comerciales:

  • Cierta lentitud y obstáculos en los pagos y las transacciones comerciales desde o hacia los mercados emergentes (por ejemplo, India)
  • Interrupciones en la cadena de suministros de clientes (China, algunos mercados europeos)
  • Dificultades globales en las entregas documentarias basadas en papel por parte de transportistas internacionales; diferentes interpretaciones del concepto de fuerza mayor en distintas jurisdicciones legales
  • Evaluación acelerada y uso de SWIFT FileAct y otras soluciones electrónicas para entregar documentos de LC de comercio digitalizados
  • Aumento de solicitudes para las confirmaciones de cartas de crédito
  • Solicitudes de anticipos en efectivo para pagar equipos de protección personal (PPE), muchos son fraudulentos
  • Mayor demanda de automatización de pagos e información, así como de alternativas de subcontratación (por ejemplo, depósito remoto canadiense)

Listos para ayudar

La disminución del riesgo nunca ha sido más importante, y existen muchas consideraciones que las compañías necesitan gestionar cuando realizan transacciones a nivel global. Las consideraciones descritas en este documento técnico son solo algunas, por lo tanto, comunícate con tu asesor internacional de PNC. Estaremos encantados de colaborar con tus clientes para ayudar a proteger tu empresa.