¿Qué es el bienestar financiero?

Bienestar financiero es un término que se utiliza para describir la capacitación, las herramientas y los recursos que proporcionan educación financiera básica referente a una amplia gama de temas y niveles de experiencia.

Los programas de bienestar financiero pueden incluir opciones que van desde los talleres de elaboración de presupuestos y las estrategias de administración patrimonial hasta las cuentas de ahorros de emergencia respaldadas por el empleador y los programas de ayuda para préstamos estudiantiles.

Los proveedores de planes de jubilación quizás deseen ofrecer un programa de bienestar financiero integral como una forma de asistir a su fuerza laboral al ayudar a los empleados a gestionar las deudas y los mayores costos de vida, evitar realizar retiros por dificultades económicas y tener una mejor capacidad para ahorrar para la jubilación. 

Lo que debes saber

  • El bienestar financiero puede mejorar la participación en los planes de jubilación. Los empleados pueden aplazar su participación en los programas de jubilación debido a las deudas por préstamos estudiantiles, las dificultades financieras o una necesidad que surja por una emergencia. Ofrecer programas de bienestar financiero puede dotar a los empleados con las herramientas que necesitan para ahorrar para la jubilación.
  • Los programas de bienestar financiero se pueden implementar a través de asesores de planes de jubilación, encargados de registros, departamentos de recursos humanos o socios proveedores privados.
  • Muchos programas de bienestar financiero se pueden personalizar para cada empleado, y por lo regular incluyen opciones que se ajustan a la demografía cambiante de la fuerza laboral.
  • La mayoría de los programas de bienestar financiero dan la opción de “suscribirse”, pero la inscripción automática debería ser la meta.
  • El bienestar financiero puede ayudar a los empleados que admiten que las preocupaciones financieras han afectado su productividad y el tiempo de ausencia en el trabajo.
  • El bienestar financiero puede ayudar a evitar el retraso en la jubilación que podría generar un mayor costo de atención médica, sueldos inflados, menor productividad y la incapacidad para atraer y retener al mejor talento joven.
94 %
Porcentaje de patrocinadores de planes que mencionaron que probablemente se enfocarían en el bienestar financiero.[1]
78 %
Porcentaje de empleados estresados por sus finanzas, que se sentirían atraídos por otra empresa que se preocupe más por el bienestar financiero.[2]
$69,000 millones
Monto que los empleados de 25 a 55 años de edad retiraron de su jubilación por motivos de dificultad financiera en 2013.[3]