Las donaciones filantrópicas están formadas por una variedad de factores en constante cambio. Comprender el panorama actual de las donaciones puede ayudar a las organizaciones sin fines de lucro a prepararse mejor financieramente, tanto para el corto como para el largo plazo, al establecer una estrategia de recaudación de fondos informada. Recapitulemos algunos ejemplos de las influencias más importantes en filantropía de los últimos dos años:

  • Donaciones de donantes de ingresos ultraaltos: The Giving Pledge, un movimiento de multimillonarios en todo el mundo que se han comprometido a donar la mayor parte de su patrimonio a causas benéficas, agregó a 14 signatarios, para un total de 230.
  • Donaciones sin restricciones y filantropía en base a la confianza: Desde 2020, MacKenzie Scott ha ocupado los titulares al donar por lo menos 8,500 millones de dólares sin restricciones a una multitud de organizaciones sin fines de lucro en todo el país, sin el requerimiento de presentar una solicitud.
  • Aumento en las donaciones en general: El informe de Giving USA de 2021 reflejó un aumento en las donaciones a $471.44 miles de millones en 2020, lo que puede atribuirse al aumento de enfoque en la justicia social y la equidad racial, así como al alivio del COVID, entre otros factores, lo que reflejaremos en este artículo.[1]

¿Qué significa este contexto para la filantropía en adelante? ¿Las organizaciones sin fines de lucro pueden esperar que estas tendencias continúen? En este artículo, detallamos tendencias de donaciones recientes y tomamos en cuenta los pros y contras que influyen en el panorama filantrópico de hoy en día.

¿Quién está donando?

En general, las donaciones llegaron al punto más alto en 2020, aumentando en un 5.1 % con respecto a 2019. Para mantenerse como en años anteriores, la mayoría de donaciones benéficas fueron realizadas por personas y legados de personas (Tabla 1). El S&P 500, a menudo un cálculo primario de patrimonio de altos ingresos, publicó uno de los mejores años en la historia en 2020, con un aumento del 16.26 %. Superándolo por más del 10 %, el retorno del 26.89 % de S&P visto en 2021 puede ser un contra para las donaciones individuales.

Gráfico 1. Donaciones a entidades benéficas en 2020

Ver la versión accesible de esta tabla.

Fuente: Informe de Giving USA del 2021.

Las donaciones de fundaciones vieron el mayor aumento en 2020, aumentando en un 17 % con respecto a 2019. Este aumento puede atribuirse a una combinación de varios factores, incluida la urgencia en torno a la justicia social y racial, así como el financiamiento de emergencia de las organizaciones en primera línea de la pandemia, junto con una rápida recuperación de las acciones del mercado y un posterior aumento, el cual llevó a grupos más grandes de fundaciones de dónde donar.

Las donaciones corporativas disminuyeron un 6.1 % en general en 2020 debido al declive de ganancias corporativas antes de impuestos y una disminución del producto bruto interno (PBI) nacional. En 2021, el PBI real aumentó 5.7 % con respecto a 2020. Si esta es indicación de un aumento en las ganancias corporativas antes de impuestos, puede ser una indicación de niveles de donaciones corporativas más altas para el 2021.

 

¿los donantes seguirán donando?

Vientos favorables y desfavorables actuales

Ingresos discrecionales de los donantes

Un factor que probablemente impacte las donaciones individuales este año es el declive constante de la tasa de ahorros. Durante el pico de la pandemia en 2020, el consumo individual bajó casi un 30 % con respecto a niveles previos a la pandemia, llevando a grandes saltos en ahorros personales. Cuando se levantaron las restricciones por COVID en 2021, las personas sintieron la necesidad de compensar el tiempo perdido, dando como resultado una tasa de ahorros que se encuentra por debajo de los niveles previos a la pandemia, creando así un grupo de activos más pequeño de dónde donar. Mientras que el declive en los ahorros está encogiendo el grupo de activos disponibles, el aumento salarial en todo el país tiene el efecto opuesto.

Indicadores económicos

Factores que pueden impactar las donaciones benéficas, tanto de personas como de corporaciones, incluyen altos niveles de inflación y la incertidumbre de que la Reserva Federal (Fed) aumente las tasas de interés. La inflación en EE. UU. alcanzó un alto de 39 años en 2021 en un 7 %, originando que la Fed considere aumentos en la tasa de interés.[2] La inflación causa el aumento de precios en todo el país, lo que disminuye las ganancias corporativas e impacta los ingresos disponibles de las personas. En un esfuerzo por contener la inflación en aumento, se espera que la Fed aumente la tasa de fondos federales varias veces en 2022. Se espera que los aumentos en la tasa previstos tengan un impacto negativo sobre el mercado de valores, lo que podría impactar negativamente a las carteras de inversión. Además de que bajen los valores de las acciones, un aumento en la tasa de interés ocasionaría una elevación del costo de capital para las corporaciones, encogiendo potencialmente los ingresos corporativos. Para obtener más información sobre el entorno de inflación actual, consulta nuestro informe oficial Actualización rápida de la inflación para organizaciones sin fines de lucro.

Prioridades de los donantes

Si bien la diversidad, la equidad y la inclusión (DE&I, por su siglas en inglés) han sido un punto de de atención para muchas organizaciones sin fines de lucro durante años, el renovado movimiento de justicia social surgido después de la trágica muerte de George Floyd, lo cual ha causado que donantes individuales y corporativos se informen sobre las prácticas y resultados de la DE&I en todo el sector sin fines de lucro. Independientemente de la misión primaria de las organizaciones, ahora más que nunca deben mostrar un compromiso con la DE&I a través de todos los aspectos de la entidad: base de empleados (contratación, ascensos, agotamiento, etc.), reclutamiento de la junta y de líderes, voluntariado, marketing y posicionamiento de marca, desempeño de la organización y mucho más. ¿Qué piensa tu organización sobre la DE&I? ¿Estás comunicando en forma proactiva las métricas de diversidad en tu informe anual? ¿Tienes miembros del equipo asignados para tareas medibles dirigidas a mejorar los esfuerzos de DE&I? Estas preguntas son importantes para alinearte con los valores de tus donantes actuales, así como con aquellos que esperas atraer.

Política e intervención del gobierno

La política e intervención del gobierno, incluido el estímulo monetario y fiscal, puede afectar cuánto y cuándo es que los donantes elegirán dar. Si bien la motivación primaria de la mayoría de los donantes para contribuir con organizaciones sin fines de lucro no es una ganancia financiera, las organizaciones sin fines de lucro se benefician cuando los donantes son incentivados a dar a través de la política tributaria. Los donantes pueden reducir su ingreso bruto anual (AGI, por sus siglas en inglés) al recibir una deducción por donaciones benéficas y evitar pagar impuestos sobre la renta de capital cuando contribuyen con títulos apreciados. La introducción de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés) en 2020 ofreció un excelente ejemplo de este tipo de política tributaria de incentivo. La ley se extendió hasta 2021 y permite a los contribuyentes tributarios con declaraciones detalladas recibir una deducción de hasta el 100 % de AGI por contribuciones en efectivo (antiguamente era el 60 por ciento, antes de la Ley CARES). Los contribuyentes tributarios que no presenten declaraciones detalladas y reciban la deducción estándar pueden deducir hasta $300 si presentan una declaración individual y hasta $600 para aquellos que son casados y presentan una declaración conjunta. Desde principios de febrero de 2022, el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) no ha anunciado si estas disposiciones aplicarán para el año fiscal 2022. Otro ejemplo de política que influye sobre la filantropía es la Ley para Acelerar las Iniciativas Benéficas (ACE, por sus siglas en inglés), que fue introducida en el Senado en 2021.[3] Uno de los objetivos principales de este proyecto de ley es alentar las distribuciones de fondos asesorados por donantes (DAF, por sus siglas en inglés) al establecer categorías calificadas y no calificadas para cuentas de DAF, entre otros
cambios.[4] Para obtener más información sobre esta ley propuesta, consulta nuestro informe oficial la Ley para Acelerar las Iniciativas Benéficas (ACE, por sus siglas en inglés).

Conclusión

Los últimos dos años han visto cambios en el entorno filantrópico, en la forma de aumentos en las donaciones, nuevas tendencias en las causas que atraen a los donantes y movimientos de donaciones que implican a los ultraricos en todo el mundo. Varios factores hoy en día, como la inflación y la pandemia en curso, pueden impactar la información que vemos sobre las donaciones en 2021 y 2022. Mantenerse informado puede permitir a tu organización algo de previsión en cuanto a los desafíos que pueden encontrar las recaudaciones de fondos en el futuro. Comenzar con comprender tu base de donantes, quién está donando a tu organización y cómo es que los factores abordados en este informe podrían afectarlos.

Pros y contras de las donaciones a entidades benéficas

La siguiente tabla resume los pros y contras de las donaciones a entidades benéficas por tipo de donante.

Tipo de donante Pros de las donaciones a entidades benéficas Contras de las donaciones a entidades benéficas
Individual
  • La incertidumbre en torno de la economía global y la volatilidad del mercado de valores podría impactar negativamente las donaciones filantrópicas.
  • Un potencial aumento en el desempleo podría disminuir las donaciones.
  • Un aumento considerable en el patrimonio del hogar en los últimos 8 a 9 años, aumentando la potencial base de donantes.
  • Las donaciones en general han aumentado en los últimos cinco años.
Legados
  • La "moderación" del impuesto estatal tiene el potencial de eliminar el ímpetu para hacer legados.
  • La comunicación multigeneracional ha comenzado a cambiar los legados a varios beneficiarios.
  • Potencial aumento en las donaciones legadas en el futuro debido a la población que envejece.
  • Gran transferencia generacional de patrimonio.
Corporación
  • La tasa tributaria corporativa podría aumentar en el futuro, lo que disminuiría las donaciones corporativas.
  • Las donaciones han aumentado para las causas benéficas como un cambio de enfoque en la responsabilidad social corporativa.
Fundaciones
  • La deducción máxima de ingresos brutos anuales para activos que no sean en efectivo es 10 % menos para fundaciones privadas que para donaciones entregadas a entidades benéficas públicas.
  • El aumento del mercado de capital global en la última década incrementó el valor del mercado de muchas fundaciones.

 

Acerca de nosotros

Grupo de práctica nacional de organizaciones de dotaciones y fundaciones

El Endowment & Foundation National Practice Group (Grupo de práctica nacional de organizaciones de dotaciones y fundaciones) se basa en nuestro compromiso de larga data con la filantropía y se enfoca en dotaciones, fundaciones privadas y públicas, así como en organizaciones sin fines de lucro.  Nosotros procuramos ayudar a estas organizaciones a abordar sus diversos desafíos de inversión, distribución y conservación de capital. Para obtener más información, por favor comunícate con Henri Cancio-Fitzgerald al 704-551-2843 o henri.fitzgerald@pnc.com.

 

Hablemos

Nuestras soluciones se pueden adaptar para satisfacer tus necesidades particulares.

Contáctanos »



Versión accesible de los cuadros


Gráfico 1. Donaciones a entidades benéficas en 2020

Tipo de donante Tasa de crecimiento  
Legados 9.00 %  
Fundaciones 19.00 %  
Corporaciones 4.00 %  
individuos 69.00 %