Los inversionistas institucionales siguen enfrentándose a un panorama complicado al tomar decisiones financieras y decisiones de inversión en nombre de sus organizaciones. La directora de inversiones de PNC, Amanda Agati, CFA, dirigió una conversación sobre las tendencias de inversión clave en nuestro seminario web “Estado de las organizaciones sin fines de lucro de 2021”. En este artículo, analizamos tres temas que se abordaron en dicha conversación.

1) La encuesta indica

Gráfico 1. Respuestas al enunciado: “Espero que los mercados de inversión ____ en 2022”[1]

 

Fuente: PNC; datos al 09/21/2021; n = 354 encuestados

Ver la versión accesible de esta tabla.

  • En nuestro seminario web “Estado de las organizaciones sin fines de lucro”, pedimos a los asistentes que imaginaran el futuro y pronosticaran los retornos de los mercados en 2022. La mayoría contestaron que esperaban que hubiera poco movimiento o estabilidad en 2022, lo cual indica un perfil de retorno más débil para las carteras de inversión en comparación con los retornos explosivos que se generaron en los últimos doce meses. Claramente, esto es un reflejo de la cautela de los inversionistas a corto plazo, aunque hay algunos posibles destellos de esperanza con respecto a la evaluación de las numerosas corrientes cruzadas que siguen golpeando el panorama económico y de inversión.
  • Dado que el índice S&P 500 tuvo un aumento superior al 100 % desde el nivel bajo que se observó en marzo de 2020 (al 21 de septiembre de 2021), en nuestra opinión, los mercados de capital se ubican en un punto de inflexión clave. Para que las acciones asciendan de forma considerable en lo sucesivo, los mercados necesitan catalizadores nuevos, como la reaceleración del crecimiento económico o del crecimiento de las ganancias, o mejoras continuas con respecto a la contención de la pandemia por COVID-19. Los indicadores económicos fundamentales deben tomar las riendas de la intervención sin precedentes de las políticas observadas en los últimos 18 meses.
  • Aunque la expansión económica podría estar superando su nivel más alto en términos de su tasa de aceleración después de su nivel bajo generado por la pandemia, una situación de “crecimiento máximo” no es lo mismo que una situación “sin crecimiento” o una situación de “crecimiento negativo”. Creemos que todavía queda suficiente margen para que los mercados y la economía tengan crecimiento en lo sucesivo, aunque el ritmo vertiginoso que se ha observado es insostenible. Este no es un mensaje con tendencia a la baja. Solo se trata de un reflejo de cuan lejos y rápido los mercados se han recuperado a la fecha, así como un reflejo de que habrá un ritmo de crecimiento más lento en la siguiente etapa de la recuperación.

2) A través de la perspectiva de nuestro proceso de inversión: el ciclo económico, la valoración y los aspectos técnicos

  • Si bien el consumidor permanece en una posición sólida en función de las tasas de ahorro máximas históricas, los puntos de datos de mayor frecuencia siguen indicando que el consumidor aún no ha reanudado los hábitos de gasto que tenía antes de la pandemia pues, aunque la brecha se ha reducido, en nuestra opinión, sigue habiendo una divergencia considerable entre la economía general y los mercados financieros.
  • Las encuestas de confianza siguen estando muy alejadas de los niveles previos a la pandemia, lo cual es notable pues la confianza y el optimismo normalmente siguen al rendimiento del mercado de valores. Esto nos indica que la demanda acumulada quizás no cumpla las ambiciosas expectativas actuales de la mayoría de los participantes del mercado en el corto plazo.
  • Los extraordinarios estímulos monetarios y fiscales siguen generando valoraciones elevadas en todo el universo de activos múltiples. No obstante, las acciones siguen siendo atractivas en comparación con los bonos debido a las bajas tasas de interés y al hecho de que los diferenciales de crédito se acercaron a niveles mínimos históricos.
  • Los mercados de capital y los de renta fija permanecen en un régimen de alta volatilidad, pero ese trasfondo no significa que esperemos ver retornos negativos. Solo significa que las oscilaciones más grandes que lo normal en los precios, como las que se han observado durante todo el 2021, seguirán siendo la norma y no la excepción. Por lo tanto, los inversionistas deben prepararse camino al cierre del año, especialmente a medida que se levantan los aires de cambio políticos.

3) El camino a seguir

  • Somos optimistas en cuanto a que los mercados continuarán “abriéndose paso al otro lado”, aunque, en nuestra opinión, la economía mundial aún tiene cierto camino por recorrer para ponerse al corriente. A medida que el crecimiento económico mundial sigue mejorando, las condiciones financieras deben seguir siendo increíblemente favorables para las acciones mundiales, incluso ante un trasfondo de política monetaria y fiscal menos ultraadaptable.
  • Con miras hacia el futuro, seguimos mostrando cautela con respecto a la renta fija básica y a las acciones de valor estadounidenses de baja capitalización, al mismo tiempo que mantenemos un sólido convencimiento con respecto a las acciones orientadas al crecimiento, las acciones y deuda de los mercados emergentes, los generadores de dividendos de calidad y las exposiciones REIT selectas especializadas.
  • Estamos empezando a observar el paso de la más reciente oleada de la pandemia, así que, a medida que algunas partes del mundo vuelven a dejar las restricciones, esto debe ayudar a despejar el camino para poner un mayor énfasis en los indicadores económicos fundamentales y, con suerte, proporcionar un refuerzo adicional para el crecimiento económico mundial.

Para más información, comunícate con tu asesor de inversiones de PNC. Para ver una reproducción completa del seminario web, consulta este enlace.


Versión accesible de los cuadros

Gráfico 1. Respuestas al enunciado: “Espero que los mercados de inversión ____ en 2022”

Proyecciones de inversión

Porcentaje de participantes

Disminuyan considerablemente

7 %

Disminuyan un poco

24 %

Permanezcan relativamente estables

21 %

Aumenten un poco

40 %

Aumenten considerablemente

8 %