Ciertos activos son bastante líquidos, como el dinero en efectivo que se mantiene en una cuenta de cheques o en una cuenta de ahorros. Otros no lo son, como la propiedad o el inventario.

La liquidez de tu empresa es una métrica clave que los bancos y otras fuentes de financiamiento usan para determinar cuánto prestar. Los activos líquidos, además, apoyan las operaciones diarias y pueden servir como fondos de emergencia si ocurre algo inesperado, como la pandemia mundial del COVID-19, que puede afectar directa o indirectamente a tu empresa, lo que incluye la pérdida de un cliente importante o la insolvencia de este.

Las tres reservas de liquidez

Considera que tu dinero en efectivo se encuentra en tres recipientes: dinero en efectivo para operaciones diarias, dinero en efectivo de reserva y dinero en efectivo estratégico.

  1. El dinero en efectivo para operaciones diarias es lo que necesitas para que tu empresa opere diariamente o mensualmente. Por lo general, esta reserva de dinero en efectivo se mantiene a través de los productos más líquidos, por ejemplo, las cuentas de cheques y los productos de traspaso automático de fondos.

  2. Necesitas tener a la mano dinero en efectivo de reserva para arreglártelas durante una interrupción de tus operaciones. En este caso se puede emplear una gama de productos dependiendo de la capacidad que tu organización tenga para pronosticar los flujos de efectivo diarios, semanales y mensuales.

  3. El dinero en efectivo estratégico normalmente se invierte a largo plazo. Se puede acumular con el tiempo para un uso específico, como un gasto de capital o una adquisición. O bien, quizás tengas planes de apoyar la consolidación y los objetivos generales de tu organización a través de inversiones con un plazo más largo. Dado que el horizonte de inversión es mucho más prolongado, podrías considerar el uso de títulos de renta fija, fondos mutuos, certificados de depósito (CD), bonos o cuentas administradas por separado para lograr mejores resultados.

Cómo administrar las tres reservas

La siguiente tabla es una representación visual para ayudarte a pensar en estas categorías y en tu dinero.

  Dinero en efectivo para operaciones diarias Dinero en efectivo de reserva Dinero en efectivo estratégico
Descripción Entradas y salidas diarias de saldos de depósito Dinero en efectivo excedente adicional a las operaciones diarias (un “colchón”) Liquidez a plazo más largo que se puede destinar a un propósito especifico
Objetivos clave Seguridad y facilidad; inversiones conservadoras Conveniencia y eficiencia; inversiones líquidas a corto plazo Rendimiento y diversificación; cabe la posibilidad de estar dispuesto a aplicar un incremento marginal al riesgo
Estrategia típica de administración Administración pasiva Administración autodirigida Cliente activo o solución administrada
Soluciones intermedias Menores rendimientos de liquidez, pero conservación de capital más alta Riesgo de capital intermedio y rendimiento intermedio Riesgo de capital más alto y rendimientos más altos
Productos típicos Cuentas de cheques o productos de traspaso automático de fondos Fondos del mercado monetario o certificados de depósito (CD) Fondos mutuos, fondos de bonos, CDs o títulos de renta fija

 

Tasas y entorno económico actual

El entorno de las tasas de interés actual tiene los rendimientos de los bonos del Tesoro en niveles históricamente bajos. Cuando la Reserva Federal redujo las tasas de interés del rango de 1.25 % a 1.50 % al rango de 0.00 % a 0.25 % a principios de marzo de 2020, tanto los rendimientos a corto plazo como los rendimientos a largo plazo disminuyeron y se comprimieron. A partir de abril de 2020, los principales economistas y pronosticadores esperaban que la totalidad de la curva de rendimiento de bonos del Tesoro hasta 10 años permaneciera por debajo del uno por ciento hasta el primer trimestre de 2021, inclusive.

Los rendimientos de otros instrumentos que generan intereses se han desplomado uno tras otro, ya que los títulos de agencias estadounidenses, los instrumentos negociables A-1/P-1 y los fondos del gobierno y los fondos preferenciales del mercado monetario ofrecen retornos históricamente bajos. Si la Reserva Federal mantiene tasas de interés bajas como se espera para el futuro inmediato, existe la posibilidad de que dichos rendimientos no tengan una revalorización significativa.

Dado que los tres instrumentos de reserva de liquidez brindan una diferencia mínima con respecto a la recuperación de rendimiento entre una opción y otra, las compañías deben preguntarse: “¿Vale la pena el rendimiento creciente que estoy ganando en comparación con el incremento relacionado con el riesgo de crédito, de capital y de duración?”.

Reacción corporativa y soluciones intermedias entre el riesgo y la recompensa del producto

En el entorno actual e inmediato, se pronostica que las tasas seguirán siendo bajas (en relación con sus niveles históricos) y comprimidas en la totalidad de la curva de rendimiento. Debido a esto, muchas organizaciones han decidido renunciar al riesgo de capital y de liquidez que generalmente se relaciona con los productos de inversión que tradicionalmente tienen un rendimiento más alto, como los títulos de renta fija y los CDs, en favor de los instrumentos de inversión altamente líquidos que conservan el capital, como los fondos mutuos del mercado monetario y los productos bancarios (cuentas de depósito a la vista [DDA] que generan intereses, DDA que no generan intereses, servicios de traspaso automático de fondos y cuentas a la vista del mercado monetario).

Estos fondos mutuos del mercado monetario y productos bancarios ofrecen un riesgo de capital mínimo cero, liquidez el mismo día o al día siguiente y rendimientos mínimamente distintos a los que ofrecen los productos y los títulos de inversión con valor del activo neto (NAV) variable.

Además, en el caso de las organizaciones que pretenden compensar sus cargos de administración de tesorería, la tasa de crédito por ganancias ha demostrado ser una herramienta útil. Las tasas de crédito por ganancias normalmente disminuyen con más lentitud que las tasas que generan intereses en un entorno de tasas bajas o decrecientes, lo que permite a las organizaciones recuperar un “rendimiento” adicional al compensar una mayor cantidad de dólares teóricos de cargos en comparación con el pago de intereses que recibirían.

Opciones para aumentar el rendimiento del dinero en efectivo estratégico

En caso de que una organización tenga un excedente de dinero en efectivo estratégico, el mercado actual presenta una oportunidad para aumentar el rendimiento de las tenencias de dinero en efectivo. Debido a que las tasas de interés generales han disminuido, los rendimientos de los bonos corporativos de calificación A han aumentado por la presión agregada que se ha impuesto a los mercados de crédito. Aunque los rendimientos de los emisores que históricamente han demostrado estabilidad y solidez llegaron a su máximo nivel en marzo de 2020, muchos emisores siguen experimentando la necesidad de acceder a los mercados de capitales de deuda con tasas más altas que las establecidas anteriormente. En caso de que una organización tenga la disposición de aceptar el riesgo crediticio, está disponible la oportunidad de mejorar el rendimiento al invertir en el mercado de bonos corporativos.

Preguntas importantes a tener en cuenta

Es importante recordar que cada organización es diferente y que el mejor instrumento de inversión para una compañía quizás no sea el mejor para otra. Las preguntas importantes que las organizaciones deben plantearse al momento de manejar su dinero en efectivo son las siguientes:

  • Dado el entorno actual, ¿cuánto dinero en efectivo operativo y de reserva necesito tener a la mano?
  • ¿Cuáles son mis flujos de caja y necesidades de dinero en efectivo proyectados?
  • ¿Qué permite mi declaración de política de inversión?
  • ¿Cuánto tiempo y energía puedo dedicar a la administración del dinero en efectivo?
  • ¿Qué tanto riesgo estoy dispuesto a aceptar?

En PNC, combinamos una gama más amplia de recursos financieros con la comprensión más profunda de tu empresa para ayudarte a lograr tus metas. Para obtener más información, ponte en contacto con tu gerente de relaciones o visita el sitio pnc.com/businessresiliency.