En años recientes, muchas compañías han reducido al mínimo o congelado el gasto y las inversiones. Sin embargo, la presión de seguir siendo competitivos en el mercado mundial hace que no sea realista postergar las mejoras en cuanto a la tecnología y las operaciones a largo plazo. Para muchos, es el momento de determinar cuáles son las inversiones iniciales que tienen más sentido en términos estratégicos, así como la forma de financiarlas. Hemos echado un vistazo a algunos enfoques creativos.

El equipo es tan importante para el éxito de tu compañía como el capital intelectual y la solidez de la dirección. La pregunta es si estás aprovechando su valor para ofrecer máximos beneficios al ampliar tus operaciones, aumentar la productividad o sustituir el equipo obsoleto.

El financiamiento de equipo correcto es capaz de controlar los costos de infraestructura, aprovechar el capital de trabajo, conservar el flujo de caja y manejar eficazmente la obsolescencia del equipo.

Estructuración de un préstamo tradicional

En un entorno en el que las tasas de interés siguen siendo bajas, muchas compañías están optando por comprar equipo al utilizar su línea de crédito bancaria actual, un préstamo a plazos tradicional o, en algunos de los casos, dinero en efectivo. Sin embargo, quizás no te des cuenta que un préstamo se puede estructurar de una forma distinta a la fórmula de interés, plazo y capital.

  • Estructurar un pago global al final del préstamo a plazos puede agregar beneficios de flujo de caja y brindar cobertura contra pérdidas y ganancias de una venta en un mercado volátil de equipos usados.
  • Un componente que solo tenga intereses al inicio del plazo puede permitir que la nueva unidad de equipo aumente su rendimiento y puede permitirte aumentar tus desembolsos de dinero en efectivo.
  • Calificar para el 100 % del financiamiento para la adquisición de tu equipo te puede permitir obtener financiamiento sin preocuparte por el cálculo del valor de la liquidez ni por el pago inicial en efectivo.

Un préstamo creativo puede ayudar a controlar los costos de infraestructura, aprovechar el capital de trabajo de una mejor manera, conservar el flujo de caja y manejar eficazmente la obsolescencia del equipo.

La opción de arrendamiento

El uso del equipo, no la propiedad de este, es lo que te hace ganar dinero.

Un arrendamiento debidamente estructurado te permite adquirir equipo a una tasa fija por un periodo de tiempo fijo sin tener que comprarlo completamente.

Al arrendar, puedes evitar muchas de las dudas relacionadas con la propiedad, lo que te permite enfocarte en utilizar el equipo para dirigir tu negocio eficazmente.

Además, cuando evalúas el verdadero ciclo de vida de un activo, es posible que sea evidente que el arrendamiento se ajustará mejor a tus necesidades que un préstamo. Debes considerar la elección del momento oportuno, así como la forma en que se utilizará el activo que vas a adquirir. ¿Se trata de una computadora portátil que permanecerá en el escritorio de una persona durante tres años o una fresadora que podría estar atornillada al piso durante 20 años? ¿Qué opciones tienes una vez que el equipo se vuelva obsoleto?

Un arrendamiento estructurado adecuadamente puede proporcionar financiamiento de hasta el 100 por ciento, lo que te permite reinvertir el dinero en efectivo que has ahorrado en otra área de tu compañía, como en investigación y desarrollo (R&D), marketing o tecnología.

Además, los arrendamientos pueden brindar menores costos de préstamo, ofrecer plazos más prolongados y generar un mejor retorno sobre los activos en comparación con las opciones tradicionales o alternativas de financiamiento.

El arrendamiento puede mejorar el flujo de caja

El flujo de caja puede ser el componente más importante de tu empresa, y también puede ser el segundo y el tercero más importante. El arrendamiento, entre otras estrategias de financiamiento de equipo, puede suponer el mayor beneficio de flujo de caja debido a la posición residual que asume el prestamista.

Además, al obtener un beneficio de depreciación fiscal que quizás actualmente no estés aprovechando, puedes generar un impacto positivo adicional en tus obligaciones mensuales.

Beneficios de los arrendamientos fiscales

Uno de los principales beneficios del arrendamiento es el beneficio fiscal. Al emplear un arrendamiento fiscal, puedes intercambiar los beneficios fiscales con tu proveedor de financiamiento de equipo y generar una tasa implícita más baja sobre el arrendamiento, normalmente por debajo de la tasa de un préstamo a plazos convencional.

Otra ventaja es que puedes deducir los gastos totales del pago del alquiler completo y así te beneficias de una tasa más baja al mismo tiempo que mantienes cierta exención tributaria.

Los arrendamientos fiscales también son muy populares entre las compañías que tienen limitaciones de gastos de capital debido a convenios o a restricciones de emisión de bonos. Al emplear una transacción que no figura en el balance general, la compañía aún puede crecer al adquirir el uso del equipo necesario sin infringir las restricciones que se les haya impuesto.

El arrendamiento puede mejorar la liquidez

El arrendamiento ofrece una alternativa para recaudar capital debido a que tu proveedor de financiamiento de equipo invierte su dinero en los activos que se deprecian, mientras tú puedes destinar tu flujo de caja a otras áreas y actividades que pueden generar un mayor retorno de inversión.

Este enfoque, en el que “pagas por lo que utilizas”, te puede permitir obtener de tu presupuesto más de lo que creías posible.

Cómo elegir el proveedor adecuado

Al considerar estas soluciones de financiamiento de equipo para tu presupuesto de gastos de capital, así como para tu actual base de activos, tienes la oportunidad de generar un impacto positivo en el flujo de caja y liquidez de tu empresa.

Las épocas como esta requieren pensar de maneras nuevas. Un proveedor de finanzas con experiencia que comprenda el valor de tu equipo y las metas de tu empresa te puede ayudar a enfrentar los desafíos actuales y buscar las oportunidades futuras de una manera más eficaz.

Para más información, ponte en contacto con tu ejecutivo de desarrollo empresarial o visita pnc.com/ef.