Después de superar numerosos ciclos de tasas de interés, los últimos 90 días han molestado a muchos participantes del mercado y prestatarios. En su mayor parte, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) ha proporcionado aumentos y disminuciones de tasas relativamente predecibles durante los últimos 20 años, con pocas excepciones. Asimismo, los participantes del mercado y los economistas han estado generalmente de acuerdo con la tendencia direccional. ¿Esta vez es diferente? Estamos en un período de falta de consenso material entre los emisores/prestatarios, la Reserva Federal (Fed), los participantes de futuros de la Fed y los economistas. Después de diez años de estar convencidos de que las tasas aumentarían, el mercado en general no puede unirse en torno a un consenso sobre las tasas.

Por ejemplo, el rendimiento del Tesoro de EE. UU. a 10 años (UST) desde el 8 de noviembre de 2018 hasta el 3 de enero de 2019 disminuyó del 3.238 % al 2.554 % mientras que la LIBOR a 1 mes aumentó del 2.300 % al 2.522 %. Este movimiento, junto con la filtración de ciertos datos económicos, ha incitado a muchos participantes en el mercado a dar marcha atrás respecto a las expectativas de subidas de la tasa del FOMC en 2019. La probabilidad implícita de subidas de la tasa de la Reserva Federal en noviembre sugería al menos dos subidas en 2019. En 90 días, la probabilidad implícita es mixta, ya que algunos esperan una subida de la tasa y otros esperan un recorte de la tasa. 

El viejo adagio es cierto, las tasas suben y las tasas bajan. Entender cómo impacta en tu balance general, cómo manejarte a través del ciclo de las tasas y cómo prepararte para aprovechar las oportunidades del mercado, son puntos importantes que considerar. A continuación, se presentan algunos puntos clave y consideraciones mientras vivimos en medio de estos tiempos inciertos.

Nro. 1 Volatilidad

Para la mayoría de los prestatarios, la volatilidad crea mucha angustia e incertidumbre. Y mientras que una reacción automática puede ser eliminar la volatilidad por completo, hacerlo puede tener un costo prohibitivo ya que el costo está altamente correlacionado con la volatilidad (por ejemplo, comprar un seguro después de que la casa se quema).

Es razonable esperar que la volatilidad continúe siendo inherente a nuestra estructura de tasas, particularmente dada la inteligencia artificial impulsada por las operaciones, los algoritmos y las restricciones regulatorias de los agentes en torno a la creación de mercados y su impacto en la liquidez. Las opciones, por definición, son un producto financiero basado en la volatilidad y pueden añadirse a la composición de una cartera de deuda. En la mayoría de los casos, los prestatarios ya han adquirido una opción en su cartera pasiva de bonos a tasa fija con bonos rescatables. Un concepto similar puede aplicarse también a una cartera de cobertura. Y mientras que una cobertura actualmente en curso puede no tener ninguna opción, los prestatarios podrán añadir productos basados en opciones a su cartera de pasivos, que cuando se toman en su conjunto con los contratos de cobertura existentes, presentan características muy similares a un bono rescatable. 

Hay momentos oportunistas de compra o venta de volatilidad, que tienden a ser contrarios al consenso general del mercado. Cuando el mercado espera que las tasas suban, como se evidencia en la curva a futuro, comprar una opción para cancelar una obligación de tasa fija tiende a ser más baja en una base relativa y viceversa. ¿Qué pasa con el mercado actual? Desde una perspectiva histórica de 15 años, la volatilidad de las opciones es menor que su promedio. Dada la horizontalidad de la curva y basándose en la perspectiva de las tasas de un prestatario, se puede comprar o vender la opción a niveles relativamente atractivos para reinar en la volatilidad.

Nro. 2 Flexibilidad

La flexibilidad viene en muchas formas. Como se ha dicho en el párrafo anterior, las opciones pueden permitir al prestatario cierta flexibilidad. La flexibilidad tiende a tener algún costo, aunque hay estrategias para optimizar y mantener la flexibilidad de manera eficiente. 

Uno de los principales beneficios de utilizar productos de cobertura es la capacidad de acceder a la mejor fuente de capital y la capacidad de gestionar el riesgo de las tasas. Mientras que la financiación bancaria ha sido la fuente de capital más popular durante la última década, los mercados de capital están ofreciendo algunas eficiencias de financiación que no se ven en el mercado bancario. El mantenimiento de documentos de naturaleza multimodal permite al prestatario alternar entre los mercados y los modos de tasas, manteniendo así la flexibilidad y la agilidad dentro de una cartera de deuda. Asimismo, los prestatarios pueden posicionar su sensibilidad a los movimientos de las tasas, independientemente del capital financiado, utilizando pagadores o receptores de tasas fijas para optimizar mejor su composición de tasas fijas a variables.

Nro. 3 Enfoque láser holístico

Si bien algunos prestatarios pueden emitir deuda a una tasa fija y llegar a la conclusión de que su organización está protegida contra cualquier cambio en las tasas, esa conclusión solo aborda un aspecto simple del balance. Como la mayoría de los directores financieros y tesoreros saben, el balance de la empresa es más dinámico y la interrelación entre los activos y pasivos de las partidas puede ser compleja.

Mientras que algunas relaciones del balance pueden compensarse, algunas relaciones pueden no ser obvias. Tomemos el ejemplo anterior con una deuda de tasa fija del 100 % (tradicional o sintética).  Supongamos en este ejemplo que una deuda indirecta acecha en el balance en forma de un pasivo por pensiones no financiadas. ¿Qué sucede cuando las tasas caen? Se produce un efecto espiral a la baja (o espiral ascendente del pasivo no financiado). La tasa de rendimiento real de las inversiones en pensiones no alcanza la tasa de rendimiento supuesta. Y lo que es más importante, la tasa de descuento utilizada para calcular el valor actual del pasivo cae, ejerciendo una presión ascendente sobre el pasivo; creando colectivamente un impacto doble. Si se utiliza la curva LIBOR para realizar el descuento con un plazo de 15 años, un pasivo no financiado de $50,000,000 aumentaría en $1,600,000, añadiendo un poco más del 3 % de acumulación a la marca. Cuando se adopta un enfoque de cartera para los pasivos directos e indirectos, una cierta o mayor exposición a la tasa flotante (natural o sintética) podría ser beneficiosa. Por el contrario, las carteras de renta fija son susceptibles a las alzas de tasas, mientras que las valoraciones de las carteras caen.

Beneficios del análisis holístico

El mensaje es simple. El riesgo de la tasa (ya sea hacia arriba o hacia abajo) es difícil de identificar cuando se observan los componentes del balance en los silos. Dar un paso atrás y mirar el balance general en su totalidad de manera holística puede ayudar a identificar el riesgo verdadero de la tasa de interés de la empresa. Dependiendo del riesgo de tasa identificado y la sensibilidad, de la tolerancia al riesgo, de la perspectiva de la tasa y de los objetivos de mediano y largo plazo de la organización, los productos de cobertura están disponibles para recalibrar el balance para cumplir con los objetivos de la institución para mitigar contra una subida o caída de las tasas de interés.


Para obtener más información, por favor comunícate con tu gerente de relaciones o completa un Formulario de contacto sencillo y nosotros nos comunicaremos contigo.