Foto del 2018

Durante la última década, PNC ha recibido el reconocimiento como uno de los “Mejores lugares para trabajar para la igualdad LGBTQ” por parte de la Campaña de Derechos Humanos (HRC). Es una distinción que tiene origen en el trabajo de mucho tiempo del banco con la Campaña de Derechos Humanos, que ha dado lugar a políticas inclusivas, así como su proprio compromiso para ofrecer un entorno justo y equitativo para los miembros de la comunidad LGBTQ+.

La Medida del Éxito

Cada año, la Fundación de la Campaña de Derechos Humanos mide el avance relacionado con la inclusión de las personas LGBTQ+ en el lugar de trabajo mediante su Índice de Igualdad Corporativa (CEI, por sus siglas en inglés) anual, que es una herramienta de referencia para evaluar y promover las políticas, mejores prácticas y beneficios de los empleadores en lo que se refiere a las comunidades LGBTQ. Las compañías que obtienen un puntaje de 100 en la encuesta son reconocidas entre los “Mejores lugares para trabajar para la igualdad LGBTQ+.

“Construir una cultura inclusiva es un proceso, y estamos comprometidos a fomentar un entorno de confianza y seguridad”, afirma Gina Coleman, directora de diversidad de PNC. “Creo que la posición de PNC en cuanto a la diversidad, la igualdad y la inclusión se encuentra bien alineada con el trabajo de defensa y políticas que lleva a cabo la Campaña de Derechos Humanos, y continuaremos con nuestros esfuerzos para implementar políticas y prácticas LGBTQ+ que apoyan a los miembros de estas comunidades.

Al utilizar las pautas del Índice de Igualdad Corporativa de la Campaña de Derechos Humanos, las empresas pueden ayudar a asegurar que su infraestructura de políticas y beneficios existentes sean incluyentes para los empleados LGBTQ+ y sus familias.

Contribuir a las Comunidades Orgullosas

PNC trabaja para cultivar un entorno de inclusión en el lugar de trabajo, y más allá, de muchas maneras distintas.

PNC Proud, el grupo de recursos empresariales de empleados del banco para empleados de la comunidad LGBTQ+ y sus aliados, presume de 12 capítulos a través de todo el banco, que no solo contribuyen a la cultura laboral, sino también a las comunidades en las que trabajan y viven. Eso incluye el patrocinio de eventos que celebran y apoyan a los miembros LGBTQ+ y sus iniciativas.

Varios patrocinios de eventos benéficos recientes incluyen los siguientes:

  • Atlanta Pride (Comité de Atlanta Pride)
  • Out!Raleigh Pride (Centro LGBT de Raleigh)
  • North Jersey Pride's 2020 Pride Season (North Jersey Pride Inc.)
  • Stonewall Columbus Pride March and Festival (Stonewall Columbus Inc., Ohio)

PNC también ha trabajado con organizaciones, como Reaching Out MBA[1], Out and Equal[2] y Lavender Law [3], en cuanto a la defensa, mentoría y reclutamiento. Los abogados de PNC también han ofrecido su tiempo como voluntarios a través de Name Change Project.

Valorados y Protegidos

Antes de que PNC comenzara a trabajar con la Campaña de Derechos Humanos, trabajó con organizaciones estatales y locales de todo el país contra los esfuerzos legislativos de restringir los derechos de las personas LGBTQ+.

“Obviamente defendemos en representación de asuntos bancarios, legislativos y regulatorios fundamentales, pero también nos involucramos como miembro activo de las comunidades a las que servimos. A veces, eso nos lleva a asuntos de defensa, ya sean asuntos importantes para nuestros empleados o las comunidades más amplias en las que vivimos y trabajamos”, expresa Thomas Lamb, vicepresidente sénior y director general de asuntos gubernamentales de PNC.

“Durante al menos una década, hemos trabajado con la Campaña de Derechos Humanos para apoyar a la legislación vital en todo el país que protege a los miembros de la comunidad LGBTQ+. Esperamos que el resultado final sea que cada persona se sienta valorada y protegida”.

Como socio corporativo nacional de la Campaña de Derechos Humanos, PNC ha apoyado el trabajo de defensa de la organización en torno a las regulaciones estatales y se convirtió en signatario de la Coalición de Empresas Nacionales para la Ley de Igualdad, así como de la Declaración de Empresas sobre la Legislación Anti-LGBTQ Estatal.

Trabajo Profundamente Personal

Reymundo Ocañas, vicepresidente ejecutivo de la banca para el desarrollo de la comunidad en PNC, se ha desempeñado como miembro del consejo de la Fundación de la Campaña de Derechos Humanos desde el 2017, pero su participación en la Campaña de Derechos Humanos comenzó poco después de que él y su marido se casaran en el 2013.

“Nos casamos justo antes de que la igualdad de matrimonio se hiciera ley nacional”, recuerda Ocañas, quien reside en Houston. “Tuvimos que viajar a Nueva York porque la decisión de la Corte Suprema de Justicia de EE. UU. de reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo no se aprobó hasta el 2015, y en Texas no se permitían matrimonios entre personas del mismo sexo. Pudimos defender nuestros derechos a través de nuestra participación en la Campaña de Derechos Humanos”.

A pesar del impactante avance logrado, Ocañas destaca que el apoyo de PNC en las iniciativas de la Campaña de Derechos Humanos es fundamental.

“Es crucial reconocer que los desafíos para la comunidad LGBTQ+ continúan”, afirma. “Es más importante que nunca celebrar y aceptar la diversidad en nuestro país, y la Campaña de Derechos Humanos está en primera línea trabajando para asegurar que el camino hacia la verdadera igualdad no se vea obstaculizado”.