Durante la temporada de impuestos, los contribuyentes reúnen sus documentos de forma diligente y se dan a la tarea de completar los formularios y reunirse con los contadores. La temporada de impuestos puede resultar lo suficientemente estresante sin necesidad de agregarle las estafas perpetradas por los ladrones de identidad y los impostores que se hacen pasar por agentes del IRS (Servicio de Impuestos Internos).

Para ahorrarte un dolor de cabeza adicional, puedes tener un buen comienzo si comprendes las señales de advertencia y los consejos de seguridad para ayudarte a evitar las estafas comunes relacionadas con la declaración de impuestos.

Presenta tu declaración lo más temprano posible

Puedes ser víctima del robo de identidad en la declaración de impuestos, ya sea que tengas derecho a un reembolso o que le debas impuestos al gobierno. Esto sucede cuando los delincuentes obtienen tu información personal, como tu nombre, fecha de nacimiento y/o número de Seguro Social, y utilizan esa información para presentar una declaración de impuestos fraudulenta para obtener un reembolso y dirigir los fondos a su cuenta.

“El mejor consejo para defenderte contra este tipo particular de estafa relacionada con el reembolso de impuestos es muy simple: ¡presenta tu declaración lo más temprano posible!”, dice Ann Mele, vicepresidenta sénior de Operaciones de seguridad contra el fraude de PNC. “El IRS rechazará las declaraciones duplicadas presentadas bajo el mismo número de Seguro Social, por lo que es importante presentar tu declaración de impuestos legítima antes de que un ladrón de identidad pueda presentar una fraudulenta utilizando tu nombre o número de Seguro Social para reclamar un reembolso ilegítimo”.

Pídelo primero por escrito

En un tipo diferente de estafa, los delincuentes se hacen pasar por agentes del IRS y se comunican directamente con los contribuyentes, a los que les exigen el pago de impuestos que se supone adeudan. Pueden utilizar nombres de cargos que pueden parecer oficiales y mencionar parte de tu información personal que extraen fácilmente del Internet, tales como una fecha de nacimiento o dirección. Esta estafa se puede realizar mediante una llamada telefónica (vishing), un correo electrónico (phishing) o un mensaje de texto (smishing) en tu teléfono inteligente. A menudo te amenazan con multas, arrestos o embargos salariales si no cooperas. Esto es lo que necesitas saber:

  • El IRS NO ESTABLECE ningún contacto inicial con los contribuyentes a través del correo electrónico, los mensajes de texto o los canales de las redes sociales para solicitar información financiera o personal.1
  • El IRS SÍ te contacta primero por escrito a través del correo postal regular entregado por el Servicio Postal de los EE. UU.

“La mejor práctica es no responder llamadas telefónicas procedentes de personas o números desconocidos; déjalas que vayan a los mensajes de voz”, dijo Mele. “Si no has sido notificado previamente por escrito por el IRS de algún problema, cuelga las llamadas telefónicas y elimina los correos electrónicos y mensajes de texto que dicen ser de un agente del IRS”.

Lo más seguro es deshacerte de la presentación en papel por la digital

El IRS alienta a los contribuyentes a presentar declaraciones de impuestos utilizando opciones electrónicas y solicitar depósito directo para recibir un reembolso más rápido. Sin embargo, al hacerlo, ten en cuenta la seguridad:

  • No utilices Wi-Fi público al presentar tus declaraciones de impuestos;
  • Utiliza software de seguridad con protecciones de firewall y antivirus al acceder al Internet.
  • Utiliza contraseñas seguras para las cuentas en línea: deben tener al menos 10 caracteres alfanuméricos, mayúsculas y minúsculas y caracteres especiales. Nunca repitas las contraseñas en diferentes cuentas.
  • Siempre que esté disponible, agrega la autenticación de factores múltiples a tus cuentas en línea, como una autenticación biométrica (huella digital, reconocimiento facial) o un código de acceso de un solo uso enviado por mensaje de texto, correo electrónico o el teléfono; y
  •  No abras archivos adjuntos de correos electrónicos ni hagas clic en enlaces de correos electrónicos que afirmen ser del IRS. Si el IRS no te ha notificado previamente por escrito sobre un problema, cuelga las llamadas telefónicas y elimina los correos electrónicos que dicen ser de un agente del IRS.

“Si cuentas con documentos en papel que respalden tu preparación de impuestos, guárdalos en un lugar seguro para evitar que la información sensible caiga en las manos equivocadas”, dijo Mele. “Para mantener tu identidad segura, asegúrate de triturar recibos y documentos que no sean necesarios para respaldar los registros de impuestos”.

Encuentra más información disponible en el Centro de seguridad y privacidad en pnc.com/espanol (consulta Consejos para ayudar a evitar estafas relacionadas con el reembolso de impuestos) o visita Alertas al consumidor sobre estafas de impuestos del IRS1.