La reciente adquisición de BBVA USA por parte de PNC prepara el escenario para una de las mayores conversiones bancarias hasta la fecha y deja a PNC la responsabilidad de responder una pregunta fundamental sobre su futuro: ¿puede un banco construido sobre la base de una filosofía de banca para el público en general mantener ese enfoque al contar con una presencia grandemente ampliada?

La respuesta breve es: Sí.

Mantener el enfoque en la comunidad

Uno de los indicadores más sólidos del compromiso que PNC tiene con su modelo de banca para el público en general es su legado de haberse mantenido fiel a esta filosofía durante adquisiciones anteriores. Desde su fundación en 1852, PNC ha estado en una constante expansión mediante la combinación de crecimiento orgánico y adquisiciones estratégicas. Hoy en día PNC tiene más de 50 presidentes regionales que dirigen la toma de decisiones a nivel local en el centro del modelo de banca para el público en general de PNC que se extiende de costa a costa.

“Los presidentes regionales y equipos locales de PNC se centran de lleno en ofrecer los extensos recursos de un banco nacional principal, al tener el compromiso firme de atender a nuestros clientes y apoyar a las comunidades que atendemos”, dijo Louis R. Cestello, vicepresidente ejecutivo y director de mercados regionales de PNC. “Ya sea que se ofrezcan como voluntarios en organizaciones sin fines de lucro locales o que se encuentren haciendo compras en las pequeñas empresas que fortalecen a sus comunidades, nuestros directivos regionales están completamente inmersos en sus comunidades”.

Además de los productos y servicios que ofrecen, los presidentes regionales tienen la capacidad de brindar perspectiva y liderazgo locales para abordar necesidades específicas. Los líderes de mercado locales de PNC viven y trabajan en las comunidades a las que atienden y, como miembros activos de la comunidad, son capaces de observar los problemas locales y responder a estos a medida que se presentan, así como abordar el impacto local de los problemas de mayor alcance, lo que incluye la pandemia actual y los asuntos de justicia social, entre otros.

La adquisición de BBVA USA por parte de PNC ampliará su alcance a lo largo y ancho de las regiones sur y suroeste, así como en Alabama, Arizona, Texas, Nuevo México y California. El modelo de presidentes regionales de PNC permitirá que el banco siga aprovechando los talentos y las relaciones locales existentes para combinarlos con los talentos de los empleados experimentados de PNC para satisfacer las necesidades de sus clientes.

La adquisición acelera la expansión nacional de PNC y pone al banco en una posición en la que puede ofrecer sus productos y servicios, que son los mejores del sector, a un número de nuevos mercados y clientes.

“La expansión de los productos y servicios, en combinación con el compromiso continuo que tenemos con la tecnología y la innovación, sin duda beneficiará a los clientes de PNC en estos nuevos mercados”, dijo Mark Mistler, presidente regional de PNC para el área de Tucson y el sur de Arizona, quien se unió a PNC mediante la adquisición de BBVA USA. “Espero que la permanencia que mi equipo tiene en esta región en combinación con los recursos de PNC nos convierta en un atractivo socio financiero tanto para los clientes de la banca minorista como para los clientes de la banca comercial”.

Una cultura compartida

Una parte de ese modelo se refleja en el compromiso que PNC tiene con sus comunidades, el cual es dirigido por sus inversiones sostenidas en la educación de la primera infancia a través de PNC Grow Up Great® y Crezca con Éxito. Desde el 2004, PNC Grow Up Great y Crezca con Éxito ha ayudado a los niños a tener un buen inicio en la escuela y en la vida mediante programas financiados por subvenciones, el desarrollo de recursos para padres y cuidadores y actividades de voluntariado por parte de los empleados de PNC. Hasta la fecha, la iniciativa ha atendido a más de 7 millones de niños en las comunidades que son atendidas por el banco.

De forma conjunta con la adquisición de BBVA USA, PNC anunció un plan de beneficios para la comunidad de $88 mil millones, el cual destinará fondos para préstamos hipotecarios, préstamos para pequeñas empresas e iniciativas para el desarrollo en la comunidad en comunidades de ingresos bajos y moderados (LMI) a lo largo y ancho de sus mercados. El plan es una iniciativa de varios años que también ampliará el acceso a los productos, servicios e instalaciones de PNC en las comunidades LMI.

“BBVA USA siempre se dedicó a brindar oportunidades financieras a nuestras comunidades”, dijo Susana Melendez-Valencia, presidente regional de PNC y directora de banca comercial del mercado fronterizo de Texas, quien también se unió a PNC tras la adquisición de BBVA USA. “Me entusiasma poder aprovechar los recursos de PNC, así como las iniciativas filantrópicas y de desarrollo comunitario de la institución, para beneficio de esta región y de nuestros clientes”.

Julie Sudduth, presidenta regional de PNC para el área de Houston, considera que la expansión del banco en Texas es una oportunidad para el crecimiento continuo. “PNC has ampliado significativamente su presencia en el estado, así como una gran cantidad de líderes locales en mercados individuales”, dijo Sudduth. “La adquisición de BBVA USA nos pone en cuarto lugar en la participación en el mercado de depósitos local y prepara el terreno para un futuro emocionante para todos nosotros”.

Una historia de compromiso

Si bien los antiguos empleados de BBVA USA como Mistler y Melendez-Valencia comparten un sentido de optimismo al convertirse en parte de la organización consolidada de PNC, los presidentes regionales actuales de PNC confirman sus expectativas. Jim Hansen, presidente regional del mercado de las Carolinas del este de PNC, se unió a PNC como parte de la última transición importante realizada por el banco, pues se unió a este tras la adquisición de RBC Bank USA en el 2012.

“Cuando PNC realizó la adquisición de RBC, reconocimos rápidamente que retener a esos creadores de relaciones y a la enorme cantidad de talentos que aportaban era la base de lo que ofrecemos a las comunidades”, dijo Hansen. “Por supuesto, ingresamos a regiones nuevas mediante la adquisición de instalaciones, aunque el impacto real se deriva del compromiso del equipo en sí y de la diferencia que siguen haciendo todos los días para nuestros clientes y la comunidad”.

Solo algunos años antes de que Hansen se uniera a PNC, el banco ejecutó una estrategia similar cuando anunció en el 2008 que realizaría la adquisición de National City Bank, el banco más antiguo de Cleveland conocido por su liderazgo comercial, el servicio a sus clientes y sus contribuciones a la comunidad. Actualmente, las sucursales y salas de juntas de PNC permanecen llenas de personas con talento y experiencia provenientes de dichas adquisiciones estratégicas.

Mirar hacia adelante

La presencia ampliada de PNC incluye algunos de los mercados de más rápido crecimiento del país. Esto incluye Phoenix, Austin, Dallas, Fort Worth y Houston, las cuales se encuentran entre las diez principales zonas estadísticas metropolitanas que han presentado el mayor crecimiento poblacional en la última década, según datos de la Oficina del Censo de EE. UU. La organización resultante será capaz de hacer uso de una franquicia nacional de costa a costa para atender a clientes minoristas y empresariales en 29 de los principales 30 mercados más grandes del país.

Aunque miles de millas separan la ubicación de la oficina original de PNC en Pittsburgh de las comunidades ubicadas a lo largo y ancho del suroeste, la implementación constante del modelo de atención local de PNC ofrecerá la capacidad de un banco nacional a todos los mercados, ya sea grandes o pequeños, con la perspectiva y la influencia del liderazgo local.