Evita los fines de semana.

La mayoría de los clientes compran los fines de semana, lo que hace que los concesionarios estén abarrotados con compradores potenciales. Probablemente tendrás más atención de parte del concesionario si compras durante la semana. Los días lluviosos o nevados también son días más lentos en los cuales un concesionario puede estar dispuesto a negociar un precio. 

Realiza la compra al finalizar el mes o el trimestre.

Los concesionarios y vendedores a menudo tienen cuotas de ventas que cumplir para ganar bonos. Es posible que estén más deseosos de hacer un trato a medida que se acercan sus fechas límite.

Debes estar atento a las ofertas en modelos anteriores.

Los fabricantes normalmente hacen el lanzamiento de nuevos modelos hacia finales del verano o al iniciar el otoño, por lo que es posible que los concesionarios deseen sacar los modelos más viejos para hacer espacio para los nuevos. Las opciones serán limitadas, pero probablemente los precios sean más flexibles.

Aprovecha los ahorros de fin de año.

Muchos concesionarios deben cumplir cuotas de ventas en diciembre a fin de reducir los cargos e impuestos sobre el inventario de fin de año. También, los descuentos en los automóviles convertibles son mejores en los meses de invierno.