Si vas a solicitar dinero prestado mediante una institución financiera para comprar una casa, adquirir un automóvil, pagar la matrícula de la universidad, abrir una cuenta de tarjeta de crédito o acceder a una línea de crédito, pagarás lo que se llama “interés” por hacer uso de dichos fondos. Y, aunque sepas que en ocasiones las tasas suben, en ocasiones bajan y en ocasionen no cambian de un año a otro, puede resultar útil conocer más sobre lo que es una tasa de interés y por qué las tasas de interés pueden variar.

A continuación encontrarás algunas de las preguntas comunes sobre las tasas de interés para ayudarte a entender cómo estas funcionan y qué impacto tienen en la economía.

¿Qué son las tasas de interés?

En términos simples, una tasa de interés es el costo de solicitar dinero prestado. Una manera de ver el interés es considerarlo como una “cargo de renta” por solicitar un préstamo. Hay dos supuestos que implican una tasa de interés entre un prestador y un prestatario. Cuando un consumidor solicita dinero prestado de un banco en forma de préstamo, la tasa de interés es el monto que el prestador cobra al prestatario, normalmente como porcentaje. La tasa se denomina tasa porcentual anual (APR). La tasa puede ser variable o fija. Una tasa de interés variable aumenta o disminuye a medida que cambian las tasas de interés del mercado. Una tasa fija no cambia sin importar las variaciones que haya en las tasas de interés del mercado.

Cuando un consumidor deposita dinero en su cuenta bancaria, por ejemplo, en una cuenta de ahorros, la cuenta del consumidor genera interés, ya que el banco utiliza el dinero y, en cierto modo, está tomando dinero prestado del consumidor. El banco pagará al consumidor una tasa de interés anual por utilizar dicho dinero temporalmente. Dicha tasa se denomina porcentaje de rendimiento anual (APY).

¿Qué es “la Fed”?

La Reserva Federal, o “la Fed”, como se le denomina comúnmente, es el banco central de los Estados Unidos y es una agencia gubernamental autónoma que no necesita aprobación alguna de parte de ninguno de los demás poderes del gobierno. La Fed estudia las tendencias económicas y toma decisiones de política monetaria al regular las tasas de interés y la disponibilidad del dinero. Además, la Fed supervisa y regula los bancos para asegurar que sean seguros y adecuados para guardar el dinero de las personas, y juega un papel fundamental en autorizar el pago de cheques y procesar pagos electrónicos, así como en la distribución de dinero físico a los bancos del país.

¿Cómo la Fed afecta las tasas?

Cuando escuches que la Fed ha decidido subir o bajar las tasas de interés, se está haciendo referencia a lo que se conoce como la tasa de los fondos federales, es decir, la tasa que los bancos se cobran entre sí por los préstamos. Dependiendo del estado en el que se encuentre la economía, la Fed puede ayudar a regularla al subir o bajar las tasas. Por ejemplo, la Fed puede subir las tasas de interés, provocando así que sea más difícil solicitar dinero prestado, con el fin de prevenir la inflación. Sin embargo, si la economía es lenta, la Fed puede bajar las tasas para alentar la solicitación de préstamos y el gasto para que el sistema siga operando.

Cuando la Fed sube las tasas, ¿cuáles son las consecuencias para la billetera del consumidor promedio?

Ya sea que vayas a solicitar dinero prestado, ahorrar o invertir, un incremento en la tasa te puede afectar. Si tienes un préstamo, tarjeta de crédito o línea de crédito con tasa variable, un incremento en la tasa puede aumentar tu pago mensual.

Si eres una persona que ahorra en una cuenta de ahorros o en un certificado de depósito (CD), es posible que con el tiempo empieces a ver reflejado un interés más alto en tus depósitos. Sin embargo, cualquier incremento inmediato probablemente sea mínimo, por lo que no debes esperar que haya cambios significativos en tu billetera de la noche a la mañana.

Entonces, ahora que sabes un poco más sobre cómo funcionan las tasas de interés, con suerte todo aumento o disminución que la Fed realice en el futuro tendrá más sentido.