Comprar un automóvil nuevo puede ser un proceso intimidante. Desde averiguar qué quieres a cómo vas a comprarlo, resulta fácil sentirse abrumado. Afortunadamente, tenemos algunos consejos para ayudarte antes de que procedas al financiamiento de tu próximo automóvil.

Empieza a ahorrar para el pago inicial con anticipación.

Lo mejor que puedes si piensas comprar un automóvil nuevo es comenzar a ahorrar para tu siguiente compra tan pronto como sea posible o en cuanto hayas liquidado tu préstamo para automóvil anterior. Un muy buen consejo es seguir “aportando un pago de automóvil” a tu cuenta de ahorros, de tal manera que, cuando sea momento de comprar tu siguiente vehículo, tengas dinero a la mano para dar un pago inicial considerable. Cuanto mayor sea tu pago inicial, menor será el pago mensual de tu automóvil.

Averigua exactamente qué tipo de automóvil puedes pagar.

El costo de comprar un automóvil nuevo implica mucho más que el precio de compra inicial. Asegúrate de averiguar exactamente qué tipo de automóvil puedes pagar y respeta tu presupuesto. No olvides tener en cuenta los gastos adicionales relacionados al momento de comprar un automóvil nuevo, como los impuestos y el registro, los aumentos a tu seguro de automóvil, así como cualquier costo adicional de mantenimiento automotriz relacionado con las mejoras de calidad, por ejemplo, neumáticos run flat o motores de alto rendimiento. Asegúrate de preguntar al vendedor sobre cualquier costo de mantenimiento automotriz inusual antes de tomar la decisión de comprar.

¿Vas a comprar un automóvil nuevo o uno que es nuevo para ti?

Financiar un automóvil nuevo no siempre significa comprar un automóvil nuevo sin estrenar, ya que en ocasiones esto significa comprar uno que sea nuevo para ti. Independientemente de si vas comprar un automóvil de un concesionario o de un particular, hay opciones de financiamiento de automóviles que se ajustan a tus necesidades.

Obtén aprobación para un préstamo para vehículos antes de ir al concesionario.

Una vez que sepas exactamente qué tipo de automóvil puedes pagar, el siguiente paso es determinar cuál es tu plan para pagarlo. Ser aprobado para un préstamos para vehículos, como el préstamo para vehículos Check Ready de PNC, te da la flexibilidad de comprar como si lo hicieras con dinero en efectivo y reduce el tiempo de transacción con el concesionario.

Domicilia el pago de tu automóvil.

Una vez que hayas comprado tu automóvil nuevo, ¡felicidades! No olvides configurar el pago automático para que nunca te saltes un pago.