Los mercados ascienden y descienden diariamente, incluso de una hora a otra, en función de una amplia variedad de eventos. De hecho, este tipo de volatilidad es esperada y debe formar parte de nuestra planificación de inversiones a largo plazo.

Sin embargo, cuando se producen eventos mundiales de mayor envergadura, y las noticias se centran en estos y en los impactos económicos que tienen en la economía mundial, es normal ponerse un poco nervioso con respecto al impacto inmediato que esto tiene sobre tus valores en cartera.

En esta época es de particular importancia mantenerte enfocado en tus metas y objetivos a largo plazo. Este enfoque a largo plazo puede ayudarte a evitar tomar decisiones emocionales y reacciones instintivas que podrían llegar a tener efectos negativos graves en tus resultados de inversión a largo plazo.

La inversión a largo plazo supera las crisis a corto plazo

Incluso los inversionistas más experimentados pueden sentir que los periodos de volatilidad extrema del mercado son inquietantes. Sin embargo, aunque el rendimiento pasado jamás representará una garantía de los resultados futuros, los asesores financieros profesionales saben que la historia ha demostrado que estos periodos de volatilidad extrema del mercado pasarán.[1]

El siguiente gráfico pone en perspectiva las caídas del mercado al ampliar la imagen. El rendimiento del índice S&P 500 se representa a lo largo de 50 años, desde 1970 hasta 2020. Los inversionistas que mantuvieron el rumbo habrían obtenido un retorno anual del 10.7 %[2] durante este periodo completo, incluso si hubieran mantenido la inversión durante cada una de las principales ventas generales del mercado.

Gráfico 1. Rendimiento del índice S&P 500 representado a lo largo de 50 años, 1970-2020

Fuente: Morningstar

Este gráfico muestra el crecimiento de 1 dólar americano invertido en grandes acciones de los EE. UU. a principios de 1970 y los cuatro principales descensos que ocurrieron en el mercado.

Tiempo en el mercado, sin cronometrarlo

La historia también nos indica que maximizar el tiempo invertido en el mercado con frecuencia es una mejor estrategia de inversión que la sincronización del mercado. La sincronización del mercado no solo es difícil, sino que tratar de hacerlo puede resultar costoso para los inversionistas. La siguiente tabla ilustra cómo perder tan solo unos cuantos de los mejores* días del mercado afecta los retornos anuales promedio durante un periodo de 20 años. Un inversionista que pierde incluso tan solo los 10 mejores días termina con menos de la mitad de lo que gana la cartera con inversión completa.

Rendimientos diarios a 20 años que terminan el 31/03/2022

Período de inversión Retorno promedio anual Valor de la inversión inicial de $10,000
Plenamente adquirido 7.1% $39,513
Si se pierden los mejores 10 días 3.0 % $18,122
Si se pierden los mejores 20 días 0.4 % $10,778
Si se pierden los mejores 30 días -1.8 % $7,001
Si se pierden los mejores 40 días -3.7% $4,737

Fuentes: Bloomberg L.P., PNC

*“Mejor” se define como el retorno más alto de un día del índice S&P 500. Fuente: Estrategia de inversión de PNC.

La diversidad amortigua la volatilidad

Debe considerarse que la volatilidad del mercado es la regla de inversión y no la excepción de esta. Es algo que se debe planificar y gestionar al mantener una cartera diversificada que coincida con tu tolerancia al riesgo, cronograma y metas de inversión a largo plazo.

Es por ello que mantener el rumbo durante los periodos de volatilidad del mercado a menudo es la estrategia más eficaz. Como se indica en el siguiente gráfico, las clases de activos que tienen el mejor (y el peor) rendimiento normalmente cambian de un año a otro, por lo que intentar adivinar cuál será la clase de activos con el mejor rendimiento en un año dado es prácticamente imposible. Una cartera diversificada puede aprovechar las clases de activos con mejor rendimiento y proporcionar retornos más consistentes. Debes tener en cuenta que ninguna estrategia de inversión, incluso la diversificación, puede garantizar la obtención de retornos positivos ni eliminar las posibles pérdidas.

Asignación de activos

Consulta nuestra tabla periódica de rendimientos históricos de las inversiones

Complementos de las carteras básicas diversificadas

Tu plan financiero probablemente incluye una variedad de tipos de inversión diseñados para ayudar a mantener tu cartera encaminada durante la baja de los mercados. 

Es posible que desees explorar, en colaboración con tu asesor financiero, otras soluciones tácticas en función de tus metas específicas, tu perfil de riesgo y tu horizonte temporal.

Estos pueden incluir:

Soluciones de protección contra caídas y soluciones de ingresos constantes: anualidades

Las anualidades pueden ayudar a proteger el crecimiento de los activos y proporcionar ingresos constantes. Algunas pueden incluso ofrecer una oportunidad de crecimiento vinculada a un índice con protección a la baja, en caso de que ese índice baje. También se pueden agregar cláusulas de beneficios en vida a algunas anualidades para proporcionar ingresos constantes de por vida, independientemente del valor de mercado de la cuenta.

Agregar una red de seguridad mediante reservas y pisos: pagarés estructurados

Los pagarés estructurados ofrecen flexibilidad a la hora de elegir el índice subyacente y el tamaño de la reserva. Una reserva más grande proporciona más protección contra las caídas a cambio de una menor rentabilidad potencial. Las reservas más pequeñas proporcionan menos protección contra las caídas a cambio de una mayor participación en los rendimientos del índice.

Reserva más grande (más protección contra las caídas) a cambio de un menor potencial

 

Reserva más pequeña (menos protección contra las caídas) a cambio de un mayor potencial al alza

Programa una cita con un asesor financiero de PNCI para planificar y prepararse

Equípate con un plan y una gestión profesional para hacer frente a la volatilidad del mercado con confianza. Nuestros asesores financieros están aquí para ayudarte a avanzar financieramente y mejorar tu bienestar financiero.