Cada día, los depredadores cibernéticos crean nuevos métodos engañosos para obtener información financiera privada de individuos desprevenidos. Una práctica común es el uso de mensajes de texto que incitan a las víctimas a hacer clic en enlaces de Internet o enviar información personal clasificada electrónicamente. Los hackers cibernéticos pueden perseguir tanto tu teléfono celular como tu bandeja de entrada de correo electrónico, por lo que es importante proteger tu información en línea. 

Los sistemas de fraude que te fijan como blanco a través de mensajes de texto se denominan “SMiShing”, nombrados inteligentemente tras el “servicio de mensajes cortos” (Short Message Service, SMS). El SMiShing es una técnica criminal cada vez más común que imita a las instituciones financieras y otras fuentes de confianza mediante el envío de mensajes de texto falsos.

Escritos hábilmente para engañar a los usuarios, estos textos le piden a los destinatarios que hagan clic en enlaces de Internet defectuosos o llamen a números de teléfono privados que llevan a la víctima directamente a las manos del criminal.

Elaborado para parecerse mucho a los enlaces legítimos de sitios web y los inicios de sesión, se hacen cambios sutiles de puntuación y caracteres para llevar a los usuarios a sitios infestados de programas malignos. Del mismo modo, los números de teléfono no verificados conectan a los usuarios con sistemas de automatización de voz fraudulentos, que normalmente solicitan información privada como números de seguro, números de cuenta, contraseñas, etc.

Al participar en actividades bancarias en un dispositivo móvil[1] como un teléfono celular o una tableta, hay muchas precauciones que puedes tomar para ayudar a mantener segura tu información privada.

1. No respondas a mensajes de texto sin confirmar que provienen de una fuente confiable.
Compartir información personal con una fuente no verificada puede poner en riesgo tu privacidad. Simplemente al responder a un mensaje de texto de “SMiShing”, los usuarios le confirman a los posibles hackers que el número de teléfono del destinatario está activo y posiblemente conectado a una cuenta bancaria activa.

2. No hagas clic en los enlaces de internet proporcionados.
Los hackers pueden disfrazar fácilmente enlaces peligrosos para parecer que son legítimos mediante el uso de URL (localizadores de recursos uniformes) normales. Si recibes enlaces de Internet por mensaje de texto, abstente de hacer clic y visita el sitio web principal de PNC para obtener más información.

3. Si tienes dudas, comunícate con PNC.
Para proteger mejor tu información personal y financiera, ten mucho cuidado al leer tus mensajes de texto y correos electrónicos, especialmente aquellos que solicitan información personal privada. Si te preocupa que un mensaje de texto o un correo electrónico con respecto a tu información financiera pueda ser fraudulento, comunícate con el Servicio al Cliente de PNC al 1-866-HOLA-PNC (1-888-762-2265) o en abuse@pnc.com.

  • Según la Oficina de Protección al Consumidor, la mayoría de los mensajes de texto de SMiShing llegan de remitentes de 5 dígitos, en lugar de números de teléfono típicos (ejemplo: 123-45 en lugar de (123) 456 7890).
  • Si eres víctima de un robo de identidad, es importante que tomes acción de inmediato. Si tienes cuentas en PNC, comunícate con tu sucursal o representante de cuenta, o llama a nuestro número de llamada gratuita al 1-866-HOLA-PNC de inmediato para reportar la situación.