Según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (National Association of Realtors), las mujeres solteras están adquiriendo viviendas a un ritmo que supera al de los hombres solteros, .[1] Y dado que un número cada vez mayor de mujeres se están convirtiendo en las proveedoras primarias de sus hogares,[2] también financian con más frecuencia las compras de viviendas compartidas.

“Para construir patrimonio, ser propietario de una vivienda es un paso importante”, expresa Susan Dwornick, una oficial de préstamos hipotecarios con sede en Ann Arbor, Michigan, quien cuenta con más de 16 años de experiencia en PNC. “Una vivienda será tu mayor activo, y el valor de esta seguirá aumentando”.

Tomar el primer paso en el área de bienes raíces puede abrir la puerta a oportunidades futuras, desde mejorar tu vivienda (y, por consiguiente, aumentar su valor) hasta adquirir propiedades de inversión. It’s also important for reaching financial equality for women — a gap that experts estimate will take 257 years to close, and an issue PNC is working to address with Project 257SM. La brecha de vivienda de género representa aproximadamente el 30 % de la desigualdad de género con respecto a la acumulación de patrimonio en la jubilación,[3] por lo que ingresar al mercado de bienes raíces brinda una oportunidad para que las mujeres establezcan un patrimonio independientemente de su salario.

Además, el trayecto para convertirse en propietaria de una vivienda no tiene por qué ser intimidante, sin importar si realizarás la compra por cuenta propia o con un socio. Estos cinco consejos respaldados por expertos pueden ayudar a que tengas éxito en tu trayecto para convertirte en propietaria de una vivienda.

Empieza por convertirte en una experto en finanzas

La preparación para ser propietaria de una vivienda empieza cuando mejoras tu educación financiera, explica Dwornick.  La planificación financiera es el primer paso para ser propietaria de una vivienda.

Los buenos hábitos financieros como la elaboración de presupuestos, la administración de las deudas y el manejo de las metas a corto y largo plazo te pueden ayudar a desarrollar habilidades de administración del dinero que te compensarán antes y después de realizar la compra. Después de todo, comprar una vivienda te ayuda a desarrollar independencia financiera, y las sólidas habilidades de administración del dinero te pueden ayudar a lograr esa meta de acuerdo a tus propios términos, ya sea que decidas realizar la compra por cuenta propia o con un socio.

Explora tus opciones financieras

Quizás los precios de las viviendas están aumentando, pero eso no significa que comprar una vivienda esté fuera del alcance. “Incluso si no tienes ahorros considerables para dar un pago inicial, quizás aún tengas la posibilidad de convertirte en propietaria de una vivienda”, dice Dwornick.

“Cuando me reúno por primera ocasión con una persona que quiere comprar una vivienda por primera vez, le hablo de los productos de préstamos asequibles que requieren un pago inicial tan bajo como el 3 %”, explica. Otros programas, como la subvención de asistencia para propietarios de vivienda de PNC, pueden ayudarte a comprar una vivienda al dar un pago inicial incluso de unos cuantos miles de dólares, mientras que el Programa de Préstamos Garantizados para Viviendas Unifamiliares USDA es un programa sin pago inicial y te puede ayudar a comprar una vivienda en una de las zonas rurales elegibles.

Establece metas realistas

Es fácil verse involucrado involuntariamente en un mercado de bienes raíces desenfrenado, pero Dwornick aconseja mantener los pies en la tierra. Conoce lo que puedes permitirte gastar y no cedas. “Está bien si te lleva de tres a cinco años implementar tu plan”, dice Dwornick.

Desarrolla un presupuesto y un plan de ahorro que te funcione en la actualidad, ya sea que estes empezando a ahorrar para una vivienda o que estés lista para redoblar tus esfuerzos. Crea espacio para cada meta financiera en tu presupuesto y considera establecer cuentas de ahorros separadas para hacer un seguimiento de tu progreso, aconseja ella.

Recurre a un equipo para obtener apoyo

Construir capital no es un esfuerzo individual, incluso si estás comprando una casa por tu cuenta. Contar con expertos, desde un asesor financiero hasta un oficial de préstamos hipotecarios y un agente de bienes raíces, permite que la compra de una vivienda sea una cuestión más manejable y te puede ayudar en cada etapa del proceso.

Dwornick recomienda que aproveches tu red para encontrar un asesor de confianza. Cómo empoderarte para obtener la información que necesitas para convertirte en una propietaria de vivienda exitosa. Las preguntas como “¿cuánto necesitaré para el pago inicial?” y “¿de qué cantidad puedo esperar que sea mi pago?” te pueden ayudar a obtener una visión realista con respecto a ser propietaria de una vivienda.

Sobre todo, enfócate en el trayecto

En ocasiones, forjar tu propio camino para convertirte en propietaria de una vivienda podría parecer frustrante. Si estás luchando, tómate un momento para reflexionar sobre lo lejos que has llegado, tu progreso es prueba de que puedes seguir con tu plan.

“Esto tiene que ver con aprender y encontrar las herramientas y los recursos que necesitas”, dice Dwornick. “Los pasos que realices hoy te llevarán a donde quieres llegar”.