Para los propietarios de pequeñas empresas, es importante establecer el crédito temprano. Además de darte la flexibilidad para expandirte, el crédito puede ayudar a agilizar tu flujo de caja y crear relaciones sólidas con tus socios y proveedores. El crédito sólido puede empoderar a tu empresa con opciones que el dinero en efectivo simplemente no puede por sí solo. Aquí hay tres pasos para ayudarte a comenzar a crear tu historial de crédito:

1. Asegúrate de tener un buen crédito personal.

Cuando solo estás empezando el negocio, tienes un historial financiero muy limitado. Por ello, al principio, necesitarás depender de tu historial de crédito personal. “Esto es de gran importancia, porque los prestamistas revisan tu crédito personal cuando solicitas una línea de crédito empresarial”, explica Allen Walton, fundador de la tienda de comercio electrónico SpyGuySecurity.com. Antes de solicitar una línea de crédito empresarial, asegúrate de que tu historial de crédito personal sea tan sólido como sea posible. Un asesor financiero puede ayudarte a seguir el camino correcto.

2. Empieza a pequeña escala con una tarjeta de compra.

Una tarjeta de compra es diferente de otras líneas de crédito, como una tarjeta de crédito normal, ya que debe pagarse en su totalidad cada mes. Normalmente, el propietario de una empresa puede solicitar una tarjeta de compra solo con un historial de crédito personal.

“Después de cuatro a seis meses de usar esta tarjeta, solicité una línea de crédito personal”, explica Walton.

Sin embargo, incluso con un historial de pagos sólido en su tarjeta de crédito, Walton todavía no pudo obtener una línea de crédito. Su respuesta fue permanecer persistente.

“Llamé a la línea de solicitud de reconsideración de la compañía de tarjeta de crédito y les dije que tengo cuatro meses de estados de cuenta que podría enviarles por fax, donde se indica que pagué el saldo de $10,000 a $20,000 en su totalidad, cada mes”, expresa Walton. “Debido a esto, sabían que yo era lo suficientemente confiable para extender una línea de crédito de $5,000, y decidieron revertir su decisión”.

3. Esboza una estrategia clara para pagar constantemente tus facturas en su totalidad.

Jason Parks, propietario de The Media Captain, siempre ha buscado mantener su deuda al mínimo.

“No saqué ningún préstamo al iniciar mi compañía”, expresa Parks. “Sabía que para establecer una línea de crédito sólida para la empresa, no podía tener un montón de deudas”.

Para construir su historial de crédito, Parks siempre pagó su tarjeta de crédito a tiempo. Esbozó una estrategia de ingresos y gastos para asegurar que siempre pudiera pagar sus cuentas. Esta autodisciplina le ayudó a obtener múltiples líneas de crédito a medida que las necesitaba.

“Ahora tengo un historial de crédito sólido para mi empresa y no tengo que preocuparme por las aprobaciones”, expresa Parks.

No detengas el impulso. Ya sea que tu historial de crédito sea sólido, débil o inexistente, debes trabajar constantemente para mejorarlo con el fin de asegurarte de que siempre estés en la mejor posición posible para crecer.