Perspectivas:

¿Cómo es que PNC cuenta con una posición exclusiva para ayudar a las empresas de manufactura?

Hammad:

Nuestros gerentes de relaciones de banca empresarial están debidamente capacitados con respecto a las necesidades financieras exclusivas de los fabricantes. Ya sea que pretendas comprar un edificio, materias primas o equipo, o que te esmeres en mejorar tu flujo de caja y tu rentabilidad, los representantes de banca de PNC escuchan y examinan las oportunidades para mejorar la eficiencia, la seguridad o el crecimiento de tus operaciones.

 


Perspectivas:

La administración del flujo de caja es una preocupación para muchos propietarios de empresas de fabricación. ¿Cuáles son algunos consejos que les pueden ayudar a administrar su flujo de caja?

Hammad:

Hay muchos factores que afectan el flujo de caja de una compañía, como los ciclos operativos prolongados o complejos, los periodos durante los cuales el gasto de capital es intenso, así como las políticas de cuentas por pagar y cuentas por cobrar. Es esencial acelerar la cobranza de las cuentas por cobrar, invertir el dinero en efectivo excedente de manera eficaz y optimizar la eficiencia y las recompensas relacionadas con las cuentas por pagar. Contar con un representante de banca en quien confíes, que comprenda tus operaciones y que pueda recomendar soluciones relevantes te puede ayudar a que tu flujo de caja sea constante y predecible durante los periodos máximos y mínimos del mercado. Las herramientas de elaboración de informes financieros en línea también te pueden ayudar al permitirte monitorear y analizar tu cuenta de día o de noche.

Además, los fabricantes deben utilizar el crédito de forma estratégica. Por ejemplo, considera una línea de crédito para equipo para adquirir equipo nuevo en lugar de una tarjeta de crédito empresarial, la cual puede resultar más costosa.


Perspectivas:

¿Cuáles son los puntos ciegos financieros que observas con frecuencia en los fabricantes?

Hammad:

Los fabricantes a menudo se exponen a la vulnerabilidad por:

1) Pasar por alto la protección de sus empresas contra el fraude. Con demasiada frecuencia, observamos que los fabricantes invierten en herramientas de protección contra el fraude solamente después de haberse convertido en víctimas, en lugar de emprender medidas proactivas para proteger los pagos salientes, la información de los clientes y demás datos confidenciales.  

2) Ignorar las herramientas de banca digital. Las tareas habituales se pueden automatizar para ayudar a ahorrar tiempo y trabajo, obtener eficiencias financieras y mejorar las medidas de control.

3) Posponer los ahorros o inversiones de la empresa. En ocasiones los fabricantes reinvierten tanto en sus empresas que desatienden el establecimiento de depósitos e inversiones adecuadas. Dichos fondos son importantes, ya que pueden ofrecer opciones financieras en el caso de que se presenten desafíos u oportunidades imprevistas. Los propietarios también deben ahorrar para su jubilación personal, de tal manera que no dependan por completo de la transferencia de su empresa para financiar la siguiente etapa de su vida.

4) Actuar antes de analizar. Los fabricantes que intentan lograr todo ahora sin realizar un análisis financiero amplio ejercen una tensión innecesaria en el flujo de caja. Por ejemplo, algunos fabricantes agotan su crédito proveniente de fuentes personales, financiamiento de proveedores y fuentes de banca tradicionales para lograr todas sus metas de capital al mismo tiempo. Después se enfrentan a la presión de cumplir con sus obligaciones mensuales sin tener margen alguno que contemple la pérdida de ventas, el mal tiempo o una recesión económica inesperada. Otros experimentan la estrechez del flujo de caja debido a los sobrecostos no planificados. Es importante entender los periodos de amortización de gastos de capital y realizar la planificación de estos, así como de los costos completos relacionados con dichas opciones.