GoldaTech and Garment District For Gowns    Nueva York, NY

Está bien si no tienes todas las respuestas. Da el salto de fe que te acercará más a tu propósito. Me siento agradecida todos los días de haber optado por darle mi apoyo a la industria de atención médica.

De los vestidos de noche a las batas de hospital: responder al llamado de ayuda

Las imágenes de los enfermeros de la ciudad de Nueva York que utilizaban bolsas de basura como protección al inicio de la pandemia de COVID-19 horrorizó a Rachel Rothenberg, Alexandra Baylis y Amy Tiefermann. Las tres diseñadores de moda, que habían trabajado con Ralph Lauren, Dior, Oscar de la Renta y otros, sabían que podían ayudar.

“Se hizo un llamado público para que los diseñadores y fabricantes concibieran soluciones creativas ante la escasez de PPE [equipo de protección personal] en Nueva York”, dice Rachel. “Alex, Amy y yo formulamos un plan y nos pusimos en contacto con nuestras redes profesionales, que incluían las relaciones que habíamos desarrollado durante el trabajo con las fábricas del Garment District. Elaboramos prototipos, consultamos con funcionarios de atención médica y con la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos] y dimos inicio a la producción”.

En una semana, el trío había supervisado a un grupo de 30 voluntarios en la producción autofinanciada de 300 batas médicas, las cuales donaron a los hospitales locales desatendidos a través de la organización sin fines de lucro Garment District For Gowns, que habían organizado previamente. Posteriormente, realizaron el lanzamiento de una página en GoFundMe, la cual atrajo $70,000 en contribuciones, a fin de incrementar sus esfuerzos de producción.

Rachel se puso en contacto con Empire State Development, la organización coordinadora de la Corporación de Desarrollo Urbano del Estado de Nueva York (New York State Urban Development Corporation) y de la Autoridad de Desarrollo Laboral de Nueva York (New York Job Development Authority) para recibir orientación sobre cómo dirigir las donaciones de batas. Se le animó para que solicitara apoyo financiero.

“Fuimos los primeros de 33,000 solicitantes a quienes se les otorgó una subvención de reorganización ESD (Empire State Development) COVID-19, que tenía la finalidad no solamente de hacer llegar las batas a los trabajadores de la salud, sino también hacer crecer la cadena de suministro de PPE de Nueva York para un plazo más largo”, dice. Garment District For Gowns apoyó el reempleo de más de 1,200 trabajadores de fábricas que habían sido suspendidos sin remuneración, lo que resultó de gran ayuda para Garment District, que, al igual que la mayor parte de la industria de la moda, había sido muy afectado por la pandemia. “Con la ayuda del estado, pudimos evitar el cierre de fábricas. Nuestro impulso nos ayudó a ver que podíamos lograr más si ampliábamos nuestro esfuerzo, por lo que lanzamos GoldaTech, nuestra organización con fines de lucro”.

GoldaTech innova el diseño y la producción de PPE

Las cofundadoras de GoldaTech, Rachel, Amy y Alexandra, pretenden llegar más allá de la ciudad de Nueva York y obtener contratos con la ciudad y el estado en materia de soluciones de PPE. “Nos dedicamos a resolver los problemas que llamaron nuestra atención como personas externas a la situación, en particular, la necesidad de contar con soluciones más ecológicas y sostenibles en el PPE de fabricación estadounidense”, dice Rachel. Hasta la fecha, el Departamento de Seguridad Nacional de Nueva York (New York State Department of Homeland Security), el Departamento de Servicios de Salud de Arizona (Arizona Department of Health Services), el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (New York City Department of Health) y otros han comprado sus batas médicas reutilizables que se pueden monitorear mediante una aplicación y están hechas con materiales reciclados. GoldaTech dona el 10 por ciento de sus ganancias a Garment District For Gowns, para continuar ampliando su trabajo benéfico en las comunidades desatendidas.

Aunque transformarse de diseñadoras independientes a emprendedoras ha representado un desafío, Rachel dice que ella y sus colegas se han beneficiado del apoyo recibido de otras personas. “Ninguna de nosotras tiene antecedentes empresariales, por lo que hemos recurrido en gran medida a los asesores. Nuestros amigos nos han dado recomendaciones y nos han compartido sus perspectivas, los bufetes de abogados nos han ofrecido asesoría legal pro bono y PNC nos ayudó guiándonos en la estructuración financiera”, dice. “De hecho, nuestro equipo de PNC nos ha guiado en cada etapa del camino durante la creación de GoldaTech. Es alentador que tu banco y tu representante bancario crean en ti y en tu futuro”.

Se espera que dicho futuro incluya una línea nueva de uniformes y calzado para médicos, así como el compromiso continuo con las comunidades de atención médica desatendidas. “Somos conscientes de que la alta demanda de PPE no se mantendrá de manera permanente, por lo que nos asociaremos con otras organizaciones para identificar otras maneras en las que podamos retribuir”, dice Rachel. “Apoyar a las comunidades necesitadas es fundamental para nuestra visión”.

 

Participación comunitaria

  • Garment District For Gowns brinda apoyo a The Floating Hospital, una organización sin fines de lucro que proporciona servicios de atención médica gratuita, así como alimentos, ropa y artículos de aseo personal, para las comunidades sin la suficiente atención médica en la ciudad de Nueva York.
  • Garment District For Gowns ha donado más de 11,000 batas médicas a 46 instalaciones de atención médica en 14 estados.

Encuéntralas en la web: https://www.goldatech.com  y  https://garmentdistrictforgowns.com


Más mujeres emprendedoras y ejecutivas exitosas

PNC se enorgullece de atender las necesidades financieras de las mujeres empresarias, y a menudo nos encontramos con líderes verdaderamente inspiradoras. Lee sobre sus historias exitosas.