Las tasas de interés bajas pueden aumentar los beneficios de ciertas estrategias de transferencia de patrimonio. Las técnicas de planificación del patrimonio que aprovechan las bajas tasas de interés pueden permitir que el patrimonio familiar permanezca en la familia, mitigar la posible obligación del impuesto de transferencia y maximizar el impacto filantrópico.

Muchas estrategias de transferencia de patrimonio familiar son más efectivas cuando las tasas de interés son bajas.

Aunque las tasas de interés han aumentado con respecto a sus bajos niveles anteriores, siguen siendo comparativamente bajas. Por consiguiente, puede resultar apropiado aprovechar las estrategias de transferencia de patrimonio que funcionan mejor en entornos con tasas de interés bajas, como los fideicomisos de anualidades retenidas por el otorgante (Grantor Retained Annuity Trusts, GRAT), los fideicomisos benéficos principales de anualidad (Charitable Lead Annuity Trusts, CLAT) y los préstamos intrafamiliares.

A continuación, revisamos tres estrategias que funcionan bien en entornos con tasas de interés bajas. Las circunstancias de cada familia son únicas. Una técnica de planificación que podría funcionar bien para una familia puede resultar inadecuada para otra. Debe realizarse un análisis detenido al considerar una estrategia de planificación financiera o patrimonial. Las tasas de interés bajas por sí solas no son una razón para implementar una estrategia. Siempre debes consultar con tus asesores legales, fiscales y financieros personales antes de seleccionar e implementar cualquier estrategia de ese tipo.

Mitigar los impuestos de transferencia federales

El impuesto federal de sucesión, el impuesto sobre donaciones y los impuestos de transferencia transgeneracional se pueden recaudar cuando se transfiere patrimonio de una persona a otra (sin importar si esto se hace en vida o después del fallecimiento). La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos del 2017 (TCJA) aumentó considerablemente los niveles de exclusión del impuesto federal de sucesión y del impuesto sobre donaciones, pero dicho aumento es temporal.[1] El Congreso puede cambiar la TCJA. Con respecto al decreto general, ningún congreso puede obligar a un congreso futuro a realizar determinadas acciones.[2] De hecho, durante la mayor parte del año calendario 2021, el 117º congreso consideró la legislación para acelerar la reducción de dichas exclusiones en 2022. Dada la incertidumbre de la legislación futura y la necesidad potencial de que el gobierno aumente los ingresos, incluso si se revocaran todos los impuestos federales sobre las transferencias, es posible que dicha revocación no sea permanente. 

No obstante el deseo común de ahorrar en impuestos, es importante entender que cada una de las estrategias analizadas a continuación tiene consecuencias más allá de la mitigación de los impuestos federales de transferencia e impuestos sobre la renta. 

Por ejemplo, las transferencias de patrimonio familiar pueden ayudar a educar a las generaciones futuras sobre cómo manejar el patrimonio, proteger los activos de los acreedores o lograr una meta benéfica.

Fideicomisos de anualidades retenidas por el otorgante

Una estrategia común para la transferencia de patrimonio mientras se reducen los impuestos federales de transferencia es el fideicomiso de anualidad retenida por el otorgante (GRAT). El éxito de un GRAT depende en parte de que los activos del fideicomiso crezcan a una tasa que supere la tasa establecida en la sección 7520 del IRC (tasa 7520), en la cual influyen las tasas de interés vigentes en ese momento.[3] Una tasa 7520 baja maximiza el potencial de éxito de un GRAT, al medir el éxito por la cantidad de patrimonio transferido con el impuesto federal de transferencia más bajo, si lo hubiere, pagado como resultado de la transferencia.

Ejemplo de GRAT:

A Sam y a Emily Smith les gustaría transferir activos a sus hijos, pero ya han utilizado su exclusión del impuesto sobre donaciones de por vida. No obstante, les gustaría evitar el pago de cualquier impuesto sobre donaciones cuando se realice la transferencia. Se puede diseñar un GRAT para que los Smith reciban distribuciones anuales del fideicomiso, pasen los activos restantes a los hijos en 10 años y eviten estar sujetos a impuestos sobre donaciones. Uno de los factores que hace más efectiva esta estrategia son las bajas tasas de interés. (Aunque el pago realizado a los Smith cada año puede aumentar en un 20 %, este ejemplo emplea un pago uniforme.)

Tabla 1. Fideicomiso de anualidad retenida por el otorgante de $1 millón a 10 años con pago uniforme*

Tasa según la Tasa 7520[4] Distribución anual al otorgante Valor del remanente para el IRS para el impuesto sobre donaciones Remanente real a la familia (año 10)
3.6 % (julio de 2022)[5] $120,849 $0.02 $201,738
5.0 % (para comparación) $129,505 $0.47 $87,427
8.0 % (para comparación) $149,029 $0.51 $0

*GRAT que "se reduce a cero" a 10 años financiado inicialmente con $1 millón. Distribución anual al otorgante basada en la creación de un valor cero (o casi cero) de impuesto sobre donaciones. Asume un ingreso del 2 % y un crecimiento del 4 % sobre el capital de GRAT. Algunos valores han sido redondeados.
Fuente: Servicio de impuestos internos, PNC

Préstamos intrafamiliares

Otra manera de transferir patrimonio a los familiares es mediante el uso de préstamos. Sin embargo, el IRS generalmente asume que los préstamos intrafamiliares son donaciones.[6]

Esta presunción puede superarse siempre y cuando el préstamo sea de buena fe y exista una expectativa real de reembolso. Además, se debe cobrar una tasa de interés mínima sobre el préstamo, conocida como la tasa federal aplicable (AFR).[7] Las tasas de interés actuales influyen en la AFR. El prestatario puede invertir los activos prestados de tal manera que el rendimiento que recibe el prestatario sea mayor que el interés pagado por el préstamo.

Tabla 2. Ejemplo de préstamo privado/familiar de $1 millón

AFR de mitad de periodo
(Capitalización anual)
Interés pagado anualmente Pago global (fin del año 9) Monto neto disponible para la siguiente generación después del pago del préstamo*
2.99 % (AFR de mitad de periodo, julio de 2021)[8] $29,900 $1,000,000 $345,889
5.0 % (para comparación)
$50,000 $1,000,000 $114,913
8.0 % (para comparación) $80,000 $1,000,000 ($229,826)**

*Supone un crecimiento del 6 % sobre los activos prestados menos el interés pagado. Utilizar activos revalorizados para amortizar el préstamo podría generar una ganancia de capital.[9] En esta ilustración no se tiene en cuenta el impuesto sobre la renta atribuible a los intereses de los préstamos o el impuesto sobre la renta aplicado a las ganancias de capital. Algunos valores han sido redondeados.
** Este resultado transfiere patrimonio de la generación joven a la generación mayor.
Fuente: Servicio de impuestos internos, PNC

Fideicomisos benéficos principales de anualidad

Las familias que desean apoyar financieramente las misiones de las organizaciones benéficas o promover otras metas filantrópicas pueden tratar de maximizar las ventajas fiscales de sus donaciones benéficas. Para quienes tienen planes de realizar donaciones benéficas anuales constantes, un fideicomiso benéfico principal de anualidad (CLAT) puede brindar una serie de ventajas. Uno de los beneficios fiscales de un CLAT podría permitir que el donante reciba una deducción del impuesto sobre la renta del año en curso por las donaciones benéficas que se realizarán a futuro.[10]

Ejemplo de préstamo privado:

A Kevin y Joan Miller les gustaría transferir su patrimonio a sus hijos que tienen varias oportunidades de negocios. Quieren evitar el pago de impuestos sobre donaciones y han utilizado sus exclusiones del impuesto sobre donaciones de por vida. En lugar de hacer donaciones a sus hijos, podrían hacer préstamos. Un préstamo de $1 millón, con pagos de solo interés seguidos de un pago global en el año nueve, puede proporcionar a los Miller un medio para transferir su patrimonio a sus hijos libre de impuestos de donaciones. (Nota: los Miller reportarán los intereses que reciben de los hijos en su declaración del impuesto sobre la renta.) Cuanto más baja sea la tasa federal aplicable, más bajo será el interés del préstamo (Tabla 2).

Otras oportunidades

Las estrategias discutidas anteriormente son solo algunas de las maneras de aprovechar las bajas tasas de interés. Otras opciones podrían estar disponibles para sus metas y circunstancias particulares. Por ejemplo, las ventas a plazos de las participaciones empresariales a un familiar o a un fideicomiso para familiares son más favorables para el comprador cuando las tasas de interés son bajas. Es importante buscar el consejo de asesores profesionales familiarizados con tus metas específicas y tu situación financiera antes de comprometerse con cualquier estrategia fiscal.

Las bajas tasas de interés pueden brindar la oportunidad de lograr eficazmente tus metas de transferencia de patrimonio y de planificación de legados.

Ahora puede ser un buen momento para hablar de estas oportunidades con tus asesores profesionales.

Ejemplo de CLAT

Jennifer Jones, una viuda de 65 años, ha apoyado regularmente a organizaciones benéficas en su comunidad. Jennifer tiene un patrimonio que potencialmente estaría sujeto al impuesto federal sobre la sucesión. A Jennifer le gustaría continuar donando $50,000 cada año a organizaciones benéficas por el resto de su vida, y tras su fallecimiento, le gustaría transferir sus bienes a sus hijos y pagar el menor monto posible del impuesto de sucesión. Es posible que Jennifer pueda lograr todas estas metas contribuyendo $1 millón a un CLAT del 5 % de por vida, con $50,000 distribuidos a la caridad anualmente y el restante transferirlo a sus hijos después de su muerte sin pagar el impuesto federal sobre la sucesión sobre estos activos. Jennifer también podrá aprovechar la deducción del impuesto sobre los ingresos del año en curso, aunque la mayoría de los pagos a la caridad no se harán hasta años futuros. Ten en cuenta que una tasa 7520 más baja genera una deducción posiblemente mayor del impuesto sobre la renta (Tabla 3).

Tabla 3. Fideicomiso benéfico principal de anualidad de por vida de $1 millón*

Tasa según la Tasa 7520 Pago anual a organizaciones benéficas Restante para la familia (esperanza de vida)* Posible deducción del impuesto sobre los ingresos del año en curso**
3.6 % (enero de 2021)[11] $50,000 $1,282,129 $611,119
5.0 % (para comparación)
$50,000 $1,282,129 $539,625
8.0 % (para comparación) $50,000 $1,282,129 $425,935

*Asume que el fideicomiso tiene un retorno total del 6%. Para recibir potencialmente una deducción benéfica por el valor actual de la anualidad en el año en que se crea el CLAT, el fideicomiso debe ser un fideicomiso del otorgante. Como fideicomiso de otorgante, Jennifer reportará los ingresos del CLAT en sus declaraciones de impuestos y pagará el impuesto sobre la renta correspondiente. Las consecuencias en el impuesto sobre los ingresos para Jennifer no se ilustran en este ejemplo. Algunos valores han sido redondeados.
**Con sujeción a las limitaciones en materia de la deducción de impuestos que impone el Código de Impuestos Internos.
Fuente: Servicio de impuestos internos, PNC

Para obtener más información, comunícate con tu asesor de PNC Private Bank.