Cuando los hijos se van de la casa, es natural imaginar que esta se quede demasiado tranquila, seguido de la necesidad repentina de redecorar las habitaciones y convertirlas en el refugio perfecto o en la sala de manualidades. No obstante, puede haber más a qué adaptarte de lo que te puedas dar cuenta, así que considera estas maneras de afinar tus finanzas. 

1. Comienza por tu espacio

Una casa grande con un gran jardín puede implicar mucho trabajo, sin mencionar lo costoso que es su mantenimiento. Dependiendo del mercado en tu área y cuánto te falte por pagar de tu hipoteca, puede ser momento de considerar mudarte a una casa más pequeña o a un lugar que sea más fácil de administrar. Si planeas quedarte en tu casa, determina si tiene sentido pagarla por completo a fin de ahorrar en impuestos, reducir tu deuda y liberar flujo de caja para la jubilación.

2. Deshazte de las cosas que no necesites

¿Estás viviendo con muebles extras, películas y juguetes de tus hijos? Dona las cosas que ya no utilices a una organización benéfica o véndelas en línea, o incluso en tu localidad. Hay una variedad de aplicaciones móviles gratuitas que pueden hacer que todo el proceso de venta sea una forma sorprendentemente fácil de liberar tu espacio (y tu mente) mientras ganas algo de dinero. 

3. No gastes con demasiado entusiasmo

Puedes sentirte sobrado de dinero al no tener que pagar matrícula universitaria y no tener bocas extra que alimentar. Antes de asumir una deuda para remodelar partes de la casa o derrochar en un convertible para dos, piensa en el gasto que implicará o el aumento de su valor, y si continuarás pagándolo durante la jubilación.

4. Deja que tus hijos realmente sean independientes

Pagar las facturas de tus hijos adultos no es un camino hacia su independencia financiera. Más del 60 % de los estadounidenses brindan algún tipo de apoyo financiero a sus hijos adultos, y para muchos, esto pone su propio futuro en
riesgo.[1] Un asesor financiero de PNC Investments puede ayudarte a elaborar un plan financiero que te ayude a alcanzar un equilibrio hasta que finalmente dejes de brindar ayuda financiera.

5. Visualiza los nuevos gastos

¿Viajarás en avión para visitar a tus hijos o nietos en otro estado? ¿Vas a salir a cenar más a menudo? ¿Vas a irte de fin de semana más a menudo? Así como algunos costos bajan, otros pueden subir para contrarrestar tus ahorros. Ya sea que la jubilación esté lejos o a la vuelta de la esquina, nuestra calculadora de jubilación puede ayudarte a evaluar la manera en que escenarios distintos pueden afectar la vida que quieres vivir en tus años dorados.

6. Haz un cambio

Este es un momento ideal para redescubrirte y ver lo que quieres hacer por el resto de tu vida. Dedícate a un pasatiempo nuevo, comienza un negocio o incluso retoma los estudios. Antes de hacer dicho cambio, determina cómo un gran cambio puede afectar tu planificación para la jubilación.

7. Deja de pagar por lo que no utilices

Sin tus hijos en casa, quizás no necesites la televisión por cable, planes de telefonía celular familiares o un automóvil extra, ni el seguro relacionado con este. 

8. Redirecciona las primas del seguro de vida

Si tenías un seguro de vida para mantener a tus dependientes en el caso que algo te ocurriera, puede que ya no lo necesites. Tal vez sería mejor gastar ese dinero en un plan de atención a largo plazo para ti. 

9. Pon cualquier dinero que ahorres (y más) en tus cuentas de jubilación

Ahora que tu prioridad eres tú, asegúrate que tus inversiones así lo reflejen. Considera aumentar tus contribuciones y recuerda que, una vez que llegues a la edad de 50 años, el máximo que puedes poner en cuentas de 401(k) y de IRA aumenta, con el fin de ayudarte a ponerte al día antes de la jubilación.

10. Organiza tu sucesión patrimonial

Dejar instrucciones claras a tu familia sobre tus intenciones es un obsequio valioso. ¿No sabes por dónde comenzar? Nuestro cuaderno de Carta de instrucciones para el organizador familiar te puede servir.

Ahora que tu hogar ha cambiado y te estás adaptando a tu nueva normalidad, permite a un asesor financiero de PNC Investments que eche un vistazo de cerca a tus planes financieros y a tu preparación para la jubilación. Nosotros podemos ayudarte a desarrollar un plan que refleje este importante evento en tu vida y te mantenga en curso para alcanzar tus metas financieras a corto y a largo plazo.

Llama al 855-PNC-INVEST para hablar con un profesional de inversiones o visita tu sucursal local.