Las llamadas de números desconocidos son una molestia, y podrían ponerte en riesgo si no sabes cómo manejarlas. El "vishing" (una combinación de “voz” y “phishing”) es ingeniería social llevada a cabo por teléfono, destinada a persuadir a alguien para divulgar información confidencial.

El "vishing" se presenta de muchas maneras e incluye llamadas automáticas, llamadas no solicitadas de humanos reales, o incluso llamadas dirigidas de un atacante informado.

Trevor Buxton, gerente de comunicaciones de fraude y examinador de fraudes certificado de PNC Bank, tiene estos cinco consejos para ayudar a mantenerte informado y seguro. 

1. No contestes llamadas telefónicas de números que no reconoces

Si aparece un número desconocido en tu identificador de llamadas, no contestes. Espera hasta que deje de sonar o vaya al buzón de voz. Contestar la llamada y colgar o incluso rechazar la llamada antes de tiempo, le indica a la persona que llama que hay un ser humano y un posible objetivo de fraude en el otro extremo de la línea. 

2. Ten cuidado con las llamadas inesperadas de números que conoces también

Los delincuentes pueden engañar al identificador de llamadas por lo que podría parecer que la llamada es de una persona u organización que conoces, incluso cuando no lo es. Si tienes alguna duda, no respondas a la llamada, ve al sitio web de la organización y vuelve a marcar el número que está ahí. Si realmente intentan ponerse en contacto contigo, lo reconocerán cuando vuelvas a llamar. Si se trataba de una llamada de "vishing", la organización será capaz de confirmar que no trataron de ponerse en contacto contigo.

3. Hay algunas señales de advertencia de que una llamada podría ser "vishing"

Además de un número de teléfono desconocido, hay algunas otras señales de advertencia de que una llamada podría ser un ataque de "vishing". Al igual que con los ataques de suplantación de identidad (phishing) y SMiShing, la persona que llama probablemente transmitirá un sentido de urgencia. Por ejemplo, un criminal puede fingir ser de tu banco, diciendo que tu cuenta se ha visto comprometida y debes actuar de inmediato. Los "vishers" también pedirán normalmente información personal, como números de cuentas bancarias, números de seguro social o incluso tu domicilio. Ten en cuenta que a veces el atacante parecerá informado (han investigado tu nombre, donde vives, cualquier tipo de información básica sobre ti) con el fin de engañarte para que creas que la llamada es legítima y te pedirá que divulgues más información. 

4. Si contestas, mantén la calma y cuelga sin hablar

Si contestas el teléfono, en el momento en que sospeches que podría ser una llamada de "vishing", finaliza la llamada inmediatamente. No hables con la persona que llama ni la involucres de otro modo. Hay conspiraciones de "vishing" en las que el único propósito es grabar la voz de la víctima para su uso posterior en la navegación de menús telefónicos automatizados de voz vinculados a las cuentas de la víctima. Después de colgar, puedes denunciar el ataque de vishing al Centro de Denuncias de Delitos en Internet del FBI

5. El "vishing" puede alcanzar su punto máximo en ciertas épocas del año

El "vishing" es una forma común de fraude y ocurre durante todo el año. Dicho esto, hay momentos en que los ataques de "vishing" tienden a aumentar. Ciertamente, hay un aumento en el fraude después de una filtración de datos masiva. Si tu información se ha visto comprometida, debes estar atento a los ataques dirigidos en los que la persona que llama finge conocerte usando la información que se vio comprometida en la filtración. Los ataques de "vishing" que imitan al Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service, IRS) o a las empresas de preparación de impuestos aumentan alrededor de la temporada de impuestos. También es adecuado estar atento durante la temporada electoral. Las personas que llaman inescrupulosas fingen ser de organizaciones o campañas políticas de buena reputación que te piden donar dinero. Del mismo modo, los estafadores se harán pasar por organizaciones benéficas que te piden que dones con el objetivo de acceder a la información de tu tarjeta de crédito después de tragedias a gran escala y desastres naturales. 

La conclusión cuando se trata de cualquier tipo de fraude es que es mejor ser excesivamente cauteloso. No contestes llamadas telefónicas de números desconocidos. Si contestas y te encuentras en una llamada sospechosa, cuelga sin hablar y vuelve a llamar usando el número de teléfono que aparece en el sitio web de la organización.

¿Sabías que…?

Agregar tu nombre al Registro Nacional de “No Llamar” no te protege contra el "vishing" porque los delincuentes no cumplen esa reglamentación. Eso solo te protege de las organizaciones legítimas y respetuosas con la ley a las que no se les permite marcar los números en la lista.