Si nunca te has tomado el tiempo para hacer una búsqueda en Internet sobre ti mismo, podrías sorprenderte de todos los detalles de tu vida (actuales y pasados) que son de fácil acceso para el público.

Además de los datos personales que ya pueden estar disponibles, los estafadores a veces, infringen los sistemas de seguridad de las principales compañías, lo que podría darles acceso a parte de tu información más personal, como tu número de seguro social, fecha de nacimiento, dirección o números de tarjeta de crédito.

Si sospechas que tu información personal puede haber quedado expuesta, adopta estas cinco medidas importantes y luego mantente en alerta máxima para detectar señales de robo de identidad y suplantación de identidad.

1. Revisa tus estados financieros y la actividad de transacciones en línea. Si observas actividad no autorizada en tu cuenta, llama de inmediato al número que aparece al reverso de tu tarjeta o visita tu sucursal local. Los clientes de PNC no serán responsables de la actividad no autorizada verificada que se notifica de inmediato. No es necesario que reemplaces tus tarjetas, a menos que se te indique que lo hagas. También puedes inscribirte para recibir alertas con el fin de recibir un correo electrónico o un mensaje de texto cuando haya actividad en tu cuenta.

2. Revisa tu informe de crédito. Puedes solicitar una copia gratuita de tus tres informes de crédito en cada una de las tres agencias de crédito una vez cada 12 meses en www.annualcreditreport.com. Considera distribuir tus revisiones y verifica un informe cada cuatro meses. Asegúrate de que toda la información de tu informe sea correcta. Si hay alguna actividad sospechosa, comunícate con la agencia de informe de crédito.

3. Coloca una alerta de crédito de 90 días en tu expediente. Esto significa que las agencias se comunicarán contigo en cualquier momento que alguien intente obtener crédito en tu nombre. No tiene cargo, pero debe renovarse cada 90 días. Comunícate con una de las tres agencias de informe de crédito, la cual luego contactará a las otras dos.

4. Considera colocar una congelación de seguridad para el acceso a tu crédito para bloquear las consultas. Debes colocar la congelación en cada una de las agencias de crédito por separado. La buena noticia es que los consumidores ya no tienen que pagar cargos por colocar o levantar una restricción del acceso al crédito en Equifax, Experian y TransUnion. Solo recuerda que, cuando solicites crédito, tendrás que pedirles a las agencias que levanten las restricciones del acceso temporalmente para que el acreedor pueda acceder a tu informe de crédito.

5. Denuncia el robo de identidad a la Comisión Federal de Comercio y a la policía local. Envía copias de ambas denuncias a tu banco, las compañías de tarjetas de crédito, el titular hipotecario, otras organizaciones con las que tienes relaciones financieras y todas las agencias de informe de crédito. Si un ladrón ha utilizado todo el límite de tus tarjetas de crédito, vaciado cuentas existentes o abierto cuentas en tu nombre, esto puede hacer que sea más fácil desconocer los cargos.

Señales de advertencia del robo de identidad

Si tu información personal ha quedado expuesta, podrías estar en riesgo de sufrir un robo de identidad. Los estafadores con tu información podrían hacerse pasar por ti o usar la información disponible para acceder a tus cuentas. Según los detalles que adquieran, podrían abrir cuentas a tu nombre o hacer compras, lo cual da lugar a impactos en tu puntaje de crédito y daños a tus finanzas.

Deborah Guild, directora de seguridad de The PNC Financial Services Group, Inc., dice que lo único que se necesita es un número de seguro social, el cual puede combinarse con un nombre, una fecha de nacimiento y una dirección diferente para solicitar un crédito.

“El uso principal de la información personal robada es para fines financieros”, expresó Guild. “Con el número de seguro social robado, los ladrones de identidad pueden solicitar tarjetas de crédito, alquilar apartamentos, comprar automóviles, obtener empleos y presentar una solicitud para programas de asistencia social u otros programas gubernamentales”.

Las señales de advertencia de que podrías ser una víctima incluyen las siguientes:

  • Notificación por parte del IRS sobre impuestos impagos a tu nombre.
  • Notificación de que tu número de seguro social se utilizó en otra declaración de impuestos.
  • Recibir llamadas de cobro con respecto a cuentas que no has abierto.
  • Recibir facturas por productos o servicios no solicitados o entregados.
  • Ser rechazado para beneficios del gobierno porque esos mismos beneficios ya se están pagando a otra cuenta que usa tu número de seguro social.

Señales de advertencia de suplantación de identidad

Además, los estafadores pueden usar noticias de una violación de seguridad para hacerse pasar por la compañía afectada mediante la suplantación de identidad, y engañarte para que proporciones más información personal o infectar tu computadora con malware. El peligro radica en las llamadas telefónicas fraudulentas, los mensajes de texto falsos (conocido como “ataque de suplantación de identidad por mensaje de texto”), y enlaces y archivos adjuntos de correo electrónico, que pueden colocar malware en tu sistema informático con un clic.

La manera más fácil de protegerte es no hacer clic en los enlaces ni responder los mensajes de texto que no reconoces. Los ataques de suplantación de identidad están diseñados para parecerse a la correspondencia legítima y dependen de la incapacidad de un usuario para detectarlos con el fin de tener éxito.

Los mensajes de correo electrónico o de texto que contengan ciertas señales de advertencia deben alertar a los usuarios sobre un posible ataque de suplantación de identidad común o mediante mensaje de texto:

  • Errores de ortografía
  • Errores gramaticales
  • Ofrecer premios fantásticos
  • Crear un sentido de urgencia
  • Solicitar información de identificación personal (personally identifiable information, PII)
  • Solicitar nombres de usuario y contraseñas
  • Amenazar con consecuencias
  • Hacer exigencias
  • Actuar

Por suerte, hay maneras para ayudar a detectar y evitar un intento de suplantación de identidad. Al detectar un intento de suplantación de identidad, elimínalo o reenvíalo al Centro de Denuncias de Delitos en Internet (Internet Crime Complaint Center, IC3) del FBI.

Con un número de seguro social robado, los ladrones de identidad pueden solicitar tarjetas de crédito, alquilar apartamentos, comprar automóviles, obtener empleos y presentar una solicitud para programas de asistencia social u otros programas gubernamentales.

-Deborah Guild