El 2018 puso la economía de datos en el mapa. Inició análisis de privacidad históricos, estimuló nuevas reglamentaciones y una afluencia de nuevas soluciones tecnológicas para proteger la información confidencial. 

Si eres como la mayoría de las personas, la evolución de datos de 2018 te ha dejado inundado con nuevos y largos ‘términos y condiciones’ de privacidad para todas tus diversas aplicaciones y servicios profesionales. Un estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon (en inglés) hace unos años reveló que la persona promedio se topará con casi 1,500 políticas de privacidad en un año, y dado el tiempo que ha pasado desde este estudio, el número probablemente ha aumentado en los últimos años.[1] Entonces, ¿cuántas de esas políticas admitirías haber leído detenidamente? ¿Ninguna? Estás entre la gran mayoría. 

Cruzar los dedos y esperar lo mejor no es la mejor estrategia para proteger tus datos personales. Esto es particularmente cierto cuando los expertos anticipan que el 2019 será otro año de cambio e innovación para la economía de datos.

Por no mencionar, el creciente número de organizaciones —desde tu médico hasta las aplicaciones de redes sociales— que continúan enviando nuevas políticas y haciendo cambios adicionales en los acuerdos de servicio, a medida que las empresas se ponen al día lentamente con las nuevas reglamentaciones y luchan contra la incertidumbre del consumidor.

Tan solo el 8 % de los consumidores están firmemente de acuerdo en que confían en las empresas para mantener segura su información personal, según un estudio reciente de NTT DATA y Oxford Economics. Sin embargo, casi el 70 % de los consumidores siguen compartiendo voluntariamente su información personal con partes externas y admiten que toman pocas medidas para protegerla.[2] Ciertamente, es momento de hacerte cargo de tus datos y preguntarte: “¿Qué estoy aceptando?” 

Para ayudarte a navegar estas políticas, Susan Koski, directora de seguridad de PNC, recomienda algunos pasos sencillos para asegurarte de que estés tomando las precauciones necesarias para protegerte a ti mismo y más específicamente, tu información personal.

  • Lee las nuevas políticas que recibas o por lo menos échales un vistazo. Busca las frases clave contenidas en el texto, como “marketing”, “control”, “renuncia” o “exclusión voluntaria”. Algunas de estas frases pueden dar lugar a información clave sobre cómo la empresa planea usar tu información, o identificar maneras en las que puedes actualizar tu configuración de privacidad personal para limitar la información que se comparte.
  • Sé cuidadoso respecto a las aplicaciones y a los sitios web que frecuentas. Si realmente no utilizas una aplicación o un servicio, desactiva tu cuenta o deja de compartir tu información personal con la compañía. Esto limita quién tiene tu información y potencialmente la comparte con terceros. Además, al descargar e instalar una nueva aplicación, considera si esa aplicación debe tener acceso a servicios o aplicaciones en tu teléfono como la ubicación, imágenes o listas de contactos.
  • Utiliza una herramienta o proveedor de lectura de políticas. Hay varias herramientas y compañías disponibles que leerán las políticas y descifrarán la jerga legal extensa para ayudarte a entender lo que estás aceptando. Es una manera fácil de detectar cualquier problema y asegurarte de que tienes el control de tu información personal.

“Los consumidores deben estar atentos para comprender y restringir quién tiene acceso a sus datos personales en esta nueva economía de datos”, expresó Susan Koski, directora de seguridad de PNC.

Para gestionar eficazmente la privacidad, las organizaciones y los consumidores deben gestionar la confidencialidad de los datos para que solo se utilicen para el usuario previsto en el momento previsto con los permisos previstos.

Es importante recordar que estos son solo algunos consejos simples, no una lista exhaustiva, de las precauciones que puedes tomar para protegerte en línea. Cuando se trata de la seguridad de tus datos, ¡la ignorancia no es una bendición! Asegúrate de hacer tu parte para mantenerte seguro de forma proactiva.

El 28 de enero fue el día de la privacidad de datos, cuando la National Cyber Security Alliance crea conciencia sobre los problemas actuales de privacidad de datos, al mismo tiempo que educa a los consumidores y las empresas sobre las mejores prácticas de privacidad. Con los esfuerzos de tecnología e innovación de seguridad cibernética en la vanguardia de la estrategia de PNC, buscamos educar a nuestros clientes y socios sobre este tema también.