En 2017, hubo 1,579 filtraciones de datos, un aumento del 44 por ciento respecto del número récord del año anterior.[1] Para protegerse, se aconsejó a las personas que tomaran precauciones. Una opción que puedes haber elegido implementar es una restricción de seguridad del acceso al informe de crédito, lo que hace que sea más difícil para los ladrones de identidad abrir cuentas en tu nombre.

Si los posibles acreedores intentan ejecutar un informe de crédito cuando hay una restricción, se les notificará que el perfil de crédito se ha restringido, lo que les impedirá obtener la información necesaria para otorgar un crédito nuevo. Ten en cuenta que la mayoría de los posibles acreedores no otorgarán un crédito nuevo si no pueden acceder a un informe de crédito. 

Un reciente desarrollo relacionado con las restricciones del acceso al crédito viene con la Ley de Crecimiento Económico, Alivio Normativo y Protección del Consumidor. Una disposición de esta nueva ley, que entró en vigor el 21 de septiembre de 2018, hizo algunos cambios que establecen reglas de crédito para el consumidor, incluida la desaparición de cargos por agregar y levantar congelaciones de seguridad.

Si restringiste el acceso a tu informe de crédito en respuesta a una filtración de datos, hay tres cosas que debes saber, de acuerdo con Trevor Buxton, gerente de comunicaciones de fraude y examinador de fraudes certificado de PNC Bank.

Una restricción de seguridad del acceso permanece activa hasta que la levantas. Diseñada para impedirles a los ladrones de identidad abrir cuentas y acumular crédito en tu nombre, una restricción de acceso tiene un impacto similar sobre ti. Por lo tanto, deberás adoptar algunas medidas antes de solicitar una nueva línea de crédito, incluidos los préstamos para automóviles, las hipotecas y las tarjetas de crédito nuevas. Tú puedes:

  • Proporciona al acreedor el PIN que te dio la oficina para utilizarlo al solicitar tu informe.
  • Comunícate con la oficina de crédito para levantar temporal o permanentemente la restricción de seguridad del acceso.

Algunos pueden acceder a tu informe a pesar de la restricción del acceso. Ciertas agencias gubernamentales, tribunales y compañías privadas pueden acceder a tu informe de crédito, incluso, con una restricción de seguridad de acceso. Esto incluye a las organizaciones con las que ya tienes una relación comercial, compañías a las que les debes dinero y agencias de cobros. Estos desvíos se consideran consultas flexibles y no afectarán tu puntaje de crédito.

Si se levanta una restricción de acceso en una oficina de crédito no significa que se levante en todas las oficinas. Debes levantar la restricción de acceso en cada oficina por separado. Ahora los consumidores de EE. UU. con restricciones de seguridad del acceso existentes ya no tendrán que pagar cargos para eliminar o volver a habilitar la restricción del acceso. En la mayoría de los casos, puedes solicitar un levantamiento permanente de una restricción de seguridad del acceso por teléfono, por escrito o en línea. Puedes averiguar el proceso de cada oficina utilizando la siguiente información:

  • Equifax: 800-685-1111 (los residentes de Nueva York deben llamar al 800-349-9960)
  • Experian: 888-397-3742
  • TransUnion: 800-680-7289

¿Sabías que…? Las restricciones de seguridad del acceso no te protegerán de lo siguiente:

  • Fraude de tarjetas de crédito y tarjetas de débito existentes.
  • Fraude para el reembolso de impuestos del Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service, IRS) y robo de identidad.
  • Abrir cuentas bancarias no autorizadas a tu nombre.
  • Abrir otras cuentas con acreedores que no requieran un informe de crédito.