Uno de los mayores efectos adversos de la pandemia del coronavirus ha sido el aumento drástico de la incertidumbre. En tanto nuestra atención colectiva se dirige hacia la salud pública, la economía y nuestro bienestar personal, ha habido un desafortunado aumento en el robo de identidad y el fraude a medida que los estafadores intentan explotar la situación.

Estafas y fraudes comunes a vigilar

El COVID-19 ha provocado que los delincuentes cibernéticos abusen de la preocupación del público con respecto a la crisis mundial. Las recientes estafas están diseñadas para engañar a las personas para que envíen dinero, divulguen su información personal o hagan clic en correos electrónicos y sitios web que distribuyen malware informático a su computadora o red. Algunas de estas estafas son:

  • Hacerse pasar por un representante de un banco u otra institución financiera que proporciona o solicita información sobre tu cuenta.
  • Buscar donaciones para causas benéficas relacionadas con el virus.
  • Hacerse pasar por una organización médica o de salud legítima que vende productos que afirman prevenir, mitigar, tratar, diagnosticar o curar el COVID-19.
  • Aparentar ser una compañía de suministros médicos con gran demanda que ofrece vender suministros médicos difíciles de encontrar para protegerse contra el virus.
  • Aprovecharse del incremento reciente en los arreglos para trabajar desde la casa para hacerse pasar por correspondencia empresarial legítima.
  • Aparentar ser una organización del gobierno que afirma proporcionar información referente al COVID-19, como mapas de riesgo o infografías.[1]

Mantente alerta frente a los nuevos intentos de robo de identidad

Además de las nuevas oportunidades de fraude, la pandemia del COVID-19 abrió también nuevas vías de ataque para los posibles ladrones de identidad. Es muy importante mantenerse alerta a la hora de proteger la información personal. En particular, presta atención a:

  • Estafas de suplantación de identidad (Phishing/SMishing): los correos electrónicos o mensajes de texto te pueden incitar a hacer clic en un enlace o a llamar a un número falso que promete proporcionarte noticias urgentes sobre el COVID-19 o en el que se te pide que compartas información financiera o personal. Los estafadores también pueden comunicarse por correo electrónico o mensaje de texto imitando la correspondencia oficial de una institución financiera. Los correos electrónicos fraudulentos pueden incluir enlaces dañinos, que te pueden conducir a páginas fraudulentas de inicio de sesión, o pueden pedirte que llames a un número falso. Las señales de peligro incluyen solicitudes de proporcionar información personal identificable, realizar peticiones urgentes, y errores gramaticales o de redacción.
  • Estafas de suministros médicos: los estafadores pueden crear sitios web falsos que ofrecen “curas” (tanto naturales como farmacéuticas), vacunas, kits de pruebas, o productos cuyo suministro escasea (tales como equipos de protección personal) a un bajo precio. Dichos sitios web falsos pueden estar diseñados para robar la información de tu tarjeta de crédito o infectar tu computadora con malware. También es posible que los estafadores exijan el pago por adelantado y luego no entreguen los productos solicitados.
  • Estafas en el trabajo desde casa: los estafadores se están haciendo pasar por compañeros de trabajo y envían correos electrónicos a los empleados que están trabajando desde casa al utilizar una cuenta de correo electrónico personal falsa o una cuenta empresarial que parece ser oficial. Si recibes un correo electrónico sospechoso de un compañero de trabajo, utiliza un número de teléfono conocido para consultar a tu colega a fin de confirmar que te haya enviando algo desde su correo electrónico personal. Si esta persona no lo hizo, infórmalo utilizando el protocolo establecido por tu empleador. Si no estás seguro sobre el estado de un correo electrónico, evita hacer clic en cualquier enlace o responder al remitente.

Para obtener más información sobre fraude o estafas, o detalles adicionales sobre la protección de tu información personal, visita nuestra página Actualizaciones importantes para nuestros clientes sobre el coronavirus en pnc.com/espanol y baja hasta la sección titulada “Alertas de estafas y fraudes”.