Ahorrar dinero para la universidad muy probablemente se encuentra en la lista de pendientes de todos los padres, pero puede ser difícil determinar qué herramienta de ahorros para la universidad se ajusta a tu presupuesto y estilo de vida. Habiendo tantas maneras distintas de ahorrar para la universidad, ¿cómo puedes elegir la adecuada para ti?

Buena pregunta. Hagamos un desglose de las cinco herramientas de ahorro universitario más comunes y hablemos sobre las ventajas y desventajas de cada plan cuando se trata del plan financiero de tu familia militar.

Cuentas de ahorros o bonos de ahorro de EE. UU.

En mi muy humilde opinión, las cuentas de ahorros y los bonos de ahorro de EE. UU. forman una parte increíble de cualquier plan de ahorros, aunque no necesariamente son la herramienta que yo utilizaría para ahorrar para la educación universitaria de mi hijo. Si eres averso al riesgo (lee: temor a perder tu dinero), estos tipos de cuentas son “seguras” cuando se trata de proteger tus depósitos de capital (lo que ahorras es POR LO MENOS lo que obtienes). Las cuentas de ahorros en realidad no son para ahorros a largo plazo y crecimiento, más bien, son una herramienta mucho mejor para guardar dinero para tiempos difíciles o para una emergencia.

Los bonos de ahorro de EE. UU., en particular la serie EE y la serie I, se pueden utilizar para ahorros universitarios, aunque sólo en lo que respecta pagar la matrícula. Se considera que el alojamiento, los alimentos y otros cargos no representan retiros elegibles e incurren una sanción del 10 %. Puedes obtener un mayor rendimiento de tu dinero con un plan 529 o Coverdell ESA, los cuales tienen menos restricciones en cuanto a los tipos de gastos educativos que puedes cubrir.

Cuentas UGMA/UTMA

La Ley Uniforme de Donaciones a Menores (UGMA) y la Ley Uniforme de Transferencias a Menores (UTMA) son los antecesores del movimiento actual de ahorros universitarios. Una de las características a las que me opongo como padre/madre es que las cuentas UGMA/UTMA son cuentas de custodia, lo que significa que una vez que tu hijo cumple la mayoría de edad (dependiendo del estado, dicha edad normalmente es entre 18 y 21 años), la cuenta se convierte en un activo de tu hijo.

Una de las grandes ventajas de una cuenta UTMA es que el uso de los fondos no se restringe estrictamente a gastos educativos. Puedes emplear los fondos en cualquier gasto que sea un beneficio para tu hijo, como un campamento de verano o lecciones de piano.

Cuentas de ahorros para la educación Coverdell

Antes, las cuentas de ahorros para la educación Coverdell (Coverdell ESA) se conocían como cuentas IRA educativas, y son un tipo de cuenta bastante interesante. Las cuentas Coverdell tienen un tope total de $2,000 en depósitos por año, independientemente del número de hijos para quienes estés ahorrando. Lo bueno de estos tipos de cuentas es que puedes emplear los fondos en la educación desde el preescolar hasta el bachillerato (K-12), lo cual verdaderamente es muy bueno si tienes planes de mandar a tu hijo a una escuela privada, pública o religiosa. Lamentablemente, no es mi opción favorita para ahorros universitarios debido a que el tope de ahorros es muy bajo.

Planes 529

Estamos a punto de conocer al verdadero héroe del movimiento de ahorros universitarios. Existen dos tipos de planes 529, a saber, los planes de matrícula prepagada y los planes de ahorros universitarios. Los planes prepagados son exactamente lo que parece: los padres pueden congelar los precios actuales de la universidad al pagar anticipadamente por la educación de su hijo. Por otro lado, los planes de ahorros se parecen más a un plan de inversión sistemática que tiene su origen en fondos mutuos y que se acumula con impuestos diferidos. Además, cuando se utiliza para gastos educativos elegibles, los retiros no están sujetos a un impuesto federal y, en la mayoría de los casos, tampoco a un impuesto estatal.

En lo que respecta a las familias militares, es verdaderamente importante que te informes bien sobre los planes 529. No estás limitado a invertir en un plan 529 patrocinado por el estado en el estado donde vives. Puedes invertir en el plan de CUALQUIER estado. ¿Cuál es mi regla general? Investiga cuáles son las ventajas fiscales que tienes disponibles. Si no hay ninguna ventaja fiscal relacionada con invertir en el plan 529 del estado donde vives, eres libre para considerar otras posibilidades. ¿Conclusión? Investiga y determina las características de todos los planes 529 patrocinados por el estado.

Post-9/11 GI Bill

Creo que todas las familias militares se alegraron cuando el Montgomery GI Bill brindó una opción para que los militares transfieran sus beneficios educativos a su cónyuge o hijo(s). Es cierto que tienes que apuntarte al Montgomery GI Bill y luego habilitar la opción más para transferir tus fondos del GI Bill, pero, aparte de eso, no podría ser más fácil guardar dinero para tus hijos.

A continuación se resumen los beneficios para los cuales tus hijos son elegibles:

  • 36 meses de beneficios (está bien si no son consecutivos; considera que un año lectivo consta de 9 meses)
  • colegiatura y cuotas
  • subsidio mensual para alojamiento
  • estipendio anual para libros y útiles

Información adicional de utilidad que debes saber:

  • Puedes dividir tus beneficios educativos entre tus hijos (es decir, el hijo 1 recibe 18 meses de beneficios y el hijo 2 recibe 18 meses de beneficios)
  • Si el militar utilizó algunos de sus beneficios educativos durante el servicio activo, solo podrá transferir los beneficios restantes.
  • Si transfieres tus beneficios a tu cónyuge, él o ella no será elegible para recibir el subsidio mensual para alojamiento (pero sí lo serán tus hijos)

Te recomiendo visitar el sitio web del GI Bill del Departamento de Asuntos de Veteranos para obtener información más detallada.

El veredicto: Estrategias de ahorros universitarios para familias de militares

Como diría cualquier buen profesional de finanzas personales, lo mejor es diversificar tus estrategias de ahorro. Puedes combinar varias de estas estrategias para ayudarte a lograr tu meta de ahorros universitarios, que es lo que hemos decidido hacer con nuestra planificación. Planeamos combinar el plan de ahorros 529 con los beneficios de Post-9/11 GI Bill de mi esposo para cubrir la educación de nuestras dos hijas. Al final, tienes que elegir las herramientas con las que te sientas más cómodo. ¡La única decisión equivocada que puedes tomar es decidir no ahorrar!