Oportunidades creativas para ganar más dinero

Obviamente, cuanto más dinero tengas, más lejos llegarás. No te limites a los trabajos tradicionales de medio tiempo dentro o fuera del campus. También busca oportunidades a corto plazo y únicas. Averigua, por ejemplo, si el departamento de psicología de tu universidad paga a los estudiantes para que participen en estudios de investigación, o si puedes ganar dinero extra trabajando en un evento especial.

Transporte: Camina, anda en bicicleta o aprovecha el servicio de autobuses del campus para evitar los costos de los permisos o tarifas de estacionamiento, la gasolina y el desgaste de tu auto.

Teléfono: ¿Podrías vivir con un poco menos de datos? Investiga tu plan de teléfono para ver si un plan menos costoso puede ser suficiente.

Materiales del curso: Desde libros de texto usados y de alquiler hasta libros electrónicos y paquetes de cursos personalizados, las universidades ofrecen a los estudiantes más alternativas que nunca a la hora de comprar libros de texto nuevos y caros. Consulta con tus profesores para ver qué materiales son necesarios (y si es aceptable comprar una edición más antigua y más barata), y luego cotiza en la librería del campus, en la biblioteca y en las librerías en línea para obtener el mejor precio. Si no vas a usar los materiales que compraste una vez que hayas terminado la clase, véndelos en línea o en la tienda de tu campus.

Descuentos para estudiantes: Los cines, museos y otros lugares de entretenimiento y negocios a menudo ofrecen un descuento para estudiantes. No te olvides de llevar tu carné de estudiante contigo en todo momento, y no olvides preguntar sobre posibles descuentos. También hay que prestar atención a lo que se ofrece gratis en el campus: eventos, actividades, comidas y servicios.

Comida: Considera ir de compras y preparar al menos algunas de tus propias comidas en lugar de comer siempre en el campus o en restaurantes. ¡Puedes ahorrar mucho si aprendes a cocinar! Divide la cuenta del supermercado y toma turnos para preparar las comidas con tus compañeros de cuarto. En la tienda, regístrate para obtener una tarjeta de recompensas, compra artículos en oferta y marcas de la tienda y usa cupones cuando puedas (nunca vayas de compras cuando tienes hambre: probablemente gastarás más).

Vivir fuera del campus: Cuando lo permita tu universidad, busca la posibilidad de alquilar un apartamento o una casa. Por lo general, puedes ahorrar viviendo fuera del campus cuando compartes los gastos con tus amigos. ¿Necesitas muebles? Considera la posibilidad de comprar en tiendas de segunda mano. Y una vez que te hayas instalado, controla los servicios públicos como la calefacción y el aire acondicionado. ¡Los ventiladores y los suéteres te pueden ayudar a ahorrar!

Finanzas personales: Asegúrate de pagar puntualmente el alquiler y cualquier otra factura que puedas tener para evitar cargos por pago atrasado. 

Para enterarte de más, visita pnc.com/myfinanceacademy.