Una vez que cumplas 18 años, serás elegible para acumular crédito. Primero, debes tener una fuente de ingresos. Si no tienes un empleo o una fuente regular de ingresos de la cual puedas ganar dinero durante la universidad, entonces primero debes resolver esa situación. Lo peor que puedes hacer es abrir líneas de crédito sin tener los medios para liquidar dichas deudas.

Además, una vez que comienzas a establecer tu crédito, es importante que seas responsable con el crédito que se te otorga. Lo ideal es establecer un historial crediticio limpio.

Cómo establecer un buen crédito

Al tener ingresos estarás listo para abrir tu primera línea de crédito. Solicitar dinero prestado y devolver dicho dinero es una de las mejores maneras en las que tú, como alumno universitario, puedes establecer un puntaje de crédito.

Un historial de pagos positivo es uno de los principales factores determinantes de un buen puntaje de crédito. Si has realizado tus pagos a tiempo en el transcurso de muchos años, eso se va a reflejar en tu puntaje de crédito.

Un método práctico para establecer crédito sin endeudarte es aplicar un cargo por un monto pequeño cada mes a tu tarjeta de crédito y liquidar dicho cargo de inmediato. Podrías empezar pagando la factura de tu teléfono celular u otra pequeña factura mensual con tu tarjeta de crédito.

Al emplear este método, comenzarás a establecer un historial crediticio estable sin acumular deudas.

Cómo elegir una tarjeta de crédito

Hay unos cuantos detalles que debes tomar en cuenta al momento de elegir una tarjeta de crédito. Verifica las recompensas y ventajas que ofrecen las tarjetas de crédito.

Toma en cuenta la tasa de interés de la tarjeta de crédito que tienes en mente. Aunque el uso inteligente del crédito significa que te esforzarás por liquidar por completo el saldo de tu tarjeta de crédito cada mes, es posible que haya una ocasión o una emergencia en la cual quizás tengas que liquidar el saldo con el paso del tiempo. En este caso, busca tarjetas de crédito que tengan tasas de interés más bajas y fijas.

Además, es posible que algunas tarjetas de crédito tengan un cargo anual. Normalmente, te convendrá encontrar una tarjeta de crédito que no tenga un cargo anual, a menos que las recompensas que se otorgan con la tarjeta de crédito te den más beneficios de lo que te pueda perjudicar dicho cargo.

Después, busca tarjetas de crédito que ofrezcan la ventaja agregada de controles financieros. Aunque te estés haciendo del hábito de utilizar tu tarjeta de crédito de una manera inteligente, es posible que te equivoques y te saltes un pago, o que excedas el límite de tu tarjeta de crédito.

Por ejemplo, PNC ofrece varias tarjetas de crédito con controles financieros, tales como alertas de gasto, para ayudarte a mantener el rumbo. Las puedes configurar en la banca en línea. De esta manera, puedes asegurar que la cuenta de tu tarjeta de crédito se mantenga al corriente.

Algunos emisores de tarjetas de crédito ofrecen ventajas como un seguro de compra o incluso una garantía ampliada cuando utilizas tu tarjeta de crédito para realizar una compra. Ambas opciones son muy valiosas, ya que ofrecen la oportunidad de recuperar el precio de compra de un artículo si el artículo se daña, se extravía o te lo roban. Estas ventajas también te permiten beneficiarte del seguro de compra cuando realizas compras en línea.

Para qué sirve el buen crédito

Establecer un buen crédito no solo sirve para ayudarte a calificar para obtener una tarjeta de crédito de alta calidad con recompensas. Al contar con un mejor perfil de crédito, puedes asegurar tarifas más bajas cuando estés listo para comprar una casa o un automóvil.

Además de las situaciones en las que solicites préstamos, el buen crédito también puede afectar tus tarifas de seguro de automóvil y servicios, así como determinar si te aprueban un plan de teléfono celular específico.

Las tarjetas de crédito también son valiosas si tu vehículo dejara de funcionar de repente. Ante una situación de emergencia como esa, la asistencia en carretera es de utilidad, y muchas tarjetas de crédito ofrecen este servicio como un beneficio.

En algunas industrias, es importante tener un historial crediticio limpio antes de tomar una decisión de contratación. Por todas estas razones y otras más, es importante establecer un buen historial crediticio y cuidar dicho historial con buenos hábitos.

A pesar de los cargos de intereses potenciales por balances rotativos, una tarjeta de crédito es un artículo que puede ser muy útil tener, siempre y cuando se utilice correctamente. Las tarjetas de crédito son particularmente útiles en caso de una compra de emergencia, o si te enfrentas con una circunstancia imprevista.

El establecer un buen crédito hoy te puede ayudar a futuro, ya que un buen puntaje de crédito implica menores tasas de interés y solicitar préstamos resulta más barato.