La mayoría de los empleadores ya conocen el beneficio comercial clave que ofrece un plan de salud con deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés): menores costos para la organización. Debido a sus primas, que son más asequibles, un HDHP puede ayudar a las empresas y a los empleados de estas a asumir un mayor control sobre los costos de atención médica. También puede brindar una opción viable para muchos empleadores pequeños que de otro modo no podrían permitirse ofrecer beneficios de salud a sus empleados.

Un HDHP no solo ofrece primas más bajas, sino que permite que los empleados elegibles establezcan una cuenta de ahorros para la salud (HSA), que es una manera con ventajas fiscales para que los empleados cubran los gastos de atención médica antes de que sea aplicable el coseguro. Pero más que una cuenta de ahorros tradicional, una cuenta HSA puede ofrecer beneficios financieros de los cuales quizás muchos empleados no tengan conocimiento.

“El desconocimiento es el factor principal que está evitando que los empleados maximicen sus contribuciones y aprovechen al máximo una cuenta HSA”, dice Bill Ware, gerente principal de productos de atención médica impulsados por clientes de PNC. “Muchos simplemente no saben lo que es o lo que puede llegar a ser. La clave es ayudar a los empleados a que dejen de pensar que una cuenta HSA es una cuenta de gastos y piensen en esta como una oportunidad de ahorro e inversión”.

Beneficios que pueden liberar todo el potencial de las cuentas HSA

Educar a los empleados sobre los beneficios de las cuentas HSA puede ayudar a mejorar su bienestar financiero en el presente, el futuro e incluso durante la jubilación:

1. No importa donde vayan, la cuenta los acompaña.

La cuenta HSA es propiedad del empleado. Si cambian de plan de seguro, cambian de empleo o se jubilan, la cuenta los acompaña a donde vayan. Y, a diferencia de una cuenta de gastos flexibles (FSA), los saldos de la cuenta HSA se transfieren al año siguiente.

2. Una cuenta HSA ofrece una oportunidad de inversión.

Más que una cuenta de ahorros, se puede considerar que una cuenta HSA es un plan 401(k) para cuestiones de atención médica. Los saldos se pueden invertir en fondos mutuos para ayudar a establecer ahorros financieros de atención médica para la jubilación.

3. Una cuenta HSA brinda acceso a ahorros en impuestos.

Las cuentas HSA pueden ser financiadas por los pagos de nómina antes de impuestos de los empleados o por los empleadores. Los saldos de la cuenta pueden generar intereses libres de impuestos e ingresos por inversión. Además, los retiros realizados para cubrir gastos médicos calificados también son libres de impuestos durante la relación laboral o la jubilación.[1]

“Los retiros libres de impuestos son un gran beneficio durante la jubilación”, menciona Ware. “Si un empleado utiliza fondos de su plan 401(k) para cubrir gastos médicos en la jubilación, dichos fondos se gravan como ingresos, mientras que los retiros de la cuenta HSA no se gravan. Así que tendrías que retirar un mayor monto de un plan 401(k) para cubrir tanto los gastos médicos como los impuestos”.[1]

Existe una ventaja fiscal adicional: si un empleado paga un gasto médico calificado actual de su propio bolsillo, ya sea para conservar los fondos de la cuenta HSA para que esta pueda crecer, o porque su saldo no ha aumentado lo suficiente para cubrir el gasto, siempre tendrá la posibilidad de reembolsarse a sí mismo posteriormente sin impuesto alguno, incluso durante la jubilación.[1]

4. Los retiros para cubrir gastos no médicos no están sujetos a sanciones después de los 65 años de edad.

De manera muy similar a un plan 401(k) o a una cuenta IRA, los empleados pueden retirar fondos por cualquier motivo, sin incurrir en sanción alguna, una vez que cumplan los 65 años de edad. Sin embargo, los retiros que se realicen para cubrir gastos no médicos serán gravables como ingresos.

Beneficios de la HSA para los empleadores

Menores costos

Debido a sus beneficios financieros, una cuenta HSA puede ayudar a motivar a los empleados a participar en un HDHP, lo que ayuda a los empleados a tener un mayor conocimiento de los costos y a tener más cuidado con respecto a dónde y cómo gastan su dinero en cuestiones de atención médica. “Hacer que las personas se hagan más responsables, tomar decisiones rentables y hacer comparativos para obtener el mejor valor, todo esto puede ayudar a reducir la carga económica de atención médica de los empleados”, indica Ware.

Mayor productividad

Casi la mitad de los empleados admiten que pasan más de tres horas a la semana pensando en factores de estrés financiero mientras están en el trabajo, lo que cuesta a las empresas estadounidenses más de 500 mil millones al año tan solo en cuestiones de productividad.[2] Los costos de atención médica representan uno de los principales componentes de dicho estrés, debido a que los gastos en general siguen aumentando. Como parte de un programa de bienestar financiero, una HSA puede ayudar a reducir dicho estrés al brindar sensación de seguridad para el presente y para el largo plazo.

Ahorros impositivos

Las organizaciones pueden realizar contribuciones deducibles de impuestos a las cuentas HSA de sus empleados, y además, el IRS considera que las deducciones de nómina antes de impuestos en dichas cuentas vienen del empleador, lo cual puede generar ahorros en los impuestos de nómina.

Impulso de la educación y compromiso de los empleados

Independientemente de la HSA que decidas ofrecer, la clave para que los empleados participen es la conveniencia al administrar su cuenta y acceder a la información que necesitan para tomar decisiones sensatas. La cuenta HSA PNC BeneFit Plus incluye un centro de educación para ayudar a los empleados a entender las características básicas y los recursos de su HSA, así como una aplicación móvil para administrar sus cuentas, realizar pagos móviles y comparar productos y servicios de atención médica. Los empleados pueden monitorear y modelar los posibles gastos futuros en la herramienta en línea Expense Tracker (controlador de gastos).

La portabilidad de una cuenta HSA también es una consideración importante. Si bien el empleado sigue teniendo la titularidad total, una cuenta HSA contratada a través de un proveedor de planes de seguro puede aumentar la carga administrativa en caso de que tu organización cambie de planes de salud. Elegir un administrador independiente puede ser una consideración importante para los empleadores. Debido a que la cuenta HSA de PNC no está asociada a un plan de salud, puedes tener una mayor flexibilidad para cambiar de proveedor y evitar la interrupción del servicio para los empleados que puede ocurrir al cambiar la cuenta HSA a un nuevo administrador.

Una parte del panorama general del bienestar financiero

Al considerar un administrador para el programa HSA de tu organización, es importante elegir un proveedor que considere que la atención médica es un aspecto relacionado con una preocupación importante en toda industria: el estrés financiero de los empleados. Actualmente, dicho estrés está pasando una factura muy elevada en las empresas estadounidenses, ya que suma 500 mil millones al año tan solo en pérdida de productividad.[2] Es por ello que, además de ayudar a administrar los costos de atención médica, un programa de bienestar financiero debe abordar todas las metas a corto y largo plazo de tus empleados en cada etapa de vida, así como brindar los recursos educativos para guiar a tus empleados en cada etapa del proceso.

Acerca de PNC

En 2004, PNC se convirtió en uno de los primeros bancos del mercado en ofrecer cuentas de ahorros para la salud, y actualmente sigue siendo uno de los principales ofertantes de HSA entre los proveedores de servicios financieros. Cada año, invertimos mucho en recursos educativos y herramientas digitales, así como en mejorar la experiencia de usuario de nuestros clientes de HSA. Desde 2006, hemos contado con representación en el American Business Association HSA Council, ayudando a guiar la legislación para eliminar las barreras para los clientes de atención médica.

La cuenta HSA PNC BeneFit Plus forma parte de nuestro compromiso con el bienestar financiero organizacional de nuestros clientes. La iniciativa puede ayudar a las organizaciones a reducir los costos de rotación y aumentar la productividad al mejorar la seguridad y bienestar financieros de todos los empleados. Desde los talentos fundamentales hasta el liderazgo emergente y establecido, nuestro método integral incluye un enfoque en la educación presencial y en línea, así como herramientas digitales y comunicación clara y congruente. Para obtener más información sobre nuestro programa y sobre la cuenta HSA PNC BeneFit Plus, visita pnc.com/pncbenefitplus.