Cuando tu empresa se enfrenta a una situación volátil o impredecible, es natural que quieras brindar apoyo a tus empleados de la mejor manera posible. Comprender todas tus opciones, incluidos algunos beneficios e implicaciones nuevas de las leyes fiscales, te puede ayudar a identificar la solución más adecuada.

Declaración de emergencia

El 13 de marzo, la declaración de emergencia del Presidente Trump dio inicio a la implementación de la Sección 139 del código tributario, mediante el cual ahora se autoriza a los empleadores distribuir fondos directamente a los empleados por los gastos necesarios y razonables que surjan debido a la pandemia del coronavirus, los cuales incluyen: gastos personales, familiares, de manutención o funerarios. Todos los pagos de este tipo son deducibles de impuestos para el empleador y están exentos de impuestos para el empleado.

Organizaciones benéficas

Además de los pagos directos, los empleadores pueden crear organizaciones benéficas[1] para ayudar a los empleados. Dichas organizaciones se pueden establecer para brindar alivio por un desastre específico declarado a nivel federal, como el COVID-19, o pueden tener una función más amplia para abordar dificultades individuales que puedan surgir en tu población de empleados. Todos los montos recibidos por el empleado estarían exentos de impuestos. Como empleador, recibirías una deducción benéfica (sujeta a los límites normales de deducibilidad) por los montos aportados a la organización benéfica.

Beneficios adicionales conforme a la Ley CARES

Las deducciones que se tomen por proporcionar alivio a los empleados además te pueden brindar beneficios fiscales adicionales, como pérdidas operativas netas (NOL, por sus siglas en inglés), que se pueden utilizar para compensar los ingresos en años futuros. Además, las disposiciones contenidas en la Ley CARES (la Ley), la cual fue promulgada en respuesta a la emergencia del coronavirus, brindan a los empleadores la capacidad de utilizar las pérdidas operativas netas generadas en 2020 para compensar los ingresos de años anteriores que quizás hayan sido más rentables. La Ley indica:

  • Las NOL de 2018, 2019 y 2020 se podrán trasladar a los 5 años anteriores. Los contribuyentes corporativos con NOL elegibles ahora podrán reclamar un reembolso por las declaraciones de impuestos de años fiscales anteriores.
  • Las NOL anteriores al 1ro de enero de 2021 ahora podrán compensar totalmente los ingresos sujetos a gravamen de una empresa durante este período de cinco años.
  • La Ley elimina temporalmente las restricciones con respecto a la compensación de NOL que se establecen en la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (TCJA, por sus siglas en inglés) de 2017 y permite temporalmente que las NOL se trasladen a los cinco años anteriores.
  • Si se obtendría un mejor resultado, aún se puede renunciar al traslado, lo que permite que la NOL solo se traslade a los años fiscales posteriores.

Donación de tiempo de licencia personal

El 11 de junio, el IRS publicó el Aviso 2020-46, el cual brinda alivio tributario para los empleados que renuncien al tiempo de licencia personal a cambio de que el empleador contribuya dicho valor a un fondo de asistencia para empleados, siempre y cuando los pagos: (1) proporcionen alivio a las víctimas de la pandemia del Covid-19 y (2) sean pagados a la organización benéfica antes del 1ro de enero de 2021. Conforme a dicho aviso, el tiempo libre remunerado donado ya no se reconoce como ingresos brutos o sueldo para el empleador ni para el empleado donante. Mientras tanto, es posible que el valor del tiempo libre remunerado donado aún se pueda deducir en el caso del empleador conforme a lo dispuesto en la Sección 170 o 162 del Código de Impuestos Internos.[2]

Opciones para proporcionar programas de asistencia al empleado 

 

  Pagos directos Fondos asesorado por los donantes Fundación privada Entidad benéfica pública
Descripción El empleador distribuye los fondos directamente a los empleados o a los familiares de los empleados a fin de reembolsar o pagar determinados gastos necesarios y razonables en que hayan incurrido debido a un desastre calificado. El empleador patrocina un fondo separado en una entidad benéfica pública conforme a la Sección 501(c)(3) que ofrezca fondos asesorados por donantes. Un comité independiente asesora el fondo para que distribuya los fondos a los empleados o a los familiares de los empleados para reembolsar o pagar determinados gastos que hayan surgido como resultado de un desastre calificado. El empleador crea un fideicomiso o una corporación que califique como fundación privada conforme a la Sección 501(c)(3).  Un comité independiente distribuye los fondos a los empleados o a los familiares de los empleados para reembolsar o pagar determinados gastos que hayan surgido debido a un desastre natural. El empleador crea un fideicomiso o una corporación que califique como entidad benéfica pública conforme a la sección 501(c)(3).  Un comité independiente distribuye los fondos a los empleados o a los familiares de los empleados para reembolsar o pagar determinados gastos que hayan surgido debido a un desastre natural o para brindar asistencia ante ciertas dificultades.
Disposiciones aplicables del Código de Impuestos Internos Sección 139 Sección 501(c)(3), 170, 102, 139 Sección 501(c)(3), 170, 102, 139 Sección 501(c)(3), 170, 102
Donantes elegibles Empleador El empleador, los empleados y otros El empleador, los empleados y otros El empleador, los empleados y otros
Beneficiarios elegibles Los empleados y sus familiares Los empleados y sus familiares, con excepción de las personas descalificadas[3] Los empleados y sus familiares, con excepción de las personas descalificadas[4] Los empleados y sus familiares, con excepción de las personas descalificadas[5]
Restricciones referentes al tamaño de la subvención Necesarios y razonables:
(i) gastos personales, familiares, de manutención o funerarios
(ii) gastos incurridos debido a la reparación o rehabilitación de una residencia personal o a la reparación o reemplazo del contenido de esta
en caso de ser atribuible a un desastre calificado o de haberse incurrido debido a este.
Necesarios y razonables:
(i) gastos personales, familiares, de manutención o funerarios
(ii) gastos incurridos debido a la reparación o rehabilitación de una residencia personal o a la reparación o reemplazo del contenido de esta
en caso de ser atribuible a un desastre calificado o de haberse incurrido debido a este.
Necesarios y razonables:
(i) gastos personales, familiares, de manutención o funerarios
(ii) gastos incurridos debido a la reparación o rehabilitación de una residencia personal o a la reparación o reemplazo del contenido de esta
en caso de ser atribuible a un desastre calificado o de haberse incurrido debido a este.
Para la ayuda para desastres y demás dificultades de los empleados, basándose en los estándares objetivos de necesidad
Restricción de tiempo referente a la elegibilidad Requiere la declaración de un desastre a nivel federal Requiere la declaración de un desastre a nivel federal Requiere la declaración de un desastre a nivel federal Requiere que el empleado experimente una dificultad
Beneficio fiscal para una corporación que paga impuestos conforme a lo dispuesto en el subcapítulo C del IRC Deducibilidad ilimitada  Deducible de hasta el 10 % de los ingresos sujetos a gravamen (conforme a ciertas modificaciones). Las deducciones excedentes se pueden usar en los próximos 5 años. Deducible de hasta el 10 % de los ingresos sujetos a gravamen (conforme a ciertas modificaciones). Las deducciones excedentes se pueden usar en los próximos 5 años. Deducible de hasta el 10 % de los ingresos sujetos a gravamen (conforme a ciertas modificaciones). Las deducciones excedentes se pueden usar en los próximos 5 años.
Beneficios fiscales para las entidades conducto (conforme a lo dispuesto en el Subcapítulo S o K del IRC) La reducción de ingresos (posible aumento en la pérdida) se traslada a los propietarios La deducción benéfica se traslada a los propietarios La deducción benéfica se traslada a los propietarios La deducción benéfica se traslada a los propietarios
Beneficio fiscal para el donante individual  La reducción de ingresos (posible aumento en la pérdida) se traslada a los propietarios Sí, sujeto a las restricciones contenidas en la Sección 170 del IRC; es posible que se limite para los contribuyentes que no detallan deducciones a una deducción por encima de la línea de $300 para las donaciones de dinero en efectivo (Sección 62(a)(22) del IRC) Sí, sujeto a las restricciones contenidas en la Sección 170 del IRC; es posible que se limite para los contribuyentes que no detallan deducciones a una deducción por encima de la línea de $300 para las donaciones de dinero en efectivo (Sección 62(a)(22) del IRC) Sí, sujeto a las restricciones contenidas en la Sección 170 del IRC; es posible que se limite para los contribuyentes que no detallan deducciones a una deducción por encima de la línea de $300 para las donaciones de dinero en efectivo (Sección 62(a)(22) del IRC)
¿Quién controla a la organización que realiza la subvención?  Subvenciones realizadas directamente a partir del empleador; el empleador es controlado por su junta directiva, socios generales y demás personas que conforman su estructura de gobierno Fondo asesorado por donantes controlado por la junta de fideicomisarios o la junta directiva de la entidad benéfica pública que patrocina el fondo asesorado por donantes Fundación privada controlada por su junta de fideicomisarios o su junta directiva Entidad benéfica pública controlada por su junta de fideicomisarios o su junta directiva (la “Junta”).  La Junta debe ser independiente al control del empleador