Las tendencias constructivas para las organizaciones sin fines de lucro incluyen el fortalecimiento del apoyo a los temas sociales y medioambientales, la normalización de la cadena de suministro y el lado positivo oculto de las altas tasas de interés. Este artículo explora nueve temas de inversión prioritarios para las organizaciones sin fines de lucro.

1. Inversión de impacto

El qué: La inversión de impacto es cada vez más popular entre las organizaciones sin fines de lucro. Definimos la inversión de impacto como la inversión en proyectos, compañías, fondos u organizaciones con la meta de generar y medir el cambio social, ambiental o económico impulsado por la misión, de acuerdo con un nivel apropiado de rendimiento de inversión. Aunque la inversión de impacto ya es popular entre las fundaciones comunitarias, cada vez es más frecuente en museos, instituciones educativas y organizaciones de servicios humanos. 

El "y qué": Considere la función que la inversión de impacto juega en la estrategia de inversión más amplia de su organización para ayudar a que la conversación sobre el desempeño deje de centrarse únicamente en los retornos y pase a captar el impacto real.

2. La Ley de Reducción de la Inflación

El qué: Con la aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación de 2022, las organizaciones sin fines de lucro pueden beneficiarse del acceso a ahorros en impuestos diseñados para reducir el costo de la instalación de sistemas con eficiencia energética. La Ley también introdujo importantes gastos en apoyo del medio ambiente, los programas de conservación y las energías limpias.

El "y qué": Verifique los posibles beneficios de la Ley para su organización en materia de ahorro de costos energéticos.

3.  Normalización de la cadena de suministro

El qué: Las organizaciones sin fines de lucro suelen ser las primeras en responder en tiempos de crisis al brindar recursos críticos y atención a los ciudadanos vulnerables. Impulsadas por la pandemia de COVID-19 y la guerra entre Rusia y Ucrania, las interrupciones en la cadena de suministro crearon graves problemas, ya que productos de primera necesidad, como los preparados para lactantes, se agotaron para quienes más los necesitaban. Con la relajación de las restricciones de la época de pandemia en China, las cadenas de suministro han empezado a normalizarse.

El "y qué": Revise sus proveedores de bienes y servicios para saber si puede encontrar una reducción de precios y mantener el funcionamiento fluido de su organización.

4. La diversificación todavía importa

El qué: Una cartera de inversiones diversificada siempre es importante, pero especialmente durante una caída del mercado. Con la continuación de la elevada volatilidad de los mercados y la expectativa de movimientos adicionales de las tasas de interés, existe el potencial de retorno dentro de múltiples clases de activos.

El "y qué": Reúnase con su asesor de inversiones para revisar la declaración de política de Inversión de su organización a fin de mantener la coherencia con las metas y la tolerancia al riesgo.

5. La colaboración podría aliviar la incertidumbre de la recesión

 El qué: Con la posibilidad de una recesión global en el horizonte, las organizaciones sin fines de lucro se preparan para la próxima oleada de condiciones económicas difíciles. En muchos frentes, las organizaciones sin fines de lucro siguen abordando las secuelas de las recientes crisis.

El "y qué": Dado que la demanda de servicios sigue siendo alta, la contratación de personal sigue siendo un reto y la financiación es impredecible, las organizaciones pueden encontrar alivio en la colaboración con otras para prestar servicios de una manera más eficiente e integral.

6. La incertidumbre económica afecta a las donaciones

El qué: El compromiso de los donantes sigue siendo elevado, ya que los balances generales de los consumidores cerraron el año pasado con solvencia. Mantenga su historia actualizada y comuníquese constantemente con los donantes nuevos y existentes. Si la recesión se prolonga, los donantes más grandes serán una importante fuente de apoyo financiero. Dado que los pequeños donantes y las donaciones corporativas tienen más probabilidades de verse afectados por la desaceleración económica, es más probable que los donantes más grandes briden más apoyo en tiempos difíciles.

El "y qué": No tenga miedo de pedir lo que necesita: el costo total de sus programas y donaciones multianuales sin restricciones. Esto le permite reforzar su infraestructura, atraer y retener a personal cualificado y mantener un fondo de reserva. Muestre a sus donantes cómo este tipo de donaciones le permiten resistir la incertidumbre económica.

7. Cuidar de sus empleados

El qué: La retención de empleados es un reto para muchas organizaciones sin fines de lucro, ya que la inflación, la flexibilidad y el mercado laboral favorable pueden dificultar que el personal permanezca. Aunque es posible que las organizaciones no dispongan de la flexibilidad necesaria para aumentar los salarios de forma significativa, existen muchas otras maneras de influir en la satisfacción de los empleados.

El "y qué": Considere ventajas como tiempo libre remunerado adicional, mayores beneficios y horarios flexibles. Compartir recursos o subcontratar responsabilidades específicas, como la contabilidad o las funciones de inversión, puede ahorrar costos y aligerar la carga de los empleados de tiempo completo. La capacitación y el desarrollo son un incentivo atractivo para los trabajadores y benefician a su organización.

8. Alza de las tasas de interés

El qué: Los aumentos de las tasas de interés han frenado el ritmo de las nuevas hipotecas, el crecimiento de los préstamos y el endeudamiento en general. Sin embargo, las tasas de interés más elevadas suelen traducirse también en tasas de inversión más altas en las cuentas de ahorro y los mercados monetarios.

El "y qué": Evaluate your organization’s savings and liquidity profile — from operating cash reserves to “rainy day” funds — to take advantage of this high rate environment. 

9. Aumenta la importancia de la seguridad cibernética

El qué: Las organizaciones sin fines de lucro son vulnerables a los ataques cibernéticos porque disponen de menos recursos para contratar personal de IT, invertir en software de seguridad y capacitar al personal en seguridad cibernética.

El "y qué": Dar prioridad a la seguridad cibernética evaluando los posibles riesgos y creando una política para hacer frente a un ataque cibernético en caso de que se produzca. Aproveche los recursos gratuitos y con descuento que organizaciones como NTEN y TechSoup ofrecen a las organizaciones sin fines de lucro. Y pregunte a su proveedor de seguros si está cubierto por las pérdidas generadas por una filtración de datos. 

Hablemos

Nuestras soluciones se pueden adaptar para satisfacer tus necesidades particulares. Para obtener más información, visite pnc.com/nonprofits.