PNC tiene un compromiso por ayudarte a hacer crecer y realizar la transición de la empresa que has establecido, así como a protegerla.

A medida que empiezas el trayecto hacia la transición de la empresa, ¿estás inundado con consejos bien intencionados? ¿A quién debes recurrir? ¿A tu abogado? ¿A tu contador? ¿A un familiar? Es posible que cada uno vea tu situación desde una perspectiva estrecha y diferente, lo que puede generar orientación contradictoria.

La dinámica de la planificación de la sucesión empresarial es amplia, intensa y compleja. Y debe estar alineada y debidamente planificada para poder lograr una transición fluida que cumpla con tus metas personales y empresariales.
 
PNC presta atención a tus preocupaciones como propietario de empresa y ha destinado recursos para ayudarte a administrar todos los aspectos de la transición de una manera eficiente y armoniosa. Nuestros estrategas empresariales privados cuentan con formación especial para brindar asesoría objetiva y analizar tus opciones de transición de titularidad. Ellos pueden proporcionar el entrenamiento, el control y la confianza que necesitas para tomar una de las decisiones financieras más importantes de tu vida.

 

Aquí presentamos las cinco preguntas para ayudarte a empezar:

¿Cómo debo hacer la transición de mi empresa?

Es una buena idea comparar cuidadosamente los beneficios de una transición interna (conservar) con respecto a una transición externa (vender), y determinar la forma en que dicha decisión afecta tus objetivos de planificación financiera y personal. Permítenos ayudarte a desarrollar un “panorama financiero” de conservar en comparación con vender en el caso de cada opción.

¿Cuándo debo hacer la transición de mi empresa?

Recomendamos que comiences a planificar con cinco años de anticipación. Deberás tomar en cuenta tu posición competitiva, el atractivo de tu empresa y el hecho de que tu empresa esté lista para hacer la transición. También querrás tomar en cuenta las metas de tu familia y de los demás accionistas, en particular en cuanto a la programación de tu salida conforme a tus términos.

¿Cuál es el valor de mi empresa?

Debes saber el valor de tu empresa independientemente de cuál sea tu decisión de transición de propiedad (conservar o vender). La información de dominio público, las redes, los contactos personales, la banca de inversión y los profesionales de valoración te pueden ayudar a explorar cómo se valoran otras compañías de la industria. Es posible que puedas identificar no solo el valor, en el caso de una situación de venta, sino también los términos del acuerdo. Es posible que el proceso también indique los impulsores de valoración para mejorar el valor de tu empresa y la posición competitiva de esta.

¿Quién debería beneficiarse de la riqueza generada por mi empresa?

Primero que todo, debes asegurar que tengas tranquilidad financiera y que estés preparado personalmente para la transición. La planificación anticipada te da un control óptimo para determinar quién se beneficiará de las ganancias, ya sea tu familia, tu organización benéfica favorita o tus empleados.

¿Cómo se debe diseñar y comunicar el plan para cumplir mis objetivos?

No siempre es fácil. Desarrollar un plan estratégico, formular un plan de sucesión, crear un plan de jubilación y un plan patrimonial, y resolver los conflictos entre los accionistas o los familiares son la clave para el éxito. Sin embargo, esto requiere un proyecto financiero integrado y la coordinación de un equipo de especialistas.

Listos para ayudar

En PNC, nos enfocamos en combinar una comprensión más profunda de tu empresa y de tus metas personales con una amplia gama de recursos de asesoría financiera para ayudarte a brindar un asesoramiento objetivo y holístico para ti, tu empresa y tu familia. Para obtener más información sobre cómo podemos aportar ideas, perspectivas y soluciones para ti, comunícate con tu gerente de relaciones de PNC o visita pnc.com/successionplanning