En las últimas tres décadas, los expertos han tenido mucho que decir sobre el cambio de la fuerza laboral y el futuro del trabajo. Si bien los temas de tendencia varían con el tiempo, una cosa es clara: el talento —tener a las personas adecuadas en las funciones adecuadas en las empresas adecuadas— es más importante que nunca. Aunque la mayoría de las personas pueden estar de acuerdo en eso, todavía se oye hablar de “tendencias” engañosas que parecen predecir la perdición y la tristeza para los solicitantes de empleo, empleadores y empleados por igual. Sin embargo, Cat McLaughlin, director de talento y recompensas totales de PNC, dice que muchas “tendencias” son específicas de ciertas industrias o incluso mitos absolutos.

McLaughlin pone las cosas en claro respecto a cuatro temas comunes sobre la fuerza laboral

1. Mito: Las personas de la generación del milenio cambian de trabajo más que cualquier otra generación.

McLaughlin explica que las personas de la generación del milenio que están en sus veinte en este momento tienden a cambiar de trabajo con frecuencia, pero no es porque sean personas de la generación del milenio que buscan algún lugar de trabajo utópico. “Lo que estamos viendo no es un problema de la generación del milenio, es un problema de alrededor de los veinticinco años. Vemos que todas las generaciones cambian de trabajo o incluso de carrera alrededor de los veinte años”, ella expresa. “Es una edad natural para hacer grandes cambios. Necesitamos entender y responder a eso en lugar de pintar un panorama amplio sobre una generación y su lealtad a los empleadores”.

2. Mito: Un gran número de jubilados van a interrumpir la fuerza laboral.

Algunas regiones e industrias se enfrentan a más jubilaciones que los nuevos empleados, pero ciertamente no todas. Las ciudades del Rust Belt como Pittsburgh y Cleveland generalmente predicen más trabajadores envejecidos en el futuro, y están tomando medidas para atraer a trabajadores más jóvenes que pueden ayudar a equilibrar la población y prevenir una escasez generalizada de trabajadores antes de que suceda, expresa McLaughlin.

“Lo primero que los empleadores tienen que hacer es entender qué aspecto tiene su fuerza laboral con el tiempo, aprender los patrones, y luego adaptarse en consecuencia”, ella expresa. “En PNC, nuestros datos dicen que nuestra variedad de edades, que va de los 20 a los 70 años, ha sido relativamente estable a lo largo del tiempo. Tenemos el mismo porcentaje de personas mayores de 40 que hace 10 años, así que no veo esto como un problema generalizado que cada empresa o industria está destinada a enfrentar”.

3. Mito: La automatización dará lugar a despidos masivos.

El futuro del trabajo implica la automatización de sistemas, y ya ha comenzado. “Para muchas empresas, esto no está teniendo un gran impacto en el tamaño y alcance de su fuerza laboral. A corto plazo, la mayoría de las empresas no verán que la automatización reduzca drásticamente el número de puestos de trabajo”, expresa McLaughlin.

Cuando la automatización se convierte en una parte fundamental del trabajo de una empresa, la mayoría, incluida PNC, están encontrando maneras de usar a los trabajadores de manera diferente. McLaughlin dice, por ejemplo, que es posible que las personas ya no creen hojas de cálculo, sino que revisen y analicen las hojas de cálculo creadas a través de la automatización. “El pensamiento es que podemos tomar a las personas que tenemos, ayudarlas a usar sus habilidades de manera diferente y prepararlas para hacer el trabajo del futuro”.

4. Mito: Ya no existe una función de nivel básico.

La mayoría de los solicitantes de empleo jóvenes le dirán lo difícil que puede ser encontrar un trabajo con poca experiencia, pero eso está empezando a cambiar. Muchas empresas están descubriendo la importancia de las pasantías para los estudiantes universitarios. Las pasantías no solo le dan a los estudiantes la oportunidad de aprender habilidades específicas para el trabajo, sino que también permiten a las empresas revisar su desempeño y considerarlos para futuros trabajos.

“Cada punto de datos que tengo me dice que contrate a más pasantes”, expresa McLaughlin. “Los pasantes que contratamos en funciones de tiempo completo son más propensos a desempeñarse bien y avanzar en sus carreras más rápidamente que cualquier otro tipo de empleado”.

Además de eso, las empresas están descubriendo que necesitan ocupar más y más funciones de nivel básico. Algunas están creando programas de capacitación para ayudar a las personas a desarrollar las habilidades que necesitan para desempeñar esas funciones. PNC trabajó con otras grandes empresas para desarrollar PartnerUp, un programa que ayuda a los estudiantes de secundaria a aprender acerca de las funciones de nivel básico que tienen oportunidades de crecimiento y desarrollo. “Queremos que los jóvenes entiendan que hay excelentes oportunidades profesionales con estos empleadores. Sólo necesitan saber dónde buscar, así que estamos ayudando con eso” expresa McLaughlin.