VERSIÓN DEL TEXTO

1. Verifica tu registro de ingresos

Dado que esta información se utilizará para calcular tus beneficios, verifica que todos tus ingresos se hayan abonado correctamente en tu registro de ingresos del Seguro Social.

2. Considera retrasar tu solicitud de beneficios

Cada año que retrases tu solicitud de beneficios después de los 62 años hará que tus beneficios aumenten hasta llegar a su máximo al cumplir los 70 años. Esto sienta las bases para los beneficios que recibirás por el resto de tu vida. Nota: tu edad de jubilación oficial (FRA) depende de tu año de nacimiento.

Por ejemplo, quienes nacieron entre 1943 y 1954 que soliciten beneficios a los 62 años de edad verán una reducción del 25 % en sus beneficios, en comparación con aquellos que soliciten sus beneficios a la FRA de 66 (100 %), mientras que esperar hasta la edad de 70 aumenta tus beneficios en casi un 32 %.

3. Trabaja más tiempo, incluso uno o dos años más.

Tus beneficios se basan en los 35 años que obtuviste mayores ingresos. Si has trabajado menos de esa cantidad de años, se asignará un cero a los años en los que no tuviste ingresos.

Considera trabajar más años para invalidar cualquier cero o para aprovechar aún más los años en los que tuviste más ingresos si te encuentras en dichos años. Ambas opciones pueden ayudar a incrementar tus beneficios de por vida.

4. Solicita los beneficios de tu cónyuge

Si estás casado(a), tienes derecho a recibir lo que resulte mayor de tus propios beneficios o el 50 % de los beneficios de tu cónyuge al llegar a la FRA.

5. No te olvides de tu excónyuge

Si estuviste casado por lo menos 10 años y no te has vuelto a casar, podrías sacar provecho al solicitar los beneficios basados en el registro de ingresos de tu excónyuge. Para hacerlo, tus beneficios deben ser menores a los que recibirías según el registro de ingresos de tu excónyuge y debes tener por lo menos 62 años de edad.

6. Conoce el impacto de los ingresos obtenidos

Si trabajas mientras recibes beneficios del Seguro Social y tus ingresos superan el límite de ingresos establecido por el IRS antes de alcanzar tu FRA, tus beneficios se reducirán en $1 por cada $2 que ganes por encima del límite. Nota: Tus beneficios serán recalculados una vez que alcances la FRA.

7. Evitar o minimizar los impuestos

Es posible que una parte de tus beneficios del seguro social esté sujeta al impuesto federal sobre la renta si tienes ingresos considerables que provienen de otras fuentes (es decir, sueldo, intereses, dividendos), además de tus beneficios. Vigila tus ingresos provisionales y tus límites de ganancias y consulta a tu asesor fiscal.

Comunícate con nosotros hoy

La situación de todos es única y hay muchos factores (es decir, tus ahorros, salud, longevidad esperada, necesidad de ingresos, etc.) a tomar en cuenta al momento de determinar el papel que el Seguro Social jugará en tu estrategia de ingresos para la jubilación.

Ponte en contacto con un asesor financiero de PNC Investments que te pueda ayudar a explorar tus opciones y a desarrollar un plan de jubilación personalizado que tome en cuenta todas tus fuentes de ingresos. Llama al 855-PNC-INVEST o visita tu sucursal local hoy.