Atención, compradores: un lunes de Navidad puede significar un fin de semana extralargo para que compres “hasta cansarte”, pero, para los estafadores, representa más oportunidades de engañar a los fiesteros navideños inocentes con estafas relacionadas con la temporada.

De hecho, ACI Worldwide informa que entre 2015 y 2016, los intentos de fraude a nivel global aumentaron en un 31 por ciento entre el Día de Acción de Gracias y la Víspera de Año Nuevo[1]. Generalmente, las pérdidas por fraude son un 20 por ciento más altas durante la temporada navideña, según la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados[2].

“Con los esfuerzos de fraude que incrementan bruscamente cerca de los plazos de envío navideños y el 25 de diciembre, los consumidores deben tomarse el tiempo para informarse sobre los intentos de fraude populares y cómo protegerse”, expresó Trevor Buxton, gerente de concientización sobre el fraude y comunicaciones de fraude y examinador de fraudes certificado de PNC Bank.

Tomarse el tiempo adicional ahora te ayudará a protegerte de empezar el nuevo año con el pie izquierdo.

Trevor Buxton

Buxton ofrece información sobre las estafas más comunes de esta temporada y consejos sobre cómo protegerte contra ellas.

1. Fraude de tarjeta de regalo
Las tarjetas de regalo, tanto electrónicas como plásticas, son una opción popular para las personas que hacen regalos. Por undécimo año consecutivo, el 61 por ciento de los consumidores quieren tarjetas de regalo como regalo navideño, de acuerdo con la Federación Nacional de Minoristas[3].

Pero las tarjetas de regalo también son muy propensas al fraude. Puesto que no contienen información del cliente, no son rastreables y los estafadores pueden obtener dinero rápidamente.

Las tarjetas de regalo electrónicas descargables conllevan el mayor riesgo de fraude. Según el Índice de fraude navideño anual de Radial, el fraude de tarjetas de regalo electrónicas generalmente ocurre 10 veces más durante la temporada navideña, pero aumenta repentinamente a 25 veces más probable el 26 de diciembre y permanece elevado hasta el año nuevo[4].

Protégete contra el fraude de tarjetas de regalo con estos consejos:

  • Utiliza tus tarjetas de regalo de inmediato. Son básicamente como el dinero en efectivo que se encuentra en tu cajón, o tu bandeja de entrada de correo electrónico.
  • Con las tarjetas de regalo electrónicas, confirma que existe un remitente legítimo y un código de confirmación que puedes usar en el sitio web de la compañía.
  • Las tarjetas de regalo de los bastidores de exhibición sin vigilancia conllevan más riesgo. Compra tarjetas de regalo en un sitio web de la compañía o en el mostrador de servicio al cliente donde estén bajo vigilancia.
  • Busca tarjetas de regalo que tengan empaque protector y el número oculto, pero asegúrate de que el sello no esté roto.
  • Observa al cajero activar tu tarjeta de regalo y confirma el valor después de que se active. Y siempre obtén un recibo de regalo.
  • No compres tarjetas de regalo en un sitio web de subastas ni en un mercado en línea, a menos que sea un sitio web de intercambio verificado.

¿Qué es la extracción de tarjetas de regalo?
Como el tipo más común de fraude de tarjetas de regalo, los estafadores tienen como blanco los estantes de tarjetas de regalo de plástico de las tiendas. Mediante el uso de un dispositivo de escaneo, pueden leer el código detrás de la tira para raspar.

Junto con el número de la tarjeta de regalo, roban el valor prepagado de la tarjeta o la colocan de nuevo en el estante para esperar a que un cliente desprevenido la compre y la active. Una vez activada, los estafadores llaman al número de teléfono gratuito de las tarjetas para averiguar el valor.

Puesto que las tarjetas de regalo se compran por adelantado para la temporada navideña, los estafadores tienen bastante tiempo para gastar el dinero en línea antes de que el cliente lo haga.

2. Sitios web y aplicaciones móviles de imitación
Algunos dicen que la imitación es la forma más sincera de halago, pero no cuando se trata de sitios web o aplicaciones. A los estafadores les gusta imitar y participar en ciberocupación, mediante la que se benefician imitando la marca comercial de otra persona.

Toman marcas muy conocidas, crean un sitio web con unas cuantas palabras adicionales en la URL, comercializan bienes usando palabras como “más vendido” o “descuento” y ¡voilá!, hacen negocios. Entregas tu número de tarjeta de crédito, pero los estafadores no tienen mercancía real para vender.

Para protegerte contra estos sitios web de imitación, busca en línea el sitio web real de la compañía. Comprueba la información, como la dirección o el número de teléfono de una compañía, cuando ingreses a su sitio web. Como precaución adicional, utiliza Whois.net, que te permite comprobar los nombres de dominio y el registro de sitios web.

Ten cuidado al descargar aplicaciones móviles[5]. Siempre descarga e instala aplicaciones de tiendas conocidas, como Apple® Store[6],Google Play Store[7], Amazon Store y Windows® Store. Algunas aplicaciones pueden albergar malware capaz de robar tus datos cuando utilizas el teléfono o cobrar dinero de tus cuentas vinculadas a la aplicación sin que lo sepas.

3. Notificaciones de envío falsas
¿Recibiste un correo electrónico en el que se indica que un remitente está tratando de entregar un paquete o que un paquete no se puede entregar, pero no recuerdas haber proporcionado tu dirección de correo electrónico? Podría ser una estafa.

Los archivos adjuntos o enlaces de estos correos electrónicos podrían ser un ataque de suplantación de identidad y contaminar tu dispositivo con malware en un intento de robar contraseñas, información personal o, en el peor de los casos, tu identidad. PNC ofrece consejos para ayudarte a descubrir cómo identificar un intento de suplantación de identidad.

Siempre visita el sitio web válido de los servicios de envío para llamar y verificar. Los estafadores también pueden colocar una postal de “entrega fallida” en tu puerta que podría contener números falsos. Algunos conducen a una compañía fraudulenta en el extranjero, que es una llamada costosa de hacer.

4. Tarjetas de felicitaciones electrónicas falsas
Si recibes una tarjeta electrónica en tu bandeja de entrada y no puedes reconocer el nombre del remitente, lo más probable es que no sea un admirador secreto, sino un estafador. Siempre elimina la tarjeta electrónica de alguien que no conozcas. Las compañías legítimas nunca te pedirán que compartas información personal para abrir una tarjeta.

5. Se necesita ayuda: solicitudes de empleo de temporada
Tú o tu adolescente pueden estar buscando ganar algo de dinero adicional para gastar durante la temporada navideña, y los empleos temporales son una opción popular. Durante tu búsqueda de empleo, ve al sitio web principal de la compañía para presentar una solicitud o hazlo en persona. Nunca pagues ni compartas información personal para obtener una oportunidad de empleo.

6. Estafas de viaje
¿Ves una oferta de viaje cerca de la temporada navideña que parece demasiado buena para ser verdad? Lo más probable es que lo sea. Los estafadores te atraen con sitios web de viajes y alquileres de vacaciones falsos, y dejan de responder una vez que ingresas tu número de tarjeta de crédito.

Protégete contra estas estafas al tratar con una agencia de viajes de buena reputación o directamente con el dueño de la propiedad. Además, sigue estos consejos para proteger tus finanzas durante los viajes de vacaciones.

¿Crees que eres una víctima?

Independientemente de la estafa o el monto que crees que se vio afectado, comunícate con tu institución financiera, la policía y luego presenta una queja ante el Centro de Denuncias de Delitos en Internet del FBI.

También puedes denunciar una estafa al Scam Tracker del Better Business Bureau.

PNC ofrece consejos de seguridad para mantenerte seguro durante las compras de la temporada navideña »

 

Ver la versión del texto