Cuando el dinero en efectivo solía ser el método de pago preferido, la gente intercambiaba dinero en efectivo o cheques de papel para liquidar deudas. Pero los tiempos han cambiado. Ya sea que le pagues a la niñera, dividas el alquiler con un compañero de habitación o envíes una tarjeta de cumpleaños a los nietos, las maneras de pago electrónicas se utilizan cada vez más en lugar del dinero en efectivo o los cheques. Y una de las maneras de pago electrónicas más populares son los pagos de persona a persona (person-to-person, P2P) que permiten que los fondos se trasladen de la cuenta bancaria de una persona (remitente) a la cuenta bancaria de otra persona (beneficiario). Pero cuando se trata de enviar dinero, la seguridad siempre es una prioridad.

Según una previsión de eMarketer de 2017, el valor de transacción de todos los pagos P2P de EE. UU. superará los $156 mil millones en 2018, elevándose a más de $244 mil millones para el 2021[1].

Para mantenerse al día con la demanda del consumidor, PNC, junto con un grupo de bancos estadounidenses, lanzaron una red de pago P2P denominada Zelle® en el 2017.

Las capacidades de pago P2P son convenientes, fáciles de usar y ofrecen transacciones rápidas cuando el destinatario está registrado en la red. Son populares entre los consumidores que necesitan dividir una factura de almuerzo, compartir el costo de un viaje o pagar colectivamente el regalo de un compañero de trabajo.

“Si bien las tecnologías P2P pueden ser una excelente manera de enviar dinero a las personas de confianza, como con cualquier producto financiero, hay delincuentes que buscan robarle el dinero a los consumidores con estafas creativas utilizando esta tecnología”, expresó Tom Trebilcock, vicepresidente sénior de asuntos digitales de PNC. “Los consumidores deben tener cuidado y utilizar los sistemas de pago electrónico de la manera más segura posible”.

Los consumidores siempre deben leer los términos P2P cuidadosamente para entender qué recurso, si lo hubiera, está disponible cuando los pagos se desvíen o hagan por error. En general, es importante confiar en tus instintos al usar pagos P2P, expresa Trebilcock. Ofrece tres consejos al usar pagos P2P:

1. Limítate a las personas de confianza: sólo envía dinero a familiares, amigos y conocidos de confianza. Si bien puede parecer conveniente pagarle a un tercero por tu última compra en Internet, la mayoría de los servicios P2P, como Zelle, no incluyen la protección de compra. Una vez enviado el pago, es irrevocable y no hay garantía de que recibirás el artículo que has pagado.

2. Presta atención al detalle: el uso de servicios P2P para enviar dinero a una dirección de correo electrónico, número de teléfono o nombre de usuario conocidos es conveniente, rápido y generalmente más seguro que el dinero en efectivo. Pero un número equivocado o un error ortográfico puede enviar tu dinero a un destinatario no deseado. Si esto sucede, tanto el remitente como el destinatario deben estar de acuerdo antes de que el pago, hecho por error por el remitente, pueda revertirse e incluso entonces, no hay garantía de que tu dinero será devuelto.

3. Considéralo dinero en efectivo: los servicios de pago P2P permiten a los usuarios enviar dinero a personas de confianza en tiempo real, sin la carga de llevar dinero en efectivo. Pero al igual que el efectivo, el uso de un servicio de pago P2P permite a los destinatarios un acceso casi instantáneo al dinero, con pocas oportunidades para que el remitente recupere los fondos si fueron enviados por error por el remitente. Por lo que si envías $100 por tu parte del regalo de cumpleaños de mamá, trátalo como si estuvieras entregando en mano un billete de $100. Y asegúrate de haber ingresado $100 y no $1,000 por equivocación.

“Cuando se usan según lo previsto, los servicios P2P ofrecen una forma rápida, cómoda y segura de realizar pagos a aquellos en los que confías sin la necesidad de tener dinero en efectivo a mano. Al prestar atención a los detalles, los consumidores pueden ayudar a garantizar que esos pagos lleguen a tus amigos o familiares y se alejen de las manos de los estafadores cibernéticos”, expresó Trebilcock.

Obtén más información sobre el uso de Zelle® en PNC.