La cobertura de sobregiro es un servicio que puede ofrecer tu banco en el que tus transacciones diarias y de una vez con tarjeta de débito de cajeros automáticos pueden procesarse incluso si no tienes fondos suficientes en tu cuenta de cheques para cubrir las transacciones. El banco cubre el déficit hasta que lo pagues y puede cobrarte un cargo por sobregiro por hacerlo.

Este artículo presenta algunas de las ventajas y desventajas de la cobertura de sobregiro para ayudarte a decidir si puede ser adecuada para ti.

Las posibles ventajas de la cobertura de sobregiro

¿Cuáles son algunas de las ventajas de la cobertura de sobregiro?

Las compras cotidianas no pueden ser rechazadas. Tanto si tienes fondos suficientes en tu cuenta de cheques como si no los tienes para una transacción única con tarjeta de débito o en un cajero automático, la cobertura contra sobregiros puede permitir que se procese la transacción.  

Las posibles desventajas de la cobertura de sobregiro

Ahora, la parte negativa. Aquí presentamos algunas desventajas de la cobertura de sobregiro:

Los cargos pueden acumularse rápidamente. La cobertura de sobregiro no es barata, sobre todo si la utilizas en exceso. Algunos bancos pueden cobrar entre $30 y $40 por transacción. Piensa en cómo se acumulan esos cargos si te excedes en tu cuenta varias veces al mes. Entérate de más sobre los cargos de sobregiros.

La cobertura de sobregiro te puede alentar a gastar en exceso. A veces, tener una protección contra sobregiros hace que la gente preste menos atención a lo que gasta y adopte el mal hábito de dejar que se acumulen los cargos por sobregiro. Puede convertirse en un ciclo costoso que va en contra de ti y de tus metas financieras.

Utilizada con prudencia, la cobertura de sobregiro puede permitirte hacer las compras cotidianas que son necesarias para tu vida. Investiga los servicios particulares de cobertura de sobregiro de tu banco para saber si pueden ser adecuados para ti.