Transcripción

Operador:

Entonces, ahora, sin más demora, comencemos con el Resumen de PNC de hoy sobre el impacto de las elecciones intermedias del 2022. Tengo el placer de presentar a su moderador del día de hoy, Lou Cestello, quien es jefe de mercados regionales y presidente regional para el área de Pittsburgh y el suroeste de Pensilvania.

Lou, tienes la palabra.

Lou Cestello:

Bien, muchas gracias y sean todos bienvenidos. Y gracias por acompañarnos en la parte final de la serie de tres partes del seminario web de PNC referente a las elecciones intermedias del 2022. Soy Lou Cestello, como dijo nuestro anfitrión, presidente regional de PNC aquí en Pittsburgh, y jefe de 54 mercados regionales de PNC de costa a costa. Son las 11:00 a.m., bueno, en realidad son la 1:00 p.m., hora del este aquí, y está muy frío en Pittsburgh, aunque el sol está brillando. Tenemos más de 2,300 de nuestros clientes y colegas de todo el país que se registraron para la continuación de nuestra conversación en relación con los resultados conocidos y posibles de las elecciones intermedias.

Mucho ha acontecido desde nuestro último resumen de las elecciones del 9 de noviembre, el día posterior a la elección, y la mayoría de las contiendas que estaban por terminar se decidieron, lo que dio como resultado que los demócratas retuvieran el control del Senado y que los republicanos obtuvieran el control de la Cámara de Representantes. Mitch McConnell conservó su liderazgo del partido republicano en el Senado de los Estados Unidos, y el líder republicano, McCarthy, aún está tratando de asegurar los votos para ser el próximo presidente de la Cámara de Representantes. Y, como se esperaba, el expresidente Donald Trump ha anunciado de manera oficial su candidatura a la presidencia.

El día de hoy, escucharán perspectivas oportunas sobre los resultados conocidos y el impacto que estos y otros desarrollos de parte del vicepresidente de Banca Corporativa e Institucional de PNC, el Sr. Harold Ford, Jr., y Amanda Agati, directora de inversiones del Grupo de Gestión de Activos de PNC. Primero, mi buen amigo y colega Harold establecerá el panorama con observaciones y perspectivas frente al trasfondo del entorno político, económico y social de hoy en día. Además de su rol como vicepresidente del segmento CNIB empresarial de PNC, Harold también se desempeña como presidente y director ejecutivo de la Corporación de Capital Económico y de Inclusión. Harold es un colaborador frecuente de Fox News, y actualmente se desempeña como coanfitrión alterno del programa The Five.

Luego de los comentarios de Harold, pasaremos a Amanda Agati. Como directora de inversiones del Grupo de Gestión de Activos de PNC, Amanda está a cargo de controlar la estrategia general de inversión, la administración de riesgos y carteras, las soluciones de inversión y el desarrollo y la ejecución de las políticas de inversión del AMG. Luego de los comentarios de Harold, Amanda compartirá sus perspectivas en cuanto al impacto del mercado en tiempo real y a más largo plazo respecto de las elecciones intermedias como las conocemos hoy, y qué significan para los inversionistas y las empresas.

Entonces, sin más preámbulo, cedo la palabra a Harold. Señor Ford.

Harold Ford, Jr.:

Gracias, jefe. Y una vez más, bienvenidos a todos nuestros clientes, y gracias por tomarse el tiempo de escuchar nuestras ideas acerca del panorama político y cómo está afectando y afectará a los mercados. Cuando hablamos la última vez, no teníamos el resultado final que tenemos ahora con muchas de las contiendas electorales en la Cámara de Representantes, el Senado, y para el caso, el panorama de las contiendas a las gubernaturas. Cuando hablamos, parece que lo hubiéramos hecho meses atrás, pero fue solo hace poco más de una semana, los resultados finales en la Cámara de Representantes no estaban definidos. Ahora sabemos, como mencionó Lou en su introducción, que los republicanos han logrado al menos una mayoría de un escaño. Aún están contando los escaños, y se espera que aumenten hasta cuatro, o una mayoría de cinco, que será probablemente, si estuviéramos teniendo esta conversación hace cuatro semanas, y la gente estuviera hablando de manera objetiva sobre cómo una mayoría sería para los republicanos, una mayoría de cuatro o cinco escaños hubiera sido probablemente, hubiera sido interpretada o colocada en la categoría de ser un margen decepcionante. No obstante, creo que cualquier margen es bueno si estas dentro de la mayoría. Estoy seguro de que los demócratas negociarían con los republicanos ahora, y con las expectativas, si bien no cumplidas como algunos republicanos quisieran en la Cámara de Representantes, ellos de hecho tienen la mayoría.

En los últimos minutos, en los últimos 30 minutos, la líder de los demócratas, la actual presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, como algunos habrán visto, decidió dimitir de su rol de liderazgo. No está claro si ella renunciará al Congreso una vez que el nuevo Congreso se reúna el 3 de enero, pero dejó en claro, en con un conjunto de comentarios realmente relevantes que fueron bien recibidos por los demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes, que ella no se presentaría a una reelección para ser líder de los demócratas. Ella destacó, y es fácil olvidar, que es una de las pocas, bueno nadie en la era moderna ha logrado lo que ha logrado ella en cuanto a ganar la presidencia de la Cámara de Representantes, perderla, volverla a ganar y ahora perderla, todo dentro de un periodo de 16 años.

Creo que lo noté en nuestra llamada anterior, nuestra conversación anterior, cuán rápido el cambio se produce ahora en la conformación partidaria del Congreso, o debería decir, la composición partidaria del Congreso durante 40 años antes de 1994, donde los demócratas tuvieron la mayoría en la Cámara de Representantes aunque el Senado haya cambiado de un lado a otro, y obviamente la Casa Blanca cambió de manos de partido político. Pero durante 40 años, los demócratas estuvieron a cargo de la Cámara de Representantes. Desde 1994 hasta la fecha, obviamente tuviste: en el 2006 los demócratas regresaron, en el 2010 los republicanos, en el 2018 los demócratas, y ahora los republicanos nuevamente en el 2022. Por lo tanto, cuatro veces desde 1994 en solo 28 años hemos visto ese tipo de cambio.

También lo mencioné, y un poco también preocupado por eso, porque creo que el hecho de que ella haya demitido como líder dará lugar, probablemente si no que garantizará, una nueva generación de liderazgo dentro de los demócratas. A pesar de que el Presidente Biden es el líder del partido demócrata en calidad de presidente, Nancy Pelosi es probablemente una figura tan reconocida dentro del partido como lo es el Presidente Biden. Y discutiría, Nancy Pelosi quizás no es, puede no ser un nombre tan familiar como nuestro presidente. Ella ciertamente, si pensamos en otros políticos, políticos nacionales en el partido demócrata, probablemente no existe un nombre que sea más conocido aparte de, quizás, los Obama.

Esta salida, nuevamente, dará lugar a una nueva generación de líderes, y esto será algo interesante para ver qué significa para los republicanos cuando piensan en su liderazgo también, que me lleva a lo que Lou mencionó en su introducción acerca de Kevin McCarthy, el legislador de California quien actualmente es el líder de la minoría en la Cámara de Representantes. Él logró, creo, 185, 186 votos, tal vez 188 votos, perdón, para ser el líder de los republicanos. El perdió, creo, algo más de 30 votos en su designación como candidato apenas hace unos días. Entre 188 y 30 es un margen que nadie asumiría para ningún juego o competencia política. Pero en esta competencia, es difícil porque él necesita 218 votos para ser el presidente de la Cámara de Representantes. Si él no logra esos 218 votos, obviamente no lo hará, no puede, no ganará el voto en el lugar.

Es posible que algunos de ustedes sepan que para ser presidente de la Cámara de Representantes no se trata de, no hay un requisito de ser miembro del Congreso. No obstante, el Congreso no tuvo, en la era moderna, un presidente que no haya sido miembro del Congreso y miembro del partido mayoritario. Menciono esto solo porque pienso que en los próximos días las maquinaciones que ocurrirán del lado de los republicanos acerca del futuro de Kevin McCarthy como presidente de la Cámara de Representantes definitivamente serán públicas. Parece ser que McCarthy tiene que hacer algunas concesiones con ciertas alas del caucus de la Cámara de Representantes entre los republicanos y muchos de los cuales están expresando su preocupación y escepticismo en el mejor de los casos, pero la preocupación en el peor de los casos, acerca de si él será capaz de gobernar efectivamente después de todas las concesiones que está haciendo. Y él aún no ha asegurado los votos para hacerlo.

Soy un colaborador de Fox News, y he afirmado públicamente que he conocido a Kevin McCarthy durante mucho tiempo, y me agrada como es él personalmente. Por esto, mis comentarios no están dirigidos a él en absoluto. Pero si evalúo los próximos días, él atravesará un tiempo difícil luchando y gestionando el control de ese caucus, que creo, me lleva a mi próximo punto, que es, una vez que terminas con la presidencia de la Cámara de Representantes, entonces hay que descifrar cómo hacer para aprobar el proyecto de ley de techo de deuda. Por ende, para esas dos cosas se debe generar un consenso en el Congreso, para el proceso de avanzar de modo ordenado y no tan caótico, que creo es lo que todos queremos, independientemente de a quién se haya votado o en qué partido podemos residir.

Y luego considero esa tradición estadounidense en profundidad que se ha arraigado, debo decir, en nuestro sistema político durante un tiempo, de paralización, acogerá a nuestro sistema político porque la energía partidaria en la Cámara de Representantes y, obviamente, con los demócratas que aún controlan el Senado. Es muy probable que la Cámara de Representantes promueva muchas leyes que probablemente no se debatirán o incluso no se considerarán en el Senado. Es posible que haya algunas cosas en las que se logre un avance para que el Senado las considere, pero mi intuición es que esa paralización será el tipo de definición, o diría, definición base sobre la cual la política se desarrollará en los próximos meses.

Y obviamente, con la contienda presidencial ahora lista para comenzar, con el anuncio del expresidente Trump la otra noche, hace algunas noches, y con la idea de que otros republicanos participarán de la carrera, e incluso la idea, a la que volveré, de que si el Presidente Biden busca o no la reelección, algo que obviamente destrabaría y daría comienzo a una contienda electoral entre los demócratas para ser el candidato del partido y de las elecciones del 2024, y con suerte para bien de los demócratas imaginaría que también quieren ganar.

Del lado de los republicanos, es muy claro que la persona que probablemente presenta el mayor desafío al expresidente Trump, que es el único candidato confirmado hasta ahora, es probablemente el gobernador de Florida Ron De Santis, quien creo que probablemente tuvo del lado republicano la noche más exitosa y decorada que haya tenido cualquier republicano al ser reelegido en Florida y ganar de la manera que lo hizo, con las coaliciones que él fue capaz de crear, y también trasladar la línea final partidaria, o debo decir política, a aquellos en su partido que buscaban un puesto local, y para el caso, federal, incluido el senador reelecto Marco Rubio.

Del lado de los demócratas, creo que Gretchen Whitmer de Michigan, hubiera dicho en nuestra última llamada, creo que ella probablemente tuvo su mejor noche para los demócratas, considerando que la legislatura en Michigan, la Cámara de Representantes y el Senado, la legislatura del estado, perdón, ambas pasaron de los republicanos a los demócratas, y el Secretario de Estado allí fue reelecto, y el Fiscal General, y todos son demócratas. Ella es un nombre que, para los que tienen cierta curiosidad, o estén pensando en voz alta, podrían tener cierta curiosidad sobre quién entre los demócratas pondrían al frente si el Presidente Biden, perdón, no busca la reelección. Ella ciertamente ha construido un caso muy convincente para ella misma y, lo que es más importante, un caso muy convincente para lo que ella representa.

Voy a dejar que Amanda ahonde un poco más, o no ahonde más, pero realmente nos ofrezca una perspectiva general y ahonde más en esto, acerca de cómo pensamos que los mercados se ven afectados por esto. Pero diré una o dos últimas cosas, me complace responder cualquier pregunta a medida que nos acercamos a esa parte de nuestro programa o parte del esfuerzo en este sentido. El área en la que realmente espero que el presidente y los republicanos en la Cámara de Representantes y los demócratas en el Senado, y los republicanos, para el caso, en el Senado, sean capaces de encontrar cierta armonía es en algunos de los problemas con la política exterior. Y, obviamente, vemos cada día imágenes e información y mensajes que provienen de Ucrania y cómo los ucranianos se están levantando contra el presidente Putin. Será interesante ver si el Congreso y el Senado pueden mantener el frente de apoyo unificado. Existe una solicitud de $37 mil millones del Presidente Biden. Tendremos que ver si eso, que sería la tercera parte en esto: la primera es quién es el presidente de la Cámara de Representantes, la segunda el techo de deuda y la tercera si en mi humilde estimación, el Congreso y el Senado y el presidente pueden mostrar unidad en cuanto al apoyo continuo a los ucranianos.

Dos, creo que la reunión más reciente entre el Presidente Biden y el presidente Xi en Bali. Considero que una de las razones por las que la reunión se desarrolló tan bien como al menos algunos están comentando, o la prensa está sugiriendo, ciertamente fueron las expectativas. Hubo la expectativa de que quizá no se desarrollaría bien. Una de las razones, creo, por las que reamente se desarrolló bien es porque China respeta el poder, y el Presidente Biden proyectó poder. Aunque los demócratas perdieron la Cámara de Representantes, la expectativa fue que habría mayores pérdidas en la Cámara de Representantes y que el Senado hubiese podido convertirse en republicano. El hecho de que el Senado siguiera siendo demócrata y que el margen republicano parece pequeño y algunas de las contiendas de los gobernadores en todo el país, los demócratas tuvieron victorias, creo que ciertamente incrementó y mejoró la posición del Presidente Biden, ya que se ubicó y se sentó allí con el presidente Xi, negociando en representación de nuestro país. Creo que cualquiera sea el trasfondo partidario y las aspiraciones del partido, considero que uno de los mejores principios y debo decir los principios organizativos de nuestra política, cualquiera que sea el partido de nuestro presidente, cuando él o ella, y diremos ella, algún día, es reunirse con un líder extranjero, queremos que proyecte la fortaleza de los Estados unidos y obtenga la mejor negociación que se pueda para el país. Entonces eso fue positivo, lo que sea que se piense acerca del resultado de las elecciones. Y hubiera dicho esto, si esto fuera una victoria de un presidente republicano. Se espera proyectar fortaleza en nombre del país.

Con eso, cedo la palabra, y estoy complacido de responder cualquier pregunta que tengan, a medida que el proceso se desarrolle aquí también. Me complace ceder la palabra a mi estimada y astuta colega, Amanda Agati.

Amanda Agati:

Muy bien, excelente. Muchas gracias, Harold y Lou; estoy encantada de estar con todos ustedes esta tarde de manera virtual para hablar acerca de las elecciones intermedias, los mercados y el trayecto futuro. Permítanme simplemente empezar diciendo, es posible que no hayamos aún obtenido un giro de la Fed, pero van a hacer que Amanda dé un giro en esta llamada. Debido que creo que dijimos mucho acerca del impacto que las elecciones intermedias tienen en los mercados. Al final del día, el estancamiento es estancamiento. Y a pesar de que los márgenes de control aquí son algo estrechos, el mercado cree que una dinámica similar se va a dar, al igual que la vimos en los últimos años. Y por lo tanto, un entorno bastante difícil para obtener algo significativo, o, dicho un poco diferente, extremo.

Entonces, un gobierno dividido suele ser el resultado más favorable para el mercado. Los mercados siempre prefieren el estancamiento. Hemos estado diciendo que pensamos que eso iba a ser el resultado en general. Y, por lo tanto, esto de verdad limita la posibilidad de que se presenten sorpresas políticas negativas importantes o significativas en una dirección u otra. Por esto, en un momento en el cual estamos en un régimen de volatilidad muy elevada como una función de muchas fuerzas a nivel macroeconómico. Washington no será tan volátil y por tanto, haré lo que mejor hago aquí y daré un giro y cambiaré de tema, y responderé las preguntas que creo que son más importantes, ya que se relacionan con el trayecto futuro para los mercados y la economía. 

Y, en consecuencia, este no será un panorama completamente económico y de inversiones. Definitivamente no tenemos tiempo para evaluar todo eso. Pero quiero darles algunas opiniones sobre las cosas claves que son las más importantes para mí a fin de calibrar y guiar el trayecto futuro de los mercados. Para hacer eso, no obstante, solo quiero dar un paso atrás y evaluar en cierto modo cómo llegamos a este punto.

Entonces, desde la perspectiva del rendimiento, ha sido un año absolutamente despiadado para los inversionistas de activos múltiples. No les estoy diciendo nada que ustedes no sepan ya. Tuvimos tres trimestres consecutivos de retornos de acciones negativos. No habíamos tenido esa dinámica desde el 2008. Antes de eso fue en el año 2002, y anteriormente en el año 2001. Y por lo tanto, tener esto en juego fuera de una recesión, digamos que no tiene precedentes. Tuvimos algo de fortalecimiento en octubre y cierta variabilidad, pero en general, hubo resultados positivos en noviembre. Pero estamos cavando de un hoyo realmente significativo y hay, creo, en verdad razones importantes o una serie de razones importantes para eso.

Lo que también está creando este dolor significativo para los inversionistas de activos múltiples, es que los bonos también presentan bajas por tres trimestres consecutivos. Hemos tenido esta dinámica presente en el pasado, pero no fuera de una recesión. Por eso, solo quiero volver a enfatizar eso. En verdad, ha sido un entorno sin salida para los inversionistas este año. Y por eso que cuando las únicas dos cosas que en cierto modo están “funcionando” en lo que va del año son las exposiciones relacionadas con la energía y la volatilidad, se sabe que es una racha difícil. Esas dos exposiciones no completan una cartera bien diversificada y, ciertamente, tampoco una cartera a prueba de todo obstáculo. En consecuencia, ha sido un esfuerzo muy, muy duro.

Pero creo que se regresa a un concepto importante del que realmente hemos hablado durante el año, y se trata de esta función de una situación crítica de obstáculos a nivel macro que siguen girando aparentemente sin cesar, a pesar de que podemos empezar a ver un poco de luz al final del túnel en algunos de estos frentes. El más importante, y obvio, en verdad tiene que ver con las lecturas de inflación elevadas y sostenidas, no solo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo. Hablaré acerca de algunas observaciones relativas a las últimas lecturas que tuvimos por acá durante la última semana. Pero también estamos muy enfocados en lo que está sucediendo con las políticas de cero tolerancia al COVID y el confinamiento en China. Hemos visto mucho encendido y apagado de luces, ya que se relaciona con China y otras partes de los mercados emergentes. Y, por esto, eso siguió aplicando muchísima presión en las cadenas de suministro y creó muchas interrupciones.

Me preguntaron al comienzo del año cuál creía yo que era el único catalizador más importante para mantener el repunte del mercado, así como el crecimiento de la economía en la trayectoria en la que estaba. Ese fue la normalización y la estabilización en las cadenas de suministro. Tenemos tres trimestres recorridos en el año, estamos en la recta final, correcto, hasta el final de este año. Y solo una prueba muy anecdótica ha comenzado a aparecer recientemente acerca de cierta estabilización relacionada con la cadena de suministro. Por eso es una fuerza en verdad significativa pero menospreciada, agregar realmente combustible inflacionario al incendio.

Rusia y Ucrania continúan aplicando muchísima presión al complejo de energía y los precios de las materias primas en general. No vemos realmente una solución rápida allí. De hecho se está inclinando hacia adelante un poco más en términos de escalada. Y por eso nuevamente, esa es una fuerza que seguirá estando con nosotros, probablemente en el año nuevo. Y, de nuevo, inyectar mucho fuego adicional en el trasfondo inflacionario.

Y luego, por supuesto, por último pero no por eso menos importante, es esta Fed problemática, saben, en verdad en un círculo aquí con una política de ajuste mucho más ajustada y rápida que la prevista por los mercados. Los mercados han intentado ponerse a la altura de la Fed, efectivamente durante todo el año. Y, por ende, sigo opinando que la Fed tiene el control en cuanto al trayecto futuro. Por eso, quiero en cierto modo dar un giro desde ese punto para comenzar a hablar acerca de algunas de estas observaciones principales que tenemos y lo que en definitiva significa para el trayecto futuro.

La semana pasada, obtuvimos un “shocker” y ese es un término técnico para ustedes, ya que se relaciona con el informe del CPI que se dio a conocer. Fue mucho mejor, es decir, menor que las expectativas de consenso. Pero sigue siendo demasiado alto. No obstante, lo que es interesante es que se cataliza, quizá de forma histórica, por casi todos los índices principales que se pueden rastrear, tanto desde el lado del capital como del lado de la renta fija, en verdad rompe el récord de rendimiento de un día. Y se trata del mercado que simplemente clama por cada punto de dato posible que indique que estamos ganando algo en este trasfondo inflacionario, y también intentando obtener una señal de que la Fed pueda, en cierto punto, dar un giro, pausa o incluso dar la vuelta a la esquina y retroceder para bajar las tasas.

Creo que es una falsa esperanza, por eso quiero ser muy clara. No estoy inclinada excesivamente hacia la tendencia a la baja en este momento, a pesar de muchos obstáculos que se avecinan. Pero creo que este fortalecimiento más reciente en cuanto a los mercados es un poco excesivo. Considero que es una esperanza algo falsa de que vamos a obtener una mejoría temporal de parte de la Fed en el muy corto plazo.

El informe de PPI llegó más temprano esta semana, nuevamente, siguió y continuó esa tendencia de surgir mejor de lo esperado, es decir, más bajo. Pero en el caso de ambos, aún estamos en niveles demasiado elevados para suspender a la Fed en este punto. Y, por ende, la Fed aún está en el asiento del conductor en cuanto al camino por delante.

Se vio mucho alboroto en cuando a cómo caracterizar el camino a seguir de la Fed. Ha sido más lento por más tiempo, más alto por más tiempo, más rápido, como intentando idear cómo estructurar esto. Solo estoy sugiriendo un enfoque más largo por más tiempo muy simple, ya que se relaciona con el trasfondo de la política monetaria. Desde mi punto de vista, es realmente la manera más sencilla de caracterizar el nombre del juego aquí. Y para describir la estrategia de la política monetaria de la Fed, pero también este juego de parte del mercado, intentando llamar al engaño de la Fed, aparentemente sin éxito. Hemos visto eso sin éxito durante el transcurso de este año.

Y por lo tanto, cuando digo, más largo por más tiempo, lo que en verdad quiero decir es, solo más alzas en las tasas, una mayor tasa terminal y un ciclo de ajuste general más largo. Para mí, Amanda hablando, es más largo por más tiempo.

Debido a que gran parte del trayecto futuro en verdad en lo que va del año ha dependido y sigue dependiendo de las alzas de la tasa de la Fed, solo quiero nivelar y establecer hacia dónde van las expectativas del mercado. Por eso, el mercado esperó 75 puntos básicos en la reunión de noviembre; básicamente fue un “snoozer”. Ese es otro término técnico para ustedes. Así que el mercado ya estaba allí. La Fed actuó de la manera que el mercado esperaba, por eso el mercado en cierto modo se movió para dar mensajes y señales para lo que vendría a continuación. Cuando miramos el mercado de futuros de fondos de la Fed, aún miramos a aproximadamente 50 puntos básicos en diciembre, otros 50 puntos básicos en febrero y 25 puntos básicos en marzo. Por eso, si la Fed sigue ese trayecto, y no caracterizaré ir a 50 en diciembre como giro, a pesar de lo que muchos colegas en la industria en cierto modo describen como, creo que es una desaceleración, como respirar un poco más aquí, un poco de mejoría temporal y entender cuántas acciones ya comenzaron a filtrarse a través de la economía. Entonces, eso no es un giro según lo que entiendo.

Pero esas son las expectativas del mercado. Y por eso, en la medida en que la Fed cumpla con esas expectativas, creo que el mercado realmente puede manejar estas próximas alzas en las tasas, aparentemente en pasos largos. El desafío viene, en lo que finalmente sucederá en el 2023. El mercado aún está fijando precios para una serie de recortes en la tasa en la última mitad del 2023, pero creo que está muy claro, según los mensajes de la Fed y del mismo Powell, que no debemos esperar recortes en la tasa en este punto. Es muy prematuro y muy precipitado esperar ese giro abrupto. Y creo que es solo realmente un recordatorio no tan amigable que la Fed y los mercados no han coincidido en todo el año, y que el objetivo de mandato doble enfocado de la Fed está en el mercado laboral y también en la estabilidad de precios, es decir, la inflación. No está apoyando al mercado de valores. Y esa es la razón por la cual el mercado sigue batallando y luchando con este agresivo trayecto futuro.

Al final del día, sin embargo, he estado afirmando desde hace un tiempo: no importa necesariamente cuánto avancen en cierta reunión, ni cuándo ruido hagan los comentarios de un gobernador fuera de la Fed, lo que realmente importa en cuanto al trayecto futuro es donde esté probablemente el estado final para la política monetaria. Luego de la reunión de la Fed de noviembre, no cambiaron sus argumentos de puntos, por eso seguimos esperando en aproximadamente un 4.6 % como el estado final de la política monetaria. Pero fueron muy claros en insinuar o señalar que eso probablemente deberá subir. Puede ser tan pronto como en la reunión de la Fed de diciembre. Y por eso, allí es donde mi mente en verdad está en términos de calibrar el trayecto futuro.

Incluso aterrizar en un 4.6 % es un territorio totalmente restrictivo para los mercados y la economía y las condiciones financieras. Y por eso, creo que las probabilidades se elevaron mucho, y en muy poco tiempo, de que un aterrizaje forzoso es más probable que ocurra en el 2023, y posiblemente antes de lo que de otro modo habríamos pensado, incluso con solo ceñirnos a ese 4.6 %. Vamos más lejos que eso, y creo que efectivamente es una conclusión inevitable. Nunca hubo un ciclo de ajustes de parte de la Fed en el transcurso de la historia en el que las tasas aumentaran a 4.6 % o más y eso no haya ocasionado una recesión.

Por eso, de nuevo, vuelvo a esta idea de que la Fed definitivamente tiene el control. No les hablé para nada acerca de los fundamentos subyacentes, porque creo que es casi irrelevante con el hecho de que la Fed continúe con esta posición tan extremista.

La otra cosa que es muy importante para mí, no obstante, es lo que ocurre con el crecimiento de las ganancias. Hemos estado atados a la esperanza quizás algo ingenua, contraria, como quieran describirla, de manera optimista, de que vamos a evitar una recesión de ganancias. No tendremos una recesión de ganancias en el 2022. Los fundamentos subyacentes son lo suficientemente sólidos para que clamemos victoria y terminemos en territorio positivo, quizás del 5 %, quizás del 6 % de crecimiento de ganancias en el índice S&P 500 para el año 2022. Pero definitivamente no hay un acuerdo con respecto a lo que sucederá en el 2023. Y de nuevo, en la medida en que la Fed siga ajustando las condiciones financieras, creo que vamos a comenzar a ver el fondo que se aleja de las expectativas de crecimiento de ganancias para el año próximo. Algunas han caído, pero creo que sigue habiendo lugar para que caigan aún más. Y por eso, según la última verificación antes de que me uniera a la llamada esta tarde, las expectativas para el próximo año se colocan en aproximadamente el 5 % del crecimiento de las ganancias. Aún son positivas, pero en verdad no nos dejan mucho margen para que las condiciones financieras se ajusten más significativamente desde allí. Y por eso, eso será crítico en términos de un impulsor para el trayecto futuro de los mercados.

Entonces, ¿a dónde vamos desde aquí con todas estas partes movibles y variables clave? Hemos estado diciendo todo el año que el valor justo para el índice S&P 500 sigue estando en el rango de aproximadamente de 15 a 17 veces la relación P/E futura. Estamos aumentando gradualmente por encima de 16 veces, por eso el mercado ha estado muy agitado, pero ha estado en este rango de negociación durante los últimos meses. Pero el supuesto clave para este rango de negociación del valor justo es en verdad que seguimos en un trayecto de crecimiento lento pero aún positivo. Por eso, también conocido como escenario de aterrizaje suave. Definitivamente no estamos valuados a niveles de valoración de recesión, y por eso según lo que dice la Fed, por eso pasé tanto tiempo en luchar por nuestro punto de vista e interpretación de qué es lo que la Fed probablemente hará. Creo que eso realmente impulsa una desventaja adicional desde aquí.

La buena noticia, no obstante, es que el mercado ya bajó mucho, en una manera de decirlo muy contradictoria. Y también hemos visto una compresión de múltiplos muy significativa, es decir, de 6 puntos de múltiplos a la baja en el índice S&P 500 desde el comienzo del año. Por eso el mercado se está anticipando a una desaceleración más significativa y una contracción, pero no a niveles de valoración de recesión total. Creo que hay más desventajas, pero en verdad creo que hay un ángulo interesante para tomar aquí que puede ser breve. Dado que la Fed permanece firmemente en control, el mercado solo continuará anticipándose e intentando valuar en todos los movimientos de ajuste de la Fed de manera muy rápida. Ha sido un sello distintivo de este régimen de alta volatilidad y creo que continuará estando en control aquí.

Por eso a medida que comenzamos a ganar algunas señales más poderosas, y confirmar la tendencia de que la inflación se está controlando, consideren el informe de CPI de la semana pasada, en el PPI de esta semana, en la reacción del mercado a ambos, comenzamos a tener señales que confirman esas tendencias, o comenzamos a tener retórica de la Fed que dice, sí, estamos ganando terreno, aquí, podemos comenzar a desacelerar las alzas en las tasas desde aquí. O, me animo a decir, incluso a pausar, que sería increíble desde la perspectiva de un inversionista a corto plazo. En verdad creo que los múltiplos pueden rebotar, entonces eso es, les estoy dando cierta esperanza de que creo que la desventaja puede seguir estando frente a nosotros, pero en cierto modo ser breve. Y ese es realmente el poder de la política monetaria.

Desde nuestro punto de vista, una pausa de la Fed es casi lo mismo que un recorte a los ojos del mercado. Y por lo tanto, creo que en la medida en que obtengamos cierta confirmación de estas señales, podremos ver fácilmente dos o tres puntos múltiples de expansión de múltiplos de valoración, si todo lo demás no cambia. Eso es cuán significativo sería una recuperación rápida. Pero realmente necesitamos algunos de los otros obstáculos a nivel macro como una función de la situación crítica para comenzar a calmar. La Fed está peleando esta batalla aparentemente sola y solo tiene herramientas de política efectivas en la caja de herramientas. Y por lo tanto, quisiera ver que algunas de estas otras fuerzas comiencen a estabilizarse o establecerse un poco. Creo que al final de cuentas haremos que los trabajos sean más fáciles, que el trabajo de la Fed sea más fácil. Por eso, no es una conclusión inevitable el hecho de que probablemente vayamos hacia una recesión, pero definitivamente necesitamos estas otras variables para comenzar a ayudar y a corto plazo.

Sé que les di muchísima información en un periodo de tiempo muy corto. Voy a volver a ti Lou para comenzar la parte de preguntas y respuestas de nuestra sesión, y no tengo dudas de que tienen muchas preguntas sobre lo que dije y también acerca de la reacción de los mercados respecto de las elecciones intermedias. Entonces, aunque bromeé al comienzo, como si cambiara de tema, no quiero hablar de eso, y me complace hablar también sobre el impacto que las elecciones intermedias tienen en los mercados.

Lou, tienes la palabra.

Lou Cestello:

Gracias, Amanda. Hay muchas preguntas muy buenas en el recuadro, pero saben, la primera con la podríamos comenzar es, se relaciona con lo que acabas de comentar. Y es, el plazo, aún estamos fuera de una recesión, a pesar de que puede sentirse que estamos dentro de muchas. ¿Podemos hablar de la diferencia entre el lugar en el que estamos y qué es una verdadera recesión?

Amanda Agati:

Bueno, la definición técnica es en verdad dos trimestres seguidos de crecimiento de PIB negativo. Pero cuando observamos los informes preliminares del PIB del tercer trimestre, se encuentran realmente en territorio positivo sólido. Entonces, el primer trimestre, modestamente negativo; el segundo trimestre también modestamente negativo, pero luego un periodo de prosperidad, una inyección de ánimo en cuanto a los términos de crecimiento económico para el tercer trimestre. Y por eso diría, deben tomar esa definición tradicional un poco con pinzas. Sí, tuvimos dos trimestres seguidos de crecimiento económico modestamente negativo. Pero también nos encontramos en condiciones en verdad sin precedentes.

Piensen en el inicio de la pandemia, los confinamientos que le siguieron, el colapso que rompió récords en los mercados y en el crecimiento económico, todo efectivamente se frenó bruscamente y luego intentar volver a arrancar. Las cosas se quiebran, y las cosas no funcionan necesariamente de la misma manera que lo hicieron en ciclos anteriores porque en verdad no habíamos atravesado una dinámica como esta, básicamente nunca. Y por eso, al mirar el reinicio del año pasado y el crecimiento económico que rompió récords, creo que terminamos el año en alguna parte del crecimiento del PIB entre el 5.7 % y el 5.9 %. Eso es mucho. Y eso hace que la comparación interanual respecto de este año sea muy, muy difícil.

Por eso, no creo que estos dos trimestres seguidos de crecimiento modestamente negativo sean un reflejo real de la fortaleza básica subyacente porque tuvimos comparaciones difíciles que rompieron récords. Y por eso, aún queda, terminaremos este año en territorio positivo en cuanto al crecimiento del PIB. Entonces, considero que todavía queda tiempo. Aún hay tiempo en este ciclo económico. No estamos entrando en una recesión de forma oficial. Y saben, en la medida en que obtengamos una mejoría temporal de parte de la Fed, es posible que estemos en un escenario favorable. Y por eso creo, no quiero hacerlo tan sencillo como las matemáticas, pero considero que la línea final aquí es, las matemáticas fueron lo que impulsaron a que en el primer y segundo trimestre se percibiera un entorno de recesión, aunque las bases subyacentes aún estaban allí. No pueden permanecer para siempre, es por eso que creo que en el 2023 habrá un trasfondo muy distinto en la medida en que la Fed continúe avanzando.

Lou Cestello:

Pasemos a una pregunta para Harold. Harold, ¿puedes quizá hablar un poco sobre la segunda vuelta en Georgia? ¿Cuán importante es, ahora que ambos, sabes, la Cámara de Representantes y el Senado, ya están definidos, y quizás qué significa eso? ¿Qué podría significar esto para Trump?

Harold Ford, Jr.:

Bien, excelente pregunta, y debí haberla abordado en mi introducción. Y lamento no haberlo hecho. La contienda electoral de Georgia sigue siendo importante por dos motivos: dos motivos de políticas y uno político. Me enfocaré en el político primero porque se mencionó el nombre del expresidente. Creo que Herschel Walker es un candidato respaldado por el expresidente Trump. Él es el único candidato porque esta es la única contienda electoral que quizás el expresidente Trump podría ganar, si Herschel Walker gana, lo que significa que su candidato sería victorioso en la contienda electoral. También es importante desde el punto de vista político porque si el partido republicano puede seguir unido en Georgia detrás de Herschel Walker, no solo ayudará a Herschel Walker, sino que también, creo, ayudará al posicionamiento del partido republicano. Tanto como soy demócrata, quiero que ambos partidos sean creíbles y fuertes porque esa es la única manera en que podemos tener una legislación, nueva política o nuevas leyes sostenidas y duraderas, y que realmente ayuden al país.

La última cosa respecto a la política es que los demócratas tienen una mayoría ahora de 50/50 independientemente del resultado. Pero 51/49 podría darles a los demócratas más lugares en los comités del Senado. Permitiría al Presidente Biden, si existieran algunos en su gabinete que requieran confirmación del Senado, que son todos a excepción del jefe de gabinete, esa persona o los nuevos candidatos probablemente tendrían una mejor oportunidad de garantizar una recomendación de cualquiera de los comités a los que tengan que ir antes del primero. Y luego, obviamente, un voto mayoritario porque será de 51/49. Entonces, existe cierta ventaja táctica y política para que los demócratas tengan una ventaja de 51/49, que es la razón por la cual creo que ambos partidos tienen un incentivo fuerte en la campaña y por lo que gastaron mucho dinero en Georgia.

En un tono menor, más liviano y en verdad jocoso, sería genial ser dueño de una pequeña estación de radio en Georgia en el próximo mes debido a las decenas de millones de dólares que irían allí para intentar ayudar a que el candidato de una de las partes o de ambas logre avanzar.

Lou Cestello:

Gracias, Harold. Tienes la palabra, Amanda. Amanda, ¿puedes hablar en el recuadro acerca de la división 60/40? Sobre donde está el dinero en efectivo ahora, ¿algún cambio a la filosofía de inversiones en torno a la combinación?

Amanda Agati:

Claro. Me complace hablar de esto. Voy a dar un paso atrás y hablaré un poco sobre el manual de estrategias cuando no existe uno. Pero déjenme solo decir, las estaciones de radio de Georgia no son parte de la recomendación de carteras táctica, a pesar de la recomendación de Harold. Eso no está en mi lista de finalistas para este manual de estrategias.

Cuando pienso en el manual de estrategias, definitivamente es una dinámica dura, correcto, si consideramos en qué medida la Fed en verdad tiene el control. Soy inherentemente, siento que soy opositora, entonces en los puntos de inflexión en ciclos, me siento en verdad emocionada acerca de las nuevas oportunidades de inversión que probablemente se confirmen por los puntos de inflexión. Cuando todo está aumentando rápidamente y todo se está moviendo en la misma dirección, es algo aburrido. Y por eso quiero escoger mis puntos con mucho cuidado.

Dicho esto, e incluso donde los mercados en cierto modo se ajustaron durante el transcurso de este año, creo que todavía debemos ser un poco defensivos. Y por lo tanto, cuando pienso en la exposición del capital, me inclino definitivamente por las capitalizaciones del mercado más grandes sobre las menores. Nos inclinamos a los Estados Unidos sobre lo internacional. Estados Unidos por mucho, debido a los desafíos que podemos tener en la economía interna, somos la mejor sede a nivel mundial. Por esto, desde una perspectiva de posición defensiva, debemos inclinarnos a los Estados Unidos sobre lo internacional. Y luego, diría, desde una perspectiva de estilo, hemos neutralizado nuestras apuestas en torno al valor y el crecimiento. Nos estamos inclinando hacia entornos de mayor crecimiento donde este comienza a volverse escaso, los inversionistas tienden a saldar deudas por crecimiento. El desafío este año es que las exposiciones de crecimiento y las valoraciones de exposiciones de crecimiento no pudieron superar la velocidad en que subieron las tasas, y el ajuste de [inaudible] financiero en verdad ha sido este duro esfuerzo, con el péndulo que va y viene entre el valor y el crecimiento. No ha sido en verdad beneficioso, desde una perspectiva de posicionamiento del inversionista que sea todo de una manera o todo de la otra. Y, como dije al principio, la energía y la volatilidad son las únicas dos cosas que están funcionando. Y por eso, cuando preguntan cosas como la división 60/40 y la cartera 60/40, la diversificación no está muerta aunque parezca que sí, y no ha funcionado bien este año. En consecuencia, estamos aún muy enfocados en tener exposiciones diversificadas de alta calidad en todo el universo de activos múltiples.

Sin embargo, en lo que respecta a la renta fija, será un esfuerzo duro, ya sea que se trata de exposiciones de grado de inversión o crédito por debajo del grado de inversión. Hasta que la Fed dé señales del final de su ciclo de ajuste, creo que esas exposiciones seguirán estando bajo presión. No significa que debamos venderlas o salir de ellas. Aún necesitamos esa póliza de seguro en la cartera, y en contrapeso ese día volverá, aunque ha decepcionado a los inversionistas este año.

Debo decir, el dinero en efectivo se volvió en verdad interesante. Con la velocidad a la que han subido las tasas de interés, realmente hemos comenzado a incorporar asignaciones de dinero en efectivo en nuestras carteras de renta fija. Para ser claros, no estamos vendiendo acciones para generar posiciones de efectivo. Esto es muy específico para una asignación de cartera de renta fija, pero al lugar al que se movieron las tasas de interés, el dinero en efectivo como una clase de activo en verdad se está tornando muy interesante después de efectivamente estar muerto durante los últimos 10 a 15 años.

Y luego, lo que no se incorporó, podría hablar de esto todo el día, pero que no se incorporó en la pregunta en torno a una cartera 60/40 de hecho es el rol de las alternativas. Entonces, creo que es una conversación en verdad importante para tener. No es lo adecuado para todos los inversionistas, pero el rol de las alternativas, especialmente en este entorno, puede ser verdaderamente importante. Y, en especial, dado el desafío que las valoraciones del mercado público representaron este año, en verdad cataliza un punto de ingreso muy interesante para los múltiples años para las inversiones del mercado privado. Y entonces, en verdad nos gustan las áreas en las acciones privadas, capital de riesgo, deuda privada, bienes raíces privados, aunque sé que este puede ser algo engañoso con el lugar en que están las tasas. E incluso la infraestructura privada. Y por esto no es una solución mágica, no es una solución que sirva para todas las situaciones, si no un componente construido de manera adecuada de una cartera de activos múltiples que tiene alternativas en cuanto a que puede estar en verdad bien posicionado en este entorno. Entonces, si no tienen eso en su cartera, les recomiendo que hablen con un asesor de inversiones, con quien sea que estén trabajando, para ver si tiene lógica incorporar algo de eso a medida que avanzamos en el año nuevo.

Lou Cestello:

Gracias, Amanda. Y otra pregunta, se la voy a pasar a Harold. Harold, con el estancamiento y la división, ¿existe algo que veas en lo que ambos lados puedan trabajar juntos que podría beneficiar a la economía?

Harold Ford, Jr.:

Esa es otra buena pregunta. Creo dos cosas, así que remarqué las tres áreas donde las necesidades de consenso inmediato antes de llegar a cierto, creo que antes del estancamiento, en verdad se torne la fuerza organizativa en el Congreso. Y una de esas áreas es obviamente la presidencia de la Cámara de Representantes. Tenemos que seguir adelante esta conversación en torno al techo de deuda de manera significativa, y debemos pensar en el frente ucraniano, si los $37 mil millones, creo que es un poco menos de $38 mil millones ($37.7 mil millones), serán financiados. Hay otros dos temas que parecen unir al Congreso. Uno es China, y los demócratas y republicanos por igual cuando se trata de encontrar maneras de hacer que los Estados Unidos sean más competitivos, para crear más oportunidades y más oportunidades de inversión, y para el caso, crear y desarrollar más cosas aquí por las que fuimos durante mucho tiempo dependientes de las cadenas de suministro asiáticas, en especial las cadenas de suministro de China. Creo que encontrarán muchas cosas en común allí, también.

Y obviamente, justo alrededor del último día, con cierta atención renovada en torno a las compañías de criptomonedas, por primera vez la presidenta del Comité de Bancos, Maxine Waters, quien es la presidenta saliente, y el miembro de ranking de ese comité que es el presidente entrante, un republicano que se llama Patrick McHenry, acordaron algo. Acordaron realizar una audiencia de supervisión en torno a las FTX, los desafíos y la quiebra respecto de las FTX. Por eso, creo que habrá algunos problemas como esos. Pero cuando se trata de cosas que, creo, cuando la manera en que interpreto mucho de lo que Amanda está diciendo, y Amanda no quiero colocar tu consejo en mi bolsa de propiedad de radio que estuve promocionando. Pero algunas de las cosas que creo que estás pensando en cuanto a política fiscal, cambios impositivos, creo que será muy difícil, Lou, lograr cualquier cosa en ese sentido. Puede haber algo de alivio regulatorio, ya que se relaciona con nuestra producción de energía local con lo que se pueden ver cosas en común.

Realmente creo, si fuera, si soy un cliente, o los que siguen esto de cerca, la única cosa que observaría es, si miramos al Senado en cuanto a dónde podría haber trabajo bipartidista en algo que puede emerger, debemos mirar a Joe Manchin. Creo que mencioné en nuestra última llamada, él se presentará a una reelección en el 2024, y ya ha inspirado a uno o dos funcionarios republicanos influyentes en Virginia Occidental para contender contra él. Por eso, imaginaría que si él, si su récord es, y su historia en los últimos dos años es cualquier indicador, él será franco en cuanto a la energía. Y podría imaginarlo en el corto plazo aquí junto a los republicanos para intentar avanzar en un proyecto de ley de producción de energía local. Entonces, China, las criptomonedas y la seguridad energética son tres áreas, dos de esas, la primeras dos son áreas en las que hay apoyo bipartidista demostrado. Y creo que en el tercer área, la energía, hay varios demócratas, no solo el senador Manchin, pero solo por el bien de esto, los demócratas están defendiendo 20 escaños en el Senado, más de 20 escaños en el Senado, 21, para ser exactos, para continuar en el 2024. Y muchos de esos senadores provienen de estados donde la energía local es un problema clave, y en cada uno de esos estados las personas se ven afectadas por el precio de la gasolina y de los productos derivados del petróleo. Entonces, allí es donde veo que el bipartidismo podría emerger.

Lou Cestello:

Y con la buena reunión entre, me refiero a la reunión decente reportada entre Xi y Biden, ¿creen que eso empuja al conflicto de Rusia más cerca de una relación más cercana, más lejos de un cierre? Y luego, no sé si la pregunta sería para ti, Amanda, y si eso está resuelto, este conflicto se haya resuelto, ¿qué sucede con la inflación?

Harold Ford, Jr.: 

La abordaré durante 30 segundos, luego cederé la palabra a Amanda. Con el desempeño de Biden, el desempeño de los demócratas en estas elecciones intermedias, ciertamente mejoró, como compartí antes, la posición de Biden respecto de China, y para el caso, a nivel mundial en general. China ha sido el mayor aliado y el aliado más preocupante de Rusia durante los últimos nueve meses, en lo que se refiere a Ucrania.

Mencioné el paquete de fondos por $37.7 mil millones que el Presidente Biden está intentando que se apruebe mediante la Cámara de Representantes y el Senado. Creo que es fundamental para ayudar a lograr un final, porque se tendrá que llegar a una conciliación entre Putin y Ucrania. Y quiero que Ucrania, mi apuesta personal es, quiero que Ucrania tenga la influencia más fuerte posible en esa negociación. Y si eso sucede, que creo que es más probable hoy en día que hace una semana, debido a que la milicia rusa no se está desenvolviendo bien, los hombres en Rusia que son mayores están huyendo de Rusia o están escondidos porque no quieren ser reclutados ni estar en el despliegue. Y consideren que China, de nuevo, el mayor aliado de Rusia en todo este calvario, parece estar al menos mostrando que existe cierta distancia entre ellos.  

Pueden recordar al presidente Xi decir al comienzo del año que no hubo parte de la relación con Rusia, o ninguna relación con Rusia que no podría ser explorada o expandida, que interpretamos ampliamente que significa que tenía una relación muy profunda y seria en desarrollo. El líder chino respaldó algunos de esos comentarios, y creo que la reunión en sí que los dos, nuestro presidente y el de China mantuvieron la semana pasada, refuerza mi opinión de que hay una vista, o debo decir, hay un final en la vista y los ucranianos, que los ucranianos probablemente están mucho mejor que lo que hubieran estado si el final de la vista hubiera sido dos meses atrás versus la posición presente.

Lou Cestello:

Y, Amanda, ¿qué pasaría con la inflación? ¿Caería rápidamente?

Amanda Agati:

Hay algunas cosas que se deben considerar en relación con esto. Definitivamente creo que ayudará, ya que la prima de riesgo geopolítico comienza a emerger de los precios de la energía y los precios de las materias primas en general. Veremos un poco de mejoría temporal allí. Pero en los Estados Unidos, ya estamos observando esa mejoría temporal, ¿cierto? Las vueltas de los precios de la gasolina, los precios de la energía en general no tuvieron el mismo nivel de daño que, diría, se experimentó en Europa, por supuesto. Y esto es en verdad debido a nuestra independencia de energía y posicionamiento en el mundo.

Por eso, sí, creo que esto ayudará a nuestro trasfondo inflacionario, pero quizá no tanto en el nivel que podrías pensar inicialmente. Necesitamos que algunas de estas otras fuerzas también ayuden para que el fuego inflacionario se disipe de nuestro trasfondo. Sin dudas, el mayor beneficiario sería Europa. Mi preocupación es que será muy poco y demasiado tarde. Ya estamos observando simplemente golpes significativos en cuanto al crecimiento económico, los precios de la energía disparados. Estamos viendo el cierre de la capacidad en toda la región. No hay mucha capacidad para cambiar a otras fuentes de energía.

Y entonces, mientras esto los ayudará al máximo, el desafío es que probablemente lo necesitábamos dos o tres meses atrás en lugar de ahora y durante los próximos meses. Y entonces creo que obtendremos algo de alivio temporal, posiblemente, en la reacción del mercado a esto. Pero no creo que eso será suficiente a muy corto plazo revertir el curso del crecimiento económico y los desafíos estructurales en la región. Por lo tanto, desearía ser más optimista en esto, pero creo que es solo una dentro de una serie de fuerzas que necesitamos ver estabilizadas para que el trasfondo de la inflación vuelva a estar bajo control.

Lou Cestello:

Amanda, ha habido muchos despidos en el sector de la tecnología. Puedes ver el caso de Twitter, Meta y Amazon. Sabes, es ese el efecto secundario del 5 % en dinero en efectivo, y en cuanto a los anuncios publicitarios, creo que seguro, pero ¿qué sucede en cuanto a los tipos de inversión especulativa y de investigación y desarrollo en el metaverso, por ejemplo?

Amanda Agati: 

Bueno, es una excelente pregunta, y creo que solo diría que la respuesta es que todos pensamos que esos tipos de modelos comerciales realmente resistían a la inflación, o nos protegían o aislaban de ella. Y creo que en realidad no es el caso. Todos, creo que, al comienzo de la pandemia, cambiaron fundamentalmente su creencia en torno al crecimiento agresivo, las exposiciones orientadas a la tecnología agresivas y las exposiciones a los servicios de comunicación. Utilizaron de manera afectiva la pandemia para su conveniencia, alejándose de las masas con mayor fuerza fundamental. Tuvieron muchas más oportunidades para invertir en sus empresas e innovar cuando todos los demás estaban resguardados en cierto modo.

El desafío es que están muy obligados respecto del trasfondo económico. Y tú lo mencionaste, efectivamente el gasto en anuncios publicitarios se está agotando de manera significativa. El consumidor está resistiendo, pero definitivamente no pueden mantener este rumbo agresivo de crecimiento que vemos como una función de la pandemia y el confinamiento, y luego volver a encender las luces. Y, por lo tanto, creo que se trata más de una correcta estructuración y estabilización. Hemos tenido un entorno extremo que duró un par de años en función de la pandemia. Y, en consecuencia, estamos comenzando a ver que el péndulo está retrocediendo un poco.

Desde una perspectiva de valoración, solo repetiré lo que dije antes. No se trata necesariamente de que estos estuvieron sobrevaluados significativamente basados en la fuerza básica subyacente, sino que lo que cambió completamente es el costo del capital, aparentemente de un día al otro.

Si consideramos donde esperábamos encontrar a la Fed al comienzo del año, la Fed se estaba hablando a sí misma acerca de quizás uno o dos aumentos de tasa de 25 puntos básicos de clases, en cierto punto, durante el transcurso del año 2022. Nos encontramos en un lugar completamente diferente al que estábamos y, por lo tanto, el costo de capital ha aumentado de manera tan agresiva que ha catalizado realmente este reinicio muy significativo. No creo que los modelos de negocio estén averiados. Solo creo que hemos tenido un cambio de régimen tan significativo que estamos viendo realmente que los mercados intentan en cierto modo estructurarse correctamente y restablecerse hacia eso. Y, por supuesto, también estamos viendo que las compañías están tomando medidas.

Por ende, creo que hay espacio para ellos, pero no antes de que ocurra un restablecimiento aparentemente doloroso en el corto plazo.

Lou Cestello:

Gracias. Harold, ¿hay algún líder de partido para los demócratas que se postule en el 2024? Además, ¿sabes si el Presidente Biden se postulará o no?

Harold Ford, Jr.:

Entonces esa pregunta, me alegra que hayas dado el apéndice allí, lo que está contemplando. Considero algunas cosas. Primero, el Presidente Biden se siente defendido después de estas elecciones intermedias. Algunos pueden preguntarse que los demócratas perdieron la Cámara de Representantes, por eso parece ser una mezcla de factores. Pero creo que las expectativas fueron mucho peores. Y, en segundo lugar, creo que las noticias de hoy, la Presidenta de la Cámara Pelosi afirmó que no buscará una posición de liderazgo en enero una vez que su presidente de la Cámara, una vez que los demócratas les pasen la batuta a los republicanos porque el nuevo Congreso está instalado, podría ser un muy buen incentivo que algunos dentro del partido sugieran al presidente Biden, saben, “debes irte en lo máximo también”. “Tuviste unas buenas elecciones intermedias y quizás es hora de dejar que otra generación o que una generación nueva de demócratas avance”. No sé si lo hará, si eso está en sus planes, pero un año es mucho tiempo o seis meses es mucho tiempo desde ahora. Y tendremos una oportunidad para ver si eso da buen resultado o no.

Pero tu pregunta pide nombres. He mencionado, creo, Gretchen Whitmer, la gobernadora de Michigan quien está ahora en su segundo mandato, es alguien a quien mucha gente está mirando. Considero que el gobernador de California, Gavin Newsom, es otra persona a quien mucha gente está observando. Él mismo abiertamente dijo que quizás sea candidato. Él es realmente el único demócrata que es un demócrata prominente que dijo abierta y cándidamente que se postularía, si el Presidente Biden no busca una reelección.

Considero que en el gabinete del presidente, el gabinete del Presidente Biden, el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, dijo que tiene un interés indicado o expreso, y en algunas encuestas, aunque no confío en las encuestas como solía, si no en los datos de encuestas que tenemos, que algunos están mirando, el secretario Buttigieg lleva la delantera respecto de todos los demás candidatos. De manera intencional no he mencionado a la vicepresidenta Harris, porque creo que probablemente sea difícil para ella postularse contra su jefe, para no llamar de otra manera a la relación. Pero si el Presidente Biden no se postula, imaginaría que ella sería candidata al igual que las otras tres personas que he mencionado, y nombres muy posibles que ni siquiera pensamos en este momento porque la vacante no está allí.

Considero que es saludable para cualquier partido tener personas en el banco de suplentes que estén preparados para postularse para una posición de mayor jerarquía. Sé que probablemente no sea cómodo para el Presidente Biden, ya que algunos dentro del partido están hablando de esto mientras el presidente está intentando completar su primer mandato, pero él mismo dijo que tiene la intención de postularse y, ciertamente, no ha desechado la idea o, a mi entender, la realidad de que él no se postulará. Por lo tanto, esta conversación continuará, y hasta que el Presidente Biden afirme que de hecho se postulará y hasta justo antes de eso, la vicepresidenta Harris declare: “Definitivamente me postularé con él”. Eso puede ser lo único que nos da cierta claridad. Pero hasta tanto, esta retórica ciertamente continuará, y veremos definitivamente maniobras de competencia entre muchos de los demócratas.

Lou Cestello:

Gracias, Harold. Amanda, tal vez será o estamos llegando al momento, pero es posible que la última pregunta sea ¿cómo calculas o predices una situación desfavorable frente a una favorable? Y ¿es factible una situación favorable con todos los asuntos que están pendientes?

Amanda Agati: 

¡Ay, por favor! Guardaste la pregunta más difícil para el final. Yo diría: “¡Por Dios! La presión de cuantificarlo. Creo que si la Fed se acerca al 4.6 % o más, como el estado final de este ciclo de ajustes, su efecto, diré, existe una probabilidad del 100 % de una recesión económica. Pero no sabemos con certeza que ese sea el caso, y eso justamente se basa en la prueba y los datos históricos, correcto, que mencioné anteriormente, que nunca fueron capaces de evitar ingresar en una recesión dirigiéndose a ese nivel de restricción en las tasas y las condiciones financieras.

Una situación favorable es definitivamente aún una posibilidad. Es por eso que afirmé que una recesión no es necesariamente una conclusión inevitable. Pero la única manera de que el escenario favorable sea posible es si el trasfondo inflacionario, y algunos de esos otros obstáculos de la situación crítica, se calma y muy rápidamente. Apenas estamos comenzando a ver cierto terreno ganado a medida que se relaciona con esas lecturas inflacionarias, pero aún tenemos un largo camino por recorrer. Y ese estado final de la política monetaria no está tan lejos. Es decir, estamos hablando de al menos marzo o abril, ¿cierto? Un tiempo muy, muy corto en términos del trayecto futuro.

Por lo tanto, estoy seguro de que nuestro economista principal estará horrorizado de que dije 100 % de probabilidad, pero creo que, desde mi perspectiva, esa es la pieza crítica en cuanto al trayecto futuro. No es una conclusión inevitable, pero si la Fed llega tan lejos, creo que debemos asumir la situación desfavorable.

Lou Cestello:

Bien, gracias, Amanda. Y, como siempre, nos diste una perspectiva fantástica. Harold, muchas, muchas gracias. Estoy orgulloso de ser socio de ustedes dos aquí en PNC. Existen muchas preguntas que no se respondieron en el recuadro de chat. Pido disculpas por eso, pero debemos terminar en el horario. Por eso, comuníquense con su banquero de PNC si quieren una mayor clarificación. Nos complacerá hacer un seguimiento y responder sus preguntas específicas.

Pero mientras tanto, muchas gracias por lo que hacen en PNC. Gracias por confiar en nosotros y esperamos continuar atendiendo sus necesidades en adelante. Muchas gracias por su tiempo.

Operador:

Gracias, Lou, y damas y caballeros, nuevamente eso concluye el Resumen de PNC sobre el impacto de las elecciones intermedias del 2022. Muchas gracias por acompañarnos, ya pueden desconectarse. Que todos tengan un excelente día.


Ver más de PNC Private BankSM:

Reproducción del seminario web posterior a las elecciones

11 de noviembre de 2021

Transcripción

Operador:

Y ahora, sin más demoras, comencemos el resumen de PNC posterior a las elecciones del 2022. Tengo el placer de presentar a su moderador del día de hoy, Lou Cestello, quien es jefe de mercados regionales y presidente regional para el área de Pittsburgh y el suroeste de Pensilvania.

Lou, tienes la palabra.

Lou Cestello:

Bien, muchas gracias y sean todos bienvenidos. Y gracias por acompañarnos en la segunda serie del seminario web de tres partes de PNC referente a las elecciones intermedias. Me llamo Lou Cestello, como lo ha mencionado nuestro moderador, soy jefe de 54 mercados regionales de PNC de costa a costa. Y también tengo el privilegio de colaborar como presidente regional de PNC en Pittsburgh. Pero hoy, me encuentro con clientes y colegas en la costa oeste, donde son las 11:00 a.m., hora estándar del pacífico.

Más de 2,300 de nuestros clientes y colegas de todo el país se registraron para participar en nuestro resumen, lo que definitivamente resultó ser una jornada electoral interesante con varias contiendas clave que aún son demasiado reñidas como para declarar un vencedor esta mañana. El día de hoy, escucharán perspectivas oportunas sobre los resultados políticos conocidos y el impacto que estos tienen en las elecciones intermedias de parte de Harold Ford, Jr., vicepresidente de la banca corporativa e institucional de PNC, y Amanda Agati, directora de inversiones del grupo de gestión de activos de PNC.

Primeramente, daremos contexto con una actualización sobre lo que sabemos actualmente con respecto a los resultados de un gran número de las contiendas más importantes y perspectivas en relación con las posibles consecuencias ante el trasfondo del panorama político, económico y social actual. No hay nadie más apto para hacer exactamente eso que mi buen amigo y colega, Harold Ford.  Además del cargo que ocupa como vicepresidente del segmento de banca corporativa e institucional de PNC, Harold también funge como presidente y director ejecutivo de nuestra Corporación de Capital de Igualdad e Inclusión. Antes de incorporarse a PNC en el 2020, Harold fungió como director de Live Oak Acquisition Corporation y, por supuesto, sirvió en el congreso durante 10 años como representante del noveno distrito del congreso de Tennessee, y fue miembro de los comités de servicios financieros, presupuesto y educación de la Cámara de Representantes, al igual que miembro del caucus negro del congreso. Harold es un colaborador regular de Fox News, y actualmente se desempeña como coanfitrión alterno del programa The Five, y Harold está trabajando tras haber dormido pocas horas después de las elecciones de anoche. Estuvo en Fox la mayor parte de la noche, si alguien se dio cuenta de eso.  Pero está emocionado de estar aquí el día de hoy para dar su perspectiva con respecto a la situación actual esta mañana, cuando menos, con respecto a lo que sabemos hasta este momento.

Después de los comentarios de Harold, pasaremos con Amanda Agati. Como directora de inversiones del grupo de gestión de activos de PNC, o AMG, por sus siglas en inglés, Amanda supervisa la estrategia general de inversión de AMG, la administración de riesgo y cartera y las soluciones de inversión, y desarrolla e implementa las políticas de inversión. Desde luego, Amanda es bien conocida por sus oportunas y convincentes actualizaciones sobre el mercado y los inversionistas y, después de los comentarios de Harold, esperamos con ansia escuchar sus perspectivas sobre el posible impacto en tiempo real y a largo plazo de las elecciones intermedias con la información que tenemos al día de hoy, y lo que estas significan para los inversionistas a futuro.

Bien, sin más preámbulo, voy a pasarte la estafeta. Harold, tienes la palabra.

Harold Ford, Jr.:

Gracias, Lou. Buenas tardes. Buenos días para ti, Lou, y buenas tardes para todos nuestros clientes y colegas.  Qué noche tuvimos anoche en cuanto a la política. Es una de esas noches en que, para quienes nos encanta la política, y yo he tenido la bendición de formar parte de ella considerando que fui elegido para un cargo, comparto con algunos de mis colegas y amigos, la idea de que la noche de la elección es como la víspera de año nuevo, la víspera de navidad o cualquier víspera que les guste si es que no celebras esas vísperas, todo en uno.

Es increíble porque los votantes tienen la oportunidad de validar las encuestas, o lo que es más importante, validar lo que piensan y dar a los encuestadores y a los políticos una guía clara sobre lo que deberían estar considerando, y lo que es más importante, lo que deberían estar haciendo.

Aun no tenemos el panorama claro ni completo, como se demostró en los comentarios iniciales de Lou y como también lo dejaron en claro todos los resultados de anoche. No sabemos cuáles serán los números finales en la Cámara de Representantes, y definitivamente no sabemos cuáles serán los números en el Senado. Pero lo que sí sabemos es que las expectativas que creo que ambos bandos tenían, creo que si hablaras con personas que creen que han estudiado y tienen experiencia tanto en el partido demócrata como en el partido republicano, ya que esos son nuestros dos principales partidos, ambos te habrían dicho que esperaban que la Cámara de Representantes sin duda se volvería republicana, y algunos de ellos probablemente te dirían que creían que los republicanos ganarían el Senado, o asumirían la mayoría en el Senado.

Mientras nos sentamos aquí esta mañana, parece que los republicanos tienen la mayoría en la Cámara de Representantes. Es una mayoría mucho más pequeña de la que pensaron que podrían haber logrado, lo que significa que no ganaron tantos escaños como pensaron que podrían haber ganado. Pero para reflexionar en eso un momento, eso aún significa, para aquellos de ustedes que siguen este tema de cerca, o no tan de cerca, que los republicanos ganarán la presidencia de todos los comités del Congreso, incluido el Comité de Vías y Medios, el cual toma decisiones sobre los impuestos o determina nuestra política fiscal, o los nuevos impuestos que puede introducir el Congreso. Tomarán el mando del Comité de Servicios Financieros, el cual determina la política bancaria y la política de regulación bancaria, así como todos los demás comités, incluido el Comité de Supervisión.

Discúlpenme por el ruido de fondo que hay aquí. Vivo en la ciudad de Nueva York, y están pasando cosas.

Todas las regulaciones que afectan al sector bancario ahora serán controladas por los republicanos en el Congreso, para todos ustedes que no lo escucharon, y de igual forma el Comité de Supervisión tendrá jurisdicción con respecto a si varias agencias y departamentos del gobierno serán o no investigados, incluido el Presidente Biden, su hijo, el Dr. Fauci, y menciono al Dr. Fauci realmente como algo general referente al COVID y al origen de esta, lo cual los republicanos dijeron que quieren investigar. Entonces, todo eso cambiará, porque el control pasará a manos de los republicanos.

Ahora bien, hay personas en el partido demócrata que aún creen que existe una pequeña oportunidad de que los demócratas conserven el control del Congreso, pero creo que quienes están siendo sinceros se dan cuenta que los números indican una mayoría en la Cámara de Representantes.

En el Senado, aún no lo sabemos. Es muy probable que la contienda en Nevada y la contienda en Georgia…la contienda en Georgia es muy probable que requiera una segunda vuelta. Y con respecto a la contienda en Nevada, no conocemos todos los resultados, y lo más probable es que haya personas que impugnen los resultados en uno o dos estados más, incluido Arizona. Pero lo que queda claro es que, a lo sumo, será una mayoría de un escaño independientemente del partido que tenga la mayoría. Quizás sean dos escaños si se considera un margen de 50/50 para una mayoría de los demócratas debido al hecho de que la vicepresidenta es demócrata y tiene la facultad de romper un empate en el Senado.

Entonces, como resultado, no se cumplieron las expectativas como algunos tal vez hayan pensado. Casualmente pienso que anoche, nuevamente, se trató de la validación de lo que los votantes creen. Solo es un comentario de 30 segundos sobre lo que pienso en términos políticos, pienso que el país dejó en claro que los excesos y la exageración en cualquier partido no es algo a lo que se aferran, o no es algo que pidan, o no es algo que aclamarán o celebrarán, o para el caso, no es algo que ratificarán. Quieren que ambos partidos estén en el medio. Espero que los demócratas aprendan la lección correcta de esto, y espero que los republicanos también aprendan la lección correcta, es decir, que los votantes quieren que se actúe con respecto a los asuntos que más les importan. Dejaré la cuestión política para que todos nuestros clientes aclaren, o más bien estén felices, tristes o agradecidos por lo que ocurrió anoche.

Creo que, desde el punto de vista de la política, y mi colega Amanda Agati, quien considero es la mejor para analizar cómo esto afectará a los mercados y qué debemos pensar de esto desde la perspectiva del mercado, pero en la medida que considero el aspecto político de ello, y las consecuencias oficiales de ello, creo que hay dos o tres asuntos a corto plazo. Primeramente, desde el punto de vista de la política, los ganadores de anoche a nivel nacional fueron Brian Kemp y Ron De Santis, quienes obtuvieron victorias rotundas en Georgia y Florida. Creo que los perdedores de anoche son quienes, una vez más, se ubican en los extremos de la política, ya sea del lado demócrata o del lado republicano. Y todos conocemos nombres que pueden corresponder a cualquier cosa que eso sea. De cierta manera estas son las impresiones que tengo de esto.

Y creo que como resultado, esto influirá en cómo se aplican los reglamentos en la política nacional durante los próximos dos años. Creo que el Presidente Biden tendrá un incentivo para hacer lo que considero que él quería hacer, o por lo menos muchos de nosotros esperábamos que él quisiera hacer cuando fue electo al cargo, es decir, intentar unir no solo al país, sino también unir nuestra política para ayudar a que el país avance. Creo que habrá dos o tres asuntos que animarán nuestra agenda. Uno será nuestra política exterior en lo que respecta a China y Rusia. Creo que identificarás una mayor armonía y, para el caso, un mayor consenso entre los partidos en esos dos frentes.

En segundo lugar, creo que habrá una mayor armonía y definitivamente una mayor congruencia en torno a la voz que insta a la Fed a que desacelere sus esfuerzos por detener la inflación o por frenar la inflación. Creo que se observará un mayor esfuerzo bipartidista en ese frente. Creo que gran parte de eso será motivado por el hecho de que veremos a republicanos que pretenden postularse para la presidencia e intentan ponerse en primera línea. Y aunque hay personas del lado de los demócratas que desean que el Presidente Biden no se postule para reelegirse, creo que lo más probable es que sí lo hará. Pero si decide no hacerlo, observaremos a varios demócratas que querrán trasladarse a ese espacio. Menciono esto solo porque creo que, como resultado, veremos demócratas que nuevamente querrán unirse para combatir o frenar la influencia de China y frenar la influencia de Rusia, así como lograr que la Fed desacelere sus esfuerzos por limitar o frenar la inflación, pues consideran que está perjudicando la economía y la creación de empleos en el país.

Y por último, con respecto a los dos o tres asuntos que animaron la campaña, es decir, la inflación, la frontera, la delincuencia y las amenazas a la democracia, de los cuales hablaron los demócratas, creo que veremos, por lo menos en cuanto a tres o cuatro de esos asuntos, creo que veremos un Congreso que querrá intentar unirse en torno a la protección de la frontera de una manera más seria y asegurar que disminuya la delincuencia y, para el caso, ayudar con la inflación, lo cual creo que para muchos miembros del Congreso y el Senado a futuro, implicará identificar maneras para lograr que EE. UU. sea más independiente en cuestiones energéticas. Considero que podemos creer que se realizarán esfuerzos en ese frente y que habrá un mayor consenso para enfrentar esos problemas.

Sé que Amanda hablará un poco sobre lo que esto significa para la política fiscal, la cual obviamente afectará lo que pensamos sobre los mercados. Pero creo que no habrá mucha acción, mi humilde opinión sobre esto es que no habrá mucha acción para aumentar los impuestos. El Presidente Biden intentará buscar maneras para asegurar su mayor consolidación rumbo a la temporada de reelección. Incluso si no se postula, creo que los demócratas querrán estar en una posición más sólida, independientemente de quien sea ese demócrata que será elegido para la contienda por la presidencia en el 2024 si el Presidente Biden no se postula. Y esto no es una declaración de parte mía con respecto a si él se postula o no, simplemente creo que así es como la política se desarrollará.

Por último, en el frente político, considero que el país ha madurado de cierta manera en el sentido de que cuando los votantes hablan, ambos lados escuchan. Y anoche, dado que las expectativas fueron tan altas en un lado, creo que muchas personas de ambos partidos considerarán e interpretarán que los resultados significan que todos debemos volver a trabajar, intentar trabajar juntos e intentar lograr que el país esté más unido. 

Una vez más, empezaré donde terminé: aún no conocemos todos los resultados. Bien podría tratarse de una mayoría de un escaño para cualquiera de los partidos en el Senado, lo que podría afectar un poco lo que estoy diciendo, pero creo que no mucho. Aún creo firmemente, aunque se trate de una mayoría de un escaño para los republicanos, que este de hecho será el caso. Si se trata de una mayoría de un escaño para los republicanos, sí creo que habrá una probabilidad ligeramente mayor de que el estancamiento aumente ligeramente debido a la probabilidad de que el poder de veto que tiene el Presidente Biden sea utilizado si los republicanos intentan hacer las cosas con las que el Presidente no está de acuerdo. Y creo que es muy probable que el gabinete que el Presidente tiene actualmente no tenga cambios. Cuando menos las personas que son las más importantes, que muchos en el país consideran las más importantes, es decir, que ocupan los cargos que consideramos que son los más importantes. No las personas en sí, sino los cargos, incluido el Secretario del Tesoro, el Secretario de Estado. Recuerden que todos estos son cargos que tienen que ser ratificados por el Senado, y creo que el Presidente pensará muy detenida y seriamente con respecto a si en efecto podrá o no lograr la confirmación de los cargos en el Senado, considerando la forma en que está constituido el Senado si, de hecho, hubiera una mayoría republicana en el Senado.

Además, creo que ejerce una mayor presión en las nominaciones judiciales y en las confirmaciones judiciales, dicho de una forma más acertada, si quienes son designados al Tribunal de Distrito, al Tribunal de Apelaciones o a la Suprema Corte, si hubiera un puesto vacante en la Suprema Corte, es muy probable que un nominado a la Suprema Corte tal vez no sea confirmado en los próximos dos años debido al partidismo excesivo que considero contamina nuestra política actual.

Si los demócratas conservan una mayoría en el Senado, creo que es probable que haya una reorganización del personal de la Casa Blanca, particularmente entre quienes requieran confirmación. Es importante tener en cuenta que el personal de la Casa Blanca en sí, es decir el Jefe de Estado Mayor y algunos de quienes rinden cuentas al Jefe de Estado Mayor y rinden cuentas directamente al Presidente en la Casa Blanca, no requieren confirmación. Por lo tanto, podría haber movilización en ese sentido. Se ha hablado mucho, y creo que gran parte de esa conversación es fiable, con respecto a que hay cierta movilización entre el personal de la Casa Blanca, considerando los resultados de anoche. Creo que si los republicanos asumen el control del Senado habrá más probabilidades de que haya cierta reorganización en cuanto al personal de la Casa Blanca, y ese es personal que no necesita ratificación ni confirmación de parte del Senado.

Dicho esto, me encantaría ceder la palabra a mi colega y amiga, Amanda Agati.

Amanda Agati:

Bien, muchas gracias Harold, y buenas tardes a todos.  Estoy encantada de estar aquí con todos ustedes. De hecho, creo que de los dos, yo soy quien ha tenido un mejor descanso, y es muy inusual que yo diga algo así, aunque diría que un día de todo el año calendario no representa una tendencia, considerando todos los problemas que el mercado ha enfrentado durante el transcurso de este año. Aunque no lo crean, las elecciones intermedias realmente no fueron el asunto con el que los mercados se obsesionaron por completo, y realmente no se centraron en este como un obstáculo en términos del trayecto futuro. Entonces, supongo que se podría decir que dormí como un bebé, al pensar de cierta manera en el periodo previo y luego en lo que se está observando en los resultados preliminares de hoy. Y más o menos explicaré por qué sentí que estuve durmiendo muy profundamente, a pesar del régimen de alta volatilidad en el cual aún nos encontramos.

Permítanme empezar al decir que las elecciones intermedias siempre ocurren en un periodo volátil. Siempre se avecina un cambio en relación con las elecciones intermedias. El partido que controla la Casa Blanca casi siempre pierde escaños en la Cámara de Representantes en la elección intermedia, por lo que esperábamos que se avecinara un cambio y el desafío del statu quo. En los últimos 50 años, creo que la única vez que esto no ocurrió fue en las elecciones intermedias durante el mandato de George W. Bush exactamente después del 11 de septiembre del 2002. Por lo tanto, la pérdida promedio de escaños en la Cámara de Representantes para el partido del presidente durante las elecciones intermedias suele estar en el rango de los 30 escaños, un par de escaños más o un par de escaños menos.

Basándonos en lo que sabemos hasta este momento, se han perdido 12 escaños, o dicho de una forma diferente, los republicanos han ganado aproximadamente 12 escaños. Entonces, hay un rendimiento inferior verdaderamente significativo, o un diferencial de rendimiento, con respecto a las normas históricas. Y creo que eso de alguna manera simplemente reafirma algunas de las ideas que Harold compartió anteriormente. Considerando lo inconsistente que fue este ciclo de elecciones intermedias, diría que simplemente lo adjudica a otro aspecto del régimen de alta volatilidad. Observamos movimientos verdaderamente significativos a favor de los demócratas, a favor de los republicanos, y de un lado para otro. Nuevamente, esto realmente se desarrolló en ambos lados durante el transcurso del año, y luego aparentemente decayó a medida que diferentes asuntos salieron a la luz durante el transcurso del año y llegaron a la atención de los inversionistas y de los votantes.

Solo digamos, aunque no sea totalmente definitivo, que los votantes estadounidenses han quitado eficazmente al partido en el poder con este cambio de control, aunque fue un resultado sumamente cerrado, ahora en ocho de los últimos nueve ciclos de elecciones. Por lo tanto, no hay un mejor ejemplo en ese sentido en términos de una estadística en lo que respecta el régimen de alta volatilidad. Puesto que los mercados han estado en este, definitivamente Washington ha estado en su propia versión de un régimen de alta volatilidad.

Lo que considero que es realmente interesante con respecto al resultado en este sentido es que los resultados simplemente están tan fuera de las normas históricas de lo que podríamos haber esperado, por lo que esta posible pérdida de 12 escaños en la Cámara de Representantes de verdad no encajó con algunas de las encuestas ni con la probabilidad que estábamos esperando previamente. Basándonos en donde se ubicaba la tasa de aprobación del Presidente Biden en el rango de 40 por ciento o más, eso de hecho habría empatado con una pérdida de 40 escaños. Es decir, no se ubicaba para nada cerca de lo que algunos de los precedentes históricos podrían haber indicado.

Creo que la conclusión refleja en gran medida lo que Harold dijo. ¿Qué hemos aprendido con respecto a lo que posiblemente se avecine en el 2024? Sí, tal vez el Presidente en cierto grado perdió la Cámara de Representantes, tal vez perdió un poco en términos de la agenda a corto plazo, pero se trata de un margen tan estrecho y pequeño en términos del cambio de control, que él superó la historia eficazmente con este ciclo de elecciones. Pero eso no significa que vayamos a botar el compendio de políticas en términos del trayecto futuro. Y creo que, como dijo Harold, al parecer ambos lados van a tener que averiguar cómo trabajar juntos muy de cerca, y con suerte podrán lograr más cosas de las que hemos visto en los últimos años.  Entonces, esas son las buenas noticias definitivamente para el mercado, si todo lo demás no cambia.

Resulta difícil decir que esta realmente fue una victoria total para los demócratas. Sí, pudieron conservar más escaños y tuvieron un rendimiento superior eficazmente en términos de lo que se esperaba, pero definitivamente, creo que fue más una pérdida en términos de las expectativas referentes a los republicanos. Pero el efecto neto de esto, en realidad, es que podemos desmenuzar y desglosar esto de muchas maneras diferentes. El efecto neto que esto tiene en el mercado en gran medida es el mismo, es un estancamiento. Y los mercados suelen preferir el estancamiento.  Este suele ser el resultado más favorable, ya que no puede haber demasiadas sorpresas de política negativas que se muevan en una dirección u otra. Entonces, ese es el motivo por el que anoche dormí como un bebé. Incluso si no se trataba de una situación con un estancamiento considerablemente fuerte, aún creí que podríamos lograr cierta calma en cuanto a la política de Washington.

Cuando pienso en algunos de los indicadores de los que hablamos en el último seminario web, al intentar predecir lo que podría deparar este ciclo de elecciones, el asunto en el que de verdad nos centramos y que de alguna manera realmente podría dar una ventaja a los demócratas o que por lo menos los mantiene en el juego, fue el precio de la gasolina.  Si analizamos los datos económicos, estos claramente indicaban la posibilidad de un cambio de control, no necesariamente que los republicanos arrasen las elecciones, pero definitivamente un cambio de control. Los datos de las encuestas, aunque son volátiles, indicaban un cambio de control. Incluso el rendimiento del mercado al nivel del índice y también al nivel del sector también indicaba un cambio de control. Pero sí pensamos que el comodín sería el precio de la gasolina. Por lo tanto, dentro y fuera de los ciclos, ningún otro asunto motiva a los votantes de la manera que lo hace el precio minorista de la gasolina.

Por ello, la prioridad para los votantes, como indicador del estado de esta economía y de su nivel de vida, definitivamente es lo que está ocurriendo con el precio de la gasolina. Creo que la vez pasada hablamos de cómo el precio de la gasolina tocó fondo a mediados de septiembre. Alcanzó su máximo nivel a principios de octubre, y estaba volviendo a bajar. Entonces, ¿eso iba a bastar para mantener a los demócratas en el juego?

La conclusión es que, sí, aparentemente eso bastó para mantenerlos ahí. Y creo que esto manda un mensaje importante a los demócratas con respecto a que el precio alto de la gasolina realmente no es el problema individual más grande, lo que tal vez signifique, parece que me estoy pasando del límite, pero también puede significar que la inflación alta no es necesariamente el principal problema en la mente de los votantes. Por lo tanto, el efecto neto desde la perspectiva de la política, creemos, es que los legisladores van a continuar en cuanto a la energía alternativa, la energía limpia. No veremos un alto al instante ni la inversión del curso en gran parte de la legislación, en particular como función de la Ley de Reducción de la Inflación durante el verano. No se espera un retroceso en gran parte de esa legislación.

Entonces, ¿cuál es la reacción del mercado en este sentido? Aunque he repetido varias veces que duermo como un bebé, me estoy sintiendo muy bien, pues el mercado ha presentado un ligero descenso hoy. Y ustedes podrían preguntarse, ¿por qué está pasando esto, cierto? El mercado debería ser estable o moderadamente más alto, basándonos en lo que indicarían los comentarios de Harold. Y quiero mencionar un par de cosas en este sentido.

El mercado previo a las elecciones intermedias definitivamente estaba apostando a que los republicanos obtendrían una victoria fácilmente, y también que asumirían el control del Senado. Supongo que aún es posible que asuman el control, pero necesitan ganar los dos escaños que siguen vacantes para obtener 51 escaños. Entonces, de cierta manera las cosas aún no se han definido, pero definitivamente no se trata del triunfo aplastante con respecto al cual el mercado estaba empezando a fijar precios. Previo a la elección, se observaba un gran movimiento en la energía y en la infraestructura relacionada con la energía.  Se estaban observando movimientos en el sector de biotecnología. Todo lo relacionado con la inmigración y la seguridad, en particular con la defensa, tenía un rendimiento superior al de prácticamente todo por un margen bastante amplio. E incluso el sector financiero también empezó a generar algunos impulsos.

Por el contrario, la energía alternativa estaba siendo absolutamente aplastada previo a la elección. Así que una posible alegación sobre el resultado de la elección es que los demócratas pierdan el control por un amplio margen.

Lo interesante, incluso apenas al día de ayer, es que las acciones de defensa básicamente siguieron el mercado general durante el transcurso del día, mientras que la energía limpia y la energía alternativa tuvieron un gran aumento de 350 puntos básicos durante el día apenas ayer. Entonces, efectivamente, el mercado nos dio un leve giro.  No es el giro que estoy buscando, pues he estado hablando todo el año sobre cómo quiero un giro de parte de la Fed, o cuando menos una pausa de parte de la Fed. Eso no sucedió.  Pero el mercado sí giró un poco en lo que respecta al sentimiento sobre el posible resultado de la elección intermedia.

En nuestra posición actual, el mercado ha descendido y, por mercado me refiero al índice S&P 500, el cual ha presentado una disminución del uno por ciento más o menos, pues fue llevado a la baja por los sectores de tecnología y energía. Creo que lo notable es que si el mercado termina el día de hoy a la baja, será en un territorio de retorno negativo, y será la primera vez desde 1994 que el día después de la elección intermedia tiene mercados negativos. ¿Adivinen qué más sucedió en 1994? Incrementos de las tasas.

Entonces al final del día, podemos pasar todo el día hablando sobre los generadores de cambio aquí y allá, sobre las consecuencias de la política. Aún creo firmemente que la Fed tiene el control en términos del trayecto futuro del mercado, y definitivamente la trayectoria de la inflación a partir de ahí.

Cuando observamos el mercado de bonos, prácticamente está dormido.  Está durmiendo como un bebé, como yo estaba durmiendo anoche. Los rendimientos de los bonos prácticamente no han tenido movimiento el día de hoy, se han desplazado más o menos un punto básico. Los diferenciales de crédito básicamente no presentaron cambios. Por lo tanto, el mercado de bonos nos está diciendo que ya pasamos esto, no nos estamos centrando en la elección, nos estamos centrando absolutamente en la Fed, en la inflación y en la situación crítica de los obstáculos macro que se avecinan.

Creo que debemos concluir, porque sé que queremos responder muchas preguntas. Creo que la conclusión para mí es, ¿este resultado cambia algún aspecto de nuestro panorama con respecto a un repunte después de la elección? Yo diría que no, porque realmente no esperábamos un repunte después de la elección. No creí que la elección en sí fuese a presentar un obstáculo. Por ello, se podría observar un pequeño y modesto impulso, pero no creo que el efecto neto cambie el panorama para nada.

Sigo regresando a la idea de que este ciclo de elecciones intermedias posiblemente será diferente, en comparación con la historia, porque nunca ha habido una recesión que empiece durante el tercer año del ciclo o mandato presidencial. Y eso realmente está empezando a convertirse, no diría que en una conclusión inevitable, pero la probabilidad está aumentando de una forma bastante significativa, y en un plazo muy corto, debido a la retórica de la Fed durante su reunión reciente. No ajustó al alza su diagrama de puntos más reciente, pero jamás ha habido un ciclo de ajuste en la historia en el que la Fed haya aplicado una tasa de fondos del 4.6 % o más alta y no se haya generado una recesión. Entonces, creemos que esa realmente sigue siendo la fijación y la dirección en términos del trayecto futuro. La Fed, la inflación y al final lo que ocurra con el ciclo. 

Por lo tanto, creo que el otro aspecto de esto está muy conectado aquí. Los mercados suelen tener un repunte después de las elecciones intermedias, suponiendo que se vaya a observar una mayor adaptación de la política. Espero que la predicción de Harold sea correcta, y que se genere cierta influencia para lograr que la Fed de cierta manera frene un poco o implemente una pausa en este sentido. Ese sería un enorme impulso para los mercados. Es decir, si la Fed literalmente implementa una pausa, creo que eso sumaría dos o tres puntos múltiples a las valoraciones, aparentemente de la noche a la mañana. Ese es realmente el poder de la política monetaria en este sentido.

Pero a falta de algún tipo de influencia inesperada en términos de lo que hará la Fed, definitivamente la adaptación de la política monetaria será muy restrictiva. E incluso en el aspecto fiscal, si bien es posible que podamos lograr un poco más que lo que quizás lograríamos en situaciones normales de estancamiento, no creo que eso vaya a suceder con la suficiente rapidez ni que vaya a ser lo suficientemente estimulador para esquivar o anular lo que está ocurriendo en términos de la política de la Fed. Por lo tanto, creo que eso sienta la base para una reacción de mercado muy distinta en esta ocasión en comparación con la historia.

Creo que cuando pienso en los generadores de cambio en términos de la adaptación fiscal o de la política, ajeno a cual sea el resultado de la elección, se debe asumir que habrá un mayor gasto en el rubro de defensa. Creo que al margen puede haber cierto gasto mayor fuera del rubro de defensa y algunos cambios fiscales al margen. Pero no estamos considerando aumentos al impuesto corporativo de una manera importante más allá de lo que se contempló en la Ley de Reducción de la Inflación. Y puedo explicar algunos de los detalles de esto si lo desean.

Entonces, es un modesto obstáculo de la política fiscal: Sí. Creo que el mercado va a tener que determinar si eso bastará para contrarrestar la posibilidad de que entremos a una recesión, o si el mercado de hecho considerará que está haciendo un poco más difícil el trabajo de Powell, es decir, que está ejerciendo cierta presión al alza sobre la inflación. No obstante, al final del día, tenemos que prepararnos, ¿cierto? Porque considero que la Fed aún sigue teniendo el control en gran medida. En la lucha contra la inflación, mañana obtendremos otro importante punto de datos cuando recibamos el informe del CPI.

Pero la expectativa general es que disminuirá muy ligeramente. Pero la mala noticia es que sigue en el nivel de 7 y si lo redondeamos, básicamente es 8. La expectativa general es del 7.9 %, por lo que para nada se acerca al nivel que debe tener. Y ni siquiera se está acercando al objetivo de largo plazo del 2 % establecido por la Fed, incluso cuando se excluyen los precios de los alimentos y la energía, es decir, se está analizando lo básico. Se espera que solo disminuya del 6.6 % al 6.5 %.  Entonces, el efecto neto que considero desde mi perspectiva, es que la situación crítica sigue causando conmoción. Estos obstáculos a nivel macro y demás fuerzas siguen ejerciendo una enorme presión al alza en la inflación. Por lo tanto, incluso con los enormes aumentos de tasas que la Fed ha implementado consecutivamente para intentar desacelerarla, realmente aún no ha tenido el efecto que debería tener a corto plazo. Creemos que mañana el informe de inflación no va a descender con la rapidez suficiente para definitivamente justificar un cambio, y definitivamente tampoco una pausa de parte de la Fed, para mi gran consternación. 

Entonces creo que habrá mucho que analizar en este sentido. Pero en realidad, si lo reduzco a una o dos cosas que son más importantes para el mercado y el trayecto futuro, se trata de la Fed y lo que esta hace en relación con la inflación, y la rapidez con la que empezamos a tener la confirmación de que la inflación ha llegado a su punto máximo y se está reinvirtiendo.

Dicho esto, voy a parar aquí y cederé la palabra a Lou para empezar con la parte de preguntas y respuestas de nuestra sesión.

Lou Cestello: 

Gracias, Amanda, y gracias, Harold. Mientras leo muchas de las preguntas, creo que hay muchas preguntas que tienen que ver con la política, Harold. Por ello, creo que te haré la primera pregunta a ti.

Tal vez nos puedas hablar un poco sobre las contiendas no resueltas. ¿Cuándo habrá una mayor claridad y cuáles son las contiendas más importantes? Quiero decir, al parecer en Georgia es posible que haya una segunda vuelta, y luego quizás nos puedas hablar sobre los tiempos relacionados con esto, y luego sobre la situación en Arizona y Nevada. ¿Cuál es tu perspectiva?

Harold Ford, Jr.:

Ojalá hubiera mucha más claridad con respecto a la respuesta, o más bien ojalá que pudiera ser más específico. En lo que puedo ser específico es con respecto a la contienda en Georgia, como todos sabemos, son tres personas quienes están en esa contienda.  Nos enfocaremos en los dos más importantes, Rafael Warnock, el actual senador, y Herschel Walker, el contendiente republicano. Pero hubo un libertario en la contienda. Esa conversación es relevante con respecto a lo que puede ocurrir si Herschel Walker o Rafael Warnock no obtiene el 50 % de los votos más 1, y al parecer, mientras estamos aquí el día de hoy, ninguno de ellos llegará a ese punto. Lo que significa que habrá una segunda vuelta, la cual se realizará el 6 de diciembre. Y el candidato libertario no estaría en esa contienda, solo serían los dos finalizadores principales. Y se cree que gran parte del voto libertario o la mayor parte de este probablemente beneficiaría a Herschel Walker y no a Rafael Warnock.

Pero considerando todas las cosas y las segundas vueltas, otra elección presenta otro conjunto de características y otro conjunto de dinámicas. Y en Georgia, ya que en ese estado ocurrió esto hace dos años, esto ocurrió, como tal vez todos recordemos, y ambos escaños del Senado pasaron a una segunda vuelta, y los demócratas ganaron ambos escaños. Esa contienda fue animada y motivada por el hecho de que el Presidente Trump, quien en ese momento aún era Presidente, decidió no involucrarse hasta finales de esa campaña y finales de esa segunda vuelta. Y de hecho, muchos consideran que su falta de energía para con los candidatos republicanos provocó que estos perdieran, pues ambos estaban en esa contienda. Por ello, será interesante ver lo que sucede en los próximos 30 días.

Vi que algunas de las preguntas también llenaron la bandeja de entrada, y sin duda mientras hablamos de Brian Kemp, el gobernador de Georgia, quien resultó victorioso anoche, probablemente brindará un gran apoyo a Herschel Walker, lo que debe ayudar a Herschel Walker en la segunda vuelta. Y la pregunta entonces es: ¿Qué hará el Presidente Trump en esa contienda? ¿Y qué harán los demócratas para intentar ayudar a Rafael Warnock?

Ahora bien, las otras dos contiendas que mencionaste, Lou, también tendrán un impacto en esto.  Perdón, son tres contiendas, la de Arizona, la de Wisconsin y la de Nevada. Considero que en el caso de Wisconsin, prácticamente han declarado la victoria del actual senador Ron Johnson, pero Nevada, y creo que prácticamente han declarado la victoria de Mark Kelly en Arizona. O por lo menos los pronosticadores creen que él ganará. Esa contienda no ha sido, es decir, aún no se ha declarado un ganador, creo que no, porque hubo algunas irregularidades en la votación, o debería decir, hubo algunas irregularidades en las máquinas de votación en uno de los condados grandes de Arizona. Pero creo que mientras estamos aquí y pensamos en la situación actual de las cosas de una manera franca, realmente se trata de Nevada y Georgia.  Y con suerte habrá una mayor claridad con respecto a Nevada hoy o mañana, antes de terminar la semana. Y luego habrá una mayor claridad con respecto a Georgia.

Considero que Georgia decidirá si los demócratas tendrán o no la mayoría en el Senado o si los republicanos tendrán la mayoría en el senado. Y sabremos eso el 6 de diciembre.

Lou Cestello:

Harold, con la sólida posición…

Harold Ford, Jr.:

Si pudiera añadir una cosa más, creo que vi una de las preguntas. Creo que el ganador en el plano republicano general anoche fue Ron De Santis, quien fue capaz de cosechar una victoria en Florida que generó algunas coaliciones para los republicanos, lo que no se había observado para los republicanos en Florida desde hace un par de décadas.  Y creo que ahora la pregunta es si él buscará que los republicanos jueguen un papel más importante a nivel nacional. Y de ser así, creo que él, creo que habrá cierta receptividad para él en el partido republicano. Yo no soy republicano. Mientras analizo el panorama, creo que habrá cierta receptividad para él, pero eso no ocurrirá sin la resistencia de parte del actual funcionario, porque el poder del actual funcionario en el partido republicano de muchas formas sigue estando dentro de la influencia del Presidente Trump. Entonces, podemos esperar que haya una lucha de titanes, y veremos la primera lucha quizás con respecto a cómo esas dos personas deciden involucrarse en la segunda vuelta en Georgia, si es que llega a haber una, pero yo considero que sí la habrá. Lo siento, Lou. No fue mi intención interrumpirte.

Lou Cestello:

No, esa era exactamente la pregunta que iba a hacer, es decir, sobre la huelga que ocurrió con los republicanos y lo que eso significó para De Santis a nivel nacional. Y luego aparte de eso, Harold, parece haber un fuerte impulso detrás de De Santis, ¿pero crees que Biden volverá a postularse? ¿Y hay algún tipo de fortaleza, por ejemplo, una persona del tipo de De Santis, en el partido demócrata en este momento?

Harold Ford, Jr.:

Lou, creo que la forma en que está estructurada esa pregunta, de muchas maneras también conduce a la respuesta. Creo que el Presidente Biden, probablemente esta mañana, basándome en lo que escuché anoche y de lo que puedo obtener una confirmación esta mañana, está más predispuesto a postularse en el 2024. Y creo que está predispuesto a postularse por dos motivos. En primer lugar, él es el actual Presidente y el actual líder del partido demócrata. Y en segundo lugar, no hay un Ron De Santis esperando entre bastidores del lado de los demócratas. Hay quienes quieren parecerse a Ron De Santis. 

Y la razón por la que digo Ron De Santis es porque creo que él ha surgido, está en ejercicio de funciones, tiene un gran atractivo, un atractivo que está aumentando entre los republicanos y quizás en todo el país, pero definitivamente está creciendo en el partido republicano.  Y no hay un personaje que se parezca a él en el partido demócrata. Hay quienes quieren ser como él, y hay quienes tienen su talla en términos de los títulos que poseen y de algunos de los logros que tal vez tienen en sus respectivos cargos políticos, pero no hay nadie que tenga el tipo de atractivo nacional dentro del partido como Ron De Santis lo tiene del lado republicano. 

Por ello, creo que Joe Biden ve que tiene dos cosas a su favor: la primera, y creo que Amanda la describió acertadamente mientras hablábamos de la fortaleza, del desempeño de los demócratas durante las elecciones intermedias. Y aparte de eso, espero que los demócratas no exageren su victoria.  Creo que las personas quieren, lo que los votantes de verdad están diciendo, es que quieren que ustedes, hombres y mujeres, vuelvan a la política y trabajen en conjunto e intenten resolver los asuntos que de verdad están teniendo un impacto adverso en nuestra vida. Pero el Presidente Biden lo considera una victoria, porque se tenía la expectativa de que los republicanos tendrían un mejor desempeño del que se observó anoche. Y en segundo lugar, nuevamente, estoy siendo redundante, no hay un personaje fácilmente identificable en el partido demócrata que lo sustituya o que sea candidato. No me malinterpreten, hay quienes claman por ese cargo y ese puesto, desde las personas de California hasta las personas de Massachusetts y Vermont, y también quizás las personas de la parte media del país.  Pero no hay nadie que tenga el prestigio que tiene Ron De Santis. 

E incluso podría añadir, que probablemente hay dos o tres personas más del partido republicano, incluido Brian Kemp, el gobernador reelecto de Georgia; Mike Pompeo, el Exsecretario de Estado; Nikki Haley, la anterior Embajadora de las Naciones Unidas; e incluso Tim Scott, el senador reelecto de Carolina del Sur. No hay una lista como esa en el partido demócrata en este momento.

Lou Cestello:

Excelente. Pasemos de vuelta a Amanda con una pregunta del chat.  Te daré un breve descanso, Harold. Pero pasando de vuelta a Amanda rápidamente, Amanda, hay dos preguntas. La primera tiene que ver con si se observará un incremento de un cuarto de punto o medio punto en diciembre, pero la segunda tiene que ver con el hecho de que probablemente no habrá una resolución con respecto a Georgia. ¿Y, eso significa que habrá una volatilidad de mercado mayor o menor en los próximos 30 días?

Amanda Agati:

Responderé primero a la segunda pregunta, y diré que creo que tiene que ver mucho con el statu quo en lo que respecta al régimen de alta volatilidad. No creo que eso necesariamente producirá cambios. Una vez más, se trata de un solo escaño, ¿cierto? No se trata de un triunfo aplastante en una dirección o en la otra. Por lo tanto, realmente no estoy convencida de que esto vaya a ser muy importante para el mercado, o que el mercado realmente se haya desplazado a la situación crítica de los obstáculos a nivel macro: La Fed, la inflación, los desafíos de la cadena de suministro, las políticas de cero tolerancia al COVID. Creo que todas esas cosas en su conjunto al final son más importantes a corto plazo para el trayecto futuro del mercado que lo que ocurra con esa contienda específica. Aunque sé que eso cambia un poco el control y el equilibrio del poder, en realidad no bastará, creo yo, para producir el cambio.

Con respecto a la Fed, desde los últimos meses he estado diciendo que tengo mi lista de deseos de Navidad lista y quiero que la Fed haga una pausa en diciembre. No se cumplirá mi deseo. Me van a dar carbón en mi calcetín navideño. Mi regalo se va a perder en las interrupciones de la cadena de suministro.  Creo que la única cosa que es más importante en términos del mercado es que la Fed haga una pausa y que esta ocurra antes de que rompamos el ciclo.  Pero desafortunadamente, no se cumplirá mi deseo.

Entonces, nuestra expectativa, que por cierto también está incorporada en el mercado, el mercado de futuros sigue indicando que obtendremos 50 puntos básicos en diciembre. Es un tanto, no voy a llamarlo un giro, pero definitivamente está retrocediendo un poco en comparación con la racha de 75 puntos en la que hemos estado desde hace un tiempo. El mercado también cree que obtendremos otros 50 puntos básicos en febrero, luego 25 más que empezarán a incorporarse después de la reunión de noviembre de la Fed y de la conferencia de prensa posterior a la reunión, y luego 25 más en marzo. Así que nos dirigimos hacia una tasa terminal del 5 % o más en poco tiempo, pero de cierta forma esas son las expectativas del mercado.

Y aunque quiero disputarlo todo el día, creo que probablemente ese es el camino en el que se encuentran, a menos que los datos cambien de manera significativa entre este momento y esas fechas. Y creo que simplemente no hay suficiente tiempo para observar un cambio importante en el trasfondo inflacionario.

Lou Cestello:

Tal vez puedas dar un comentario sobre el techo de deuda, Amanda.

Amanda Agati:

Entonces…

Lou Cestello:

Tu perspectiva con respecto a donde se ubica.

Amanda Agati:

Esta…sí. Creo que esta es una pregunta en la que Harold también debe opinar. De hecho hablábamos de esto cuando nos estábamos preparando para la llamada de hoy. Lo que más me preocupa es simplemente el costo adicional del servicio de deuda en lo que se refiere al techo de deuda. Si piensas en la última vez, contemplábamos una tasa de fondos de la Fed de aproximadamente 1, ¿cierto? En términos de las proyecciones, como acabo de decir hace unos momentos, estamos contemplando una posible tasa terminal del 5 %. Por lo tanto, es un trasfondo considerablemente distinto en lo que respecta al techo de deuda en lo sucesivo.

Creo que eso equivale a por lo menos $200 mil o $300 mil millones, tal vez incluso más. Tal vez esté subestimando esa cantidad en términos de los costos adicionales del servicio de deuda. Por ello, no necesariamente me preocupa el debate en sí.  Creo que Harold debe dar su opinión, pero creo que ambos coincidimos en el hecho de que todos comprendemos que tenemos que trabajar para lograr una solución colectiva en este sentido. Pero ejercerá una presión mucho mayor en las tasas de interés basadas en el mercado, y creo que el efecto opuesto será una presión mucho mayor, la presión a la baja sobre las posibles valoraciones. Por lo tanto, no se trata de un trasfondo muy bueno. Simplemente podemos agregarlo a la lista de obstáculos de la situación crítica en lo que respecta el futuro del mercado. Sin embargo, en realidad no es algo que tendremos que abordar. Una vez más, Harold, queremos tu opinión sobre esto, pero no es algo que tendremos que abordar a corto plazo. Pero es algo que tendremos que enfrentar en 2023.

Entonces, desde la perspectiva del mercado, esas son las cosas en las que de cierta forma me estoy enfocando con respecto al techo de deuda.

Harold Ford, Jr.:

Lou, si me permites tan solo 30 segundos, creo que Amanda tiene toda la razón. Solo agregaría que antes de las elecciones intermedias, algunos líderes del Congreso republicano que resultaron reelectos anoche, mencionaron que exigirían al Presidente Biden y a los demócratas que se reduzca el gasto y se reduzcan las obligaciones a largo plazo del país en términos del gasto, para que ellos estén de acuerdo en aumentar el incremento del techo de deuda. Creo que esa presión, o debería decir, la presión que la administración puede sentir de parte de esos republicanos, o que puede experimentar de parte de esos republicanos, se redujo anoche. 

Sin embargo, sí considero que lo que Amanda estaba especulando en términos de la seriedad del país en cuanto a abordar este problema simplemente terminará siendo una conversación que tendremos el año próximo, para el caso, tal vez el año después del año próximo. No creo que esa presión se manifestará en las próximas semanas mientras el Congreso decide aumentar el techo de deuda.

Lou Cestello: 

Harold, quizás puedas darnos tus comentarios con respecto al peso que la decisión de Roe versus Wade tiene en esta elección.

Harold Ford, Jr.:

La decisión que la Suprema Corte tomó para revertirla, creo que no se trató solamente de Roe versus Wade, sino que realmente se trató de la decisión de Casey en Pensilvania, lo cual es relevante para nosotros como empresa con sede en Pensilvania. Realmente se trata de la decisión de Casey la que fue revertida por la Corte. Creo que eso tuvo un gran impacto a principios de la contienda.  Recordemos que la votación anticipada se instituyó en muchos estados de todo el país, si no es que en todos, y en algunos estados el periodo de tiempo que se otorga para votar anticipadamente es mayor. Y creo que hubo algunos votantes que votaron de forma particular con respecto a ese asunto.

Creo que al analizar las encuestas en estas elecciones, una de las cosas que debemos tener en cuenta es que la encuesta siempre tiene la razón, desde este punto de vista: las personas que contestaron la encuesta proporcionan datos a los encuestadores, es decir, dan respuestas a las preguntas que hacen los encuestadores.  Y no son otra cosa más que estenógrafos que están ordenando esos datos. Lo que realmente es la receta secreta en cuanto a las encuestas es si los encuestadores saben o no cómo obtener un grupo representativo de personas a quien hacer las preguntas, y ese grupo representa cómo van a votar las personas en ese distrito, estado, jurisdicción, provincia o lo que sea.

Lo que puede alterar en mayor medida cualquier dato de la encuesta es si los encuestadores son o no precisos con respecto al número de personas que de hecho votarán en una elección particular. Creo que la decisión de Roe versus Wade afecta la última parte de lo que estoy diciendo, y considero que tengo la razón con respecto a que un mayor número de personas que nunca antes habían votado, que no habían pensado en votar en las elecciones intermedias, tomaron la decisión de votar.

Pero creo que, el asunto más importante en esta elección es el hecho de que creo que los votantes tomaron la decisión de votar por los candidatos que conocían, y así lo decidieron incluso si esos candidatos que conocían no estaban haciendo todo lo que los votantes querían, pues preferían no tomar el riesgo de votar por un candidato que no conocieran o un candidato con respecto a quien tenían que esperar que hiciera determinadas cosas de cierta manera o de la manera correcta. Por mucho que la decisión de Roe versus Wade haya afectado esta contienda, creo que es importante saber que muchos de los gobernadores que fueron reelectos anoche firmaron leyes durante los últimos 45 o 60 días mediante las cuales se hace más difícil abortar en sus respectivos estados, incluidos el gobernador Kemp de Georgia y el gobernador De Santis de Florida.

Entonces, por mucho que la decisión de Roe versus Wade haya tenido un papel en esto, creo que el papel más importante en esta campaña fue el hecho de que los votantes decidieron quedarse con los buenos o con los malos, o como quieras describir a los candidatos a quienes podrían haber elegido o reelegido. Decidieron quedarse con el candidato que conocían mejor, incluso si ese candidato no era el que más los representaba.  Los conocían mejor que a los candidatos alternativos.

Lou Cestello:

Gracias, Harold. Bien, Amanda, hablaste un poco sobre los precios de la energía alternativa o sobre el rendimiento de la energía alternativa, antes. Crees que, vaya, no sé si esta pregunta sea para Harold o para Amanda, o para ambos, ¿qué pensamos con respecto a la legislación y los posibles cambios que podrían producirse en términos de los precios de la energía en todo el sector en lo sucesivo?

Amanda Agati:

Esta parece ser una pregunta con la que debe empezar Harold. Harold, ¿quieres empezar a hablar sobre la legislación y luego yo reacciono a tus ideas?

Harold Ford, Jr.:

Amanda, con respecto a eso, tu responde y yo reacciono, porque creo que la reacción legislativa puede ser…

Amanda Agati:

No, no, tú responde. No, tú responde.

Harold Ford, Jr.: 

No, Amanda, es mejor si lo haces tú.  Y yo reaccionaré con respecto a la parte legislativa.

Amanda Agati:

Yo diría, en cuanto a la energía alternativa y la energía limpia, que estos fueron por mucho los principales beneficiarios de la así llamada Ley de Reducción de la Inflación, ¿cierto? Sin importar como lo desmenuces y lo desgloses, esa industria, ese sector, por mucho fue el principal beneficiario en términos de incentivos, áreas de inversión, con un enfoque desde una perspectiva oficial en términos de apoyo para seguir desplazándose en esa dirección. Por lo tanto, como lo dije durante mis comentarios preparados al pensar sobre el impacto en el precio de la gasolina y el hecho de que los votantes no necesariamente están tan molestos por dicho precio, y su nivel tal vez es como esperábamos o nos preocupaba rumbo a la elección, es algo que de verdad envía un mensaje al Congreso para seguir avanzando con ese cambio.  No es algo que sucederá de la noche a la mañana. Para ser claros, aún creemos que las fuentes de combustibles fósiles tradicionales tienen un papel importante.  Esto se debe abordar desde un enfoque multifacético para resolver algunos de los problemas de energía del ecosistema.

Pero creo que claramente hay un voto a favor de continuar avanzando por este camino, por lo tanto, yo esperaría que, al margen, posiblemente haya una mayor disposición por aprobar una legislación encaminada a ello. Pero hay que reconocer que el impacto de la Ley de Reducción de la Inflación fue una señal muy significativa en términos de un impulso para el mercado, aunque de hecho no hemos sentido que su efecto haya empezado a desplegarse. Bien, no sé si será una legislación extensa y de gran alcance adicional en comparación con la que fue aprobada durante el verano. Pero eso fue significativo en términos de impulso y de cierta manera representó un plazo o margen de inversión en el sector que en realidad no habíamos tenido antes. Por lo tanto, ese ha sido y sigue siendo, creo yo, un impulso no solo para la energía o los aspectos de la energía, sino que también traspasa sectores y traspasa la capitalización.

Bien, pues ese es mi punto de vista al respecto en relación con el impacto del mercado y el panorama o la perspectiva de la energía alternativa. Pero Harold responderá de una forma mucho más acertada que yo con respecto a la parte de la política.

Harold Ford, Jr.: 

No, Amanda, pero creo que la razón por la que quería que tú respondieras primero, es que creo que la reacción del mercado ayudará a influir en gran medida en la dirección de la política y las leyes referentes a esto. Creo que el otro asunto que debemos considerar, ya que estoy de acuerdo con todo lo que dijo Amanda, el otro aspecto a considerar es el hecho de que en esta última elección que acabamos de enfrentar, considerando los resultados que aún seguimos recibiendo, hubo 35 escaños disponibles en el Senado de los Estados Unidos. De estos, 21 eran defendidos por los republicanos y 14 por los demócratas. Cuando eran “defendidos” me refiero a los actuales senadores.  Esta no es una declaración política. 

En el 2024, el terreno político ha mejorado para los republicanos en el sentido de que un mayor número de demócratas van a tener que defender sus escaños en comparación con el número de republicanos. Normalmente, cuando tú, como partido que está defendiendo la mayoría de los escaños, o los actuales funcionarios que están defendiendo la mayoría de los escaños, sin importar cual sea el partido, una mayoría de cualquier partido, por lo general ese partido es el más beneficiado. En este caso, fue único. En el 2022, solo había 14 demócratas y 20 republicanos más. Aún así, había demócratas que estaban verdaderamente a la defensiva. 

En esta próxima elección, hay un mayor número de demócratas defendiendo, incluido uno cuyo nombre es bien conocido en los círculos nacionales, y ese es Joe Manchin de Virginia Occidental. Al aproximarse el final de esta campaña del 2022, algunas de las personas que la monitorearon de cerca se percataron de que, durante las últimas 48 o 72 horas, hubo una disputa entre el Presidente Biden y el Senador Manchin porque el Presidente Biden hizo ciertos comentarios sobre la producción de carbón que no le agradaron al Senador Manchin. Y el Senador Manchin replicó y respondió de una forma muy agresiva en cuanto a su lenguaje y postura hacia el Presidente Biden.

No espero que eso disminuya, es decir, esa tensión entre los dos con respecto a la energía, durante el próximo año, o para el caso, en dos años, o en un año y 363 días, o 362 días, lo que sea, antes de los 363 días previos a la próxima elección, más bien, los 364 días previos a la próxima elección. Por ello, no espero que haya una legislación importante en dicho frente. Podría haber una conversación importante al respecto, lo que tendría un impacto en los mercados, pero no creo que los mercados entenderán que si hay un Senado dividido al 50/50, Joe Manchin no va a votar a favor de los demócratas con respecto a ninguna legislación que promueva las opciones de energía alternativa y desfavorezca al carbón. Y para el caso, que probablemente desfavorezca la permanencia de los combustibles fósiles.

Lou Cestello:

Tal vez yo podría insistir en el mismo tema, pero con respecto a una industria distinta. Amanda, la cadena de suministro se ha visto afectada fuertemente debido a los problemas con los chips y los semiconductores.  Verás que esperamos ver un mayor gasto de capital en ese sentido. ¿Se espera ver algún cambio en los mercados de semiconductores después de la elección?

Amanda Agati:

No diría que se espera que haya un cambio notable en este frente. Creo que la administración de Biden de verdad ha reclamado todas las acciones, ya sean referentes a la política comercial o de otro tipo, relacionadas con los semiconductores en la industria, de cierta manera en nombre de la seguridad nacional. Entonces obviamente hay un enfoque en ese sentido, y creo que eso de verdad continuará sin importar cómo se desarrollen las cosas en las próximas semanas.

Sin embargo, el efecto neto de eso, definitivamente implicará un estímulo adicional para traer la fabricación de semiconductores al país, e implicará un gasto de capital mucho mayor. De hecho, creo que apenas esta mañana, hay un poco de confusión el día de hoy, pero apenas esta mañana, Taiwan Semiconductor anunció que construirá otra planta en Arizona.  Entonces, creo que esa oleada de seguir trayendo las cosas al país en relación con eso, va a continuar. Esas son muy buenas noticias a largo plazo, pero realmente no nos saca de los problemas y las interrupciones de la cadena de suministro, ni de la escasez de suministro en el muy corto plazo. Porque simplemente poner estas plantas en funcionamiento va a tardar cierto tiempo.

Hemos estado monitoreando lo que está sucediendo con el sector automotriz desde hace varios trimestres. En realidad, desde que la pandemia y el mercado tocaron fondo. Por lo tanto, al intentar comprender cuando vamos a tener algún sentido de normalidad en cuanto a las cadenas de suministro, seguimos extendiendo ese tipo de plazo de normalidad. En realidad tampoco se está observando que los tiempos de entrega disminuyan mucho. Y esto realmente es una función de que en términos netos estamos muy justos. Y hay algunas soluciones rápidas y fáciles.

Entonces, no creo que, basándonos en lo que está ocurriendo con la elección y la posible finalización de los resultados, se vaya a producir un cambio en sentido negativo. Creo que simplemente va a reforzar el camino en el que se encuentran los legisladores y en realidad el sector corporativo estadounidense, y el reconocimiento de que simplemente es crucial para nuestra competitividad a largo plazo.

Lou Cestello:

Amanda, ¿tienes algún comentario sobre los cambios fiscales que podrían ocurrir y que podrían disminuir o apoyar las ganancias el próximo año?

Amanda Agati:

Bien, creo que sin importar cómo lo desmenuces y lo desgloses, las ganancias van a disminuir, probablemente en gran medida, ya sea que se relacionen o no con los impuestos. Como función de la Ley de Reducción de la Inflación, habrá aproximadamente 300 puntos básicos de presión sobre el crecimiento de las ganancias a principios del próximo año, a partir de enero, como compensación por algunos de los incentivos que se incorporaron en esa legislación. Por ello, cuando realizamos el seminario web preliminar, mencioné una cifra de crecimiento de ganancias de aproximadamente un 8 % para el próximo año.  Y esto es para el índice S&P 500. Ha habido un descenso aproximado al 6 %. Por lo tanto, eso incluye los aumentos del impuesto corporativo, pero seguirá habiendo revisiones negativas bastante significativas y presión en las ganancias rumbo al próximo año.

Así pues, es una situación que no es ideal en términos de los tiempos para que se implementen los aumentos de impuestos. En realidad no estoy segura si en realidad alguna vez haya un momento ideal para que aumenten los impuestos corporativos en lo que respecta el mercado. Los mercados odian esa historia sin importar en que punto nos encontremos en un ciclo, ya sea económico o relacionado con una elección. Entonces, definitivamente seguiremos observando cierta presión, pero creo que, en realidad, esta historia tiene que ver mucho más con cuán lejos llega la Fed a partir de aquí y con qué rapidez lo hace, y qué tan ajustadas se pondrán las condiciones financieras. Hasta el mes pasado más o menos, aún nos aferrábamos de cierta forma a la esperanza de que habría una situación favorable y que el crecimiento de las ganancias se reduciría, pero que de hecho no veríamos la materialización de la recesión de las ganancias. Y creo que tengo que decir estas palabras en voz alta, pero en el 2023 empezaremos a esperar que se materialice una recesión de ganancias bastante considerable si la Fed no para con la debida anticipación con respecto a donde sugiere que puede llegar la tasa terminal.

Si vemos el panorama general y decimos, bien, ¿qué se prevé para este año? Seguirá habiendo un crecimiento de ganancias de aproximadamente el 6 %, que sigue siendo positivo si todo lo demás no cambia. Pero este crecimiento es muy ajustado y es generado principalmente por el sector de energía. Todo lo demás está empezando a sentir una presión bastante significativa. Y aunque nos ubicamos en un 6 % para el próximo año, creo que eso es demasiado optimista si consideramos el trasfondo.

La última vez que se materializó una situación como esta, o que empezó a materializarse, fue más o menos en el 2015 o 2016. Se observó que las estimaciones de las ganancias tuvieron una disminución de aproximadamente un 10 % de su nivel máximo a su nivel mínimo, y hubo aproximadamente 5 trimestres consecutivos en los que el crecimiento de las ganancias fue negativo. No estoy diciendo que ese sea el caso básico en esta ocasión, pero ese es el ejemplo más reciente en el que hubo revisiones negativas bastante significativas y al final se materializó la recesión de las ganancias.

Lo que es un poco distinto en esta ocasión en realidad es el paradigma opuesto de aquel entonces. Es decir, los precios de la energía y la inflación se encontraban en una posición muy distinta, una posición diametralmente opuesta a la que tienen actualmente. Por lo tanto, sí creo que ese descenso del 10 % probablemente sea un poco leve, probablemente sea un poco conservador en comparación a lo que está experimentando la temporada de ganancias en el sector corporativo estadounidense en términos del trasfondo.

Entonces, no debemos considerar que ese es el caso básico. Esa no es la predicción de la bola de cristal. Pero en esta etapa temprana, de cierta forma es donde nos ubicamos, y creo que la historia de la recesión de las ganancias definitivamente está empezando a volverse realidad para los inversionistas.

Lou Cestello:

Bien, gracias, Amanda, y también gracias a ti, Harold, pues ya estamos llegando al final de la hora y queremos respetar el tiempo de todos. Pero sus perspectivas han sido sumamente valiosas para nosotros, y realizaremos la tercera parte de esta serie el 17 de noviembre. La próxima semana a la 1:00 p.m., hora del este, y con suerte tendremos una mayor claridad. No sabemos si en ese punto tendremos totalmente clara la situación de Georgia, pero con suerte habrá mayor claridad, y tendremos más que contarles sobre opiniones referentes a lo que está ocurriendo en el plano político y en los mercados. Con suerte todos podrán acompañarnos la próxima semana para esa llamada. Hasta entonces, cuídense y manténgase sanos.

Operador:

Excelente. Muchas gracias, Lou. Damas y caballeros, una vez más, con eso concluye nuestro resumen de PNC posterior a la elección del 2022. Muchas gracias por acompañarnos, ya pueden desconectarse. Que todos tengan un excelente día.

Operador: 

Y ahora, sin más demoras, comencemos el resumen de PNC posterior a las elecciones del 2022. Tengo el placer de presentar a su moderador del día de hoy, Lou Cestello, quien es jefe de mercados regionales y presidente regional para el área de Pittsburgh y el suroeste de Pensilvania.

Lou, tienes la palabra.

Lou Cestello:

Bien, muchas gracias y sean todos bienvenidos. Y gracias por acompañarnos en la segunda serie del seminario web de tres partes de PNC referente a las elecciones intermedias. Me llamo Lou Cestello, como lo ha mencionado nuestro moderador, soy jefe de 54 mercados regionales de PNC de costa a costa. Y también tengo el privilegio de colaborar como presidente regional de PNC en Pittsburgh. Pero hoy, me encuentro con clientes y colegas en la costa oeste, donde son las 11:00 a.m., hora estándar del pacífico.

Más de 2,300 de nuestros clientes y colegas de todo el país se registraron para participar en nuestro resumen, lo que definitivamente resultó ser una jornada electoral interesante con varias contiendas clave que aún son demasiado reñidas como para declarar un vencedor esta mañana. El día de hoy, escucharán perspectivas oportunas sobre los resultados políticos conocidos y el impacto que estos tienen en las elecciones intermedias de parte de Harold Ford, Jr., vicepresidente de la banca corporativa e institucional de PNC, y Amanda Agati, directora de inversiones del grupo de gestión de activos de PNC.

Primeramente, daremos contexto con una actualización sobre lo que sabemos actualmente con respecto a los resultados de un gran número de las contiendas más importantes y perspectivas en relación con las posibles consecuencias ante el trasfondo del panorama político, económico y social actual. No hay nadie más apto para hacer exactamente eso que mi buen amigo y colega, Harold Ford.  Además del cargo que ocupa como vicepresidente del segmento de banca corporativa e institucional de PNC, Harold también funge como presidente y director ejecutivo de nuestra Corporación de Capital de Igualdad e Inclusión. Antes de incorporarse a PNC en el 2020, Harold fungió como director de Live Oak Acquisition Corporation y, por supuesto, sirvió en el congreso durante 10 años como representante del noveno distrito del congreso de Tennessee, y fue miembro de los comités de servicios financieros, presupuesto y educación de la Cámara de Representantes, al igual que miembro del caucus negro del congreso. Harold es un colaborador regular de Fox News, y actualmente se desempeña como coanfitrión alterno del programa The Five, y Harold está trabajando tras haber dormido pocas horas después de las elecciones de anoche. Estuvo en Fox la mayor parte de la noche, si alguien se dio cuenta de eso.  Pero está emocionado de estar aquí el día de hoy para dar su perspectiva con respecto a la situación actual esta mañana, cuando menos, con respecto a lo que sabemos hasta este momento.

Después de los comentarios de Harold, pasaremos con Amanda Agati. Como directora de inversiones del grupo de gestión de activos de PNC, o AMG, por sus siglas en inglés, Amanda supervisa la estrategia general de inversión de AMG, la administración de riesgo y cartera y las soluciones de inversión, y desarrolla e implementa las políticas de inversión. Desde luego, Amanda es bien conocida por sus oportunas y convincentes actualizaciones sobre el mercado y los inversionistas y, después de los comentarios de Harold, esperamos con ansia escuchar sus perspectivas sobre el posible impacto en tiempo real y a largo plazo de las elecciones intermedias con la información que tenemos al día de hoy, y lo que estas significan para los inversionistas a futuro.

Bien, sin más preámbulo, voy a pasarte la estafeta. Harold, tienes la palabra.

Harold Ford, Jr.:

Gracias, Lou. Buenas tardes. Buenos días para ti, Lou, y buenas tardes para todos nuestros clientes y colegas. Qué noche tuvimos anoche en cuanto a la política. Es una de esas noches en que, para quienes nos encanta la política, y yo he tenido la bendición de formar parte de ella considerando que fui elegido para un cargo, comparto con algunos de mis colegas y amigos, la idea de que la noche de la elección es como la víspera de año nuevo, la víspera de navidad o cualquier víspera que les guste si es que no celebras esas vísperas, todo en uno.

Es increíble porque los votantes tienen la oportunidad de validar las encuestas, o lo que es más importante, validar lo que piensan y dar a los encuestadores y a los políticos una guía clara sobre lo que deberían estar considerando, y lo que es más importante, lo que deberían estar haciendo.

Aún no tenemos el panorama claro ni completo, como se demostró en los comentarios iniciales de Lou y como también lo dejaron en claro todos los resultados de anoche. No sabemos cuáles serán los números finales en la Cámara de Representantes, y definitivamente no sabemos cuáles serán los números en el Senado. Pero lo que sí sabemos es que las expectativas que creo que ambos bandos tenían, creo que si hablaras con personas que creen que han estudiado y tienen experiencia tanto en el partido demócrata como en el partido republicano, ya que esos son nuestros dos principales partidos, ambos te habrían dicho que esperaban que la Cámara de Representantes sin duda se volvería republicana, y algunos de ellos probablemente te dirían que creían que los republicanos ganarían el Senado, o asumirían la mayoría en el Senado.

Mientras nos sentamos aquí esta mañana, parece que los republicanos tienen la mayoría en la Cámara de Representantes. Es una mayoría mucho más pequeña de la que pensaron que podrían haber logrado, lo que significa que no ganaron tantos escaños como pensaron que podrían haber ganado. Pero para reflexionar en eso un momento, eso aún significa, para aquellos de ustedes que siguen este tema de cerca, o no tan de cerca, que los republicanos ganarán la presidencia de todos los comités del Congreso, incluido el Comité de Vías y Medios, el cual toma decisiones sobre los impuestos o determina nuestra política fiscal, o los nuevos impuestos que puede introducir el Congreso. Tomarán el mando del Comité de Servicios Financieros, el cual determina la política bancaria y la política de regulación bancaria, así como todos los demás comités, incluido el Comité de Supervisión.

Discúlpenme por el ruido de fondo que hay aquí. Vivo en la ciudad de Nueva York, y están pasando cosas.

Todas las regulaciones que afectan al sector bancario ahora serán controladas por los republicanos en el Congreso, para todos ustedes que no lo escucharon, y de igual forma el Comité de Supervisión tendrá jurisdicción con respecto a si varias agencias y departamentos del gobierno serán o no investigados, incluido el Presidente Biden, su hijo, el Dr. Fauci, y menciono al Dr. Fauci realmente como algo general referente al COVID y al origen de esta, lo cual los republicanos dijeron que quieren investigar. Entonces, todo eso cambiará, porque el control pasará a manos de los republicanos.

Ahora bien, hay personas en el partido demócrata que aún creen que existe una pequeña oportunidad de que los demócratas conserven el control del Congreso, pero creo que quienes están siendo sinceros se dan cuenta que los números indican una mayoría en la Cámara de Representantes.

En el Senado, aún no lo sabemos. Es muy probable que la contienda en Nevada y la contienda en Georgia…la contienda en Georgia es muy probable que requiera una segunda vuelta. Y con respecto a la contienda en Nevada, no conocemos todos los resultados, y lo más probable es que haya personas que impugnen los resultados en uno o dos estados más, incluido Arizona. Pero lo que queda claro es que, a lo sumo, será una mayoría de un escaño independientemente del partido que tenga la mayoría. Quizás sean dos escaños si se considera un margen de 50/50 para una mayoría de los demócratas debido al hecho de que la vicepresidenta es demócrata y tiene la facultad de romper un empate en el Senado.

Entonces, como resultado, no se cumplieron las expectativas como algunos tal vez hayan pensado. Casualmente pienso que anoche, nuevamente, se trató de la validación de lo que los votantes creen. Solo es un comentario de 30 segundos sobre lo que pienso en términos políticos, pienso que el país dejó en claro que los excesos y la exageración en cualquier partido no es algo a lo que se aferran, o no es algo que pidan, o no es algo que aclamarán o celebrarán, o para el caso, no es algo que ratificarán.  Quieren que ambos partidos estén en el medio. Espero que los demócratas aprendan la lección correcta de esto, y espero que los republicanos también aprendan la lección correcta, es decir, que los votantes quieren que se actúe con respecto a los asuntos que más les importan. Dejaré la cuestión política para que todos nuestros clientes aclaren, o más bien estén felices, tristes o agradecidos por lo que ocurrió anoche.

Creo que, desde el punto de vista de la política, y mi colega Amanda Agati, quien considero es la mejor para analizar cómo esto afectará a los mercados y qué debemos pensar de esto desde la perspectiva del mercado, pero en la medida que considero el aspecto político de ello, y las consecuencias oficiales de ello, creo que hay dos o tres asuntos a corto plazo. Primeramente, desde el punto de vista de la política, los ganadores de anoche a nivel nacional fueron Brian Kemp y Ron De Santis, quienes obtuvieron victorias rotundas en Georgia y Florida. Creo que los perdedores de anoche son quienes, una vez más, se ubican en los extremos de la política, ya sea del lado demócrata o del lado republicano. Y todos conocemos nombres que pueden corresponder a cualquier cosa que eso sea. De cierta manera estas son las impresiones que tengo de esto.

Y creo que como resultado, esto influirá en cómo se aplican los reglamentos en la política nacional durante los próximos dos años. Creo que el Presidente Biden tendrá un incentivo para hacer lo que considero que él quería hacer, o por lo menos muchos de nosotros esperábamos que él quisiera hacer cuando fue electo al cargo, es decir, intentar unir no solo al país, sino también unir nuestra política para ayudar a que el país avance. Creo que habrá dos o tres asuntos que animarán nuestra agenda. Uno será nuestra política exterior en lo que respecta a China y Rusia. Creo que identificarás una mayor armonía y, para el caso, un mayor consenso entre los partidos en esos dos frentes.

En segundo lugar, creo que habrá una mayor armonía y definitivamente una mayor congruencia en torno a la voz que insta a la Fed a que desacelere sus esfuerzos por detener la inflación o por frenar la inflación. Creo que se observará un mayor esfuerzo bipartidista en ese frente. Creo que gran parte de eso será motivado por el hecho de que veremos a republicanos que pretenden postularse para presidente e intentan ponerse en primera línea. Y aunque hay personas del lado de los demócratas que desean que el Presidente Biden no se postule para reelegirse, creo que lo más probable es que sí lo hará. Pero si decide no hacerlo, observaremos a varios demócratas que querrán trasladarse a ese espacio. Menciono esto solo porque creo que, como resultado, veremos demócratas que nuevamente querrán unirse para combatir o frenar la influencia de China y frenar la influencia de Rusia, así como lograr que la Fed desacelere sus esfuerzos por limitar o frenar la inflación, pues consideran que está perjudicando la economía y la creación de empleos en el país.

Y por último, con respecto a los dos o tres asuntos que animaron la campaña, es decir, la inflación, la frontera, la delincuencia y las amenazas a la democracia, de los cuales hablaron los demócratas, creo que veremos, por lo menos en cuanto a tres o cuatro de esos asuntos, creo que veremos un Congreso que querrá intentar unirse en torno a la protección de la frontera de una manera más seria y asegurar que disminuya la delincuencia y, para el caso, ayudar con la inflación, lo cual creo que para muchos miembros del Congreso y el Senado a futuro, implicará identificar maneras para lograr que EE. UU. sea más independiente en cuestiones energéticas. Considero que podemos creer que se realizarán esfuerzos en ese frente y que habrá un mayor consenso para enfrentar esos problemas.

Sé que Amanda hablará un poco sobre lo que esto significa para la política fiscal, la cual obviamente afectará lo que pensamos sobre los mercados. Pero creo que no habrá mucha acción, mi humilde opinión sobre esto es que no habrá mucha acción para aumentar los impuestos. El Presidente Biden intentará buscar maneras para asegurar su mayor consolidación rumbo a la temporada de reelección. Incluso si no se postula, creo que los demócratas querrán estar en una posición más sólida, independientemente de quien sea ese demócrata que será elegido para la contienda por la presidencia en el 2024 si el Presidente Biden no se postula. Y esto no es una declaración de parte mía con respecto a si él se postula o no, simplemente creo que así es como la política se desarrollará.

Por último, en el frente político, considero que el país ha madurado de cierta manera en el sentido de que cuando los votantes hablan, ambos lados escuchan. Y anoche, dado que las expectativas fueron tan altas en un lado, creo que muchas personas de ambos partidos considerarán e interpretarán que los resultados significan que todos debemos volver a trabajar, intentar trabajar juntos e intentar lograr que el país esté más unido. 

Una vez más, empezaré donde terminé: aún no conocemos todos los resultados. Bien podría tratarse de una mayoría de un escaño para cualquiera de los partidos en el Senado, lo que podría afectar un poco lo que estoy diciendo, pero creo que no mucho. Aún creo firmemente, aunque se trate de una mayoría de un escaño para los republicanos, que este de hecho será el caso. Si se trata de una mayoría de un escaño para los republicanos, sí creo que habrá una probabilidad ligeramente mayor de que el estancamiento aumente ligeramente debido a la probabilidad de que el poder de veto que tiene el Presidente Biden sea utilizado si los republicanos intentan hacer las cosas con las que el Presidente no está de acuerdo. Y creo que es muy probable que el gabinete que el Presidente tiene actualmente no tenga cambios. Cuando menos las personas que son las más importantes, que muchos en el país consideran las más importantes, es decir, que ocupan los cargos que consideramos que son los más importantes. No las personas en sí, sino los cargos, incluido el Secretario del Tesoro, el Secretario de Estado.  Recuerden que todos estos son cargos que tienen que ser ratificados por el Senado, y creo que el Presidente pensará muy detenidamente y seriamente con respecto a si en efecto podrá o no lograr la confirmación de los cargos en el Senado, considerando la forma en que está constituido el Senado si, de hecho, hubiera una mayoría republicana en el Senado.

Además, creo que ejerce una mayor presión en las nominaciones judiciales y en las confirmaciones judiciales, dicho de una forma más acertada, si quienes son designados al Tribunal de Distrito, al Tribunal de Apelaciones o a la Suprema Corte, si hubiera un puesto vacante en la Suprema Corte, es muy probable que un nominado a la Suprema Corte tal vez no sea confirmado en los próximos dos años debido al partidismo excesivo que considero contamina nuestra política actual.

Si los demócratas conservan una mayoría en el Senado, creo que es probable que haya una reorganización del personal de la Casa Blanca, particularmente entre quienes requieran confirmación. Es importante tener en cuenta que el personal de la Casa Blanca en sí, es decir el Jefe de Estado Mayor y algunos de quienes rinden cuentas al Jefe de Estado Mayor y rinden cuentas directamente al Presidente en la Casa Blanca, no requieren confirmación. Por lo tanto, podría haber movilización en ese sentido. Se ha hablado mucho, y creo que gran parte de esa conversación es fiable, con respecto a que hay cierta movilización entre el personal de la Casa Blanca, considerando los resultados de anoche. Creo que si los republicanos asumen el control del Senado habrá más probabilidades de que haya cierta reorganización en cuanto al personal de la Casa Blanca, y ese es personal que no necesita ratificación ni confirmación de parte del Senado.

Dicho esto, me encantaría ceder la palabra a mi colega y amiga, Amanda Agati.

Amanda Agati:

Bien, muchas gracias Harold, y buenas tardes a todos.  Estoy encantada de estar aquí con todos ustedes. De hecho, creo que de los dos, yo soy quien ha tenido un mejor descanso, y es muy inusual que yo diga algo así, aunque diría que un día de todo el año calendario no representa una tendencia, considerando todos los problemas que el mercado ha enfrentado durante el transcurso de este año. Aunque no lo crean, las elecciones intermedias realmente no fueron el asunto con el que los mercados se obsesionaron por completo, y realmente no se centraron en este como un obstáculo en términos del trayecto futuro. Entonces, supongo que se podría decir que dormí como un bebé, al pensar de cierta manera en el periodo previo y luego en lo que se está observando en los resultados preliminares de hoy. Y más o menos explicaré por qué sentí que estuve durmiendo muy profundamente, a pesar del régimen de alta volatilidad en el cual aún nos encontramos.

Permítanme empezar al decir que las elecciones intermedias siempre ocurren en un periodo volátil. Siempre se avecina un cambio en relación con las elecciones intermedias. El partido que controla la Casa Blanca casi siempre pierde escaños en la Cámara de Representantes en la elección intermedia, por lo que esperábamos que se avecinara un cambio y el desafío del statu quo. En los últimos 50 años, creo que la única vez que esto no ocurrió fue en las elecciones intermedias durante el mandato de George W. Bush exactamente después del 11 de septiembre del 2002. Por lo tanto, la pérdida promedio de escaños en la Cámara de Representantes para el partido del presidente durante las elecciones intermedias suele estar en el rango de los 30 escaños, un par de escaños más o un par de escaños menos.

Basándonos en lo que sabemos hasta este momento, se han perdido 12 escaños, o dicho de una forma diferente, los republicanos han ganado aproximadamente 12 escaños. Entonces, hay un rendimiento inferior verdaderamente significativo, o un diferencial de rendimiento, con respecto a las normas históricas. Y creo que eso de alguna manera simplemente reafirma algunas de las ideas que Harold compartió anteriormente. Considerando lo inconsistente que fue este ciclo de elecciones intermedias, diría que simplemente lo adjudica a otro aspecto del régimen de alta volatilidad. Observamos movimientos verdaderamente significativos a favor de los demócratas, a favor de los republicanos, y de un lado para otro. Nuevamente, esto realmente se desarrolló en ambos lados durante el transcurso del año, y luego aparentemente decayó a medida que diferentes asuntos salieron a la luz durante el transcurso del año y llegaron a la atención de los inversionistas y de los votantes.

Solo digamos, aunque no sea totalmente definitivo, que los votantes estadounidenses han quitado eficazmente al partido en el poder con este cambio de control, aunque fue un resultado sumamente cerrado, ahora en ocho de los últimos nueve ciclos de elecciones. Por lo tanto, no hay un mejor ejemplo en ese sentido en términos de una estadística en lo que respecta el régimen de alta volatilidad. Puesto que los mercados han estado en este, definitivamente Washington ha estado en su propia versión de un régimen de alta volatilidad.

Lo que considero que es realmente interesante con respecto al resultado en este sentido es que los resultados simplemente están tan fuera de las normas históricas de lo que podríamos haber esperado, por lo que esta posible pérdida de 12 escaños en la Cámara de Representantes de verdad no encajó con algunas de las encuestas ni con la probabilidad que estábamos esperando previamente. Basándonos en donde se ubicaba la tasa de aprobación del Presidente Biden en el rango de 40 por ciento o más, eso de hecho habría empatado con una pérdida de 40 escaños. Es decir, no se ubicaba para nada cerca de lo que algunos de los precedentes históricos podrían haber indicado.

Creo que la conclusión refleja en gran medida lo que Harold dijo. ¿Qué hemos aprendido con respecto a lo que posiblemente se avecine en el 2024? Sí, tal vez el Presidente en cierto grado perdió la Cámara de Representantes, tal vez perdió un poco en términos de la agenda a corto plazo, pero se trata de un margen tan estrecho y pequeño en términos del cambio de control, que él superó la historia eficazmente con este ciclo de elecciones. Pero eso no significa que vayamos a botar el compendio de políticas en términos del trayecto futuro. Y creo que, como dijo Harold, al parecer ambos lados van a tener que averiguar cómo trabajar juntos muy de cerca, y con suerte podrán lograr más cosas de las que hemos visto en los últimos años.  Entonces, esas son las buenas noticias definitivamente para el mercado, si todo lo demás no cambia.

Resulta difícil decir que esta realmente fue una victoria total para los demócratas. Sí, pudieron conservar más escaños y tuvieron un rendimiento superior eficazmente en términos de lo que se esperaba, pero definitivamente, creo que fue más una pérdida en términos de las expectativas referentes a los republicanos. Pero el efecto neto de esto, en realidad, es que podemos desmenuzar y desglosar esto de muchas maneras diferentes. El efecto neto que esto tiene en el mercado en gran medida es el mismo, es un estancamiento. Y los mercados suelen preferir el estancamiento.  Este suele ser el resultado más favorable, ya que no puede haber demasiadas sorpresas de política negativas que se muevan en una dirección u otra. Entonces, ese es el motivo por el que anoche dormí como un bebé. Incluso si no se trataba de una situación con un estancamiento considerablemente fuerte, aún creí que podríamos lograr cierta calma en cuanto a la política de Washington.

Cuando pienso en algunos de los indicadores de los que hablamos en el último seminario web, al intentar predecir lo que podría deparar este ciclo de elecciones, el asunto en el que de verdad nos centramos y que de alguna manera realmente podría dar una ventaja a los demócratas o que por lo menos los mantiene en el juego, fue el precio de la gasolina.  Si analizamos los datos económicos, estos claramente indicaban la posibilidad de un cambio de control, no necesariamente que los republicanos arrasen las elecciones, pero definitivamente un cambio de control. Los datos de las encuestas, aunque son volátiles, indicaban un cambio de control. Incluso el rendimiento del mercado al nivel del índice y también al nivel del sector también indicaba un cambio de control. Pero sí pensamos que el comodín sería el precio de la gasolina. Por lo tanto, dentro y fuera de los ciclos, ningún otro asunto motiva a los votantes de la manera que lo hace el precio minorista de la gasolina.

Por ello, la prioridad para los votantes, como indicador del estado de esta economía y de su nivel de vida, definitivamente es lo que está ocurriendo con el precio de la gasolina. Creo que la vez pasada hablamos de cómo el precio de la gasolina tocó fondo a mediados de septiembre. Alcanzó su máximo nivel a principios de octubre, y estaba volviendo a bajar. Entonces, ¿eso iba a bastar para mantener a los demócratas en el juego?

La conclusión es que, sí, aparentemente eso bastó para mantenerlos ahí. Y creo que esto manda un mensaje importante a los demócratas con respecto a que el precio alto de la gasolina realmente no es el problema individual más grande, lo que tal vez signifique, parece que me estoy pasando del límite, pero también puede significar que la inflación alta no es necesariamente el principal problema en la mente de los votantes. Por lo tanto, el efecto neto desde la perspectiva de la política, creemos, es que los legisladores van a continuar en cuanto a la energía alternativa, la energía limpia. No veremos un alto al instante ni la inversión del curso en gran parte de la legislación, en particular como función de la Ley de Reducción de la Inflación durante el verano. No se espera un retroceso en gran parte de esa legislación.

Entonces, ¿cuál es la reacción del mercado en este sentido? Aunque he repetido varias veces que duermo como un bebé, me estoy sintiendo muy bien, pues el mercado ha presentado un ligero descenso hoy. Y ustedes podrían preguntarse, ¿por qué está pasando esto, cierto? El mercado debería ser estable o moderadamente más alto, basándonos en lo que indicarían los comentarios de Harold. Y quiero mencionar un par de cosas en este sentido.

El mercado previo a las elecciones intermedias definitivamente estaba apostando a que los republicanos obtendrían una victoria fácilmente, y también que asumirían el control del Senado. Supongo que aún es posible que asuman el control, pero necesitan ganar los dos escaños que siguen vacantes para obtener 51 escaños. Entonces, de cierta manera las cosas aún no se han definido, pero definitivamente no se trata del triunfo aplastante con respecto al cual el mercado estaba empezando a fijar precios. Previo a la elección, se observaba un gran movimiento en la energía y en la infraestructura relacionada con la energía. Se estaban observando movimientos en el sector de biotecnología. Todo lo relacionado con la inmigración y la seguridad, en particular con la defensa, tenía un rendimiento superior al de prácticamente todo por un margen bastante amplio. E incluso el sector financiero también empezó a generar algunos impulsos.

Por el contrario, la energía alternativa estaba siendo absolutamente aplastada previo a la elección. Así que una posible alegación sobre el resultado de la elección es que los demócratas pierdan el control por un amplio margen.

Lo interesante, incluso apenas al día de ayer, es que las acciones de defensa básicamente siguieron el mercado general durante el transcurso del día, mientras que la energía limpia y la energía alternativa tuvieron un gran aumento de 350 puntos básicos durante el día apenas ayer. Entonces, efectivamente, el mercado nos dio un leve giro. No es el giro que estoy buscando, pues he estado hablando todo el año sobre cómo quiero un giro de parte de la Fed, o cuando menos una pausa de parte de la Fed. Eso no sucedió. Pero el mercado sí giró un poco en lo que respecta al sentimiento sobre el posible resultado de la elección intermedia.

En nuestra posición actual, el mercado ha descendido y, por mercado me refiero al índice S&P 500, el cual ha presentado una disminución del uno por ciento más o menos, pues fue llevado a la baja por los sectores de tecnología y energía. Creo que lo notable es que si el mercado termina el día de hoy a la baja, será en un territorio de retorno negativo, y será la primera vez desde 1994 que el día después de la elección intermedia tiene mercados negativos. ¿Adivinen qué más sucedió en 1994? Incrementos de las tasas.

Entonces al final del día, podemos pasar todo el día hablando sobre los generadores de cambio aquí y allá, sobre las consecuencias de la política. Aún creo firmemente que la Fed tiene el control en términos del trayecto futuro del mercado, y definitivamente la trayectoria de la inflación a partir de ahí.

Cuando observamos el mercado de bonos, prácticamente está dormido. Está durmiendo como un bebé, como yo estaba durmiendo anoche. Los rendimientos de los bonos prácticamente no han tenido movimiento el día de hoy, se han desplazado más o menos un punto básico. Los diferenciales de crédito básicamente no presentaron cambios. Por lo tanto, el mercado de bonos nos está diciendo que ya pasamos esto, no nos estamos centrando en la elección, nos estamos centrando absolutamente en la Fed, en la inflación y en la situación crítica de los obstáculos macro que se avecinan.

Creo que debemos concluir, porque sé que queremos responder muchas preguntas. Creo que la conclusión para mí es, ¿este resultado cambia algún aspecto de nuestro panorama con respecto a un repunte después de la elección? Yo diría que no, porque realmente no esperábamos un repunte después de la elección. No creí que la elección en sí fuese a presentar un obstáculo. Por ello, se podría observar un pequeño y modesto impulso, pero no creo que el efecto neto cambie el panorama para nada.

Sigo regresando a la idea de que este ciclo de elecciones intermedias posiblemente será diferente, en comparación con la historia, porque nunca ha habido una recesión que empiece durante el tercer año del ciclo o mandato presidencial. Y eso realmente está empezando a convertirse, no diría que en una conclusión inevitable, pero la probabilidad está aumentando de una forma bastante significativa, y en un plazo muy corto, debido a la retórica de la Fed durante su reunión reciente. No ajustó al alza su diagrama de puntos más reciente, pero jamás ha habido un ciclo de ajuste en la historia en el que la Fed haya aplicado una tasa de fondos del 4.6 % o más alta y no se haya generado una recesión. Entonces, creemos que esa realmente sigue siendo la fijación y la dirección en términos del trayecto futuro. La Fed, la inflación y al final lo que ocurra con el ciclo. 

Por lo tanto, creo que el otro aspecto de esto está muy conectado aquí. Los mercados suelen tener un repunte después de las elecciones intermedias, suponiendo que se vaya a observar una mayor adaptación de la política. Espero que la predicción de Harold sea correcta, y que se genere cierta influencia para lograr que la Fed de cierta manera frene un poco o implemente una pausa en este sentido. Ese sería un enorme impulso para los mercados. Es decir, si la Fed literalmente implementa una pausa, creo que eso sumaría dos o tres puntos múltiples a las valoraciones, aparentemente de la noche a la mañana. Ese es realmente el poder de la política monetaria en este sentido.

Pero a falta de algún tipo de influencia inesperada en términos de lo que hará la Fed, definitivamente la adaptación de la política monetaria será muy restrictiva. E incluso en el aspecto fiscal, si bien es posible que podamos lograr un poco más que lo que quizás lograríamos en situaciones normales de estancamiento, no creo que eso vaya a suceder con la suficiente rapidez ni que vaya a ser lo suficientemente estimulador para esquivar o anular lo que está ocurriendo en términos de la política de la Fed. Por lo tanto, creo que eso sienta la base para una reacción de mercado muy distinta en esta ocasión en comparación con la historia.

Creo que cuando pienso en los generadores de cambio en términos de la adaptación fiscal o de la política, ajeno a cual sea el resultado de la elección, se debe asumir que habrá un mayor gasto en el rubro de defensa. Creo que al margen puede haber cierto gasto mayor fuera del rubro de defensa y algunos cambios fiscales al margen. Pero no estamos considerando aumentos al impuesto corporativo de una manera importante más allá de lo que se contempló en la Ley de Reducción de la Inflación. Y puedo explicar algunos de los detalles de esto si lo desean.

Entonces, es un modesto obstáculo de la política fiscal: Sí. Creo que el mercado va a tener que determinar si eso bastará para contrarrestar la posibilidad de que entremos a una recesión, o si el mercado de hecho considerará que está haciendo un poco más difícil el trabajo de Powell, es decir, que está ejerciendo cierta presión al alza sobre la inflación. No obstante, al final del día, tenemos que prepararnos, ¿cierto? Porque considero que la Fed aún sigue teniendo el control en gran medida. En la lucha contra la inflación, mañana obtendremos otro importante punto de datos cuando recibamos el informe del CPI.

La expectativa general es que caiga ligeramente. Pero la mala noticia es que sigue en el nivel de 7 y si lo redondeamos, básicamente es 8. La expectativa general es del 7.9 %, por lo que para nada se acerca al nivel que debe tener. Y ni siquiera se está acercando al objetivo de largo plazo del 2 % establecido por la Fed, incluso cuando se excluyen los precios de los alimentos y la energía, es decir, se está analizando lo básico. Se espera que solo disminuya del 6.6 % al 6.5 %. Entonces, el efecto neto que considero desde mi perspectiva, es que la situación crítica sigue causando conmoción. Estos obstáculos a nivel macro y demás fuerzas siguen ejerciendo una enorme presión al alza en la inflación. Por lo tanto, incluso con los enormes aumentos de tasas que la Fed ha implementado consecutivamente para intentar desacelerarla, realmente aún no ha tenido el efecto que debería tener a corto plazo. Creemos que mañana el informe de inflación no va a descender con la rapidez suficiente para definitivamente justificar un cambio, y definitivamente tampoco una pausa de parte de la Fed, para mi gran consternación. 

Entonces creo que habrá mucho que analizar en este sentido. Pero en realidad, si lo reduzco a una o dos cosas que son más importantes para el mercado y el trayecto futuro, se trata de la Fed y lo que esta hace en relación con la inflación, y la rapidez con la que empezamos a tener la confirmación de que la inflación ha llegado a su punto máximo y se está reinvirtiendo.

Dicho esto, voy a parar aquí y cederé la palabra a Lou para empezar con la parte de preguntas y respuestas de nuestra sesión.

Lou Cestello:

Gracias, Amanda, y gracias, Harold. Mientras leo muchas de las preguntas, creo que hay muchas preguntas que tienen que ver con la política, Harold. Por ello, creo que te haré la primera pregunta a ti.

Tal vez nos puedas hablar un poco sobre las contiendas no resueltas. ¿Cuándo habrá una mayor claridad y cuáles son las contiendas más importantes? Quiero decir, al parecer en Georgia es posible que haya una segunda vuelta, y luego quizás nos puedas hablar sobre los tiempos relacionados con esto, y luego sobre la situación en Arizona y Nevada. ¿Cuál es tu perspectiva?

Harold Ford, Jr.:

Ojalá hubiera mucha más claridad con respecto a la respuesta, o más bien ojalá que pudiera ser más específico. En lo que puedo ser específico es con respecto a la contienda en Georgia, como todos sabemos, son tres personas quienes están en esa contienda. Nos enfocaremos en los dos más importantes, Rafael Warnock, el actual senador, y Herschel Walker, el contendiente republicano. Pero hubo un libertario en la contienda. Esa conversación es relevante con respecto a lo que puede ocurrir si Herschel Walker o Rafael Warnock no obtiene el 50 % de los votos más 1, y al parecer, mientras estamos aquí el día de hoy, ninguno de ellos llegará a ese punto. Lo que significa que habrá una segunda vuelta, la cual se realizará el 6 de diciembre. Y el candidato libertario no estaría en esa contienda, solo serían los dos finalizadores principales. Y se cree que gran parte del voto libertario o la mayor parte de este probablemente beneficiaría a Herschel Walker y no a Rafael Warnock.

Pero considerando todas las cosas y las segundas vueltas, otra elección presenta otro conjunto de características y otro conjunto de dinámicas. Y en Georgia, ya que en ese estado ocurrió esto hace dos años, esto ocurrió, como tal vez todos recordemos, y ambos escaños del Senado pasaron a una segunda vuelta, y los demócratas ganaron ambos escaños. Esa contienda fue animada y motivada por el hecho de que el Presidente Trump, quien en ese momento aún era Presidente, decidió no involucrarse hasta finales de esa campaña y finales de esa segunda vuelta. Y de hecho, muchos consideran que su falta de energía para con los candidatos republicanos provocó que estos perdieran, pues ambos estaban en esa contienda. Por ello, será interesante ver lo que sucede en los próximos 30 días.

Vi que algunas de las preguntas también llenaron la bandeja de entrada, y sin duda mientras hablamos de Brian Kemp, el gobernador de Georgia, quien resultó victorioso anoche, probablemente brindará un gran apoyo a Herschel Walker, lo que debe ayudar a Herschel Walker en la segunda vuelta. Y la pregunta entonces es: ¿Qué hará el Presidente Trump en esa contienda? ¿Y qué harán los demócratas para intentar ayudar a Rafael Warnock?

Ahora bien, las otras dos contiendas que mencionaste, Lou, también tendrán un impacto en esto.  Perdón, son tres contiendas, la de Arizona, la de Wisconsin y la de Nevada. Considero que en el caso de Wisconsin, prácticamente han declarado la victoria del actual senador Ron Johnson, pero Nevada, y creo que prácticamente han declarado la victoria de Mark Kelly en Arizona. O por lo menos los pronosticadores creen que él ganará. Esa contienda no ha sido, es decir, aún no se ha declarado un ganador, creo que no, porque hubo algunas irregularidades en la votación, o debería decir, hubo algunas irregularidades en las máquinas de votación en uno de los condados grandes de Arizona. Pero creo que mientras estamos aquí y pensamos en la situación actual de las cosas de una manera franca, realmente se trata de Nevada y Georgia. Y con suerte habrá una mayor claridad con respecto a Nevada hoy o mañana, antes de terminar la semana. Y luego habrá una mayor claridad con respecto a Georgia.

Considero que Georgia decidirá si los demócratas tendrán o no la mayoría en el Senado o si los republicanos tendrán la mayoría en el senado. Y sabremos eso el 6 de diciembre.

Lou Cestello:

Harold, con la sólida posición…

Harold Ford, Jr.:

Si pudiera añadir una cosa más, creo que vi una de las preguntas. Creo que el ganador en el plano republicano general anoche fue Ron De Santis, quien fue capaz de cosechar una victoria en Florida que generó algunas coaliciones para los republicanos, lo que no se había observado para los republicanos en Florida desde hace un par de décadas.  Y creo que ahora la pregunta es si él buscará que los republicanos jueguen un papel más importante a nivel nacional. Y de ser así, creo que él, creo que habrá cierta receptividad para él en el partido republicano. Yo no soy republicano. Mientras analizo el panorama, creo que habrá cierta receptividad para él, pero eso no ocurrirá sin la resistencia de parte del actual funcionario, porque el poder del actual funcionario en el partido republicano de muchas formas sigue estando dentro de la influencia del Presidente Trump. Entonces, podemos esperar que haya una lucha de titanes, y veremos la primera lucha quizás con respecto a cómo esas dos personas deciden involucrarse en la segunda vuelta en Georgia, si es que llega a haber una, pero yo considero que sí la habrá. Lo siento, Lou. No fue mi intención interrumpirte.

Lou Cestello:

No, esa era exactamente la pregunta que iba a hacer, es decir, sobre la huelga que ocurrió con los republicanos y lo que eso significó para De Santis a nivel nacional. Y luego aparte de eso, Harold, parece haber un fuerte impulso detrás de De Santis, ¿pero crees que Biden volverá a postularse? ¿Y hay algún tipo de fortaleza, por ejemplo, una persona del tipo de De Santis, en el partido demócrata en este momento?

Harold Ford, Jr.:

Lou, creo que la forma en que está estructurada esa pregunta, de muchas maneras también conduce a la respuesta. Creo que el Presidente Biden, probablemente esta mañana, basándome en lo que escuché anoche y de lo que puedo obtener confirmación esta mañana, está más predispuesto a postularse en el 2024. Y creo que está predispuesto a postularse por dos motivos. En primer lugar, él es el actual Presidente y el actual líder del partido demócrata. Y en segundo lugar, no hay un Ron De Santis esperando entre bastidores del lado de los demócratas. Hay quienes quieren parecerse a Ron De Santis. 

Y la razón por la que digo Ron De Santis es porque creo que él ha surgido, está en ejercicio de funciones, tiene un gran atractivo, un atractivo que está aumentando entre los republicanos y quizás en todo el país, pero definitivamente está creciendo en el partido republicano.  Y no hay un personaje que se parezca a él en el partido demócrata. Hay quienes quieren ser como él, y hay quienes tienen su talla en términos de los títulos que poseen y de algunos de los logros que tal vez tienen en sus respectivos cargos políticos, pero no hay nadie que tenga el tipo de atractivo nacional dentro del partido como Ron De Santis lo tiene del lado republicano.

Así que creo que Joe Biden ve dos cosas a su favor:    la primera, y creo que Amanda la describió acertadamente mientras hablábamos de la fortaleza, del desempeño de los demócratas durante las elecciones intermedias. Y aparte de eso, espero que los demócratas no exageren su victoria. Creo que las personas quieren, lo que los votantes de verdad están diciendo, es que quieren que ustedes, hombres y mujeres, vuelvan a la política y trabajen en conjunto e intenten resolver los asuntos que de verdad están teniendo un impacto adverso en nuestra vida. Pero el Presidente Biden lo considera una victoria, porque se tenía la expectativa de que los republicanos tendrían un mejor desempeño del que se observó anoche. Y en segundo lugar, nuevamente, estoy siendo redundante, no hay un personaje fácilmente identificable en el partido demócrata que lo sustituya o que sea candidato. No me malinterpreten, hay quienes claman por ese cargo y ese puesto, desde las personas de California hasta las personas de Massachusetts y Vermont, y también quizás las personas de la parte media del país. Pero no hay nadie que tenga el prestigio que tiene Ron De Santis. 

E incluso podría añadir, que probablemente hay dos o tres personas más del partido republicano, incluido Brian Kemp, el gobernador reelecto de Georgia; Mike Pompeo, el Exsecretario de Estado; Nikki Haley, la anterior Embajadora de las Naciones Unidas; e incluso Tim Scott, el senador reelecto de Carolina del Sur. No hay una lista como esa en el partido demócrata en este momento.

Lou Cestello:

Excelente. Pasemos de vuelta a Amanda con una pregunta del chat. Te daré un breve descanso, Harold. Pero pasando de vuelta a Amanda rápidamente, Amanda, hay dos preguntas. La primera tiene que ver con si se observará un incremento de un cuarto de punto o medio punto en diciembre, pero la segunda tiene que ver con el hecho de que probablemente no habrá una resolución con respecto a Georgia. ¿Y, eso significa que habrá una volatilidad de mercado mayor o menor en los próximos 30 días?

Amanda Agati:

Responderé primero a la segunda pregunta, y diré que creo que tiene que ver mucho con el statu quo en lo que respecta al régimen de alta volatilidad. No creo que eso necesariamente producirá cambios. Una vez más, se trata de un solo escaño, ¿cierto? No se trata de un triunfo aplastante en una dirección o en la otra. Por lo tanto, realmente no estoy convencida de que esto vaya a ser muy importante para el mercado, o que el mercado realmente se haya desplazado a la situación crítica de los obstáculos a nivel macro: La Fed, la inflación, los desafíos de la cadena de suministro, las políticas de cero tolerancia al COVID. Creo que todas esas cosas en su conjunto al final son más importantes a corto plazo para el trayecto futuro del mercado que lo que ocurra con esa contienda específica. Aunque sé que eso cambia un poco el control y el equilibrio del poder, en realidad no bastará, creo yo, para producir el cambio.

Con respecto a la Fed, desde los últimos meses he estado diciendo que tengo mi lista de deseos de Navidad lista y quiero que la Fed haga una pausa en diciembre. No se cumplirá mi deseo. Me van a dar carbón en mi calcetín navideño. Mi regalo se va a perder en las interrupciones de la cadena de suministro.  Creo que la única cosa que es más importante en términos del mercado es que la Fed haga una pausa y que esta ocurra antes de que rompamos el ciclo.  Pero desafortunadamente, no se cumplirá mi deseo.

Entonces, nuestra expectativa, que por cierto también está incorporada en el mercado, el mercado de futuros sigue indicando que obtendremos 50 puntos básicos en diciembre. Es un tanto, no voy a llamarlo un giro, pero definitivamente está retrocediendo un poco en comparación con la racha de 75 puntos en la que hemos estado desde hace un tiempo. El mercado también cree que obtendremos otros 50 puntos básicos en febrero, luego 25 más que empezarán a incorporarse después de la reunión de noviembre de la Fed y de la conferencia de prensa posterior a la reunión, y luego 25 más en marzo. Así que nos dirigimos hacia una tasa terminal del 5 % o más en poco tiempo, pero de cierta forma esas son las expectativas del mercado.

Y aunque quiero disputarlo todo el día, creo que probablemente ese es el camino en el que se encuentran, a menos que los datos cambien de manera significativa entre este momento y esas fechas. Y creo que simplemente no hay suficiente tiempo para observar un cambio importante en el trasfondo inflacionario.

Lou Cestello:

Tal vez puedas dar un comentario sobre el techo de deuda, Amanda.

Amanda Agati:

Entonces…

Lou Cestello: 

Tu perspectiva con respecto a donde se ubica.

Amanda Agati:

Esta…sí. Creo que esta es una pregunta en la que Harold también debe opinar. De hecho hablábamos de esto cuando nos estábamos preparando para la llamada de hoy. Lo que más me preocupa es simplemente el costo adicional del servicio de deuda en lo que se refiere al techo de deuda. Si piensas en la última vez, contemplábamos una tasa de fondos de la Fed de aproximadamente 1, ¿cierto? En términos de las proyecciones, como acabo de decir hace unos momentos, estamos contemplando una posible tasa terminal del 5 %. Por lo tanto, es un trasfondo considerablemente distinto en lo que respecta al techo de deuda en lo sucesivo.

Creo que eso equivale a por lo menos $200 mil o $300 mil millones, tal vez incluso más. Tal vez esté subestimando esa cantidad en términos de los costos adicionales del servicio de deuda. Por ello, no necesariamente me preocupa el debate en sí. Creo que Harold debe dar su opinión, pero creo que ambos coincidimos en el hecho de que todos comprendemos que tenemos que trabajar para lograr una solución colectiva en este sentido. Pero ejercerá una presión mucho mayor en las tasas de interés basadas en el mercado, y creo que el efecto opuesto será una presión mucho mayor, la presión a la baja sobre las posibles valoraciones. Por lo tanto, no se trata de un trasfondo muy bueno. Simplemente podemos agregarlo a la lista de obstáculos de la situación crítica en lo que respecta el futuro del mercado. Sin embargo, en realidad no es algo que tendremos que abordar. Una vez más, Harold, queremos tu opinión sobre esto, pero no es algo que tendremos que abordar a corto plazo. Pero es algo que tendremos que enfrentar en 2023.

Entonces, desde la perspectiva del mercado, esas son las cosas en las que de cierta forma me estoy enfocando con respecto al techo de deuda.

Harold Ford, Jr.:

Lou, si me permites tan solo 30 segundos, creo que Amanda tiene toda la razón. Solo agregaría que antes de las elecciones intermedias, algunos líderes del Congreso republicano que resultaron reelectos anoche, mencionaron que exigirían al Presidente Biden y a los demócratas que se reduzca el gasto y se reduzcan las obligaciones a largo plazo del país en términos del gasto, para que ellos estén de acuerdo en aumentar el incremento del techo de deuda. Creo que esa presión, o debería decir, la presión que la administración puede sentir de parte de esos republicanos, o que puede experimentar de parte de esos republicanos, se redujo anoche.

Sin embargo, sí considero que lo que Amanda estaba especulando en términos de la seriedad del país en cuanto a abordar este problema simplemente terminará siendo una conversación que tendremos el año próximo, para el caso, tal vez el año después del año próximo. No creo que esa presión se manifestará en las próximas semanas mientras el Congreso decide aumentar el techo de deuda.

Lou Cestello:

Harold, quizás puedas darnos tus comentarios con respecto al peso que la decisión de Roe versus Wade tiene en esta elección.

Harold Ford, Jr.:

La decisión que la Suprema Corte tomó para revertirla, creo que no se trató solamente de Roe versus Wade, sino que realmente se trató de la decisión de Casey en Pensilvania, lo cual es relevante para nosotros como empresa con sede en Pensilvania. Realmente se trata de la decisión de Casey la que fue revertida por la Corte. Creo que eso tuvo un gran impacto a principios de la contienda.  Recordemos que la votación anticipada se instituyó en muchos estados de todo el país, si no es que en todos, y en algunos estados el periodo de tiempo que se otorga para votar anticipadamente es mayor. Y creo que hubo algunos votantes que votaron de forma particular con respecto a ese asunto.

Creo que al analizar las encuestas en estas elecciones, una de las cosas que debemos tener en cuenta es que la encuesta siempre tiene la razón, desde este punto de vista: las personas que contestaron la encuesta proporcionan datos a los encuestadores, es decir, dan respuestas a las preguntas que hacen los encuestadores. Y no son otra cosa más que estenógrafos que están ordenando esos datos. Lo que realmente es la receta secreta en cuanto a las encuestas es si los encuestadores saben o no cómo obtener un grupo representativo de personas a quien hacer las preguntas, y ese grupo representa cómo van a votar las personas en ese distrito, estado, jurisdicción, provincia o lo que sea.

Lo que puede alterar en mayor medida cualquier dato de la encuesta es si los encuestadores son o no precisos con respecto al número de personas que de hecho votarán en una elección particular. Creo que la decisión de Roe versus Wade afecta la última parte de lo que estoy diciendo, y considero que tengo la razón con respecto a que un mayor número de personas que nunca antes habían votado, que no habían pensado en votar en las elecciones intermedias, tomaron la decisión de votar.

Pero creo que, el asunto más importante en esta elección es el hecho de que creo que los votantes tomaron la decisión de votar por los candidatos que conocían, y así lo decidieron incluso si esos candidatos que conocían no estaban haciendo todo lo que los votantes querían, pues preferían no tomar el riesgo de votar por un candidato que no conocieran o un candidato con respecto a quien tenían que esperar que hiciera determinadas cosas de cierta manera o de la manera correcta. Por mucho que la decisión de Roe versus Wade haya afectado esta contienda, creo que es importante saber que muchos de los gobernadores que fueron reelectos anoche firmaron leyes durante los últimos 45 o 60 días mediante las cuales se hace más difícil abortar en sus respectivos estados, incluidos el gobernador Kemp de Georgia y el gobernador De Santis de Florida.

Entonces, por mucho que la decisión de Roe versus Wade haya tenido un papel en esto, creo que el papel más importante en esta campaña fue el hecho de que los votantes decidieron quedarse con los buenos o con los malos, o como quieras describir a los candidatos a quienes podrían haber elegido o reelegido. Decidieron quedarse con el candidato que conocían mejor, incluso si ese candidato no era el que más los representaba. Los conocían mejor que a los candidatos alternativos.

Lou Cestello:

Gracias, Harold. Bien, Amanda, hablaste un poco sobre los precios de la energía alternativa o sobre el rendimiento de la energía alternativa, antes. Crees que, vaya, no sé si esta pregunta sea para Harold o para Amanda, o para ambos, ¿qué pensamos con respecto a la legislación y los posibles cambios que podrían producirse en términos de los precios de la energía en todo el sector en lo sucesivo?

Amanda Agati:

Esta parece ser una pregunta con la que debe empezar Harold. Harold, ¿quieres empezar a hablar sobre la legislación y luego yo reacciono a tus ideas?

Harold Ford, Jr.:

Amanda, con respecto a eso, tu responde y yo reacciono, porque creo que la reacción legislativa puede ser…

Amanda Agati: 

No, no, tú responde. No, tú responde.

Harold Ford, Jr.:

No, Amanda, es mejor si lo haces tú. Y yo reaccionaré con respecto a la parte legislativa.

Amanda Agati:

Yo diría, en cuanto a la energía alternativa y la energía limpia, que estos fueron por mucho los principales beneficiarios de la así llamada Ley de Reducción de la Inflación, ¿cierto? Sin importar como lo desmenuces y lo desgloses, esa industria, ese sector, por mucho fue el principal beneficiario en términos de incentivos, áreas de inversión, con un enfoque desde una perspectiva oficial en términos de apoyo para seguir desplazándose en esa dirección. Por lo tanto, como lo dije durante mis comentarios preparados al pensar sobre el impacto en el precio de la gasolina y el hecho de que los votantes no necesariamente están tan molestos por dicho precio, y su nivel tal vez es como esperábamos o nos preocupaba rumbo a la elección, es algo que de verdad envía un mensaje al Congreso para seguir avanzando con ese cambio. No es algo que sucederá de la noche a la mañana. Para ser claros, aún creemos que las fuentes de combustibles fósiles tradicionales tienen un papel importante. Esto se debe abordar desde un enfoque multifacético para resolver algunos de los problemas de energía del ecosistema.

Pero creo que claramente hay un voto a favor de continuar avanzando por este camino, por lo tanto, yo esperaría que, al margen, posiblemente haya una mayor disposición por aprobar una legislación encaminada a ello. Pero hay que reconocer que el impacto de la Ley de Reducción de la Inflación fue una señal muy significativa en términos de un impulso para el mercado, aunque de hecho no hemos sentido que su efecto haya empezado a desplegarse. Bien, no sé si será una legislación extensa y de gran alcance adicional en comparación con la que fue aprobada durante el verano. Pero eso fue significativo en términos de impulso y de cierta manera representó un plazo o margen de inversión en el sector que en realidad no habíamos tenido antes. Por lo tanto, ese ha sido y sigue siendo, creo yo, un impulso no solo para la energía o los aspectos de la energía, sino que también traspasa sectores y traspasa la capitalización.

Bien, pues ese es mi punto de vista al respecto en relación con el impacto del mercado y el panorama o la perspectiva de la energía alternativa. Pero Harold responderá de una forma mucho más acertada que yo con respecto a la parte de la política.

Harold Ford, Jr.:

No, Amanda, pero creo que la razón por la que quería que tú respondieras primero, es que creo que la reacción del mercado ayudará a influir en gran medida en la dirección de la política y las leyes referentes a esto. Creo que el otro asunto que debemos considerar, ya que estoy de acuerdo con todo lo que dijo Amanda, el otro aspecto a considerar es el hecho de que en esta última elección que acabamos de enfrentar, considerando los resultados que aún seguimos recibiendo, hubo 35 escaños disponibles en el Senado de los Estados Unidos. De estos, 21 eran defendidos por los republicanos y 14 por los demócratas. Cuando eran “defendidos” me refiero a los actuales senadores. Esta no es una declaración política. 

En el 2024, el terreno político ha mejorado para los republicanos en el sentido de que un mayor número de demócratas van a tener que defender sus escaños en comparación con el número de republicanos. Normalmente, cuando tú, como partido que está defendiendo la mayoría de los escaños, o los actuales funcionarios que están defendiendo la mayoría de los escaños, sin importar cual sea el partido, una mayoría de cualquier partido, por lo general ese partido es el más beneficiado. En este caso, fue único. En el 2022, solo había 14 demócratas y 20 republicanos más. Aún así, había demócratas que estaban verdaderamente a la defensiva. 

En esta próxima elección, hay un mayor número de demócratas defendiendo, incluido uno cuyo nombre es bien conocido en los círculos nacionales, y ese es Joe Manchin de Virginia Occidental. Al aproximarse el final de esta campaña del 2022, algunas de las personas que la monitorearon de cerca se percataron de que, durante las últimas 48 o 72 horas, hubo una disputa entre el Presidente Biden y el Senador Manchin porque el Presidente Biden hizo ciertos comentarios sobre la producción de carbón que no le agradaron al Senador Manchin. Y el Senador Manchin replicó y respondió de una forma muy agresiva en cuanto a su lenguaje y postura hacia el Presidente Biden.

No espero que eso disminuya, es decir, esa tensión entre los dos con respecto a la energía, durante el próximo año, o para el caso, en dos años, o en un año y 363 días, o 362 días, lo que sea, antes de los 363 días previos a la próxima elección, más bien, los 364 días previos a la próxima elección. Por ello, no espero que haya una legislación importante en dicho frente. Podría haber una conversación importante al respecto, lo que tendría un impacto en los mercados, pero no creo que los mercados entenderán que si hay un Senado dividido al 50/50, Joe Manchin no va a votar a favor de los demócratas con respecto a ninguna legislación que promueva las opciones de energía alternativa y desfavorezca al carbón. Y para el caso, que probablemente desfavorezca la permanencia de los combustibles fósiles.

Lou Cestello:

Tal vez yo podría insistir en el mismo tema, pero con respecto a una industria distinta. Amanda, la cadena de suministro se ha visto afectada fuertemente debido a los problemas con los chips y los semiconductores. Verás que esperamos ver un mayor gasto de capital en ese sentido. ¿Se espera ver algún cambio en los mercados de semiconductores después de la elección?

Amanda Agati:

No diría que se espera que haya un cambio notable en este frente. Creo que la administración de Biden de verdad ha reclamado todas las acciones, ya sean referentes a la política comercial o de otro tipo, relacionadas con los semiconductores en la industria, de cierta manera en nombre de la seguridad nacional. Entonces obviamente hay un enfoque en ese sentido, y creo que eso de verdad continuará sin importar cómo se desarrollen las cosas en las próximas semanas.

Sin embargo, el efecto neto de eso, definitivamente implicará un estímulo adicional para traer la fabricación de semiconductores al país, e implicará un gasto de capital mucho mayor. De hecho, creo que apenas esta mañana, hay un poco de confusión el día de hoy, pero apenas esta mañana, Taiwan Semiconductor anunció que construirá otra planta en Arizona. Entonces, creo que esa oleada de seguir trayendo las cosas al país en relación con eso va a continuar. Esas son muy buenas noticias a largo plazo, pero realmente no nos saca de los problemas y las interrupciones de la cadena de suministro, ni de la escasez de suministro en el muy corto plazo. Porque simplemente poner estas plantas en funcionamiento va a tardar cierto tiempo.

Hemos estado monitoreando lo que está sucediendo con el sector automotriz desde hace varios trimestres. En realidad, desde que la pandemia y el mercado tocaron fondo. Por lo tanto, al intentar comprender cuándo vamos a tener algún sentido de normalidad en cuanto a las cadenas de suministro, seguimos extendiendo ese tipo de plazo de normalidad. En realidad no se está observando que los tiempos de entrega disminuyan mucho. Y esto realmente es una función de que en términos netos estamos muy justos. Y hay algunas soluciones rápidas y fáciles.

Entonces, no creo que, basándonos en lo que está ocurriendo con la elección y la posible finalización de los resultados, se vaya a producir un cambio en sentido negativo. Creo que simplemente va a reforzar el camino en el que se encuentran los legisladores y en realidad el sector corporativo estadounidense, y el reconocimiento de que simplemente es crucial para nuestra competitividad a largo plazo.

Lou Cestello:

Amanda, ¿tienes algún comentario sobre los cambios fiscales que podrían ocurrir y que podrían disminuir o apoyar las ganancias el próximo año?

Amanda Agati:

Bien, creo que sin importar cómo lo desmenuces y lo desgloses, las ganancias van a disminuir, probablemente en gran medida, ya sea que se relacionen o no con los impuestos. Como función de la Ley de Reducción de la Inflación, habrá aproximadamente 300 puntos básicos de presión sobre el crecimiento de las ganancias a principios del próximo año, a partir de enero, como compensación por algunos de los incentivos que se incorporaron en esa legislación. Por ello, cuando realizamos el seminario web preliminar, mencioné una cifra de crecimiento de ganancias de aproximadamente un 8 % para el próximo año. Y esto es para el índice S&P 500. Ha habido un descenso aproximado al 6 %. Por lo tanto, eso incluye los aumentos del impuesto corporativo, pero seguirá habiendo revisiones negativas bastante significativas y presión en las ganancias rumbo al próximo año.

Así pues, es una situación que no es ideal en términos de los tiempos para que se implementen los aumentos de impuestos. En realidad no estoy segura si en realidad alguna vez haya un momento ideal para que aumenten los impuestos corporativos en lo que respecta el mercado. Los mercados odian esa historia sin importar en que punto nos encontremos en un ciclo, ya sea económico o relacionado con una elección. Entonces, definitivamente seguiremos observando cierta presión, pero creo que, en realidad, esta historia tiene que ver mucho más con cuán lejos llega la Fed a partir de aquí y con qué rapidez lo hace, y qué tan ajustadas se pondrán las condiciones financieras. Hasta el mes pasado más o menos, aún nos aferrábamos de cierta forma a la esperanza de que habría una situación favorable y que el crecimiento de las ganancias se reduciría, pero que de hecho no veríamos la materialización de la recesión de las ganancias. Y creo que tengo que decir estas palabras en voz alta, pero en el 2023 empezaremos a esperar que se materialice una recesión de ganancias bastante considerable si la Fed no para con la debida anticipación con respecto a donde sugiere que puede llegar la tasa terminal.

Si vemos el panorama general y decimos, bien, ¿qué se prevé para este año? Seguirá habiendo un crecimiento de ganancias de aproximadamente el 6 %, que sigue siendo positivo si todo lo demás no cambia. Pero este crecimiento es muy ajustado y es generado principalmente por el sector de energía. Todo lo demás está empezando a sentir una presión bastante significativa. Y aunque nos ubicamos en un 6 % para el próximo año, creo que eso es demasiado optimista si consideramos el trasfondo.

La última vez que se materializó una situación como esta, o que empezó a materializarse, fue más o menos en el 2015 o 2016. Se observó que las estimaciones de las ganancias tuvieron una disminución de aproximadamente un 10 % de su nivel máximo a su nivel mínimo, y hubo aproximadamente 5 trimestres consecutivos en los que el crecimiento de las ganancias fue negativo. No estoy diciendo que ese sea el caso básico en esta ocasión, pero ese es el ejemplo más reciente en el que hubo revisiones negativas bastante significativas y al final se materializó la recesión de las ganancias.

Lo que es un poco distinto en esta ocasión en realidad es el paradigma opuesto de aquel entonces. Es decir, los precios de la energía y la inflación se encontraban en una posición muy distinta, una posición diametralmente opuesta a la que tienen actualmente. Por lo tanto, sí creo que ese descenso del 10 % probablemente sea un poco leve, probablemente sea un poco conservador en comparación a lo que está experimentando la temporada de ganancias en el sector corporativo estadounidense en términos del trasfondo.

Entonces, no debemos considerar que ese es el caso básico. Esa no es la predicción de la bola de cristal. Pero en esta etapa temprana, de cierta forma es donde nos ubicamos, y creo que la historia de la recesión de las ganancias definitivamente está empezando a volverse realidad para los inversionistas.

Lou Cestello:

Bien, gracias, Amanda, y también gracias a ti, Harold, pues ya estamos llegando al final de la hora y queremos respetar el tiempo de todos. Pero sus perspectivas han sido sumamente valiosas para nosotros, y realizaremos la tercera parte de esta serie el 17 de noviembre. La próxima semana a la 1:00 p.m., hora del este, y con suerte tendremos una mayor claridad. No sabemos si en ese punto tendremos totalmente clara la situación de Georgia, pero con suerte habrá mayor claridad, y tendremos más que contarles sobre opiniones referentes a lo que está ocurriendo en el plano político y en los mercados. Con suerte todos podrán acompañarnos la próxima semana para esa llamada. Hasta entonces, cuídense y manténgase sanos.

Operador:

Excelente. Muchas gracias, Lou. Damas y caballeros, una vez más, con eso concluye nuestro resumen de PNC posterior a la elección del 2022. Muchas gracias por acompañarnos, ya pueden desconectarse. Que todos tengan un excelente día.