Muchos inversionistas se enfocan en el aumento de su patrimonio neto al gestionar el lado de los activos de su balance general personal. Sin embargo, optimizar el lado de los pasivos de su balance general quizás tenga la misma importancia al intentar lograr sus metas financieras.

El uso de la deuda como parte de una estrategia patrimonial general puede ayudar a los inversionistas a mantener y aumentar su patrimonio neto.

Los inversionistas que tienen intereses por concepto de hipotecas o préstamos de inversión pueden calificar para recibir deducciones de impuestos considerables que pueden reducir el costo neto de solicitar un préstamo y potencialmente extender el crecimiento de su cartera de inversión.

Préstamos hipotecarios

La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos disminuyó la deducción del interés de la hipoteca de viviendas de $1 millón a $750,000 para viviendas adquiridas el 16 de diciembre de 2017 o en una fecha posterior. Los contribuyentes estadounidenses ahora pueden deducir el interés de la hipoteca residencial por un monto de hasta $750,000 de saldos de capital garantizados por una residencia primaria y una residencia secundaria ($375,000 en el caso de los contribuyentes casados que presentan declaraciones por separado).[1] El interés de la hipoteca solo se puede deducir si se trata de una deuda por adquisición, lo que significa que los fondos del préstamo se utilizan para adquirir, construir o realizar una mejora importante a la residencia calificada que garantiza el préstamo. El Servicio de Impuestos Internos (IRS) define una mejora importante como una mejora que agrega valor a la vivienda, prolonga su vida útil o la adapta para darle nuevos usos.[2]

Préstamos con garantía hipotecaria

Pese a los cambios implementados en 2018 a las reglas referentes a la deducibilidad del interés de la hipoteca de viviendas, en algunas circunstancias es posible que el interés pagado sobre los préstamos con garantía hipotecaria aún sea deducible de impuestos. El interés puede ser deducible si los fondos del préstamo con garantía hipotecaria se utilizan para comprar, construir o mejorar la residencia primaria o secundaria del contribuyente estadounidense, siempre que la deuda combinada de la hipoteca y el crédito con garantía hipotecaria no supere el límite total de $750,000.[3] Sin embargo, a partir del 2018, los contribuyentes estadounidenses no pueden solicitar una deducción por el interés pagado por una deuda de crédito con garantía hipotecaria si los fondos del préstamo se utilizan para fines distintos a la realización de una mejora importante de la residencia.

Préstamos de inversión

Es posible que los inversionistas puedan deducir el interés pagado sobre los préstamos si los fondos se utilizan para adquirir inversiones sujetas a impuestos.[4] Es posible que los contribuyentes estadounidenses puedan deducir el costo de dicho interés por hasta un monto equivalente a los ingresos netos de inversión durante ese año fiscal.[5] La deducibilidad como gasto de inversión requiere la capacidad de rastrear los fondos del préstamo a la actividad elegible. Por ejemplo, los fondos de un préstamo de inversión deben poderse rastrear a una cartera de inversión sujeta a impuestos para que los ingresos resultantes sean deducibles. Además, el contribuyente debe hacer un desglose para poder solicitar este tipo de deducción, renunciando así a la aplicación de la deducción estándar. La tabla 1 en la página 2 presenta algunos ejemplos.[6]

Tabla 1. Beneficios y consideraciones de los préstamos de inversión

Beneficios Consideraciones
  • La deducibilidad del interés no tiene límite: 
    A diferencia de la deducción del interés de la hipoteca, no hay límite en el monto de interés que puedes deducir, siempre y cuando los ingresos de la inversión sean al menos igual que los costos por solicitar un préstamo.

  • Las deducciones se pueden transferir: 
    Si el costo del interés excede los ingresos por inversión durante el año, la deducción se puede transferir de forma indefinida.
  • Tipos de inversión:
    Las inversiones deben estar sujetas a impuestos para poder solicitar la deducción. Por ejemplo, una cartera de bonos municipales exentos de impuestos no calificaría.

  • Tipos de ingresos:
    Los ingresos de los cuales se puede realizar la deducción incluyen el interés, los dividendos, los ingresos por anualidades y las regalías; se puede optar por incluir los dividendos calificados y las ganancias netas de capital en el Formulario 4952 del IRS. Al hacer la elección renuncias a la tasa de impuestos más baja que normalmente se aplica a dichos ingresos a fin de aumentar los ingresos por inversión.

  • Tratamiento de entidades:
    Se aplican reglas especiales a las entidades, incluidas las compañías de responsabilidad limitada, las sociedades limitadas y las empresas en operación.

Considerar una estrategia eficiente de impuestos

Hay muchas consideraciones a tener en cuenta al momento de estructurar la deuda como parte de una estrategia de inversión eficiente en términos de impuestos. Es importante no solo consultar con tu asesor fiscal para optimizar los posibles beneficios fiscales, sino también con tu asesor bancario, quienes pueden ayudarte a estructurar tus pasivos como parte de un plan más amplio de administración del patrimonio.

Ejemplos de solicitar un préstamo para eficiencia tributaria

Ejemplo 1:

Una persona está interesada en adquirir una casa de $3 millones y está considerando financiar la compra de la residencia. Al consultar con sus asesores financiero y de impuestos, la persona debe considerar lo siguiente:

Opción 1: Deducción del interés de la hipoteca ($750,000)

Si la persona obtiene financiamiento hipotecario por la totalidad del precio de compra de $3 millones, la persona solo puede deducir el interés atribuible a los $750,000 de la deuda hipotecaria debido al límite de las deducciones de interés calificadas.

Opción 2: Deducción del interés de inversión (sin límite)

Si la persona tiene la suficiente liquidez excedente disponible7 para comprar la vivienda, existe una estrategia alternativa. En una fecha posterior después de la compra en dinero en efectivo de la vivienda,8 la persona podría solicitar un préstamo de $1.5 millones a través de una hipoteca con retiro en dinero en efectivo e invertir los fondos del préstamo en títulos sujetos a impuestos. La persona podría deducir el interés pagado por el préstamo como un gasto de interés de inversión hasta por un monto equivalente a sus ingresos netos de inversión. El gasto de interés excedente se puede trasladar a años fiscales futuros si los ingresos netos de inversión son menores que el gasto de interés.

Ejemplo 2:

El cliente implementa una estrategia de inversión apalancada y eficiente en términos de impuestos utilizando una propiedad libre de gravámenes:

El cliente tiene una propiedad libre de gravámenes valorada en $3 millones y obtiene un refinanciamiento con retiro de dinero en efectivo por $1.5 millones. La persona después utiliza los $1.5 millones en fondos del refinanciamiento con retiro de dinero en efectivo para invertir en inversiones sujetas a impuestos. La persona podría deducir el interés pagado por el préstamo como un gasto de interés de inversión hasta por un monto equivalente a los ingresos netos de inversión.

El gasto por intereses en exceso se puede trasladar a años fiscales futuros si los ingresos por inversión son menores que los gastos por intereses. La persona no podría reclamar el interés pagado como una deducción del interés de la hipoteca, ya que los fondos del préstamo no se utilizaron para comprar, construir o mejorar la vivienda.

Para obtener más información, comunícate con tu asesor de PNC Private Bank.